Archivo de la categoría: The Darkness

The Darkness – One Way Ticket to Hell…And Back (2005)

MI0000498056

Puntaje del Disco: 7

  1. One Way Ticket: 8
  2. Knockers: 7
  3. Is It Just Me?: 7
  4. Dinner Lady Arms: 8
  5. Seemed Like a Good Idea at the Time: 7  
  6. Hazel Eyes: 8
  7. Bald: 7
  8. Girlfriend: 7
  9. English Country Garden: 7.5
  10. Blind Man: 7

Tras el reconocimiento obtenido en Gran Bretaña con Permission to Land, The Darkness editó en 2005 su segundo material de estudio bajo el título One Way Ticket to Hell…And Back, que logró el disco de platino en la tierras inglesas.

Ayudados por el productor Roy Thomas Baker, en este segundo disco el grupo orienta sus letras a las relaciones duraderas y a la búsqueda de la sobriedad, luego de los celebrados excesos de estrellas de rock del primer álbum, cuyos últimos vestigios quedan evidenciados en “One Way Ticket”.

El disco cuenta con muy buenos pasajes como en “Is It Just Me?”, la balada “Dinner Lady Arms” y “Hazel Eyes”, ayudados por los buenos riffs y falsetes del cantante Justin Hawkin. Sin embargo, hay momentos en el disco en los cuales el grupo no termina de convencer, haciendo de éste un buen material pero no uno brillante.

Piro

Anuncios

The Darkness – Permission To Land (2003)

the-darkness-permission-to-land

Puntaje del Disco: 8

  1. Black Shuck: 8
  2. Get Your Hands Off My Woman: 8
  3. Growing on Me: 7
  4. I Believe in a Thing Called Love: 9
  5. Love Is Only a Feeling: 7
  6. Givin’ Up: 7
  7. Stuck in a Rut: 8
  8. Friday Night: 8
  9. Love on the Rocks With No Ice: 7
  10. Holding My Own: 9

Surgida en 1991 en Londres The Darkness es una banda de rock/heavy glam conformada por los hermanos Justin (cantante y guitarrista) y Dan Hawking, guitarrista, Richie Edwards (en reemplazo de Frankie Poullain) en bajo y Ed Graham en bataría. Influenciados por Queen, Kiss, Judas Priest, AC/DC, entre otras, en 2003 lanzaron su disco debut: Permission To Land. Haciendo referencia al título, parece anecdótico que este material haya salido al mercado a duras penas ya que la banda debió costearse la grabación del mismo. Más que pedir permiso, The Darkness se abrió paso en los rankings británicos y alcanzaba la cima un año más tarde.

El disco, compuesto sobre una base rockera, también se apoya en baladas metaleras de los ochenta y con cada canción muestran ciertas características tomadas de sus bandas favoritas. Es así como el álbum comienza con Black Shuck, una estridente canción que hace rememorar la guitarra de Angus Young. En Get Your Hands Off My Woman los increíbles tonos de Justin Hawking se asemejan a los del inigualable Freddy Mercury. Así mismo I Believe in a Thing Called Love toma ciertos rasgos de Queen como los coros que también se repiten en otros temas. Por otro lado Friday Night y Holding On My Own, dos muy buenas baladas, completan este gran trabajo que de alguna forma recrea lo mejor de las bandas de los ochenta.

Piro