Archivo de la categoría: The Cult

The Cult – The Cult (1994)

the_cult_black_sheep_cover

Puntaje del Disco: 6

  1. Gone: 5
  2. Coming Down (Drug Tongue): 7
  3. Real Grrrl: 7
  4. Black Sun: 6
  5. Naturally High: 7
  6. Joy: 6
  7. Star: 7
  8. Sacred Life: 6
  9. Be Free: 6
  10. Universal You: 6
  11. Emperor’s New Horse: 6
  12. Saints are Down: 6

Editado en octubre de 1994 el sexto álbum de estudio de The Cult mostró ser un intento forzado por recapturar los grandes momentos que el grupo había vivido años antes. También conocido como “la oveja negra”, en clara referencia a la fotografía de la tapa, este disco presenta ciertas reminiscencias al grunge y al rock alternativo.

Marcado por las diferencias que ya se venían evidenciando entre Ian Astbury y Billy Duffy desde Ceremony, este material queda lamentablemente desenfocado y subordinado a aquella rivalidad. Desde la ruidosa “Gone”, pasando por “Joy” y a lo largo de casi todo el álbum, los temas no terminan de definir un estilo. Si bien de acuerdo a Astubry, The Cult trata sobre temas personales como cuestiones sobre abuso sexual o la muerte de un amigo personal, el cantante no logra condensar en las letras y melodías un sonido atrayente.

“Coming Down (Drug Tongue)” y “Star” podrían catalogarse como lo más vistoso de este material que lejos estuvo de álbumes como Sonic Temple o Electric.

Piro

Anuncios

The Cult – Ceremony (1991)

The_Cult_Ceremony

Puntaje del Disco: 6

  1. Ceremony: 7
  2. Wild Hearted Son: 8
  3. Earth Mofo: 6
  4. White: 6
  5. If: 7
  6. Full Tilt: 6
  7. Heart of Soul: 7.5
  8. Bangkok Rain: 5
  9. Indian: 6
  10. Sweet Salvation: 6
  11. Wonderland: 5

Esperado ansiosamente por los seguidores, el quinto álbum de estudio de la banda británica The Cult se lanzó en septiembre de 1991 en pleno auge del grunge, que había surgido por aquel entonces en los Estados Unidos. Con más promoción que calidad, este disco intentó continuar la senda del éxito de Electric y Temple Sun, aunque sin mucha suerte.

Debiendo hacer frente en principio a una demanda millonaria por parte de los padres del niño indio americano que aparece en la tapa, la producción de este trabajo mostró también que la relación entre Ian Astbury y Billy Duffy no pasaba por uno de los mejores momentos.

Basado en la historia de los indígenas nativos en tierras norteamericanas, “Ceremony” da un buen comienzo a este disco que por problemas legales, vio las fechas de lanzamientos demoradas en algunos países de Asia. “Wild Hearted Son” continúa con las líneas promisorias aunque con “Earth Mofo” baja notoriamente la calidad e “If” comienza en forma de balada que luego se termina esfumando con tanta guitarra.

“Hear of Soul”, con un tono más melódico y buenos arreglos, concluye un disco que estuvo lejos de las expectativas y que en cierto modo fue víctima del éxito previo.

Piro

The Cult – Sonic Temple (1989)

Puntaje del Disco: 8

  1. Sun King: 7,5
  2. Fire Woman: 8
  3. American Horse: 7
  4. Edie (Ciao Baby): 8
  5. Sweet Soul Sister: 7
  6. Soul Asylum: 7
  7. New York City: 8
  8. Automatic Blues: 8
  9. Soldier Blue: 7,5
  10. Wake Up Time for Freedom: 7

Electric, de 1987 le recibió tan buenas críticas de la prensa, que la aceptación del público fue inmediata. Con temas como “Wild Flower” y “Love Removal Machine”, la banda había conseguido sonar cada vez más fuerte y obtener más seguidores.

Sobre la vorágine del éxito, en 1989 los británicos editaron el cuarto álbum de estudio: Sonic Temple, que en la Argentina fue lanzado como Templo Sónico. El disco combina la psicodelia de los setenta, con el hard rock y lo comercial de los ochenta. “Fire Woman” y “Sun King” fueron dos de los temas que más se destacaron.

En general el álbum no difiere en cuanto a las producciones anteriores en cuanto a que el sonido del grupo está intacto. Quizás el impacto causado por Electric generó que este material de 1989 no causara tanta sensación. Aún así Sonic Temple se posicionó muy bien en los charts y confirmó el buen nivel que venía mostrando esta gran formación.

Piro

The Cult – Electric (1987)

Puntaje del Disco: 8.5

  1. Wild Flower: 9
  2. Peace Dog: 7.5
  3. Lil’ Devil: 8
  4. Aphrodisiac Jacket: 8.5
  5. Electric Ocean: 8
  6. Bad Fun: 7.5
  7. King Contrary Man: 8
  8. Love Removal Machine: 10
  9. Born to be Wild: 6
  10. Outlaw: 8
  11. Memphis Hip Shake: 8

Originalmente destinado a llamarse “Peace”, el tercer disco de The Cult sufrió repentinamente un rotundo viraje. De las doce canciones que la banda había grabado en Manor Studios en Oxfordshire con el productor Steve Brown, tan sólo cuatro vieron la luz como lados B de los temas que formarían “Electric”, el definitivo tercer álbum.

El descontento de Astbuty y compañía sobre el sonido que las grabaciones estaban teniendo, produjo que Rick Rubin se hiciera cargo de la producción de otros tracks. La decisión del grupo de hacer un cambio y confiar en la experiencia de Rubin fue la correcta. “Electric” se convirtió en un verdadero éxito comercial y se introdujo en el mercado estadounidense con una destacada actuación. “Love Removal Machine”, uno de los mejores temas del disco y de la carrera de The Cult, fue el primer corte y generó un fuerte impulso para el material.

Abandonado el estilo gótico y New Wave de “Dreamtime” y “Love”, ahora The Cult se enfocó en el hard rock, un género que le sentó muy bien a Astbuty, tanto por su voz como por su energía. “Wild Flower”, que abre el disco y “Lil’ Devil” confirman esta nueva tendencia del grupo, cuyos sonidos suenan más a la década de los setenta. “Aphrodisiac Jacket”, es indudable que adopta mucho de AC/DC al igual que “King Contrary Man”.

En términos generales el disco mantiene una estructura predominantemente de hard rock, alcanzando puntos altos como en los temas mencionados anteriormente. La pobre versión de “Born to be Wild” de todos modos, no opaca la gran producción lograda en este disco.

Piro

The Cult – Love (1985)

Puntaje del Disco: 8

  1. Nirvana: 8
  2. Big Neon Glitter: 7
  3. Love: 6.5
  4. Brother Wolf, Sister Moon: 8
  5. Rain: 8
  6. The Phoenix: 7
  7. Hollow Man: 7.5
  8. Revolution: 8.5
  9. She Sells Sanctuary: 9
  10. Black Angel: 7.5

En Agosto de 1985 The Cult ingresó, por segunda vez en menos de dos años, a los estudios de grabación para darle forma a “Love”. “Dreamtime” había sido para la banda de Ian Astbuty un gran puntapié que sirvió de impulso emocional hacia una nueva producción.

El primer corte promoción del disco fue “She Sells Sanctuary”, uno de los mejores  del álbum y de la carrera de la banda, que logró posicionarse entre los primeros veinte en los charts británicos durante varias semanas. Este lanzamiento, meses antes de la salida definitiva del disco, anticipaba rumbos de mejoría en la banda. La psicodelia de “Dreamtime” se mantiene pero la combinación con el hard rock y el new wave gótico producen un efecto muy efectivo.

Buenos arreglos y bateos constantes , sumados a la voz de Astbury, son las claves que permitieron a “Love” superar a su antecesor y darle a The Cult un gran material. La participación en la composición y en los riffs por parte del guitarrista Billy Duffy hace que los temas alternen de lo casi melódico de “Hollow Man” y “Revolution” a la más estridente “The Phoenix”.

Con momentos muy buenos y puntos altos como en “Brother Wolf, Sister Moon” y “Rain”, The Cult tomó vuelo con este formidable disco y demostró que lo de Astbuty y compañía venía en serio.

Piro

The Cult – Dreamtime (1984)

Puntaje del Disco: 7

  1. Horse Nation: 7,5
  2. Spiritwalker: 7
  3. 83rd Dream: 6
  4. Butterflies: 6
  5. Go West: 8
  6. Gimmick: 7
  7. A Flower in the Desert: 7,5
  8. Dreamtime: 6
  9. Rider in the Snow: 6,5
  10. Bad Medicine Waltz: 6

Los orígenes de The Cult se remontan a 1981 cuando el vocalista y compositor Ian Astbuty se unió a la banda The Southern Death Cult. Tras realizar algunos conciertos y lanzar el single “Moya”, Astbuty decidió modificar el nombre del grupo a Death Cult e incorporó a las filas al guitarrista Billy Duffy así como también fueron reemplazados otros integrantes. En Septiembre de 1984 y ahora bajo la denominación The Cult, se lanzó el disco debut de la banda inglesa. Producido por la firma Beggars Banquet, “Dreamtime” alcanzó el puesto 21 en el ranking británico y vendió más de 60 mil copias.

Habiendo dejado de lado el rock gótico que presentó durante los primeros años la banda, en Dreamtime, The Cult se aboca a un estilo con reminiscencias del punk que todavía quedaba en Ingalterra. Al igual que The Doors, varias letras de las canciones se enfocan en la obsesión de Astbuty por la cultura nativa norteamericana. “Horse Nation” está inspirada en el libro “Bury My Heart at Wounded Knee”, que relata las penurias de los aborígenes americanos que se vieron forzados a ceder ante el avance del gobierno estadounidense de fines del siglo XIX. “Spirtiwalker”, por su parte, hace referencia al chamanismo.

La orquestación de guitarra con estilo similar al de Led Zeppelin le permite a The Cult armonizar entre un clima energético y otro más suave, pero no menos interesante. “Butterflies” acude más a los vocales de Astbury que a la estridencia de la música. “Go West” es una de los más destacados temas del disco, gracias a la gran combinación de riffs de guitarra de Duffy con el bajo de Jamie Stewart. Otro buen logro del disco es “A Flower in the Desert”.

Dreamtime le permitió a The Cult hacerse de popularidad y entrar en la escena británica y mundial, para luego continuar por la senda del éxito.

Piro