Van Halen – Diver Down (1982)

MI0003883928

Puntaje del Disco: 8

  1. Where Have All the Good Times Gone!: 7.5
  2. Hang ‘Em High: 7
  3. Cathedral: 8
  4. Secrets: 7.5
  5. Intruder: 8
  6. (Oh) Pretty Woman: 8.5
  7. Dancing in the Street: 8.5
  8. Little Guitars (Intro): –
  9. Little Guitars: 8
  10. Big Bad Bill (Is Sweet William Now): 8
  11. The Full Bug: 7.5
  12. Happy Trails: 8

Editado en 1981, Diver Down, el quinto álbum de estudio de Van Halen alcanzó una gran popularidad durante varias semanas en los principales rankings de los Estados Unidos y hacia 1998 había vendido más de cuatro millones de copias.

Este material significó un poco la vuelta a la raíces del grupo, de rock duro, covers como las buenas versiones de “(Oh) Pretty Woman” y “Dancing in the Street” y sobre todo buenas combinaciones entre las guitarras de Eddie y la voz de David Lee Roth.

Piro

Anuncios

Paul Weller, el gran ganador de los Persi Music Awards 2017!

Paul Weller lo hizo otra vez. El ex líder de The Jam logró adjudicarse un doblete de premios en los premios a lo mejor (y lo peor del año) según nuestros lectores. Se llevó el premio nada menos que al Mejor Disco del Año y al Inoxidable del 2017, demostrando que pese a los años, Paul ofrece cada vez discos mejores y está en un momento sublime de su carrera. De cerca lo siguió Queens of the Stone Age pero no les alcanzó para arrebatarles los premios. De esta forma Weller, repitió lo conseguido en el 2015, en aquel año distinguido por Saturn’s Pattern, demostrando que es un artista muy valorado en Persi Music.

Por su parte, el premio a la Revelación del 2017 se lo llevó con una holgada diferencia la cantante neozelandesa Lorde, quien rompió records y lideró muchos Rankings del año pasado con su álbum Melodrama.

La nota negativa del 2017, el premio a la Decepción del 2017 se lo llevó Arcade Fire con Everything Now, que si bien no es un álbum horrendo y es distinguido en muchos sitios, todos coinciden (o por lo menos la gran mayoría) que se trata del peor disco y el más flojo que editó el grupo canadiense en toda su carrera. Es una decepción porque se espera más de ellos y porque están lejos del nivel de Funeral. Además es llamativo porque compitieron y le ganaron el galardón a discos realmente malos que se editaron este año. El que lo siguió de cerca fue U2 con Songs of Experience, un álbum que solo le gusta a los periodistas de la Roling Stone.

Liam Gallagher – As You Were (2017)

Puntaje del Disco: 7

  1. Wall of Glass: 8,5
  2. Bold: 8
  3. Greedy Soul: 6
  4. Paper Crown: 5,5
  5. For What It’s Worth: 8,5
  6. When I’m in Need: 7
  7. You Better Run: 7
  8. I Get By: 7,5
  9. Chinatown: 8
  10. Come Back to Me: 5
  11. Universal Gleam: 6
  12. I’ve All I Need: 6,5

Desde la separación de Oasis, Liam siempre estuvo inquieto para mantenerse como músico activo, potenciado aún más para competir contra la carrera solista de Noel. Sin embargo, el menor de los Gallagher no había llegado a editar un disco en solitario y con Beady Eye había mostrado resultados no muy positivos. Hasta que en el 2017 llegaría As You Were, su primer álbum solista en el que busca perpetuar su Brit Pop, con influencia de sus héroes de los sesenta pero manteniendo un estilo moderno y alternativo de estos días.

Para lograrlo Liam contaría con tres productores, Greg Kurstin, Andrew Wyatt y Dan Grech-Marguerat, quienes no solo lo ayudarían a lograr una muy buena producción sino también colaborarían en la composición de los temas. De hecho no todas canciones del disco las escribió Liam, ni tampoco es su principal cualidad. Durante los tiempos de Oasis, Liam aportó a cuenta gotas sus canciones algunas realmente muy buenas como “Songbird”, “Love Like a Bomb” o “Guess God Thinks I’m Abel” y otras más flojas como “Little James”.

Y eso se nota en As You Were, ya que es un disco en el que Liam raramente ofrece composiciones que sobresalgan. Entre ellas podemos mencionar a  “Wall of Glass”, pegadiza en su estribillo que incluye coros Gospel, la acústica “Bold” y la agradable “Chinatown” (uno de los temas que no compuso). Sin embargo, la que más sobresale es la Power Ballad comercial “For What It’s Worth”, que te engancha inmediatamente con su estribillo, y por eso Liam no se cansa de cantarlo, porque realmente funciona.

Sin embargo, Liam y sus compañeros productores no tienen una inspiración constante. Aparecen canciones como “Come Back to Me” que suena más a puro relleno que otra cosa o baladas acústicas como “Paper Crown” con un sonido Pop que lo hacen sonar bastante inmaduro. De hecho una cualidad de Liam en este disco, es que tiene una voz bastante clara, más de cantante Pop.

El resto del material pasa sin pena ni gloria para el oyente. Se esfuerza en canciones como la dinámica “I Get By” en demostrar una cara más rockera. Pero suena más comercial que otra cosa. En ese sentido, el disco sería muy exitoso a nivel ventas. Y por eso Liam se felicitaría a si mismo por el mérito.

Persy

Supergrass – Diamond Hoo Ha (2008)

Puntaje del Disco: 7

  1. Diamond Hoo Ha Man: 8
  2. Bad Blood: 7,5
  3. Rebel in You8
  4. When I Needed You: 7
  5. 345: 6,5
  6. The Return Of…7
  7. Rough Knuckles: 7
  8. Ghost of a Friend8
  9. Whiskey & Green Tea: 6
  10. Outside7,5
  11. Butterfly: 6,5

Diamond Hoo Ha, el sexto álbum de estudio de Supergrass lanzado en 2008, parrece el trabajo de una banda en retirada haciendo lo justo y necesario dentro de su madurez y capacidades para entregar un disco digno sin demasiado nuevo para ofrecer.

En esta oportunidad los británicos ofrecen su versión más amigable y melódica, comparado con su antecesor el oscuro y más elaborado Road to Rouen (2005). Grabado en los antiguos estudios Hansa Tonstudio de Berlin junto al productor Nick Launay (conocido por su trabajo con Kate Bush, Gang Of Four, Midnight Oil, Nick Cave, entre otros) un fanático de Supergrass que cumplió el sueño de trabajar con ellos y que a su vez les imprimió toques de bandas ndie rock como The White Stripes y The Strokes con el objetivo de modernizar sus temas, logrando su cometido en algunos temas como “Diamond Hoo Ha Man”, “Bad Blood” y “Rebel in You”, siendo este comienzo furioso lo más rico y novedoso del material, el resto en lineas generales es más de lo mismo y hasta decepciona en algunos casos.

Supergrass giró durante unos meses por Europa con buena repercusión. Sin embargo a mediados de 2010 anunciarían su esperable disolución, tras dieciséis años de carrera:  “Le agradecemos mucho a todos los que nos ayudaron a lo largo de estos años. Nos seguimos queriendo mucho entre nosotros pero, aunque suene cliché, la música nos está forzando a tomar caminos distintos” con este comunicado este importante conjunto del rock ingles, que superó la fiebre del britpop convirtiéndose en referentes del rock alternativo por años, explicarían su decisión despidiéndose en forma definitiva en un show en La Cigale de París el 16 de Junio de aquel año.

F.V.

Noel Gallagher’s High Flying Birds – Who Built the Moon? (2017)

Puntaje del Disco: 7,5

  1. Fort Knox: 5
  2. Holy Mountain: 4,5
  3. Keep on Reaching: 6
  4. It’s a Beautiful World: 8,5
  5. She Taught Me How to Fly: 9
  6. Be Careful What You Wish For: 7,5
  7. Black & White Sunshine: 7,5
  8. Interlude (Wednesday, Pt. 1):
  9. The If Love Is the Law: 8,5
  10. The Man Who Built the Moon: 8
  11. End Credits (Wednesday, Pt. 2): 7,5
  12. Dead in the Water [Live at RTE 2FM Studios, Dublin]: 8

El lanzamiento del primer disco solista de Liam Gallagher prepararía el terreno para un enfrentamiento entre  los hermanos ex Oasis. Así llegaría a fines de noviembre del 2017, la respuesta de Noel, Who Built the Moon?.

En Who Built the Moon? el mayor de los Gallagher intentó no ser reiterativo y por eso apeló a un Rock alternativo neo psicodélico/espacial que es más propio de los años ochenta y noventa. Por eso estamos ante un disco en el que Noel no ofrece prácticamente nada de su Brit Pop clásico.

En ese sentido sus intenciones de salir del molde son buenas, sin embargo, la calidad de las composiciones de Noel son irregulares. De hecho Who Built the Moon? comienza de la peor manera, primero con “Fort Knox”, su peor remix instrumental a la fecha, y luego con “Holy Mountain”, un autoplagio mal hecho de “Mucky Fingers”, que ya de por sí también era un robo de “I’m Waiting for the Men”. Noel intenta matizarlo haciéndolo un poco más Pop pero la referencia es demasiado obvia.

A pesar de este plagio del plagio, Who Built the Moon? no es un mal álbum. El disco poco a poco mejora en su solidez, así Noel ofrece algunas buenas melodías como “It’s a Beautiful World” y en la pseudo balada “The If Love Is the Law”. Pero la que más sobresale es “She Taught Me How to Fly”, una especie de Space Rock realmente muy bueno que incluso toma elementos del Shoegaze. Tampoco está nada mal la atmósfera más cruda y floydeana de “The Man Who Built the Moon”. Y “Dead in the Water” no es un relleno en vivo como parece, es una muy agradable canción acústica.

Pese a los aspectos positivos que podamos resaltar de Who Built the Moon?, se extrañan sus grandes ganchos melódicos. Es un disco en el que se preocupó más por el álbum en su conjunto que en ofrecer canciones o clásicos que sobresalgan.  Por eso es el disco menos Oasis que van a escuchar de Noelio.

Persy

The Cure – Kiss Me Kiss Me Kiss Me (1987)

Puntaje del Disco: 8

  1. The Kiss: 9
  2. Catch8,5
  3. Torture: 6,5
  4. If Only Tonight We Could Sleep8
  5. Why Can’t I Be You?8
  6. How Beautiful You Are8
  7. The Snakepit: 8,5
  8. Hey You!!!6
  9. Just Like Heaven: 9
  10. All I Want: 8,5
  11. Hot Hot Hot!!!: 7
  12. One More Time: 7,5
  13. Like Cockatoos: 7,5
  14. Icing Sugar: 6,5
  15. The Perfect Girl: 8
  16. A Thousand Hours7,5 
  17. Shiver and Shake: 7,5
  18. Fight: 9

Con el correr de la década del ochenta la banda de rock gótico y alternativo The Cure iba ganando adeptos a nivel global en forma exponencial. Acentuando esta tendencia el 5 de Mayo de 1987 los ingleses editarían Kiss Me, Kiss Me, Kiss Me, uno de sus discos claves en su carrera, grabado lanzado inicialmente como doble vinilo.

Tanto en su temática como en su estilo musical Kiss Me, Kiss Me, Kiss Me muestra dos betas de The Cure. En cuanto a la música por un lado cuenta con temas guitarreros, sombríos pero no tan comerciales como “The Kiss”, If Only Tonight We Could Sleep”, “The Snakepit”, “All I Want” y “The Fight” y por el otro temas alegres, simples y animados como “Catch”, “Why Can’t I Be You?” y “Just Like Heaven”, los temas que lógicamente más trascendencia tuvieron. En cuanto a la temática esta doble cara se mueve entre canciones dedicadas el amor más idílico e idealizado y otras al sexo salvaje, la pasión, etc.

Este material significó su despegue definitivo en especial en el mercado americano y coronó uno de sus primeros éxitos a nivel mundial como “Just Like Heaven”. Así y todo todavía The Cure se encontraba en un mix entre su pasado de banda oscura y su versión más pop, que sería la que se terminaría imponiendo y llevándolos al lugar de banda de referencia a nivel mundial.

F.V.

Seal – Seal (2003)

MI0003523476

Puntaje del Disco: 7.5

  1. Get It Together: 7
  2. Love’s Divine: 7
  3. Waiting for You: 7
  4. My Vision: 8
  5. Don’t Make Me Wait: 7
  6. Let Me Roll: 8
  7. Touch: 7
  8. Where There’s Gold: 7
  9. Loneliest Star: 8
  10. Heavenly… (Good Feeling): 7
  11. Tinsel Town: 7
  12. Get It Together (Reprise): –

El cuarto disco de estudio de Seal iba a salir al mercado hacia 2001 bajo el nombre de Togetherland. Sin embargo, durante la post producción el artista sintió que el material no estaría a la altura y decidió cancelar el lanzamiento, excepto por el single “This Could Be Heaven. En su lugar, dos años después, el músico editó un nuevo disco homónimo que en Australia se conoció como Seal IV.

Este álbum volvió a colocar al británico en la escena estadounidense y en algunos países de Europa, donde temas como “Waiting For You,” “Get It Together,” y “Love’s Divine” alcanzaron destacadas posiciones en los charts.

El disco mantiene una estructura bastante sólida con buenos pasajes y momentos destacados como “Loneliest Star” pero sobre todo volviendo a algunos de los mejores sonidos que Seal había alcanzado en sus inicios.

Piro