Archivo de la categoría: Yes

Yes – Drama (1980)

MI0003562685

Puntaje del Disco: 7.5

  1. Machine Messiah: 8
  2. White Car: 7
  3. Does It Really Happen?: 8
  4. Into The Lens: 7
  5. Run Through the Light: 7
  6. Tempus Fugit: 7.5

En 1980 el dúo pop The Buggles conformado por Geoffrey Downes y Trevor Horn se encontraba acariciando el éxito con el mundialmente conocido tema “Video Killed The Radio Star” y en tanto, habían contratado a Brian Lane, manager de Yes durante largo tiempo. Como las adyacencias del estudio donde el grupo estaba grabando lindaba con las del grupo británico, pronto los músicos fueron invitados a unirse a las sesiones de Yes; y los lugares que Jon Anderson y Rick Wakeman habían dejado, fueron rápidamente cubiertos por Downes y Horn.

Con la participación de los nuevos miembros, en agosto de 1980 Yes lanzó el disco Drama, que se diferenció de los álbumes anteriores por su estilo más duro, como se puede apreciar en la extensa “Machine Messiah”. “White Car”, casi a modo de interludio, da lugar a “Does It Really Happen?”, una de las mejores piezas y que rememora mucho al estilo de The Police. “Into the Lens” tuvo la particularidad de haber sido incluida también en el disco de The Buggles I Am a Camera de 1981, con algunas diferencias en las letras.

“Run Through the Light”, originalmente concebida como  “Dancing Through the Light” había sido comenzada en 1979 cuando Anderson y Wakeman estaban en la banda y tras la incorporación de Downes y Horn, se terminó de darle forma al tema. Por último, “Tempus Fugit”, con buenos arreglos de teclado y guitarra, concluye esta modesta producción de Yes, que alcanzó el segundo lugar en los rankings de Estados Unidos y que trajo consigo, la fusión con The Buggles.

Piro

Yes – Tormato (1978)

Puntaje del Disco: 5

  1. Future Times/Rejoice: 6
  2. Don’t Kill the Whale: 4
  3. Madrigal: 5
  4. Release, Release: 4,5
  5. Arriving UFO: 5
  6. Circus of Heaven: 6
  7. Onward: 6,5
  8. On the Silent Wings of Freedom: 7,5

Hacia fines de la década del ’70 Yes había experimentado diversos vaivenes típicos de toda gran banda: éxito, fama, desencuentros, reencuentros y nuevos sonidos. Para la grabación de “Going Fort The One” de 1977, Patrick Moraz que había reemplazado a Wakeman, dejó su lugar en la formación para que el antiguo miembro retomara su puesto. Con una alineación estable, pero no sin antes sortear obstáculos entre los músicos respecto a la temática del siguiente álbum, en septiembre de 1978 se lanzó el noveno trabajo de Yes, “Tormato”.

El lanzamiento de este trabajo significó quizás uno de los puntos más flojos en la carrera de una de las grandes bandas de rock progresivo. Los discos que precedieron a “Fragile”, el máximo exponente de Yes, comenzaron a decaer levemente en la calidad, hasta llegar al momento más cuestionable que fue con “Tormato”.

Este disco se caracterizó por ser una transición entre el rock progresivo que venía haciendo la banda con los sonidos que llegarían en la década de los ochenta. En ese primer grupo se encuentran “Future Times”, con un gran aporte del teclado,  “On the Silent Wings of Freedom”, la mejor composición del disco, “Arriving UFO” y “Circus of Heaven”, que se ven matizados por distintas influencias  a las tradicionales en el grupo. Por otro lado, el resto de los temas, al indagar en nuevos horizontes musicales, fueron los causantes de la decepción que generó el álbum. “Don’t Kill The Whale”, sin llegar a ser una canción filantrópica, roza el pop ochentoso. Similar en estilo también encontramos a “Release, Release” que poco tiene que ver con el estilo de la banda.

Las altas expectativas que generaba un nuevo trabajo de una de las mejores bandas de rock progresivo no tuvo su correlato con este intento de Yes. Como muchas otras agrupaciones, Yes también sufrió el drástico cambio de dos décadas musicalmente opuestas.

Piro

Yes – Fragile (1971)

Yes Fragile 1972 Persi Music

Puntaje del Disco: 10

  1. Roundabout: 10
  2. Cans and Brahms: 9
  3. We Have Heaven: 8
  4. South Side of the Sky: 8
  5. Five Per Cent for Nothing: 7
  6. Long Distance Runaround: 7
  7. The Fish: 8
  8. Mood for a Day: 8
  9. Heart of the Sunrise: 7

Formada en 1968 en Londres, Yes es una de las bandas pioneras de rock progresivo, que, junto a otras agrupaciones de aquellos años, anexó el arte con la música. Caracterizada por complejas armonía, adaptaciones de jazz y música clásica y canciones con contenido poético y onírico, Yes hizo su debut en 1969 con un disco homónimo. En aquel álbum, que si bien fue opacado por lanzamiento del primer trabajo de Led Zeppelin un año antes, ya podía apreciarse la combinación de melodías y la particular voz de Andersen.

Sin embargo, luego de otros dos discos (“Time and a World” y “The Yes Album”), en 1972 llegaría el trabajo más resonante de la banda: “Fragile”. En esta oportunidad Rick Wakeman reemplazó en los teclados a Tony Kaye quien aparentemente alegó no poder mantener las improvisaciones de Steve Howe con la guitarra. El nuevo miembro no sólo mostró enormes habilidades comparables a las de Howe, sino que con sus sintetizadores, impregnó al álbum de un ambiente futurista o de ciencia ficción.

“Roundabout” fue uno de los sencillos más taquilleros de Yes, al nivel que el éxito que tuvo en los Estados Unidos, permitió que millones de jóvenes conocieran el estilo que proponía la banda. Junto a “South Side of the Sky” y “Heart of the Sunrise” el grupo rompía los estándares de las canciones de corta duración, para sumergirse en interpretaciones de más de ocho minutos. Además de los contantes cambios de ritmos, el álbum incluye participaciones de todos los músicos  quienes dejan en evidencia la gran creatividad e imaginación a la hora de componer. Los diversos estilos fusionados conforman la característica distintiva de este trabajo.

“Cans and Brahms” es un arreglo de Wakeman del cuarto movimiento de la sinfonía en E menor de Johannes Brahms, mientras que en “The Fish” y “Mood for a Day” se resaltan los solos de bajo de Chris Squire y Steve Howe, respectivamente.

La diversidad de sonidos y melodías, adaptadas en improvisaciones de larga duración y la gran calidad compositiva de los ingleses de Yes, hicieron de este disco uno de los mejores en su carrera y un ícono del rock progresivo de los setenta.

Piro