Archivo de la categoría: The Shins

The Shins – Port of Morrow (2012)

The Shins - Port of Morrow (2012)

Puntaje del Disco: 8

  1. The Rifle’s Spiral: 8,5
  2. Simple Song: 8,5
  3. It’s Only Life: 8
  4. Bait and Switch: 7,5
  5. September: 7,5
  6. No Way Down: 8
  7. For a Fool: 7,5
  8. Fall of ’82: 8
  9. 40 Mark Strasse: 8
  10. Port of Morrow: 7

Cuatro años transcurrieron entre Chutes to Narrow y Wincing the Night Away y de este al más reciente trabajo de The Shins Port of Morrow fueron ya cinco, en parte debido a otros intereses de James Mercer, tales como el cine y su proyecto Broken Bells. Lo que si es que en este álbum no nos encontramos con The Shins como se les conoció, ya que Mercer decidió despedirse de todos ellos y crear un disco que se siente más de solista al apoyarse en músicos de soporte.

Inspirado en actos alemanes como Can y Faust y valiéndose de efectos electrónicos y layers de música, Port of Morrow es el disco más directo de The Shins, un Indie Pop alegre y sin rodeos. Es bastante diferente a los anteriores discos, es evidente que es más un disco de solitario de Mercer que de The Shins como tales. Líricamente cuenta con algunas de las mejores narraciones de James, lo cual es un plus para la valoración del trabajo y encima de ello su producción es excelente, por otro lado en cuanto a instrumentación se percibe más plano, menos sorpresivo; en lo general es el disco menos inspirado de la banda Indie.

Pero si realmente te gustan The Shins no te desanimes, si bien el encanto de los primeros años de la banda no está presente, el álbum en si es un trabajo escuchable en el que podrás encontrar destellos de tu agrado, tales como “The Rifle’s Spiral” y “Simple Song” y otros temas decentes. En este actual 2016 James Mercer ha estado trabajando en un trabajo más de The Shins, habrá que esperar para ver si puede resurgir de regreso a su época dorada.

Gera Ramos

Anuncios

The Shins – Wincing the Night Away (2007)

The Shins - Wincing the Night Away (2007)

Puntaje del Disco: 8,5

  1. Sleeping Lessons: 8,5
  2. Australia: 9
  3. Pam Berry: –
  4. Phantom Limb: 9,5
  5. Sealegs: 8,5
  6. Red Rabbits: 8
  7. Turn on Me: 8,5
  8. Black Wave: 7            
  9. Split Needles: 7,5
  10. Girl Sailor: 8,5                        
  11. A Comet Appears: 8

Pasaron cuatro años para que The Shins lanzaran su tercer disco, tras haber triunfado comercialmente los oriundos de Nuevo México se decidieron a cambiar rumbos y redefinir su sonido, hablando con Pitchfork, James Mercer se expresó “En este [disco], creo que realmente quería explorar [la producción], me doy cuenta de que hubo algunos momentos inspiradores de escuchar a Mirah y a The Microphones, cuanto obviamente le mueven a ello para obtener sonidos muy interesantes. Así que de alguna manera empecé a hacer eso y obviamente me tomé mi tiempo y me aseguré que el proceso no fuera apresurado”

Efectivamente, la banda muestra un cambio respecto a sus dos discos anteriores, el ambiente general es más limpio y atmosférico, además de que tenemos la aparición de nuevos estilos e instrumentos que no se habían utilizado antes. En pocas palabras este es el disco más experimental, variado y oscuro que tiene la agrupación.

Pero todos los amantes del Indie Pop que había desplegado la banda no tienen por qué bajar la cabeza, que aun hay canciones de dicho genero y con la marca distintiva de The Shins (gancho vocal + melodía armoniosa) y estas son la atrapante y alegre “Australia”, así como la magnánima “Phantom Limb” de vocales ascendentes y  con esos coros hermosos que dieron conocer a la banda. Estos dos temas son lo mejor del disco y se son sin duda de lo mejor del repertorio de la banda.

El resto del disco en si es oscuro para los estándares de la banda de James Mercer, “Sleeping Lessons” es algo no antes visto en The Shins, un tema de ensueño neopsicodélico desarrollado por un pasaje de xilófono, “Sealegs” es otro tema destacado con flautas y acordes sombríos con un buen estribillo y que desemboca en un jam instrumental, “Red Rabbits” también es una anomalía, canción delicada con base a teclados (en lugar de guitarras como solía ser el caso), la reflexiva “A Comet Appears” da un buen cierre a un disco que si bien no cuenta con la frescura juvenil de Oh, Inverted World y Chutes too Narrow, sigue siendo destacable y digno, otro buen trabajo de una de las bandas Indie representativas de la década pasada.

Gera Ramos

The Shins – Chutes Too Narrow (2003)

The Shins – Chutes Too Narrow (2003)

Puntaje del Disco: 9

  1. Kissing the Lipless: 9
  2. Mine’s Not a High Horse: 9
  3. So Says I: 8,5
  4. Young Pilgrims: 8,5  
  5. Saint Simon: 9,5
  6. Fighting in a Sack:
  7. Pink Bullets: 8
  8. Turn a Square: 8,5
  9. Gone For Good: 8,5
  10. Those To Come: 7,5              

Tras el enorme éxito crítico obtenido con Oh, Inverted World, The Shins continuaron con su trayecto mudándose de residencia, grabando demos en el ático de la casa del vocalista James Mercer. De allí sería la concepción de Chutes Too Narrow, una digna continuación a su debut, en la que la banda proveniente de Nuevo México repitió la misma fórmula de indie pop-indie folk que tan bien les funcionó en su obra maestra.

Si bien, Chutes Too Narrow comparte el mismo estilo que su predecesor (armonías vocales, riffs psicodélicos), aun así resaltan algunos cambios; es más guitarrero además de ser más intrincado en su composición. Pero lo mejor del disco es que no hay canción que salga sobrando, las diez piezas aportan algo para que álbum termine siendo muy consistente.

Ya pasando a las canciones, hay variedad para elegir; resurgen baladas acústicas en “Pink Bullets” y “Young Pilgrims”, esta última particularmente me recuerda al éxito de la banda “New Slang”. También hay folk americano en “Gone for Good” y la tranquila “Those to Come”, Rock and Roll de antaño en “Turn a Square” y hasta country en “Fighting in a Sack”. Las canciones más destacables terminan siendo la enérgica “Kissing the Lipless”, la rítmica y ascendente “Mine’s Not a High Horse” (escuchen esos solos sesenteros en esas dos canciones, recuerdan al estilo de The Shadows) y sobre todo la distinguible joya que es “Saint Simon”, tema basado en el teclado, con un excelente fraseado de Mercer y exquisitos pasajes donde se enciman unos deleitables coros de la, la, la, la’s.

El veredicto final es que Chutes Too Narrow mantiene el gran nivel que habían mostrado The Shins en sus inicios, por lo que lo recomiendo como otro disco esencial dentro del Indie Pop de los 00s con el cual se puede disfrutar con una muy buena media hora de música.

Gera Ramos

The Shins – Oh, Inverted World (2001)

Puntaje del Disco: 9,5

  1. Caring Is Creepy: 9,5
  2. One by One All Day: 9
  3. Weird Divide: 8,5
  4. Know Your Onion!: 8
  5. Girl Inform Me: 8
  6. New Slang: 10
  7. The Celibate Life: 9
  8. Girl on the Wing: 8
  9. Your Algebra: 8
  10. Pressed in a Book: 9,5
  11. The Past and Pending: 9

Este es uno de los discos que más me sorprendió de los últimos que escuché. The Shins se formó en 1997, anteriormente se llamaban Flake y luego Flake Music, hasta que finalmente adoptaron la forma definitiva de The Shins. En el año 2001 llegaría su álbum debut, Oh, Inverted World, un año en que el Indie todavía no había llegado a explotar como el género de moda que es hoy en día. Sin embargo, en el mismo año se editaron álbums importantes como Is This It de The Strokes dando señales de lo que se avecinaba.

Oh, Inverted World no alcanzó la popularidad de Is This It, pero es uno de los mejores discos de Indie que aparecieron en esa época. Pero su estilo es totalmente distinto. Esto es más bien pop, que hace un fantástico homenaje a bandas y artistas celebres de los sesenta. La influencia de personajes como Arthur Lee y Brian Wilson es muy notoria.

Las melodías pop que ofrece James Mercer desde la atmosférica “Caring Is Creepy” hasta la bella balada acústica “The Past and Pending” tienen una calidad impecable que te transportan a otra época. De entrada se notan las armonías vocales a la Beach Boys en canciones como “Weird Divide” y “Girl Inform Me”. Hay pop psicodélico en cortes como “One by One All Day”, “The Celibate Life” e incluso oscuras y bizarras tal es el caso de “Your Algebra”. Tampoco faltan los buenos riffs como en la genial pieza alternativa “Pressed in a Book”. Aunque la que se lleva los aplausos es la encantadora “New Slang”, que tiene una melodía acústica clásica.

Discazo! Oh, Inverted World no solo es valorado como el mejor trabajo de la banda de James Mercer, sino que fácilmente se puede ubicar como uno de los discos más destacados de la última década.

Persy