The Guess Who – So Long, Bannatyne (1971)

Puntaje del Disco: 7,5

  1. Rain Dance: 7,5
  2. She Might Have Been a Nice Girl: 7
  3. Goin’ a Little Crazy: 8,5
  4. Fiddlin’:
  5. Pain Train: 7,5
  6. One Divided: 6,5
  7. Grey Day: 8
  8. Life in the Bloodstream: 6
  9. One Man Army: 6,5
  10. Sour Suite: 7,5
  11. So Long, Bannatyne: 7,5

Sin un talentoso guitarrista como Randy Bachman, resultaba incierto el futuro de The Guess Who, pero lo cierto es que tanto en su primera experiencia sin el, Share The Land (1970) y en este segundo So Long, Bannatyne (1971) los canadienses continuaron produciendo rock de gran calidad.

Producidos por Jack Richardson, So Long, Bannatyne se grabó en dos intensas semanas de trabajo en Junio de 1971 en Chicago. Con la imrponta de los violeros Kurt Winter y Greg Leskiw y la voz protagonista de Burton Cummings, los Guess Who demuestran sus raices y amor por el rock y blues nostálgico entregando temazos como “Goin’ a Little Crazy”, “Rain Dance” y “Grey Day”, entre otros.

A pesar de encontrarse algo subvalorados por aquellos años, The Guess Who, entrega todo lo que esperamos de ellos. Sin significar un paso adelante ni un formar parte de un movimiento revolucionario en el rock de los años setenta, fueron capaces de mantenerse fieles a su estilo y en un buen nivel, por lo menos hasta este material.

F.V.

Adrian Belew – Twang Bar King (1983)

adrian-belew-twang-bar-king-1983

Puntaje del Disco: 8,5

  1. I’m Down: 8,5
  2. I Wonder: 9
  3. Life Without a Cage: 9
  4. Sexy Rhino:
  5. Twang Bar King: 8
  6. Another Time: 8,5
  7. The Rail Song: 9,5
  8. Paint the Road: 8,5
  9. She Is Not Dead: 7,5
  10. Fish Head: 7,5
  11. The Ideal Woman: 8
  12. Ballet for a Blue Whale: 8

Twang Bar King es el segundo disco solista del ex integrante de King Crimson, Adrian Belew. En Lone Rhino nos había deleitado con esos extravagantes sonidos de animales que hacía con su guitarra, y en esta segunda entrega perpetua su experimentación guitarrera exótica metiéndose de lleno en el New Wave.

Twang Bar King en ese sentido tiene una gran influencia de Talking Heads y de David Bowie en su música. Belew de hecho amolda más su forma de canto como si fuese David Byrne.

Como resultado, Twang Bar King es un álbum muy entretenido, no solo desde el costado musical, haciendo hablar a su guitarra, sino también en sus letras. Que no los engañe el comienzo con el cover de los Beatles, “I’m Down”, transmitiendo un sonido que es más propio del pop rock de los sesenta, en “I Wonder” nos mete de lleno en el New Wave de los ochenta que podría ser confundido con Talking Heads tranquilamente.

Y en este álbum muy parejo, tal vez la más destacada sea “The Rail Song” (no confundir con “The Rain Song”), donde le canta nada menos que al sistema ferroviario ofreciendo una de las mejores melodías de su carrera.

Persy

Frank Zappa – The Man From Utopia (1983)

Puntaje del Disco: 7,5

  1. Cocaine Decisions: 8.5
  2. SEX: 8.5
  3. Tink Walks Amok: 8
  4. The Radio Is Broken: 9
  5. We Are Not Alone: 8.5
  6. The Dangerous Kitchen: 8
  7. The Man From Utopia Meets Mary Lou: 6
  8. Stick Together: 5
  9. The Jazz Discharge Party Hats: 5
  10. Luigi & The Wise Guys: 4
  11. Moggio: 10

En una discografía tan extensa como la de Frank Zappa (109 álbumes oficiales y cientos de bootlegs) es natural encontrar discos buenos y malos, si bien hay mucho de donde elegir y podríamos decir que cada uno tiene algo que puede interesarle a quien sea es innegable que dentro de las muchas obras maestras que Zappa entregó hay una cantidad considerable de basura y aquellos que no están cegados por el fanatismo hacia este hombre lo saben perfectamente. Pero si hay un disco que siempre divide la opinión es “The Man From Utopia”, unos lo consideran fundamental en la discografía de Frank y otros lo tienen como uno más del montón.

Primero hay que dejar en claro que para 1983 Frank Zappa ya había creado un legado impresionante pero, aunque siempre estaba activo, nunca dejaba de componer y grabar, nunca retomó el curso de su era dorada dándonos en 1981 su última gran obra “You Are What You Is”, un disco que nos introduce a un sonido más Hard Rock y que sería guía para sus demás lanzamientos en los 80’s.

“The Man From Utopia” empieza con dos canciones, siendo la primera una crítica hacia las drogas y la segunda obviamente una canción sobre distintas fases del sexo, que aunque son muy buenas canciones, pegajosas, incluso deberían ser hit radiales (de no ser por las letras), se sienten innecesarias a estas alturas del partido, Zappa ha criticado las drogas de una manera excelente en los 60’s y 70’s y en “Sheik Yerbouti” el tema principal es el sexo y prácticamente dice todo lo que un músico puede decir acerca del tema, SEX hubiera sido un tema excelente en ese álbum pero acá se siente algo perdido.

Hay tres instrumentales, Tink Walks Amok es un semi solo de bajo bastante bueno, We Are Not Alone es un tema totalmente atrapante, con un saxofón y un vibráfono llevando la batuta, desgraciadamente ninguno termina de cuajar, no lleva a nada,  y no me malentiendan, me encantan estas dos canciones pero como los otros dos temas antes mencionados parecen perdidos, como si Zappa los hubiera metido ahí solo porque sí. Por otra parte, el tercer instrumental es una de las piezas fundamentales de Frank, Moggio es todo un viaje a la música del futuro, algo que sólo él podría componer y su instrumentación es bestial, una pieza complicada en cualquier aspecto que vale la pena escuchar y re escuchar.

The Dangerous Kitchen tiene a la banda tocando mientras Zappa improvisa (eso creo) una historia sobre una cocina peligrosa donde las bananas son negras y la leche puede dañarte, tiene la particularidad de que la grabaron sin guitarra y después Steve Vai transcribió todo el dialogo de Frank para poder tocarlo, es un tema bastante entretenido, adictivo también y con una duración de dos minutos que es suficiente. Desgraciadamente no podemos decir lo mismo de The Jazz Discharge Party Hats, la cual es la única canción en vivo de este disco, y tiene una estructura parecida a The Dangerous Kitchen pero quitándole lo divertida (la historia trata sobre un hombre con fetichismo por las pantis y es bastante aburrida) y tiene el doble de duración lo que la vuelve tediosa pero aun así tiene un par de momentos interesantes en el lado instrumental.

Uno de los mejores temas es sin duda The Radio Is Broken, una historia de ciencia ficción cantada de la manera más ridícula posible pero es divertidísima, la música es totalmente atrapante y debe ser una de las canciones más menospreciadas del bigotón (curiosamente era una de sus favoritas).

Ahora viene el lado más feo del disco, The Man From Utopia Meets Mary Lou es un tema agradable pero sin sentido alguno, recuerda a la etapa donde Frank parodiaba a las bandas de Doo-Woop y Rhythm & Blues, solo que acá se siente muy tarde, pasa lo mismo con Luigi & The Wise Guys, un tema a capela aburridísimo y enfadoso, y Stick Together es un tema medio Funk, medio Reggae que se repite una y otra vez sin cambio alguno que me dan ganas de saltarme siempre.

La conclusión que puedo sacar es que entiendo a la perfección a quienes dicen que es uno de los peores discos de Zappa, pero también a los que dicen que es uno de los mejores pues pasa lo mismo que con “Weasels Ripped My Flesh”, los temas buenos son muy buenos pero los malos son asquerosos. Personalmente lo considero un álbum regular pero totalmente desubicado, no tiene una línea ni un seguimiento, son solo un montón de canciones puestas para armar un disco, peor aun viniendo de un artista del que sabemos es capaz de mucho más y lo demostraría en años siguientes con “Them Or Us”, “Jazz From Hell” o “Broadway The Hardway”, pero esa es otra historia.

La curiosidad: La portada está inspirada en un evento real que sucedió en 1982, Zappa y su banda estaban tocando en Italia cuando comenzaron a llegar muchos mosquitos de la nada y tuvieron que tocar todo el concierto peleándose contra ellos.

Gabriel Franco

Moby – Destroyed (2011)

Puntaje del Disco: 6

  1. The Broken Places: 6
  2. Be the One: 7
  3. Sevastopol: 6
  4. The Low Hum: 5,5
  5. Rockets: 6
  6. The Day:
  7. Lie Down in Darkness: 6,5
  8. Victoria Lucas: 7,5
  9. After: 7,5
  10. Blue Moon: 6
  11. The Right Thing: 6,5
  12. Stella Maris: 5
  13. The Violent Bear It Away: 5
  14. Lacrimae: 7
  15. When You Are Old: 5,5

La mayor parte del décimo trabajo de Moby, Destroyed (2011), se grabó cuando el artista calvo se encontraba de gira: “Me quedaba despierto de noche por mi insomnio y trabajaba en nueva música durante la madrugada. Tenía la sensación que todo el mundo estaba durmiendo, como si fuera la única persona despierta (o viva) en una ciudad vacía”.

Lo último que habíamos conocido de Moby había sido dos años antes con, Wait for Me, una colección de canciones simples que intentaba rememorar sus años de gloria y de mayor repercusión medíatica. Destroyed es puramente electrónico, con inexistentes guitarras y mucha participación vocal de varias invitadas femeninas y bases sampleadas algunas valiosas pero la mayoría absurdamente aburridas y demasiados tracks instrumentales.

Esta nueva incursión del neoyorquino difícilmente sea recordada y pase a la historia. De hecho se convirtió en el que más bajo cayó en los rankings en toda su carrera en Estados Unidos. Así y todo en 2012 lanzó Destroyed Remixed, una edición limitada con dos discos de versiones aún más electrónicas, con remixes a cargo de David Lynch, Holy Ghost! y System Divine, entre otros.

F.V.

OSI – Office of Strategic Influence (2003)

Puntaje del Disco: 9

  1. The New Math (What He Said): 9
  2. OSI: 9
  3. When You’re Ready: 8
  4. Horseshoes and B-52’s: 8,5
  5. Head: 9
  6. Hello, Helicopter!: 7
  7. ShutDOWN: 10
  8. Dirt From a Holy Place: 7,5
  9. Memory Daydreams Lapses: 8
  10. Standby (Looks Like Rain): 8

OSI es un proyecto musical formado por Jim Matheos y Kevin Moore en 2002, y ambos comparten cosas en común, y es que los 2 provenían de la misma banda, Fates Warning, más conocidos por haber sido los principales pioneros del Metal Progresivo. Sin embargo, Kevin Moore fue mucho más conocido estando en Dream Theater por un tiempo determinado hasta irse de la banda y concentrarse en un proyecto sumamente diferente, bajo el nombre de Chroma Key.

El nombre del proyecto proviene de un subdepartamento secreto (ya extinto) creado por la Departamental de Defensa de Estados Unidos, llamado Oficina de Influencia Estratégica (Office of Strategic Influence, OSI) con el fin de propagar la guerra contra el terrorismo a través de operaciones psicológicas, quienes iban dirigidas hacia poblaciones extranjeras. Se creó el 30 de octubre del 2001, pero la información de esta se fue propagando por casi la mayoría de los medios y esto produjo su extinción en febrero del 2002.

OSI no es una banda, ya que los 2 miembros originales suelen contratar a músicos de sesiones para trabajar en sus discos. Han publicado 4 discos hasta ahora, pero el trabajo que se hizo en este debut, lanzado en el 2003, es algo incomparable. Tenemos a Jim Matheos en la guitarra, a Kevin Moore de vocalista y tecladista, Sean Malone (más conocido por haber estado en Cynic y haber liderado la banda Gordian Knot) como bajista, y finalmente, el monstruoso Mike Portnoy (Ex-Dream Theater, y Transatlantic, entre otros) en la batería.

Originalmente la música de OSI iba a tener un estilo muy parecido al de Dream Theater y Fates Warning, pero la música de Kevin Moore en Chroma Key influyó muchísimo a la hora de trabajar con Jim Matheos, por lo cual, la banda en este disco mantiene un estilo propio, parecido al de bandas modernas en aquel entonces como Tool y Porcupine Tree. Y, a palabras de Portnoy: “Esto es muy diferente a lo que hemos hecho en otras bandas”

El debut de OSI es un disco sumamente oscuro, con muchas influencias electrónicas experimentales downtempo traídas de la banda ya mencionada de Kevin Moore, pero también, sin perder absolutamente nada de la fuerza que habían dado en sus bandas anteriores, por lo que se puede decir que todavía sigue siendo un disco de Metal Progresivo.

El trabajo de Sean Malone es sumamente brillante, es un bajista muy talentoso y con muchísimo poder a la hora de ejecutar diversas secuencias. Si ya desde Cynic y especialmente en Gordian Knot había hecho un trabajo monumental, acá no es la excepción. Añade muchísimos elementos jazzísticos a la hora de ejecutar pasajes agresivos, y le da un toque más original a este trabajo.

Bueno, y sinceramente…Ya ni hablemos del trabajo de Mike Portnoy, porque aquellos que ya han escuchado a Dream Theater, sabrán de lo que hablo, una bestia en todo sentido, capaz de trabajar en 20 proyectos distintos a la vez, y que pone su alma y empeño en cada uno de ellos. Cuando estuvo trabajando en este disco, también, a la vez estuvo trabajando en el disco Train of Thought de DT, el cual se lanzó el mismo año. Así que, está más que justificado eso.

Sin dudas, el mejor momento del disco, por lejos, es la canción “ShutDOWN”, contando con una participación sumamente sofocante de Steven Wilson, cantante de Porcupine Tree, y también, la canción más larga de OSI hasta la fecha, con 10 minutos de duración. Una canción 100% Porcupine Tree, y que podría haber estado en cualquiera de los discos de esta, no solo por la instrumentación, sino por las turbias letras, típicas del estilo que presenta Wilson.

En fin, el debut de OSI es un sí o sí de escucha para cualquier aficionado al Metal Progresivo, un disco plagado de canciones sumamente enganchables y potentes, y también en donde se demuestra que cada miembro tiene una musicalidad y estilo diferentes, pero que realmente combinan perfectamente sin perder ni un solo momento la excelente química que hay entre cada uno de ellos.

Un álbum sumamente recomendable si les encantan bandas como Tool, Porcupine Tree, Karnivool. No lo pierdan de vista.

Toto

Run the Jewels – Run the Jewels (2013)

Puntaje del Disco: 8,5

  1. Run the Jewels: 9
  2. Banana Clipper: 8,5
  3. 36″ Chain: 8
  4. DDFH: 8
  5. Sea Legs: 7,5
  6. Job Well Done: 7
  7. No Come Down: 8
  8. Get It: 9
  9. Twin Hype Back: 8,5
  10. A Christmas Fucking Miracle: 9

La combinación del rapero Killer Mike y el productor y amante del hip hop alternativo El-P permitió la creación de la experiencia de hip hop más aclamada en la actualidad, Run the Jewels.

La historia data de 2011 cuando ambos se conocieron gracias al ejecutivo de “Cartoon Network” Jason DeMarco. Los artistas hicieron tan buenas migas que al año siguiente El-P produjo uno de los discos emblemáticos en la carrera de Mike R.A.P. Music (Rebellious African People). Seguido a esto Killer Mike colaboró en un tema del flamante trabajo de El-P, Cancer 4 Cure.

Esta cercanía los llevó a salir de gira juntos con tal éxito que tomaron la decisión de unir fuerzas y formar Run the Jewels en 2013. En Junio de ese mismo año saldría a las ventas, Run the Jewels, un álbum excelentemente producido con un sonido fresco, actitud y una energía exitante en cada canción en donde Mike y El intercambian versos de un humor denso, temática social (opresión policial, pobreza, etc) y beats pegadizos que no serán facil de olvidar en tu cabeza.

Run the Jewels funciona como aperitivo de lo que sería su obra superadora un año después, Run The Jewels 2, convirtiéndose ambos en clásicos modernos dentro de un género que se reinventa y se vuelve más protagonista año tras año.

F.V.

Elvis Costello & the Attractions – Armed Forces (1979)

Puntaje del Disco: 9

  1. Accidents Will Happen: 9
  2. Senior Service: 9
  3. Oliver’s Army: 9
  4. Big Boys: 8,5
  5. Green Shirt: 8,5
  6. Party Girl: 9
  7. Goon Squad: 8
  8. Busy Bodies: 8
  9. Sunday’s Best: 7
  10. Moods For Moderns: 7
  11. Chemistry Class: 8
  12. Two Little Hitlers: 8
  13. (What’s So Funny ‘Bout) Peace, Love And Understanding?: 9

Pocos son los artistas que logran mantener un nivel de excelencia de manera continua sin decaer en ninguno de sus primeros trabajos discográficos. Elvis Costello tiene ese mérito. Sus primeros dos discos fueron excelentes y su tercer álbum, Armed Forces, no sería excepción.

En esta oportunidad Costello desarrolla un New Wave que si bien es diverso, porque incluso experimenta con Reaggae (“Two Little Hitlers”), hace bastante más foco en el Pop, tocando incluso el Dance Pop. En contrapartida, hay menos de ese Rockabilly de los cincuenta al que lo caracteriza y también se aleja de sus insinuaciones Punk.

Su costado Pop está a punto caramelo, desparramando melodías de primera especialmente en el comienzo del álbum, con esa seguidilla conformada por “Accidents Will Happen”, “Senior Service” y “Oliver’s Army”. También destaca la balada “Party Girl” y el dinámico Pop Rock “(What’s So Funny ‘Bout) Peace, Love And Understanding?”.

Sin embargo, en la segunda mitad del disco aparecen algunos cortes que no son tan superlativos y que incluso pueden ser tomados como relleno. De todas formas, no es algo alarmante. En general Armed Forces es muy parejo y reconocido como uno de los mejores en la carrera de Costello.

Persy