Archivo de la categoría: The Byrds

The Byrds – Ballad of Easy Rider (1969)

The Byrds - Ballad of Easy Rider (1969)

Puntaje del Disco: 8

  1. Ballad of Easy Rider: 8,5
  2. Fido: 8
  3. Oil In My Lamp: 7,5
  4. Tulsa County Blue: 7,5
  5. Jack Tarr The Sailor: 8
  6. Jesus Is Just Alright: 8,5
  7. It’s All Over Now Baby Blue: 8
  8. There Must Be Someone: 8
  9. Gunga Din: 8
  10. Deportee (Plane Wreck At Los Gatos): 7
  11. Armstron, Aldrin & Collins:

Ballad of Easy Rider es el segundo disco de los Byrds (luego del éxodo) que grabó la alineación conformada por Roger McGuinn, Clarence White, John York y Gene Parsons.

Es un álbum que escuché con cero expectativas luego de lo que fue Dr. Byrds and Mr. Hyde. Pero muy sorpresivamente esta nueva formación de los Byrds con McGuinn como líder parece haberse asentado para bien. Ballad of Easy Rider es menos olvidable que su predecesor compositivamente hablando. Y otro cambio está en que McGuinn abandona prácticamente sus intereses por lo psicodélico/espacial para darle más lugar al folk rock y al country más clásico con el que nació el grupo.

Dicho esto, no es un álbum muy largo, ni tiene puntos altos que a uno lo emocionen, pero es ciertamente más sólido de lo que uno puede esperarse. Lo más destacado aparece con la homónima “Ballad of Easy Rider”, que fue coescrita con Dylan y que como el nombre lo sugiere es la balada folk por excelencia que cuenta con la mejor melodía del disco. En el mismo nivel está “Jesus Is Just Alright” que es lo más rockero que ofrecen en el disco y que combinado con Gospel suena bien.

Y así se reparte todo el disco, con decentes canciones folkys como “There Must Be Someone” y “Gunga Din”, otros números de rock más movidos como “Fido”. Por supuesto, tampoco falta el cover de Dylan, que en este caso es “It’s All Over Now Baby Blue”, llevado a una versión más lenta pero atractiva. Y hasta hay cierta experimentación en “Jack Tarr The Sailor”, que me agrada por su estilo medio Western, aunque no me gusta su interpretación vocal.

Ballad of Easy Rider, pese a los percances y cambios que sufrió la banda a lo largo de los años, es un disco bastante redondo con el que despidieron los sesenta los Byrds. Y si consiguen la reedición de 1997, el tracklist se extiende hasta 18 canciones.

Persy

Anuncios

The Byrds – Dr. Byrds and Mr. Hyde (1969)

The Byrds - Dr. Byrds and Mr. Hyde (1969)

Puntaje del Disco: 6

  1. This Wheel’s On Fire: 7,5
  2. Old Blue: 7
  3. Your Gentle Way Of Loving Me: 8
  4. Child Of The Universe: 5,5
  5. Nashville West: 6
  6. Drug Store Truck Drivin’ Man: 6
  7. King Apathy III: 7
  8. Candy: 6
  9. Bad Night At The Whiskey: 6,5
  10. My Back Pages/B. J. Blues/Baby What You Want Me To Do: 4

Luego del lanzamiento de Sweetheart of the Rodeo se produciría un éxodo importante en The Byrds. Chris Hillman, Gram Parsons y Kevin Kelley abandonarían el grupo dejando como líder monopólico a Roger McGuinn. Roger es de hecho el único miembro fundador que queda de la banda. Bajo su dominio lanzaría Dr. Byrds and Mr. Hyde, usualmente reconocido como el disco más mediocre en la discografía de los Byrds.

El nombre del disco sugiere la dualidad de McGuinn en su gusto por Country Rock y el Space Rock/Rock Psicodélico. Por algo en la tapa se pueden ver vaqueros y las letras de un título que parece de ciencia ficción. En otras palabras, este disco es como ver la película “Cowboys vs Aliens”.

Sin embargo, lo que más predomina es el country, en canciones que si bien son en su mayoría escuchables pero también resultan olvidables. Esa es una de las cuestiones más reprochables del disco: no hay nada particularmente original que lo destaque, no hay una evolución positiva y el nivel de los temas es bajo (hay covers que no son grandes versiones y composiciones de McGuinn que pocos recordaran).

De todas formas a veces parece un álbum más atacado de lo que en realidad merece. Hay algunas canciones country agradables como “Your Gentle Way Of Loving Me”. El rock psicodélico de “This Wheel’s On Fire” tiene su vibra. Aunque también aparecen incursiones fallidas tal como “Child Of The Universe”. Pero de todas, el cierre con “My Back Pages/B. J. Blues/Baby What You Want Me To Do”, es el momento más bajo del LP. Es el medley más aburrido que escuché en mi vida.

Dr. Byrds and Mr. Hyde es un trabajo que deja sensación a poco. Es el punto en el que se empiezan a extrañar los mejores años de los Byrds. Con McGuinn solo no alcanza.

Persy

The Byrds – Sweetheart of the Rodeo (1968)

Puntaje del Disco: 8

  1. You Ain’t Goin’ Nowhere: 8,5
  2. I Am a Pilgrim: 8,5
  3. The Christian Life: 7,5
  4. You Don’t Miss Your Water: 8
  5. You’re Still on My Mind: 7
  6. Pretty Boy Floyd: 6
  7. Hickory Wind: 9
  8. One Hundred Years from Now: 8
  9. Blue Canadian Rockies: 7,5
  10. Life in Prison: 7,5
  11. Nothing Was Delivered: 8

Para su sexto álbum de estudio Sweetheart of the Rodeo, los Byrds harían un cambio abrupto: pasaron de la psicodelía de los discos previos a realizar un álbum íntegramente country. Los Byrds habrán hecho “algo” de country en sus primeros años pero nunca de esta forma tan excesiva. Mucho tuvo que ver la llegada de Gram Parsons, quien no solo influyó en forma notoria en la formación del nuevo estilo de la banda, se transformó en pianista y guitarrista líder de los Byrds involucrándose incluso compositivamente. De hecho Parsons compuso el mejor tema del disco, el reconocido “Hickory Wind”. El resto del disco son puros covers! Lo cual abre el interrogante: ¿Dónde diablos se metieron Chris Hillman y Roger McGuinn durante las grabaciones de este disco?

No hay composiciones propias, pero hay que reconocer que estos covers tienen sus buenas melodías y momentos de encanto como “You Ain’t Goin’ Nowhere” de Dylan (nunca faltan los covers de Bob en los discos de los Byrds) y “I Am a Pilgrim”. No hay canciones malas, por eso Sweetheart of the Rodeo es un producto más que escuchable. Aún así me resulta tremendamente sobrevalorado…

Varios lo aclaman como el mejor disco de los Byrds, pero sinceramente no encuentro la razón por la cuál lo señalan como algo espectacular. Es solo country muchachos! No hay nada esplendoroso, no hay nada novedoso y ni siquiera parece un disco de los Byrds!! De hecho, el disco peca por ser bastante reiterativo. Sweetheart of the Rodeo es uno de los ejemplos de porque poner todas canciones con una misma onda puede ser incluso aburrido para el oyente.

Un disco perfecto para los fans de Parsons y los frecuentadores del country, pero no tanto para los seguidores de los Byrds, especialmente su etapa psicodélica.

De yapa: el álbum también cuenta con bonus tracks. “You Got a Reputation” es uno de los más rescatables, es country pero con un ritmo más blusero que queda muy bueno.

Persy

The Byrds – The Notorious Byrd Brothers (1968)

Puntaje del Disco: 8,5

  1. Artificial Energy: 8
  2. Goin’ Back: 9
  3. Natural Harmony: 8,5
  4. Draft Morning: 9
  5. Wasn’t Born To Follow: 9
  6. Get To You: 7,5
  7. Change Is Now: 8
  8. Old John Robertson: 8
  9. Tribal Gathering: 8
  10. Dolphin’s Smile: 7,5
  11. Space Odyssey: 6,5

Antes del lanzamiento del nuevo álbum de los Byrds, la banda sufriría cambios en su formación. David Crosby sería despedido por Chris Hillman y Roger McGuinn. De esta forma su carrera seguiría con su alianza junto a Stills y Nash. Pese a su deserción, Crosby colaboró en las grabaciones de lo que sería The Notorious Byrd Brothers. Con su alejamiento el baterista Michael Clarke también dejaría a los Byrds. En contrapartida, un viejo conocido, Gene Clark, retornaría al grupo. Pero su estadía en la banda solo duraría 3 semanas por su pánico a los viajes en avión (pobre tipo, gente como Bergkamp se perdió un mundial por este problema).

Dicho esto, empecemos a hablar del disco. The Notorious Byrd Brothers apareció en pleno auge del rock psicodélico byrdiano y de hecho sería su último gran álbum de este estilo. La gran cualidad del disco en este caso es su producción, en esta oportunidad a cargo de Gary Usher, conocido por haber trabajado con Brian Wilson. Usher hizo un trabajo notable que especialmente se nota en los arreglos de cada tema y en la generación atmósferas espaciales impresionantes. Por esta razón la mayoría de las canciones del álbum son geniales, aunque rara vez tengan un estatus de clásico. De hecho el único clásico del disco es “Goin’ Back”, un cover del tema de Goffin/King, que resulta tan hermoso como simple y que por eso logró su fama.

Sin embargo, hay temas que no son tenidos muy en cuenta y que merecen mayor reconocimiento. Empezando por la antibélica “Draft Morning”, una sorpresa muy grata del álbum. Su melodía cauta y su psicodelía atmosférica que incluye incluso disparos espaciales la destacan claramente. “Natural Harmony” es otro de los números que te capturan con esos flashes psicodélicos que provienen de Usher. Por su parte “Wasn’t Born To Follow” es el segundo tema más conocido del disco, un country que nos sigue demostrando que los Byrds nunca abandonaron el buen gusto por las armonías vocales.

Ese grupo de canciones son desde mi punto las mejores. Luego aparecen algunas como “Space Odyssey” que son indudablemente interesantes por sus efectos, pero también excedidas, y por eso no terminan de cerrar.

De todas formas, The Notorious Byrd Brothers es muy bueno trabajo, no falta el que lo tome como el mejor de su carrera. Pero también hay que remarcar que en reediciones posteriores surgirían bonus tracks que en algunos casos son tan atractivos como todo el material del álbum. Tal vez la canción más ejemplar es “Triad” de Crosby que luego sería popularizado por la voz de Grace Slick y los Airplane. Una pena que no haya sido incluida.

Persy

The Byrds – Turn! Turn! Turn! (1965)

Puntaje del Disco: 7,5

  1. Turn Turn Turn: 9,5
  2. It Won’t Be Wrong: 9
  3. Set You Free This Time: 8
  4. Lay Down Your Weary Tune: 7,5
  5. He Was A Friend Of Mine: 7
  6. The World Turns All Around Her: 8,5
  7. Satisfied Mind: 7
  8. If You’re Gone: 7
  9. The Times They Are A-Changin’: 7
  10. Wait And See: 7,5
  11. Oh Susannah: 8

Turn! Turn! Turn! Es el álbum que termina de definir la etapa de folk rock más pronunciado de los Byrds. Como en Mr. Tambourine Man, la banda decidió titular al disco con la misma denominación que su clásico más aclamado. En este caso “Turn Turn Turn” es una adaptación de la canción de Pete Seeger compuesta a fines de los años cincuenta, el cual esta basado en el Libro del Predicador (conocido como Eclesiastés) del Antiguo Testamento. Debo decir que la versión de los Byrds es la definitiva, con su melodía que marca fantásticos cambios de ritmo y los destellos distintivos de Roger McGuinn en guitarra.

Y si de McGuinn hablamos, también nos ofrece el excelente clásico de pop psicodélico “It Won’t Be Wrong”. Pero la mayoría de los aportes llegan de la mano compositiva de Gene Clark, pero esta vez en un nivel más discreto. Entre sus temas solo se puede destacar la notable canción pop “The World Turns All Around Her”. Por otro lado, este trabajo sería la última contribución Clark con The Byrds.

En lo que queda del álbum, en donde principalmente se deslumbran canciones acústicas caracterizadas por sus armonías vocales, tampoco faltaron los covers homenaje de Dylan: “Lay Down Your Weary Tune” y “The Times They Are A-Changin’”. Sin embargo, no son versiones tan brillantes como las que sí habían logrado en Mr. Tambourine Man. De hecho, prefiero su cover de la canción tradicional de Foster “Oh Susannah”, en la que se nota nuevamente que los Byrds impusieron su propio estilo para hacerla divertida.

De esta forma, Turn! Turn! Turn! sería una continuación de su primer disco, menos inspirada e incluso más aburrida que discos posteriores de los Byrds, pero que aún así con sus momentos de brillo que no tienen desperdicio.

Persy

Highlights: The Byrds

Top Ten de The Byrds:

  1. Eight Miles High
  2. Thoughts and Words
  3. I’ll Feel a Whole Lot Better
  4. Turn! Turn! Turn! (To Everything There is a Season)
  5. Mr Tambourine Man
  6. Goin’ Back
  7. So You Want To Be a Rock ‘N’ Roll Star
  8. It Won’t Be Wrong
  9. Everybody’s Been Burned
  10. Hickory Wind

Persy

The Byrds – Mr. Tambourine Man (1965)

the Byrds_-_Mr_Tambourine_Man 1965

Puntaje del Disco: 8,5

  1. Mr Tambourine Man: 9,5
  2. I’ll Feel A Whole Lot Better: 9,5
  3. Spanish Harlem Incident: 8
  4. You Won’t Have To Cry: 7,5
  5. Here Without You: 7,5
  6. The Bells Of Rhymney: 7,5
  7. All I Really Want To Do: 8
  8. I Knew I’d Want You: 8
  9. It’s No Use: 8,5
  10. Don’t Doubt Yourself Babe: 7,5
  11. Chimes Of Freedom: 8
  12. We’ll Meet Again: 7,5

Bonus Tracks:

  1. She Has A Way: 8
  2. I’ll Feel A Whole Lot Better (alternate version): 9
  3. It’s No Use (alternate version): 8
  4. You Won’t Have To Cry (alternate version): 7,5
  5. All I Really Want To Do (single version): 8
  6. You And Me: 8

En 1965 los Byrds harían su aparición en la puesta de escena publicando uno de los discos debut más recordados de la historia del rock: Mr. Tambourine Man. El nombre del álbum es simbólico, ya que los Byrds (al igual que muchos artistas del período) eran reconocidos admiradores de Bob Dylan. De esta forma, decidieron llamar al álbum del mismo modo que el mejor cover que realizaron del legendario cantautor. Su interpretación de “Mr Tambourine Man” fue tan deslumbrante, que logró superar a la versión original e inspiró al mismo Dylan a que comience a electrificar su sonido.

Respecto al álbum, Mr. Tambourine Man es un trabajo de folk rock que sin ser espectacular logra entretener. En él podemos encontrar 3 tipos de temas: los covers de Dylan, las composiciones de Clark y McGuinn y el resto de los covers. Entre los covers de Dylan, además del ya mencionado “Mr Tambourine Man”, están “Spanish Harlem Incident”, “All I Really Want To Do” y “Chimes Of Freedom”; todos ellos valen la pena. Por otro lado, dentro de las composiciones del grupo se destaca especialmente un número de Gene Clark, “I’ll Feel A Whole Lot Better”, uno de los clásicos más rutilantes de su carrera. La melodía del tema es tan buena que hasta inspiraría a Charly Garcia a hacer un cover del mismo, “Me siento mucho mejor”.

Esta adaptación del disco también incluye versiones alternativas de sus cortes, junto con la instrumental “You and Me”.

El éxito que lograrían los Byrds con Mr. Tambourine Man los haría tan famosos en los sesenta que llegaron a considerarse la competencia más firme de los Beatles surgida de EEUU.

Persy