Archivo de la categoría: The Strokes

The Strokes – Comedown Machine (2013)

The Strokes - Comedown Machine (2013)

 Puntaje del Disco: 7

  1. Tap Out: 6
  2. All the Time: 9
  3. One Way Trigger: 7
  4. Welcome to Japan: 7,5
  5. 80’s Comedown Machine: 7
  6. 50/50: 8,5
  7. Slow Animals: 7
  8. Partners in Crime: 8
  9. Chances: 6,5
  10. Happy Ending: 7
  11. Call It Fate, Call It Karma: 7

The Strokes volvería al ruedo dos años después de Angles con Comedown Machine (2013). Quizás un tanto apresurados, ya que no encontramos demasiadas justificaciones entre su tracklist para tanto apuro. Puede que la propia industria los haya forzado a ello para no perder terreno, que ya habían perdido antes de su período de inactividad o que el propio grupo ya se crea demasiado importante y puede editar cualquier cosa sin miedo a las consecuencias.

Para recuperar su gloria la banda neoyorquina buscó inspirarse en el new wave ochentoso y en nuevos trucos con sintetizadores que si bien deja momentos agradables, no aporta nada nuevo ni interesante a su repertorio, aún menos que su antecesor. Con  Comedown Machine los Strokes se alejan cada vez más del rock y mutan hacia un synthpop para muchos inaguantable.

Para aportar algo de luz y destacar sus buenos pasajes prefiero hablar de sus momentos más convincentes como los disfrutables “50/50”, “Welcome to Japan”, “Partners in Crime” y el single y su tema más escuchado “All the Time”. De manera aislada son temas que funcionan bien pero en el contexto general quedan bastante perdidos.

Uno se puede preguntar si The Strokes siguen existiendo solo para cumplir el contrato con RCA de cinco discos el cual terminarían de cumplir aquí, o para complacer a sus numerosos fanáticos que aguardan cada novedad con tanta expectativa. Muchos se dejaron seducir por este nuevo trabajo y lo apoyaron pero algunos de sus seguidores más roqueros que los siguen desde sus inicios terminaron desilusionados con el resultado final.

F.V.

The Strokes – Angles (2011)

The Strokes - Angles (2011)

Puntaje del Disco: 8

  1. Machu Picchu: 9
  2. Under Cover of Darkness: 9
  3. Two Kinds of Happiness: 8
  4. You’re So Right: 6,5
  5. Taken for a Fool: 8,5
  6. Games: 8
  7. Call Me Back: 7
  8. Gratisfaction: 7,5
  9. Metabolism: 8,5
  10. Life is Simple in the Moonlight: 7,5

El cuarto y no último disco de una de las bandas que más lograron distinguirse en la década pasada, The Strokes. Se espera ya un disco para este 2013 que ha logrado mantener su auge de autenticidad a tope. Este cuarto disco, dicho por los mismos miembros, está inspirado en bandas como MGMT, Arctic Monkeys, Crystal Castles, A-ha, Thin Lizzy y el legendario Elvis Costello.

Su antecesor, First Impressions of Earth, ya habían pasado casi 5 años de que no grababan juntos. Cada integrante en ese período de tiempo se dedicó a otros proyectos; Julian Casablancas (Vocalista) sacó un disco de solista y a hacer colaboraciones con otras bandas, Albert Hammond, Jr. (Guitarra) sacó dos discos como solista, Nikolai Fraiture (Bajista) sacó un disco con su otra banda Nickel Eye y Fabrizio Moretti (Baterista) con Little Joy.

Es notorio la influencia en música electrónica y uso de sintetizadores en este disco, de principio a fin. Overdubbed en guitarras. Cambios de voz en las letras de Casablancas. Según, sería un retorno a lo “básico”. El disco paso por momentos difíciles, luego de un abuso de drogas por parte de Hammond; y Casablancas que decidió grabar su voz en otro lugar e ir mandando por correo lo que tenía. Casablancas lo hizo con la intención de que la banda tuviera más control del proceso creativo en las canciones.

Tienes sus buenos temas como “Machu Picchu”, “Under Cover of Darkness”, “Taken for a Fool” y “Metabolism”. Valió la pena la espera de 5 años por este disco, críticas favorables y obviamente sigue siendo una banda que no ha decaído desde su álbum debut. Y aquí seguimos, con ansias de más en este 2013 para su nuevo disco.

Miguel Pardellas

The Strokes y Beady Eye – Personal Fest 2011, Club GEBA (4/11/2011)


Con  cuatro escenarios montados en la Sede San Martín del Club GEBA, se desarrolló en el día de ayer la primera jornada del Personal Fest, uno de los muchos Conciertos que se llevan a cabo anualmente en la Ciudad de Buenos Aires. Desde temprano, diversas bandas nacionales e internacionales se sucedieron en un ambiente a pura música que congregó a una enorme cantidad de jóvenes. Desde Loli Molina, pasando por Hana, Calendar, Rosal, entre otras, los platos fuertes del día estaban puestos en Beady Eye y The Strokes.

A las 22.15 hs en el escenario Motorola y ante fieles seguidores de Oasis, se presentó la banda de Liam Gallgher. Dos años y medio después de su último concierto en la Argentina, los ex Oasis volvieron para dar a conocer su álbum Different Gear, Still Speending, aunque esta vez desde un perfil más humilde y sin los brillos que venían teniendo hasta antes de la ruptura con Noel.

Vestido con una campera con colores militares y con el peinado típico, Liam y compañía abrieron el espectáculo con “Four Letter Word”, un tema a puro rock, ideal para la que la multitud enloquezca. Luego siguieron “Beatles and Stones” que con un sonido de los sesenta, se refiere las míticas bandas inglesas. “Millionaire” y “The Roller”, dos de los temas difusión del álbum fueron los más cantados, mientras que “Bring The Light” fue el flasback de los cincuenta. “Kill for a Dream” y “The Beat Goes On” aportaron las baladas clásicas al mejor estilo Oasis.

Mientras los temas se sucedían y Liam interactuaba a su modo con el público, Gem Archer y Andy Bell seguían enfocados en su trabajo y no se apartaban de los roles que les tocaban. Entre sus conocidas acotaciones, en un inglés poco entendible, Liam agradeció por el Kun Agüero y Carlos Tévez, dos jugadores de su querido Manchester City. Aunque el mayor agradecimiento se produjo cuando por unos instantes Liam se cubrió con una bandera que la gente de adelante le hizo llegar. El final quedó con la versión de “Sons of Stage” del grupo World of Twist y sin posibilidad de bises, Beady Eye se retiró del escenario habiendo dado un buen espectáculo, que cumplió las expectativas de los fanáticos de Liam.

Las nubes amenazantes ya se habían retirado y el clima estaba ideal para disfrutar del plato fuerte de la noche, The Strokes, el grupo neoyorquino que supo cambiar el rumbo de la música moderna en la década pasada y revitalizar al rock de tal forma que redefinieron el sonido que predomina desde entonces se presentaba en Buenos Aires por segunda oportunidad. La anterior había sido en 2005 en momentos de plena expansión del grupo, pero esta oportunidad los encontraba maduros, presentando su cuarto trabajo Angles y a diez años de la edición de su ya celebre disco debut Is This It y reunidos luego de experiencias solistas de casi todos sus integrantes.

Una vibrante versión de “New York City Cops” sirvió de puntapié inicial para lo que seria un show impactante y sólido, casi sin fisuras donde Julian Casablancas, Nick Valensi, Albert Hammond Jr, Nikolai Fraiture y Fab Moretti demostraron estar muy a gusto en todo momento con la afición local y le pasaron el trapo a varios que se creen roqueros y no les llegan ni a los talones.

Los buenos momentos fueron el denominador común a lo largo de los casi veinte temas que interpretaron. La áspera voz de Julian se encontraba en el tono indicado y se coordinaba perfectamente con el resto del grupo que se notaba que estaban enchufados. Así pasaron los puntos fuertes del show con “The Modern Age “, “You Only Live Once”, “Someday”, “Reptilia”, “Juicebox” y el esperado por todos “Last Nite”. Inclusive canciones del último disco como “Gratisfaction”, “Under Cover of Darkness” y “Machu Picchu” fueron igualmente bien recibidas y encuadraron de muy buena manera dentro de un setlist que se completaría luego del breve intervalo con dos grandes canciones bien arriba que no podían faltar como “Hard To Explain” y “Take It Or Leave It”.

Luego llegaría el irremediable final y casi unánimemente se escucharon comentarios del tenor de: “estuvieron increíbles”, “el mejor recital que ví”, “son únicos”, etc. La presentación de los neoyorquinos en Buenos Aires deja en claro que la popularidad de los Strokes creció exponencialmente estos seis años desde su primera visita a nuestro país y que casi todos los que ayer estuvieron en GEBA volverían a verlos sin dudarlo la próxima vez que pisen nuestras tierras.

Piro/F.V.

The Strokes – First Impressions of Earth (2006)

The Strokes - First Impressions of Earth

Puntaje del Disco: 8

  1. You Only Live Once: 8,5
  2. Juicebox: 9
  3. Heart in a Cage: 8,5
  4. Razorblade: 7,5
  5. On the Other Side: 9,5
  6. Vision of Division: 7
  7. Ask Me Anything: 7,5
  8. Electricityscape: 8
  9. Killing Lies: 7
  10. Fear of Sleep: 8
  11. 15 Minutes: 8
  12. Ize of the World: 8
  13. Evening Sun: 7,5
  14. Red Light: 7

Sin duda la aparición de The Strokes en el mundo de la música fue una de las mas interesantes e importantes de esta década tanto a nivel comercial como musical basándose en un sólido disco debut Is This It (2001) y un mas que aceptable segundo material Rooms on Fire (2003) que los posiciono como lideres y responsables de encender la mecha de una nueva andanada de bandas similares que surgieron a partir de su éxito obtenido tanto en Estados Unidos como en Gran Bretaña. Pero para su tercer trabajo y ultimo hasta el momento First Impressions of Earth editado en Enero del 2006 los Strokes darían su primer paso en falso que los haría tomarse un tiempo y poder dedicarse a trabajos solistas a distintos integrantes del grupo como el caso del guitarrista Albert Hammond Jr. que ya edito dos trabajos hasta el momento y el carismático cantante Julian Casablanca con un inminente debut en solitario en este año.

En First Impressions of Earth poco queda de la frescura de su debut. El disco gana en accesibilidad, arreglos y sobre todo, en el protagonismo de la fantástica voz de Julian y fue calificado por el mismo como su trabajo “más profesional”. Pero de igual forma pierde la linealidad de sus anteriores entregas, que llegaron a la critica a compararlos con grupos como Television, The Stooges y The Velvet Underground, y se embarca en el eclecticismo con buenas canciones y otras que no están a la altura (siendo este su trabajo mas largo con una duración total similar a sus anteriores dos discos juntos) destacándose principalmente por sobre el resto algunos muy buenos temas como “Juicebox”, “You Only Live Once”, “Ize of the World” y “On the Other Side” donde mantienen su identidad y hace presagiar que va a haber Strokes en mejor forma para rato.

F.V.

The Strokes – Room On Fire (2003)

room-on-fire

Puntaje del Disco: 9

  1. What Ever Happened?: 8
  2. Reptilia: 9
  3. Automatic Stop: 7
  4. 12:51: 8,5
  5. You Talk Way Too Much: 9
  6. Between Love & Hate: 8
  7. Meet Me In The Bathroom: 8
  8. Under Control: 9,5
  9. The Way It Is: 7,5
  10. The End Has No End: 9
  11. I Can’t Win: 9

Cuando un álbum debut alcanza un éxito inusitado como Is This It de The Strokes, su siguiente trabajo es esperado y analizado por parte de la prensa y los fans para ver si el grupo logra mantener el nivel comparándolo con el primero o si logra sorprender con algo nuevo.

Room On Fire se publico en Octubre del 2003, para encarar su segundo disco la banda contrato a el afamado productor ganador del Grammy, Nigel Godrich (Radiohead, Beck), pero con el correr de las grabaciones The Strokes sintieron que él hizo sus canciones “carentes de alma”, así que volvieron con su productor de Is This It, Gordon Raphael.

En el caso particular de Room on Fire mas haya que sus criticas al principio no fueron tan favorables como su antecesor considero que logro consolidarse como un muy buen segundo disco, no tan bueno como su álbum debut pero que auguraría que The Strokes no era un grupo pasajero y que se instalarían en el mundo de la música por mucho tiempo.

El disco cuenta con Under Control tal vez uno de sus mejores temas hasta hoy y muy buenas canciones como The End Has No End, Reptilia, You Talk Way Too Much, I Can’t Win todas manteniendo el “estilo Stroke” con Julian Casablanca como compositor absoluto salvo en Automatic Stop donde también participo Albert Hammon Jr.

F.V.

The Strokes – Is This It (2001)

the strokes Is this it 2001 persi music

Puntaje del Disco: 9,5

  1. Is This It: 8,5
  2. The Modern Age: 9,5
  3. Soma: 8
  4. Barely Legal: 9
  5. Someday: 9
  6. Alone, Together: 9
  7. Last Nite: 10
  8. Hard To Explain: 9
  9. When I Started: 8
  10. Trying Your Luck: 9
  11. Take It Or Leave It: 9,5
  12. (UK Version) New York City Cops: 9,5

    The Strokes es una banda Newyorkina surgida en 1998, Alcanzaron la fama a principios del año 2000 como un grupo líder en la reactivación del garage rock.

    Is This It editado en Septiembre del 2001 fue su aclamado álbum debut elogiado por la prensa (especialmente los medios británicos) y se transformó en un fenómeno de dimensiones internacionales, los llevo en poco tiempo a ser la banda revelación, con una actitud y estética rocker principalmente en su vocalista, compositor y líder Julian Casablanca.

    En Is This It se pueden encontrar claras influencias de bandas como Television, The Stooges, The Velve Underground entre otras. El disco sencillamente simple tiene buenos temas con rasgos unicos lo que no es tan fácil de encontrar abre de buena manera con Is This It el tema que da nombre al álbum que ya da una tónica del estilo del grupo, en canciones como The Modern Age, Hard To Explain y Take It or Leave It el grupo expone su potencia y calidad compositiva. Aunque el hit Last Nite se luce por completo tanto en su letra como en su sonido.

    Originalmente el CD contenía otro muy buena canción como New York City Cops, esta contenía la frase “New York City Cops, they ain’t too smart” (“Los policías de Nueva York no son muy inteligentes”) en el coro, lo que la compañía discográfica encontró ‘políticamente incorrecto’ estando tan cercanos los ataques del 11 de septiembre. La canción fue cambiada por When It Started, aunque luego también fue editada como single.

    F.V.