Archivo de la categoría: The Who

The Who y Guns N’ Roses en Argentina: Los años solo traen más Rock

Los pormenores de la previa

Ver a los Who en vivo siempre fue uno de mis principales deseos pero también uno de los más remotos y difíciles. Ya habían amagado en venir a tocar a River hace 10 años, pero su llegada se canceló, las malas lenguas dicen que por la falta de convocatoria. Y es cierto, The Who, el grupo que podría ser considerado uno de los 5 más importantes de la historia del Rock, de hecho es catalogada como la “banda más grande del Rock”, es chica en Argentina. Un problema posiblemente fundado en la falta de difusión de su música a nivel nacional. Todo el mundo sabe de los Beatles y los Rolling Stones pero pocos de los Who. La forma más sencilla de demostrarlo es preguntarle a una persona por los Who y que te respondan los “¿Quién?” con ignorancia.

El sueño que The Who toque suelo argentino parecía lejano por este motivo y porque ya son una banda que hace mucho no editan discos de estudio, además de que solo quedan Roger Daltrey y Pete Townshend como integrantes. Pero a los cráneos de este hemisferio se les ocurrió traerlos este año acompañados de una banda con una situación totalmente distinta a la de ellos, los Guns N’ Roses. Los Guns son una banda con muchísimos fanáticos en Argentina, que el año pasado mostraron su convocatoria llenando dos estadios de River, festejando fervorosamente el retorno de la sociedad entre Axl “Cherashny” Rose y “El tío Cosa” Slash.

El año pasado los Guns brindaron un excelente show, lo cual era tentador volver a verlos, pero ver los Who no solo era tentador, sino que era una obligación. Había que ir como sea. Aunque fuera un día incomodo, en un lugar incómodo y pese a su costo. Y el día era un domingo lluvioso, en La Plata y la entrada salada. Pero allí estuvimos.

La hora programada del espectáculo era a partir de las 20hs. En la previa tocaría La Berisso, que serviría para ir al baño. ¿Pero quién de los dos tocaría antes? Por historia los Who deberían cerrar, pero por popularidad los Guns ganaban por mucho la pulseada, si bien se escucharon algunos comentarios que decían “Yo vine por los Who”. Pero lo cierto es que el 80% del público posiblemente asistió para ver a los Guns. Hace unos 50 años a la banda de Pete Townshend le tocaría debatir lo mismo pero con Jimi Hendrix, y tanto en esa oportunidad como en esta perderían. Así que irían primero los Who y luego los Guns.

The Who y su primer Amazing Journey

Era el momento, el momento tan ansiado de ver a The Who en vivo por primera vez en la historia en Argentina. Pete Towshend y Roger Daltrey acompañados de su banda incluyendo a Zak Starkey (el hijo de Ringo) en sus filas, subirían unos minutos después de las 20hs al escenario. El legendario Riff de “I Can’t Explain” sería el puntapié inicial de un Set List integrado por los clásicos más indispensables de la banda. “The Seeker” lo sucedería dando muestras de que Pete sigue teniendo el Rock en sus venas, haciendo sus clásicos molinetes con brazo extendido en guitarra. Luego aparecería “Who Are You”, una de las más coreadas por su estribillo, y temazos como la psicodélica “I Can See For Miles” y ese himno rebelde atemporal llamado “My Generation”.

La virtud de su show es que iría en crecendo, repasando sus clásicos de todas sus épocas pero por sobre todo manteniendo una solidez implacable interpretando sus canciones como si los años nunca hubieran pasado. El arpegio inicial de “Behind Blue Eyes” era acaparador y hacía preguntar a algunos si no era el tema de Limp Bizkit demostrando lo poco conocidos que son para muchos.

Luego de interpretar el dueto “Join Together” y “You Better You Bet”, llegaría el momento de hacer los breves repasos por sus famosas Operas Rock. Primero los de Quadrophenia, con el momento Towshend interpretando en guitarra acústica “I’m One” y luego con la apasionante “Love, Reign O’er Me” (que incluyo intro de “Tattoo” en el teclado) con un Daltrey dejando todo con su voz, demostrando que pese a los años todavía puede rugir. Esos alaridos de “Loveeee!!” en su estribillo emocionaban.

Después llegaría su breve referencia hacia Tommy, primero con “Amazing Journey/Sparks”, interpretada con un despliegue instrumental descomunal, aplastante como su versión de Live at Leeds. Su punto de mejor performance en la noche. Lo sucedería aquel clásico que alguna vez pidió Homero Simpson, “Pinball Wizard”, para luego cerrar el mini Set de Tommy conmoviendo con “See Me, Feel Me”.

Pero para cerrar faltaban dos clásicos indiscutidos, los dos de Who’s Next. Revuelo empezarían a generar los sintetizadores de “Baba O’Riley”, una de las más coreadas por los fans de los Who allí presentes, hasta llegar al épico cierre sinónimo de epopeya del Rock llamada “Won’t Get Fooled Again”, finalizando un recital que duró poco más de una hora y media deseando que hubiera sido más y que vuelvan pronto.

Guns N’ Roses en su October Rain

A partir de las 22hs se esperaba la salida al escenario de los Guns, con una lluvia que si bien no era fuerte era constante y molesta. La intro de los “Looney Tunes” empezaría a anunciar su llegada, hasta que “It’s So Easy” seguido de “Mr. Brownstone” generarían el revuelo poguero en el público, dando señales de que su Show iba a ser distinto al de los Who. Mientras la presentación de los Who fue corta, consistente y austera, la de los Guns fue extensa y pirotécnica para que sus fans queden empachados. Muchos fuegos, explosiones, papeles, chispas y sobre todo solos de guitarra de Slash. Y brindarían un Set List muy parecido e incluso más largo que el del año pasado. Tocarían durante más de 3hs haciendo quedar a The Who como una banda soporte. Incluso los integrantes de ambas bandas tenían estilos muy distintos interpretando. Mientras Daltrey cantaba revoleando su micrófono pero quedándose en su espacio, Axl, Slash y el resto de los Guns paseaban el escenario para recibir el clamor de sus fans sin importarles la lluvia. Muy gracioso es escuchar como cantaban “Ohhh Gansas Rocesss, es un sentimiento, no puedo parar”.

Y si de recepción de los fans hablamos, “Welcome to the Jungle”, sería una de las que más agitación generaría en la gente, demostrando que si no es el tema más querido por sus fanáticos pega en el palo. Lo sucederían aquellos temazos más largos como “Civil War” y “Coma”, aquellos clásicos indiscutidos como “You Could Be Mine”, “Yesterdays” y “Sweet Child O’ Mine”, los covers que ellos inmortalizaron “Live and Let Die” y “Knockin’ on Heaven’s Door”, y solos de Slash de todos los colores chorreando agua de lluvia de sus dedos, mientras interpretaba el tema del padrino y “Wish You Were Here”. Fue una lluvia de distintas emociones como la misma “November Rain”. Pero pese a que el Set List fue parecido al del año pasado la gran sorpresa fue que interpretaran “Black Hole Sun”, un guiño conmemorativo a Chris Cornell.

En el encore no podría faltar Axl silbando “Patience”, ni la siempre bien recibida “Don’ Cry”, hasta cerrar con su cover de “Whole Lotta Rosie” (hace no mucho Axl fue vocalista de AC/DC) y su ya legendaria despedida con “Paradise City”.

Fue una gran noche, con sus matices, emociones y diferencias entre las dos bandas. Pero pese a sus estilos distintos y a que pasaron muchos años desde su nacimiento y sus mejores épocas, comparten un común denominador: el Rock sigue intacto en ellos.

Persy

Anuncios

The Who – It’s Hard (1982)

the-who-its-hard-1982

Puntaje del Disco: 4

  1. Athena: 7
  2. It’s Your Turn: 5,5
  3. Cooks County: 4,5
  4. It’s Hard: 6
  5. Dangerous: 5
  6. Eminence Front: 8
  7. I’ve Known No War: 4
  8. One Life’s Enough: 4
  9. One At A Time: 3,5
  10. Why Did I Fall For That: 4,5
  11. A Man Is A Man: 5,5
  12. Cry If You Want: 4,5

It´s Hard, nunca mejor puesto el nombre. Es realmente duró escuchar esta versión de los Who. Y es muy duro darse cuenta que al escuchar este disco uno se da cuenta que la banda estaba destinada a dejar de existir. Sabemos que la muerte de Keith Moon fue un duro golpe que los Who sentirían en sus entrañas, en su corazón. Sería una bisagra negativa que iba a sentenciarlos paulatinamente en el tiempo. Y así fue dando el golpe de K.O. con este disco.

It´s Hard es un álbum en el que más allá de la ausencia de Keith, el grupo entero, en especial Pete Towshend, parecían vacíos. Como si ya no tuvieran nada más para ofrecer. Se nota de manera exasperante que parece una banda esforzándose demasiado por prolongar su existencia. Y para ello recurren a ciertos elementos que los hicieron famosos en el pasado como el uso de sintetizadores. Pero francamente en lugar de dejarnos esa sensación de “Retorno Triunfal”, pecan por parecer una banda de New Wave intentando sobrevivir en los ochenta.

De todas formas, el principal problema de It´s Hard es que compositivamente no se les cae una idea. Los Who aburren lisa y llanamente. Suenan monótonos y no ofrecen una sola melodía que valga la pena. A punto tal que las canciones no solo son malas en su mayoría sino que son completamente inmemorables. “Eminence Front” es lo único medianamente potable que saca Pete de la galera. Pero el resto del álbum es para el bostezo. Y lo peor es que no solo aburre, sino que es largo ¡Eterno!

Es triste que un grupo tan grande hubiera terminado de esta manera en los ochenta. Pero ya no se podía prolongar más la agonía.

Persy

The Who – Endless Wire (2006)

The Who – Endless Wire (2006)

Puntaje del Disco: 7,5

  1. Fragments: 7,5
  2. A Man in a Purple Dress: 8
  3. Mike Post Theme: 9
  4. In The Ether: 7,5
  5. Black Widow’s Eyes: 8
  6. Two Thousand Years: 8
  7. God Speaks of Marty Robbins: 7
  8. It’s Not Enough: 7,5
  9. You Stand By Me: 6,5
  10. Sound Round: 7,5
  11. Pick Up the Peace: 7,5
  12. Unholy Trinity: 8
  13. Trilby’s Piano: 5,5
  14. Endless Wire: 7,5
  15. Fragments of Fragments: 7
  16. We Got a Hit: 7
  17. They Made My Dream Come True: 6,5
  18. Mirror Door: 7
  19. Tea & Theatre: 8

Fueron 24 los años que pasaron desde el último álbum de estudio de The Who. It’s Hard fue el golpe de K.O. que los mantuvo lejos del estudio, además de la muerte del corazón del grupo: Keith Moon.

A eso se le sumaría la perdida de John Entwistle durante la última década y para colmo el arresto que sufrió Pete Townshend por acceder supuestamente a pornografía infantil. Luego sería liberado de los cargos. Sin embargo, The Who durante todos esos años siguió mostrándose en recitales para dar señales de vida.

Su retorno empezaría a encaminarse en el 2006 cuando Pete anunciaría el lanzamiento de una mini opera rock llamada “The Glass Household” en formato de EP, pero que luego se rebautizó como “Wire and Glass”, la cuál sería incluida en un nuevo ansiado disco de los Who que llegaría ese mismo año: Endless Wire.

Para completar la banda estuvieron Tino Palladino en Bajo, Zak Starkey (el hijo de Ringo Starr, reconocido también por colaborar con Oasis) y Peter Huntington en batería, más unos cuantas colaboraciones en diversos instrumentos, incluyendo a John “Rabbit” Bundrick en los teclados, un viejo conocido que ya venía trabajando con ellos.

Como en las viejas épocas, Townshend sería el encargado de todas las composiciones de la banda. Que a decir verdad, por un lado, no hay grandes clásicos para señalar, sino que más bien tienen un nivel estándar. Por otra parte, por momentos se nota que The Who no tienen la misma frescura y energía que antes. Por supuesto pasó mucho tiempo, y solo quedaron Daltrey y Townshend como miembros originales, uno con su voz más rasposa y gruñona y el otro más avejentado en todo lo que hace. Pero se percibe su esfuerzo por hacer algo prolijo, sin grandes pretensiones ni tan obsoleto, rememorando algunos vestigios de su exitoso pasado.

Sin ir más lejos, “Fragments” da inicio al disco con su sonido de sintetizador que se retrae a “Baba O’Riley”. Aunque pueda parecer una maldita reescritura no lo es, tampoco esta cerca del nivel majestuoso de aquel clásico de los setenta de los Who. Lo sucede “A Man in a Purple Dress”, un corte acústico bastante simple y alejado de toda pretensión, una tendencia que luego se repetiría en sucesivos temas del álbum. También hay que mencionar a la balada a piano “In The Ether” que tiene la mística de Tom Waits presente. Pero la mejor de todas es “Mike Post Theme”, la cual rockea con el estilo clásico de la banda. Tiene una de las melodías más fuertes del álbum e incluso la forma distintiva con la que toca Pete está ahí latente. Al escucharla es cuando uno piensa: ¡Están de vuelta! También Intentan reflotar la misma onda en otras canciones decentes como “Black Widow’s Eyes” aunque no llegan a alcanzarla.

Desde “Sound Round” en adelante tenemos la ya mencionada mini opera rock “Wire and Glass”, para quienes extrañen este tipo de trabajos de los Who. Donde las canciones son en general breves, sin una gran conexión o solidez conjunta como sí la tenía Tommy o Quadrophenia. Pero es mucho compararla con esos dos monstruos. Aun así, no esta tan mal.

Endless Wire es un álbum retorno bastante decente, sobretodo si lo escuchamos sin grandes expectativas. Y tiene un nivel superior a los últimos trabajos que editaría The Who antes de su debacle tras la muerte de Moon.

Persy

The Who – Face Dances (1981)

Puntaje del Disco: 6

  1. You Better You Bet: 9
  2. Don’t Let Go The Coat: 6,5
  3. Cache Cache: 6
  4. The Quiet One: 4
  5. Did You Steal My Money: 4,5
  6. How Can You Do It Alone: 5
  7. Daily Records: 6,5
  8. You: 6,5
  9. Another Tricky Day: 8

Cada vez peor… Cuando escuchamos Face Dances nos damos cuenta de que a los Who le quedaba poca vida. Ya no tienen la originalidad, ni la energía, ni la juventud, ni la frescura que tenían antes. Ni siquiera tenían a su corazón: Keith Moon…

Tras el fallecimiento del baterista, el ex Small Faces Kenney Jones ocuparía su lugar. Al parecer sería un buen reemplazo para seguir prolongando las presentaciones de los Who en vivo. Pero compositivamente la banda no estaba en su mejor momento, esto queda evidenciado en Face Dances.

¿Qué tiene de malo el disco? Bueno, para empezar no es la misma banda que escuchabamos en Tommy, Who’s Next, Quadrophenia… Olvídense, eso parece que fue hace mil años. Los Who adoptan un sonido más orientado al pop. Un pop de FM más mediocre y convencional. Pete Townshend raramente se preocupa por ofrecer algo que llegue a rockear (Entwistle lo hace en la salvaje “The Quiet One”, pero deja bastante que desear). De todas formas, la mayoría de las canciones son escuchables. Es cierto, de un nivel que va de discreto a olvidable, pero no todo esta perdido.

Incluso hay un clásico, “You Better You Bet”, posiblemente el último gran clásico de los Who. Claramente el mejor tema del álbum por su melodía y su uso de sintetizador. “Another Tricky Day” es el otro pop rock que se podría rescatar del álbum.

Tras escuchar Face Dances uno realmente abre el interrogante de si los Who deberían haberse separado luego de la muerte de Keith Moon, como sucedió con Led Zeppelin tras el fallecimiento de Bonham. El destino de los Who quedaría marcado de esta forma luego del lanzamiento de It’s Hard.

Persy

The Who – Who Are You (1978)

Puntaje del Disco: 7,5

  1. New Song: 7,5
  2. Had Enough: 5,5
  3. 905: 7
  4. Sister Disco: 8,5
  5. Music Must Change: 8
  6. Trick of the Light: 8
  7. Guitar and Pen: 7
  8. Love Is Coming Down: 5,5
  9. Who Are You: 9

Mejor en las intenciones pero no mucho mejor en la ejecución. Pete Townshend trata de devolverle la vida a The Who experimentando más que nunca con sintetizadores. Aunque francamente sin la maestría que lo hizo en Who’s Next y Quadrophenia. A decir verdad al esucharlo las primeras veces me parecía una porquería, pero mejora bastante cuando se lo vuelve a repasar. Sin embargo,  Who Are You nos confirma que el grupo lamentablemente ya no esta en su plenitud.

El nivel es bajo comparado con lo que estábamos acostumbrados, pero todavía se delinean algunos buenos temas destacables. El homónimo “Who Are You” es el único tema que vale verdaderamente la pena acá. El estribillo es clásico: “Who Are You? Who Who Who Who!”. “Sister Disco” es el otro de los puntos altos, que en lo personal sentía que arrancaba como uno de esos temas para el olvido, pero tiene una melodía más pegadiza de lo esperada. También esta “Music Must Change” de lo más experimental y acertado que ofrece Pete combinando los sintetizadores con un poco de jazz. Dentro de los más dinámico y rockero tenemos a números decentes pero que están lejos de los mejores rockers de los Who, “New Song” y el tema de Entwistle de muy buen riff “Trick of the Light”.

Hablando del bajista, también nos trajo otros 2 cortes no tan logrados, “905” y la sobresaturada de orquestaciones “Had Enough”. Justamente ese es un problema del disco que también se repite en la balada “Love Is Coming Down”. Menos me gustaba la paródica “Guitar and Pen”, pero con las sucesivas escuchas convence un poco más.

Así que en líneas generales, el disco mejora respecto de The Who by Numbers. Es un disco más aceptable pero que esta muy lejos de sus grandes obras maestras. Por más duro que suene The Who estaba decayendo, muriendo lentamente. De hecho sería el último disco en el que participaría Keith Moon…

Persy

The Who – The BBC Sessions (2000)

Puntaje del Disco: 9

  1. My Generation (Radio 1 jingle): –
  2. Anyway, Anyhow, Anywhere: 9
  3. Good Lovin’: 8
  4. Just You and Me, Darling: 7
  5. Leaving Here: 7
  6. My Generation: 9
  7. The Goods Gone: 9
  8. La-La Lies: 8
  9. Substitute: 9
  10. Dancing in the Street: 8
  11. Disguises: 7
  12. I’m a Boy: 7,5
  13. Run Run Run: 7,5
  14. Boris the Spider: 8,5
  15. Happy Jack: 8,5
  16. See My Way: 6,5
  17. Pictures of Lily: 8,5
  18. A Quick One (While He’s Away): 8
  19. Substitute: 8
  20. The Seeker: 9
  21. I’m Free: 9
  22. Medley: Shakin’ All Over/Spoonful: 9,5
  23. Relay: 10
  24. Long Live Rock: 8,5
  25. Boris the Spider (Radio 1 jingle):

The Who es reconocida por muchos como una de las mejores, sino la mejor, banda en vivo de la historia. Con escuchar sus interpretaciones en Live at Leeds y Live at the Isle of Wight de 1970 basta y sobra para entenderlo. Otro álbum muy interesante que también demuestra todo su potencial fue el que se creó en base a las sesiones que grabaron en la BBC.

The BBC Sessions nos muestra como era la banda tanto en sus primeros años como en su época de esplendor en los setenta. Justamente las grabaciones están ordenadas en forma cronológica y datan desde 1965 hasta 1973. Lo interesante es que nos señala como fue progresando el grupo entre los sesenta y setenta. Especialmente en Roger Daltrey, como cambio su voz de cantante pop a mandamás rockero.

El disco empieza de la mejor manera con un jingle hecho por los Who para promocionar a la BBC con su clásico “My Generation”. Luego de eso se empiezan a escuchar los primeros fragmentos de entrevistas a la banda, con Pete Townshend explicando que querían capturar su sonido en el escenario en ese lugar, y la presentación de “Anyway, Anyhow, Anywhere”, en una versión muy buena y hasta adelantada para su época por su feedback de guitarra. Después aparecerían muchos de los temas de sus primeros discos The Who Sings My Generation y A Quick One, junto a covers y a singles como la impecable versión de “Substitute” (que dicho sea de paso se repite más adelante pero en grabada en los setenta). “The Goods Gone” es una de las más destacadas en esta primera parte junto a “My Generation” porque termina con su clásica destrucción final.

La mayor parte de estos temas son de esa etapa entre 1965 y 1966, donde ya demostraban que tenían talento como banda en vivo. Pero sobre el final de las sesiones aparece la mejor cara de los Who. Hay una muy buena interpretación de “I’m Free” aunque no mejor que la de Live at Leeds. El Medley de “Shakin’ All Over/Spoonful” es genial, pero aun mejor es “The Relay”, una perfecta performance de este lado B. Y para finalizar otro jingle, esta vez de “Boris the Spider”.

The BBC Sessions es un documento atractivo que cualquier fan de los Who puede disfrutar muchísimo. Y si bien no está a la altura de Live at Leeds, no tiene desperdicio.

 Persy

The Who – The Who by Numbers (1975)

Puntaje del Disco: 7

  1. Slip Kid: 7,5
  2. However Much I Booze: 5
  3. Squeeze Box: 9
  4. Dreaming From The Waist: 8,5
  5. Imagine A Man: 6,5
  6. Success Story: 6,5
  7. They Are All In Love: 7
  8. Blue Red And Grey: 8
  9. How Many Friends: 7
  10. In A Hand Or A Face: 5

Que aburrido y depresivo. Este disco de los Who fue descripto por la crítica como la “nota de suicidio” de Pete Townshend. The Who By Numbers expresa la depresión que atravesaba Pete, que estaba profundamente sumergido en problemas que lo agobiaban: el alcoholismo, las mujeres, el envejecimiento e incluso un inconveniente auditivo (tinnitus).

Townshend tradujo su mal momento en este álbum, que francamente deja mucho que desear. Sus composiciones además de referirse a sus problemas son muy poco inspiradas, apagadas y pobres. Son grises, en muchos casos genéricas y lo peor de todo CARENTES DE BUEN ROCK. The Who By Numbers te termina bajoneando porque no se parece en nada a sus discos anteriores. Por ese motivo, este disco es el punto en que la banda empezó a caer en una espiral inexorable de dinosaurismo.

A pesar de todo el álbum no es malo, es escuchable y no todo esta perdido. “Dreaming From The Waist” es una linda canción que hace recordar a lo mejor de Quadrophenia. “Blue Red And Grey” es una balada bastante buena. Y cuando los Who incursionaron en el country lograron hacer un excelente numero humorístico y muy divertido: “Squeeze Box”.

Sin embargo, también tuvieron sus altibajos en la repetitiva “In A Hand Or A Face”, una de sus peores canciones, y en “However Much I Booze”, interpretada por Pete y una de las más simbólicas en cuanto a sus problemas de alcohol. Si buscamos temas más rockeros, tal vez “Slip Kid” y “Success Story” (el único aporte que no vino de Townshend, sino de Entwistle además del dibujo de la portada) vendrían a ser las que pueden saciar esa necesidad, pero tampoco tienen mucho éxito.

Y para terminar de sumergirnos en la depre nos encontramos con canciones lentas como la acústica “Imagine A Man” y el tema a piano “They Are All In Love” que poco tienen que ver con los Who, como todo el álbum…

Persy