The Doors – In Concert (1991)

Puntaje del Disco: 8

Disco uno:

  1. House Announcer
  2. Who Do You Love?8,5
  3. Alabama Song (Whisky Bar): 8
  4. Back Door Man7
  5. Love Hides7,5
  6. Five to One: 9
  7. Build Me a Woman: 7,5
  8. When the Music’s Over9
  9. Universal Mind: 7
  10. Petition the Lord with Prayer:
  11. Dead Cats, Dead Rats: 7
  12. Break On Through (To the Other Side), #2: 9,5 
  13. Lions in the Street:
  14. Wake Up:
  15. A Little Game:
  16. The Hill Dwellers: 6,5
  17. Not to Touch the Earth: 8,5
  18. Names of the Kingdom: 6
  19. The Palace of Exile:
  20. Soul Kitchen: 8,5

Disco dos:

  1. Roadhouse Blues9
  2. Gloria: 7,5
  3. Light My Fire9,5
  4. You Make Me Real: 6
  5. Texas Radio & The Big Beat:
  6. Love Me Two Times: 9
  7. Little Red Rooster: 8,5
  8. Moonlight Drive: 7,5
  9. Close to You: 7
  10. The Unknown Soldier: 7,5
  11. The End9

Dentro del repertorio en vivo obligatoria de una banda legendaria del calibre de The Doors está In Concert, un álbum doble compuesto por algunos de sus shows en Estados Unidos (en su enorme mayoría excepto dos tracks grabados en un programa televisivo de Dinamarca) entre los años 1968 y 1970.

Detrás de la dificil tarea de seleccionar material en vivo de los Doors se encontró Paul A. Rothchild, histórico productor de la banda contratado por Elektra Records para esta misión.

El primer disco incluye casi por completo su anterior lanzamiento en directo Absolutely Live (1970) donde se pasean por algunos de sus clásicos como “Five to One”, “When the Music’s Over”, “Break On Through (To the Other Side)” y “Soul Kitchen”, y también varios fragmentos de poemas y manifiestos musicalizados leídos en forma actoral por Morrison.

En el segundo encontramos por un lado material innedito y por otro algunas interpretaciones que también formaron parte en otros de sus vivos. En este lado encontramos otros clásicos obviamente efectivos como “Roadhouse Blues”, “Light My Fire”, “Love Me Two Times” y “The End” y un cover bien logrado “Little Red Rooster”, que podría definirse como un tradicional blues al estilo Doors.

Según Rotchild la tarea de compilación de los conciertos fue muy laboriosa y requirió en algunos casos de juntar distintas performances: “No encontraba tomas completas de muchas canciones, entonces a veces tuve que pasar de la versión del tema en Detroit a la de Filadelfia promediando el mismo. Debe haber 2000 ediciones en este álbum.”

F.V.

Anuncios

The Doors – An American Prayer (1978)

Puntaje del Disco: 5

  1. Awake:
  2. Ghost Song: 6
  3. Dawn’s Highway:
  4. Newborn Awakening: 6
  5. To Come of Age:
  6. Black Polished Chrome: 5
  7. Latino Chrome: 5
  8. Angels and Sailors:
  9. Stoned Immaculate: 7
  10. The Movie:
  11. Curses, Invocations: 6
  12. American Night:
  13. Roadhouse Blues: 8,5
  14. The World on Fire:
  15. Lament: 5,5
  16. The Hitchhiker: 4,5
  17. An American Prayer: 5
  18. Hour for Magic: 5,5
  19. Freedom Exists:
  20. A Feast of Friends: 5
  21. Babylon Fading:
  22. Bird of Prey:
  23. The Ghost Song: 6

Este es más bien un disco de Jim Morrison porque aporta lo más interesante del disco. O podría ser tomado como la última oportunidad de aprovechar lo que dejó Jim para seguir facturando. An American Prayer es el último disco de The Doors, lanzado por supuesto luego de la muerte de Morrison y 6 años después de que se separara la banda.

Lo que se hizo en este álbum fue tomar las grabaciones en las que Jim Morrison recitaba sus poemas y el resto de la banda de The Doors se reuniría para poner la música de fondo. El grupo aportaba el Blues Rock y Jim el Spoken Word.

Lo más destacable en ese sentido es justamente la posibilidad de poder escuchar el costado poético de Morrison una vez más. De hecho varios pasajes del disco son solo sus poemas recitados (y por eso no llevan calificación al no ser estrictamente canciones).

El problema es no siempre hay una conexión demasiado adecuada entre las letras y la música de la banda. Y muchas veces lo que aporta Manzarek, Densmore y Krieger no es demasiado brillante, de hecho llega a ser bastante genérico.

Asimismo, lo más decente que podemos encontrar en An American Prayer es una versión vivo de “Roadhouse Blues”. Pero claro estamos hablando de un clásico ya conocido de ellos. Por lo cual habría que tomarlo por separado de lo que es el resto del álbum.

En definitiva, An American Prayer no es un gran álbum. Sino que suena más a un intento desesperado de tratar de revivir el espíritu de Morrison para seguir viviendo de él. Aun así habrá varios fanáticos de la banda que le encontrarán su encanto y lo disfrutarán.

Persy

Festival de The Doors

Lo prometido, el premio del campeón del Mundial de Bandas. En los próximos días desarrollaremos un Festival de The Doors, donde si bien ya hemos repasado la mayoría de sus discos, aún quedan un par de perlitas para disfrutar.

Además les recordamos que por ser campeón The Doors ya se clasificó de manera automática al próximo Mundial y sumará más puntos para acomodarse en el Ranking de Bandas que se publicará durante el año.

Bob Dylan – Empire Burlesque (1985)

Puntaje del Disco: 6

  1. Tight Connection to My Heart (Has Anybody Seen My Love): 8
  2. Seeing the Real You at Last: 6
  3. I’ll Remember You: 7,5
  4. Clean Cut Kid: 5,5
  5. Never Gonna Be the Same Again: 5,5
  6. Trust Yourself: 6,5
  7. Emotionally Yours: 8
  8. When the Night Comes Falling from the Sky: 5
  9. Something’s Burning, Baby: 5,5
  10. Dark Eyes: 9

La década infame de los ochenta le había pegado bastante duro a Dylan en sus inicios con su versión evangelista. Afortunadamente ese estilo empezaría a abandonarlo con los años y para mediados de los ochenta aparecería una versión más romántica de Bob en Empire Burlesque.

Desafortunadamente, en  Empire Burlesque Dylan se vería también afectado por lo que sonaba en aquellos años y eso se nota mucho en la producción del disco. En donde más se notaría es en esa batería electrónica tan característica de los ochenta. Pero a eso también le sumó algo que venía explotando bastante en sus últimos años, los coros Gospel. Así que por momentos es entretenido y acertado con su Gospel ochentoso como en “Tight Connection to My Heart”. Pero Dylan no es lo suficientemente consistente a lo largo de todo el álbum y las melodías son en varios pasajes mediocres.

Donde más se luce sin ser descollante es en las baladas como  “I’ll Remember You” y “Emotionally Yours”. Entre ellas la más lúcida es “Dark Eyes”, donde se puede escuchar la versión más clásica de Bob, haciendo una linda canción Folk con guitarra acústica y armónica que recuerda sus mejores años.

Empire Burlesque termina redondeándose como un disco que no es malo, que sobrevive pese a estar arraigado por el sonido de la época, aunque ciertamente tampoco se ubica dentro de lo mejor de su catálogo.

Persy

Portugal. The Man – Waiter: You Vultures! (2006)

Puntaje del Disco: 7,5

  1. How the Leopard Got Its Spots: 8
  2. Gold Fronts: 7
  3. Stables and Chairs7,5
  4. AKA M80 the Wolf7
  5. Marching With 67,5
  6. Elephants8,5
  7. Waiter: 7,5
  8. Chicago: 8,5
  9. Bad Bad Levi Brown8
  10. Kill Me. The King: 6
  11. Tommy: 6,5
  12. Horse Warming Party7,5
  13. Guns. Guns…Guns7

En la helada Wasilla, Alaska, se conocieron y empezaron a tocar juntos en 2005 los compañeros de secundaria John Gourley y Zach Carothers, ese fue el origen de Portugal. The Man. A ellos se les sumarían al poco tiempo Kyle O’Quin, Noah Gersh y Kane Ritchotte para completar la alineación.

En relación al curioso nombre elegido, afirmaron que siempre quisieron buscar un país que formara parte del nombre del grupo porque: “un país, es un grupo (de gente) en sí mismo”. Al final terminaron decantándose por el primero que les vino a la mente: Portugal. Les encantó como sonaba como nombre para la banda, y además consideraban que es un país que refleja fielmente la riqueza y diversidad de estilos culturales y musicales que la propia banda interpreta con sus canciones.

En Waiter: You Vultures! (2006), su primer CD, la banda todavía parece estar buscando su identidad y experimentando con su sonido, con mezclas de rock alternativo, progresivo, electrónica y dance, y con similitudes a bandas contemporáneas como The Mars Volta y Arctic Monkeys, con la particularidad del uso del falsetto a veces poco efectivo por parte de su cantante John Gourley.

Cuando Portugal. The Man logra enderezar la nave y se toma las cosas más en serio, como en “Chicago”, “Elephants” y “Bad Bad Levi Brown”, estamos ante un grupo prometedor y que no casualmente pudo afianzarse y ganarse un nombre dentro del competitivo mundo del Indie Rock de las últimas décadas.

F.V.

Michael Jackson – Michael (2010)

0003240783

Puntaje del Disco: 5.5

  1. Hold My Hand: 6
  2. Hollywood Tonight: 6
  3. Keep Your Head Up: 5
  4. (I Like) The Way You Love Me: 6
  5. Monster: 5
  6. Best of Joy: 5
  7. Breaking News: 5
  8. (I Can’t Make It) Another Day: 6
  9. Behind the Mask: 6
  10. Much Too Soon: 6

Michael, lanzado en diciembre de 2010, se convirtió en el primer disco póstumo del gran Michael Jackson, quien en septiembre del año anterior había fallecido y cuya muerte dejó consternado a todo el mundo de la música.

Luego de Invincible de 2001, este material  recopilaba temas inéditos del repertorio del Rey del Pop y tuvo en “Hold My Hand”, “Hollywood Tonight”, “Behind the Mask” y “(I Like) the Way You Love Me” los sencillos promocionales.

El disco no recibió buenas críticas a nivel general y las posiciones en los charts tampoco ayudaron. Los pocos pasajes que recrean el verdadero espíritu de Jackson quedan relegados por sonidos y estilos que quizás el mismo artista no hubiese adherido.

Piro

The Killers – Wonderful Wonderful (2017)

Puntaje del Disco: 5,5

  1. Wonderful Wonderful: 9
  2. The Man: 7,5
  3. Rut: 5
  4. Life to Come: 5,5
  5. Run for Cover: 5
  6. Tyson vs. Douglas: 4,5
  7. Some Kind of Love: 5,5
  8. Out of My Mind: 5,5
  9. The Calling: 6
  10. Have All the Songs Been Written?: 5,5

Una verdadera ilusión óptica, o sonora, como le quieran llamar. A lo largo de los años The Killers fue despedazando paulatinamente su estilo pasando de ser un grupo de rock prometedor, a una banda marketinera Pop para minitas. Su quinto disco de estudio, Wonderful Wonderful, logra producir ese mismo efecto. Comienza de la mejor manera y termina decepcionando como nos tiene acostumbrados The Killers.

En la homónima “Wonderful Wonderful” The Killers la rompe con el sonido de su bajo, logrando un sonido que llega a ser especial, sorprendiéndote y retumbando en tu mente. Es el milagro en el que The Killers vuelve a ser aparentemente una banda de Rock, la que siempre estuvimos esperando que fuera. Sin embargo, la emoción dura hasta su segunda o tercera canción.

Ya en “The Man” dejan en claro que nunca dejaron de ser una banda más aboca al sonido bailable. Y no lo hacen tan mal, aunque se nota que se apoyan mucho en Arcade Fire, su último disco, que no es precisamente el mejor.

Lamentablemente lo que sigue del álbum es The Killers volviendo a defraudar. Desde “Rut” hasta “Out of My Mind”, la banda de Brandon Flowers ofrecen composiciones bastante flojas, caracterizadas por su sonido comercial, que buscan ser hiteras, pero que suenan grandilocuentes, insípidas y bastante vacías.

En “The Calling” vuelve a aparecer el bajo como si fueran unas migajas de la versión más rockera que pensábamos que íbamos a tener de The Killers, pero desafortunadamente no pasa de ser un tema de medio pelo. Y para cerrar no tenemos otra cosa que una balada sopera como “Have All the Songs Been Written?”.

Wonderful Wonderful es una verdadera lástima. Era un disco con un puntapié inicial perfecto para mejorar. Pero se terminaría transformando en otro fiasco dentro de la discografía de The Killers.

Persy