Archivo de la categoría: Todd Rundgren

Todd Rundgren – Todd (1974)

Todd Rundgren - Todd (1974)

Puntaje del Disco: 8

  1. How About a Little Fanfare?: –
  2. I Think You Know: 8
  3. The Spark of Life: 7
  4. An Elpee’s Worth of Toons: 8,5
  5. A Dream Goes On Forever: 7,5
  6. Lord Chancellor’s Nightmare Song: 9
  7. Drunken Blue Rooster: 7,5
  8. The Last Ride: 8,5
  9. Everybody’s Going to Heaven / King Kong Reggae: 7
  10. No. 1 Lowest Common Denominator: 8,5
  11. Useless Begging: 8
  12. Sidewalk Cafe: 7
  13. Izzat Love?: 6,5
  14. Heavy Metal Kids: 8
  15. In and Out the Chakras We Go (Formerly: Shaft Goes to Outer Space): 7
  16. Don’t You Ever Learn?: 7,5
  17. Sons of 1984: 8

1974 sería un año de cambios para Todd Rundgren. En Febrero comenzaría editando un nuevo trabajo el quinto de su extensa discografía, Todd, que es una especie de continuación de la experimentación y la rareza que significó su antecesor, A Wizard, a True Star.

Pero el cambio en su carrera comenzaría por otro lado, formaría un nuevo grupo, Utopia, donde se acerca a la música electrónica y al rock progresivo, y a su vez empieza a trabajar como productor e ingeniero de sonido de muchos grupos y artistas de diversos estilos.

Volviendo a Todd, si bien demuestra sus intenciones de darle cada vez más importancia a los sintetizadores y a la experimentación con muchos pasajes instrumentales, todavía hay ciertos temas de rock y pop como “Useless Begging”, “No. 1 Lowest Common Denominator”, “Heavy Metal Kids”, entre otros. Aunque para mi gusto el más destacado es una rareza “Lord Chancellor’s Nightmare Song”, una versión de la canción de Gilbert & Sullivan de su opera Iolanthe de 1882.

Otra curiosidad que podemos señalar en Todd fue la batalla entre Rundgren y su compañería discográfica por el deso de esta última de lanzar “Izzat Love?” (una de las más flojitas del álbum) como single. El se negaba porque ese tema era indicativo del estilo de música que ya no le interesaba y llegó a amenazar con nunca más grabar si lo llegaban a desobedecer.

F.V.

Anuncios

Todd Rundgren – A Wizard, a True Star (1973)

Todd Rundgren - A Wizard, a True Star (1973)

Puntaje del Disco: 8,5

Disco Uno:

  1. International Feel: 9
  2. Never Never Land: 8,5
  3. Tic Tic Tic It Wears Off: 7
  4. You Need Your Head: 7,5
  5. Rock & Roll Pussy: 6,5
  6. Dogfight Giggle:
  7. You Don’t Have to Camp Around: 8
  8. Flamingo: 6
  9. Zen Archer: 8,5
  10. Just Another Onionhead/Dada Dali: 8
  11. When the Shit Hits the Fan/Sunset Blvd.: 9
  12. Le Feel Internacìonále: 8

Disco Dos:

  1. Sometimes I Don’t Know What to Feel: 8,5
  2. Does Anybody Love You?: 8,5
  3. Medley: I’m So Proud / Ooh Baby Baby / La La Means I Love You / Cool Jerk: 8,5
  4. Hungry for Love: 8
  5. I Don’t Want to Tie You Down: 8,5
  6. Is It My Name?: 8
  7. Just One Victory: 9,5

Luego del soberbio Something/Anything? la prensa musical, que siempre lo miro de reojos, comenzó a tomarse en serio a Todd Rundgren y Todd, cuyo ego era difícil de ocultar, estaba decidido a aprovechar ese momento de gloria tal como declaraba por aquellos años: “Quiero ser el Elvis Presley de los años 70”.

La versatilidad de Rundgren lo ha llevado a definirlo como un verdadero genio tanto componiendo, como multi instrumentista y como productor. Su siguiente paso muestra en claro que por su cabeza pasaban demasiadas ideas y en lugar de tratar de repetir la formula del éxito con otro disco amistoso para el oido editaría A Wizard, A True Star (1973), otro álbum doble difícil de catalogar donde se alterna complejas e intensas composiciones que recordaban a juegos instrumentales de Frank Zappa. A pesar de esta orientación el disco dos es mucho más recomendable que el uno y en general mejora y bastante con repetidas audiciones.

Si estaban esperando replicas de clásicos como “I Saw the Light” o “Hello It’s Me” se van a llevar una decepción. El lado uno es una especie de viaje con canciones y melodías que flotan en una atmosfera psicodélica y mística. Por su parte la segunda parte se hace un poco más accesible con algunos temas de tinte pop pero no cambia rotundamente y mantiene una coherencia a nivel general.

A Wizard, a True Star muestra otra faceta de Todd que demuestra su conocimiento musical y su sensibilidad. Es uno de esos discos raros y bizarros en la historia del rock and roll que requieren máxima atención por parte del oyente.

F.V.

Todd Rundgren – Something/Anything? (1972)

Puntaje del Disco: 10

Disco Uno:

  1. I Saw the Light: 9
  2. It Wouldn’t Have Made Any Difference: 8,5
  3. Wolfman Jack: 8
  4. Cold Morning Light: 8,5
  5. It Takes Two to Tango (This Is for the Girls): 8,5
  6. Sweeter Memories: 7,5
  7. Intro:
  8. Breathless: 6
  9. The Night the Carousel Burnt Down: 9,5
  10. Saving Grace: 8,5
  11. Marlene: 9
  12. Song of the Viking: 9
  13. I Went to the Mirror: 9

Disco Dos:

  1. Black Maria: 8,5
  2. One More Day (No Word): 8
  3. Couldn’t I Just Tell You: 9,5
  4. Torch Song: 8
  5. Little Red Lights: 10
  6. Overture—My Roots: Money (That’s What I Want) / Messin’ With The Kid: 7
  7. Dust in the Wind: 10
  8. Piss Aaron: 9
  9. Hello It’s Me: 10
  10. Some Folks Is Even Whiter Than Me: 8,5
  11. You Left Me Sore: 9
  12. Slut: 9,5

Todd Rundgren siempre se caracterizo por ser uno de los más notables compositores y artistas de su época. Capaz de darle un sello único y reconocible a cada canción, cada melodía como pocos, inclusive se encarga de casi todos los instrumentos en muchas de sus canciones. Pero no seria hasta su tercer trabajo Something/Anything?, que todo su talento quedaría en evidencia.

Lanzando en Febrero de 1972 continua siendo el disco con mas ventas y mas reconocido de su carrera. En Something/Anything? Todd nos brinda una variedad de estados dentro de sus canciones que van desde baladas pop, soul, art rock y el rock clásico. Dividido en dos partes (originalmente dividido en 4 partes en su versión en disco de vinilo); el lado uno nos ofrece los temas más tranquilos, elaborados y pegadizos destacándose algunos sobre el resto como “I Saw the Light”,

“The Night the Carousel Burnt Down” y “I Went to the Mirror”, en el disco dos encontramos canciones mas “heavy” y baladas clásicas con “Hello It’s Me” como momento culmine. Sin dejar de lado otras grandes que merecen ser mencionadas canciones como “Little Red Lights”, “Dust in the Wind” y “Slut”.

“Hello It’s Me” es el hit mas reconocible y popular en su carrera, había aparecido anteriormente en un disco de su antigua banda Nazz en 1968 pero la versión mejorada y refinada de Something/Anything? es la que quedaría en el recuerdo.

Something/Anything? se transforma en todo un viaje para el que lo quiera escuchar de principio a fin incluyendo además de una colección de canciones memorables un montón de trucos de estudio, fragmentos de dialogo y comienzos fallidos apropósito que forman parte del mejor esfuerzo individual de un verdadero obsesivo y talentoso de la música pop/rock.

F.V.

Todd Rundgren – Runt: The Ballad of Todd Rundgren (1971)

Puntaje del Disco: 9

  1. Long Flowing Robe: 9
  2. The Ballad (Denny & Jean): 8
  3. Bleeding: 9,5
  4. The Wailing Wall: 7
  5. The Range War: 8
  6. Chain Letter: 9
  7. A Long Time, A Long Way to Go: 8
  8. Boat on the Charles: 8
  9. Be Nice to Me: 8,5
  10. Hope I’m Around: 9
  11. Parole: 7
  12. Remember Me: 7

El caso de Todd Rundgren es uno de los de mayor injusticia en la historia de la música, es quizás uno de los artistas más talentosos, creativos y a su vez menos reconocidos pese a estar al nivel de los más grandes de su generación.

Todd Rundgren nació en Junio de 1948 en Philadelphia, Estados Unidos, y durante toda su infancia y adolescencia fue bombardeado con gran parte de la mejor música de la época, con especial predilección y adoración hacia todo aquello que proviene de Gran Bretaña, un lugar idealizado muy tempranamente por Todd especialmente con grupo como los Beatles, los Kinks y The Who que lo subyugarían.

Rundgren comenzaría a ser conocido por su participación en voces y guitarra en Nazz formado en 1968 a sus jóvenes veinte años. Nazz editaría tres discos aunque nunca pasó de ser una banda bien apreciado por la crítica pero rechazada por el público que no entendía la sofisticación y la elegancia del grupo de Rundgren. Luego de la desintegración de Nazz Todd comenzaría su carrera solista con Runt (1970), donde predominan las baladas y temas fáciles de escuchar.

Su segundo esfuerzo solista intitulado Runt: The Ballad of Todd Rundgren se lanzo en el verano de 1971, más consistente que su antecesor, con canciones pop de gran factura y un notable refinamiento. Una buena forma de describirlo fue como la revista Rolling Stone lo haría por esa época como “el mejor álbum que Paul McCartney nunca hizo” comparándolo con Paul por lo melódico y su sofisticación a la hora de componer baladas. Como el titulo lo anticipa The Ballad of Todd Rundgren es un disco intimista, oscuro, donde predominan baladas que demuestran los atributos de Rundgren como compositor y artista integral. Desde temas más optimistas y vitales como el inicial “Long Flowing Robe” o “Chain Letter”, a temas mucho más tranquilos y atmosféricos como “Ballad (Denny And Jean)”, “Hope I’m Around” o “Bleeding”, el disco es una magistral demostración de la madurez de Rundgren. Quizás con algunos tracks menos afortunados seria más redondo aun de lo que es.

No seria hasta su siguiente disco el doble Something/Anythhing? Donde conseguiría un notable éxito comercial, una verdadera obra maestra donde continuaría brindándonos sus mejores canciones, con la inquietud y belleza que las caracterizan.

F.V.