Archivo de la categoría: The Chemical Brothers

The Chemical Brothers – Push the Button (2005)

The Chemical Brothers - Push the Button (2005)

Puntaje del Disco: 8

  1. Galvanize: 8
  2. The Boxer: 8,5
  3. Believe: 8,5
  4. Hold Tight London: 8
  5. Come Inside: 8,5
  6. The Big Jump: 9
  7. Left Right: 8
  8. Close Your Eyes: 7
  9. Shake Break Bounce: 8
  10. Marvo Ging: 7,5
  11. Surface to Air: 7,5

Push the Button (2005), es el nombre que eligieron The Chemical Brothers para su quinto disco oficial. Y es el típico caso de un material que en un principio no recibe muchos comentarios positivos y con el pasar de los años comenzó a valorarse más.

El house psicodélico de “los hermanos químicos” no se encontraba en su esplendor. El auge y boom inicial que experimentó la música electrónica a finales de los noventa estaba decayendo pero así y todo el dúo de Manchester continuaba haciendo lo que mejor hace. Se lucen las colaboraciones de los raperos Anwar Superstar en “Left Right “ y Q-Tip en “Galvanize”, ese ingenioso tema con aires de medio oriente y de las estrellas de rock Kele Okereke, vocalista de Bloc Party, en “Believe” y el veterano Tim Burgess, cantante de The Charlatans con “The Boxer”. Aunque mi secuencia favorita la encontramos promediando el álbum con la seguidilla matadora de las enérgeticas melodías de “Come Inside” y “The Big Jump”.

Push the Button no es demasiado novedoso si ya escuchaste lo anterior de los Chemical Brothers, pero si sirve para confirmar que continúan con la curiosidad y talento innato para conseguir pasar tanto tiempo vigentes dentro de la industria musical actual tan sobrecargada.

F.V.

Anuncios

The Chemical Brothers – Come With Us (2002)

The Chemical Brothers - Come with Us (2002)

Puntaje del Disco: 8

  1. Come With Us: 7,5
  2. It Began in Afrika: 9
  3. Galaxy Bounce: 8
  4. Star Guitar: 8,5
  5. Hoops: 8,5
  6. My Elastic Eye: 7
  7. The State We’re In: 8
  8. Denmark: 8
  9. Pioneer Skies: 7,5
  10. The Test: 9

Quizás el último disco bueno en serio de los hermanitos químicos, Come With Us, se editó en el invierno europeo de 2002. Como adelanto a finales del año anterior nos habían dejado como aperitivo el demoledor single “It Began in Afrika” demostrando que el dúo de Manchester apostaría fuerte para su cuarto trabajo.

Come With Us es más bailable y menos roquero que sus anteriores incursiones aunque cuenta con algunas colaboraciones que siempre le aportan algo de interés a sus temas como la de Beth Orton en “The State We’re In” y la de Richard Ashcroft en “The Test”, esta última un viaje épico imperdible. Al margen de estas abundan los beats electrónicos adictivos y los mejores ejemplos son “Galaxy Bounce”, “Star Guitar” y “Hoops”. A pesar de estos buenos tracks tuvo algunos detractores alegando la falta de creatividad y de ideas nuevas por parte del dúo.

Acerca de las colaboraciones que siempre tienen de distintos artistas y en estos casos las antes señaladas, Tom y Ed declaraban lo siguiente en aquellos años: “Lo único que nos lleva a colaborar con ellos es que nos gusta su música y hay buena relación entre nosotros. No nos interesa cualquier otro aspecto. Con Beth siempre estamos dispuestos a hacer alguna canción, trabajar con ella es muy fácil. Con Richard fue muy bien. No nos conocíamos y durante la realización de la canción hubo muy buena relación y lo consideramos un buen amigo.”

Para finalizar les dejamos sus reflexiones sobre el panorama que vivían en ese entonces donde la música electrónica ya era popular, en gran parte gracias a ellos, los Chemical Brothers tuvieron que empezar a lidiar con la competencia que comenzó a surgirle con más fuerza a principios de la década del 2000, sobre esto declaraban con tranquilidad lo siguiente: “A nosotros nos gusta el nuevo disco de Daft Punk o el de Orbital. No creo que grupos como ellos o nosotros lo tengamos más difícil en la actualidad o que la gente se esté olvidando de nosotros. Nosotros tenemos nuestro lugar en la música de hoy de la misma forma que lo teníamos hace unos años. Nosotros somos conscientes de que hay un público que ha crecido con nosotros y que sigue ahí. Si los chicos más jóvenes prefieren el speed-garage, el two-step o el jungle es algo normal y no nos afecta, porque a nosotros son estilos que también nos gustan. Creo que todos tenemos nuestro lugar.”

F.V.

The Chemical Brothers – Surrender (1999)

The Chemical Brothers - Surrender (1999)

Puntaje del Disco: 8,5

  1. Music: Response: 9
  2. Under the Influence: 7,5
  3. Out of Control: 9
  4. Orange Wedge: 7
  5. Let Forever Be: 8,5
  6. The Sunshine Underground: 7,5
  7. Asleep from Day: 8
  8. Got Glint?: 8,5
  9. Hey Boy Hey Girl: 9,5
  10. Surrender: 8
  11. Dream On: 8,5

El tercer trabajo de los Chemical Brothers, Surrender (1999), suena bastante similar a grandes rasgos a sus predecesores y forma junto a los dos primeros en mi opinión uno de los trípodes más parejos en la música de gran nivel en las tres primeras entregas de una banda.

A pesar de esto este trabajo comienza a dividir las aguas entre la crítica y los incondicionales del dúo de Manchester. A partir de aquí, cada vez que los de Manchester publican un nuevo álbum, las opiniones son de lo más dispar.

Surrender incluye más voces con letras mucho más completas y melodías definidas y accesibles entre las que destacamos al vocalista de New Order Bernard Sumner en “Out of Control”, a la cantante Hope Sandoval en “Asleep from Day” y la de Noel Gallagher en su segundo aporte en discos consecutivos de los hermanos químicos en “Let Forever Be”.

Este cambio les posibilito convertirse en el dúo de electrónica de mayor repercusión mundial y los hizo conocidos en todo el mundo gracias a temas como “Hey Boy Hey Girl”, “Music: Response”, “Got Glint?” y la ya mencionada “Out of Control”.

A pesar de no ser tan redondo como los dos primeros este disco continúa teniendo todos los ingredientes necesarios para ser un gran disco y a pesar de su mayor orientación hacia el mainstream continúa teniendo detalles y sutilezas que pocos artistas masivos tienen.

Surrender es agradable de principio a fin Es apto para el público de oído entrenado en la electrónica, pero no deja de lado a gente con gustos más comerciales, seguimos ante el dúo que fue capaz de hacer llegar la electrónica al gran público y a pesar de matices que varían su obra nunca abandonan ese sello tan personal que solo ellos saben darle a sus producciones.

F.V.

The Chemical Brothers – Dig Your Own Hole (1997)

Puntaje del Disco: 9,5

  1. Block Rockin’ Beats: 9,5
  2. Dig Your Own Hole: 8,5
  3. Elektrobank: 9
  4. Piku: 8
  5. Setting Sun: 9,5
  6. It Doesn’t Matter: 9
  7. Don’t Stop the Rock: 7
  8. Get Up on It Like This: 8
  9. Lost in the K-Hole: 8
  10. Where Do I Begin: 9
  11. The Private Psychedelic Reel: 10

Muchas cosas buenas se escribieron y se seguirán escribiendo acerca de este álbum responsable principal de popularizar la música electrónica gracias a fusionarla con el rock de maravillas. A casi quince años de su lanzamiento Dig Your Own Hole (1997) forma parte de la historia no solo de la música electrónica, que ayudaría a cambiarla junto con Homework de Daft Punk del mismo año, sino también de la música en general.

Mucho mas ambicioso, audaz y aventureros que en Exit Planet Dust, los Chemical Brothers demuestran desde el comienzo que seria un disco para recordar. Que mejor comienzo que con la energía de “Block Rockin’ Beats” que marca la pauta de lo que seria el resto del disco donde las canciones y los estilos se confunden en un caleidoscopio inagotable de sonidos. “Elektrobank” es otro tema fundamental con un recordado video dirigido por Spike Jonze con Sofia Coppola como protagonista. Pero si hablamos de la capacidad de entrelazar tecno y rock la principal muestra en Dig Your Own Hole es “Setting Sun” con la recordada participación de Noel Gallagher en voces y componiendo un tema vibrante y inesperado que nunca se había escuchado con anterioridad, inspirado en “Tomorrow Never Knows” de The Beatles.

La segunda parte del disco es una escalada tecno de sintetizadores, samplers, distorsiones donde también demuestran que son los mejores en ello con “It Doesn’t Matter” por encima del resto y la participación de la cantante Beth Orton en “Where Do I Begin” tampoco se queda atrás. Dejando para el final un verdadero viaje de más de nueve minutos al desconocido como “The Private Psychedelic Reel” un cambio totalmente inesperado que eleva a un estado psicodélico a cualquiera.

Dig Your Own Hole es un disco atemporal que nunca parece hacerse viejo, capaz de atraerte aunque la electrónica o la experimentación no este entre tus predilecciones.

F.V.

The Chemical Brothers – Exit Planet Dust (1995)

Puntaje del Disco: 9

  1. Leave Home: 9
  2. In Dust We Trust: 8
  3. Song to the Siren: 9
  4. Three Little Birdies Down Beats: 7
  5. Fuck Up Beats: 8
  6. Chemical Beats: 8,5
  7. Chico’s Groove: 8,5
  8. One Too Many Mornings: 9
  9. Life Is Sweet: 8,5
  10. Playground for a Wedgeless Firm: 8,5
  11. Alive Alone: 7,5

En 1989 dos estudiantes de Historia Medieval se conocieron en la Universidad de Manchester, y notaron que compartían los mismos gustos musicales, comenzarían a mezclar discos en reuniones de amigos, y nunca imaginarían lo que el futuro les deparaba. The Chemical Brothers, este dúo de DJs formado por Tom Rowlands y Ed Simons, pasó de sus reducidas fiestas a las grandes pistas londinenses y más tarde en todo el mundo. A fuerza de performances sobresalientes, se convirtieron en objeto de culto para la exigente escena inglesa que aún gozaba de las bondades del britpop en pleno auge en los noventa.

El sonido grandilocuente de los Chemical Brothers esta repleto de samplers de guitarras, sirenas y voces de cualquier tipo, moviéndose a la perfección en la electrónica, el house y por momentos el trip hop, logrando fusionar por momentos estos sonidos con el rock y el pop, lo que los llevaría a crear un sonido mas accesible y atrayente para el gran publico.

Su debut Exit Planet Dust (1995) fue uno de los pocos álbumes europeos post-tecno que pudo hacer cualquier tipo de avance en el mercado en los Estados Unidos. Muy avanzado para su tiempo, este material que ya cuenta con quince años suena bastante fresco y moderno actualmente, es considerado como uno de los mejores álbumes electrónicos de todos los tiempos.

Una buena forma de entrelazar la música electrónica con el rock fue la posibilidad a lo largo de su carrera de contar con artistas invitados en varias de sus canciones en esta oportunidad Tim Burgess cantante de The Carlatans y Beth Orthon prestan sus voces para “Life Is Sweet” y “Alive Alone” respectivamente.

El disco abre con la ya legendaria “Leave Home” (incluye un sampler del comienzo de “Ohm Sweet Ohm” de Kraftwerk), de allí en adelante canciones vibrantes algunas mas llevaderas e interesantes como “Song to the Siren”, “Chemical Beats”, “One Too Many Mornings” y “Chico’s Groove” nos dan un pantallazo del sonido de Exit Planet Dust.

Si bien su música podrá resultar monótona para los que no se familiarizan aun con los sonidos electrónicos y psicodélicos, su popularidad fue clave para el surgimiento de bandas electrónicas a finales de los noventa y en la década siguiente. Si bien no fueron los creadores (décadas atrás Kraftwerk, New Order, Depeche Mode, entre otros, ya habían incursionado en la electrónica con mucho éxito) fueron los encargados de que este genero alcance una masividad nunca antes conocida, siendo sin dudas uno de los géneros en boga en los últimos años.

F.V.