Archivo de la categoría: The Brian Jonestown Massacre

The Brian Jonestown Massacre – Thank God for Mental Illnes (1996)

The Brian Jonestown Massacre - Thank God for Mental Illnes (1996)

Puntaje del Disco: 8

  1. Spanish Bee: 8,5
  2. It Girl: 9
  3. 13: 7,5
  4. Ballad of Jim Jones: 8
  5. Those Memories: 7,5
  6. Stars: 8,5
  7. Free and Easy, Take 2: 8
  8. Down: 8,5
  9. Cause I Love Her: 7,5
  10. Too Crazy to Care: 7
  11. Talk – Action = Shit: 7
  12. True Love: 7,5
  13. Sound of Confusion: 8

Tres discos en un año, eso fue lo que hicieron los Brian Jonestown Massacre en  1996. Una ecuación inversa a lo que pasa hoy en día: la mayoría de las bandas saca un disco cada 3 años. Algo admirable que representa el gran momento que pasaba este grupo inspirándose en los Rolling Stones y que evidentemente les dio material suficiente para lanzar nada menos que 3 trabajos discográficos que no son para nada cortos (este dura más de 1 hora para que se hagan una idea).

Thank God for Mental Illnes en este caso en particular sigue demostrando su admiración por los Stones, pero a diferencia de los anteriores hace más foco en si sonido más acústico, más country y también en ese rock medio rancio de sus primeros años. Aunque justamente la etapa que eligieron no se puede decir que haya sido exactamente la mejor de la banda de Jagger, sus años posteriores tuvieron mayor inspiración.

De todas formas bajo esta premisa, BJM desarrolla un álbum que podría dividirse en dos partes: la primera abocada al country rock que comentaba, que tiene cierta tonalidad sombría atractiva especialmente al comienzo con “Spanish Bee” e “It Girl” y luego en “Down”. En esa primera parte, logran buenos resultados y otros un tanto más genéricos y toscos. Pero lo importante y admirable es que parece un álbum completamente añejo, muy de los sesenta. Si uno lo escucha no se daría cuenta que estamos hablando de un grupo de los noventa. En ese sentido es una genialidad.

La segunda parte de Thank God es ese corte de nada menos que 33 minutos de duración llamado “Sound of Confusion” que podría identificarse como una especie de Suite porque está integrado por distintas canciones. Pero la realidad es que parece más un disco diferente dentro de Thank God, porque: en primer lugar los diferentes pasajes de “Sound of Confusion” no tienen  una clara conexión entre sí; y en segundo lugar, porque no tiene la mística sesentosa de la primera parte del álbum. Los Brian Jonestown Massacre suenan más a un grupo de rock alternativo de los noventa, desprendiendo algunas buenas melodías y también 7 minutos iniciales totalmente omitibles de puros sonidos de ambiente que parecen tomados de una calle.

Thank God for Mental Illnes termina siendo el más flojo de la trilogía que lanzaron en 1996, pero solo por el hecho de que decidieron homenajear la etapa menos interesante de los Stones en los sesenta y porque “Sound of Confusion”, es justamente media hora que confunde más en lugar de realzar lo bueno que hicieron en la primera parte del disco.

Persy

Anuncios

The Brian Jonestown Massacre – Take It from the Man! (1996)

Puntaje del Disco: 9

  1. Vacuum Boots: 9
  2. Who?: 9,5
  3. Oh Lord: 9
  4. Caress: 8
  5. (David Bowie, I Love You) Since I Was Six: 9,5
  6. Straight Up And Down: 8,5
  7. Monster: 9
  8. B.S.A.: 9
  9. Mary, Please: 8,5
  10. Monkey Puzzle: 8,5
  11. Fucker: 8,5
  12. Dawn: 9
  13. Cabin Fever: 9
  14. In My Life: 8,5
  15. The Be Song: 8
  16. My Man Syd: 8,5
  17. Straight Up And Down: 7

A estos tipos no les alcanzó con Their Satanic Majesties’ Second Request. Su adoración por los Rolling Stones es tan grande que en el mismo año editaron otro álbum tan espectacular o mejor que su tributo a sus majestades satánicas. Sin embargo, Take It from the Man! tiene un aire distinto. Focaliza menos en la psicodelia (aunque sigue muy presente), es menos drogon, dando más lugar al sonido rhythm and blues pre-psicodelico. Como si se estacionara en el año 1965/66. Dicho de otro modo, suena más a Revolver que a Sgt. Pepper. O del lado de los Stones, suena más a Aftermath que a Their Satanic Majesties.

Pero BJM va más allá de ser una banda tributo a los Stones. Sus influencias en este álbum abarcan a muchas más bandas y artistas. Sin ir más lejos: los Beatles, los Who, Syd Barrett e incluso David Bowie. Y hay claras referencias en los nombres de algunos temas. Aunque esto es más que un simple homenaje, Anton Newcombe y los suyos toman aquellos elementos de los sesenta para delinear su propio estilo siendo incluso originales. Por eso suenan como una banda de R&B pero estacionado en los noventa.

Y qué decir de las composiciones. Son realmente muy buenas, excelente. Las melodías son de primera: “Who?”, “Since I Was Six”, “Oh Lord”, “B.S.A.”, son todas geniales. Todas de mi agrado, y lo mismo te va a suceder si te gustan los grupos de los sesenta. Un gran disco, de lo mejor de The Brian Jonestown Massacre.

Persy

The Brian Jonestown Massacre – Their Satanic Majesties’ Second Request (1996)

Puntaje del Disco: 8,5

  1. All Around You (Intro): 9,5
  2. Cold To The Touch: 8,5
  3. Donovan Said: 9
  4. In India You: 8
  5. No Come Down: 8
  6. (Around You) Everywhere:
  7. Jesus: 8
  8. Before You: 7,5
  9. Miss June ’75: 8
  10. Anenome: 8
  11. Baby (Prepraise): –
  12. Feelers: 8,5
  13. Bad Baby: –
  14. Cause, I Lover: 9
  15. (Baby) Love of My Life:
  16. Slowdown (Fuck Tomorrow):
  17. Here It Comes: 9
  18. All Around You (Outro): 8,5

Cuando uno escucha el álbum Methodrone de The Brian Jonestown Massacre, la banda no parece tan Stone como su propia denominación lo sugiere. Pero ese presagio se dilapidó con sus subsiguientes discos de estudio, entre ellos: Their Satanic Majesties’ Second Request.

La referencia del nombre de este trabajo es muy obvia: Their Satanic Majesties Request. Sí, esta vez, los BJM le rinden tributo a la versión más psicodélica de los Rolling Stones. En realidad todo el álbum (que podría haber sido editado tranquilamente en 1967) es un recorrido muy original a la psicodelia de los sesenta. Un tremendo homenaje que también incluye a grupos como The Beatles, The Byrds y tantos otras bandas de esa época.

El cerebro monopólico de la banda, Anton Newcombe, lleva a cabo su nuevo ambicioso proyecto, en su versión más pirada, demostrando sus dotes de multi-instrumentalista líder. Tocó la mayoría de los instrumentos (son innumerables) a pesar que el resto de la banda también aparece en los créditos. Además compuso la mayoría de las canciones. “No Come Down” y “Miss June ’75” son las únicas excepciones, que le pertenecen a Matt Hollywood, quien también las interpretó con su voz.

Como consecuencia, Second Request se luce como un trabajo bastante distinto respecto de Methodrone. Las guitarras de rock alternativo se esfuman, dando más espacio a guitarras acústicas y demás instrumentos de cuerda que te asfixian con las atmosferas de Flower Power que generan.

De esta manera “All Around You (Intro)” abre en gran forma el telón en lo que parece una apertura del Rock and Roll Circus. Luego aparecen muy buenas canciones como “Cold To The Touch” y “Jesus” que tienen un riff imitado de “Gimme Shelter” (hasta parece que Keith Richards está presente), pero en una adaptación totalmente drogada. Con “Donovan Said” los Massacre se remiten a otra de sus grandes influencias (Donovan, por supuesto) en su particular versión psicodélica. Luego tenemos a “In India You”, un tema que toma las influencias hindúes de “Within or Without You”. Y la instrumental “Before You” repite la misma tendencia.

A medida que avanzamos el disco te sumerge en una terrible sobredosis. Los temas se vuelven cada vez más perezosos y fumados. “Miss June ’75”, por ejemplo, es una especie de balada pero con BJM interpretándola en el mismo estado calamitoso de Pity Alvarez. Y en esta nebulosa también podemos destacar a “Cause, I Lover” y “Here It Comes” como los mejores. Hasta que finalmente, “All Around You (Outro)” cierra el show, en lo que viene a ser la versión instrumental de su “Intro”.

Second Request es un tributo brillante, sin puntos flojos. Tal vez la contra se encuentra en que es un poco extenso y si bien las canciones son muy buenas los clásicos instantáneos no abundan. A pesar de ello, ayudó a BJM a seguir creciendo, consolidándose como banda de culto en los noventa.

Persy

The Brian Jonestown Massacre – Methodrone (1995)

Puntaje del Disco: 8

  1. Evergreen: 8,5
  2. Wisdom: 9
  3. Crushed: 8,5
  4. The Girl Suicide: 9
  5. Wasted: 8
  6. Everyone Says: 7
  7. Short Wave: 7
  8. She Made Me: 8
  9. Hyperventilation: 8
  10. Records:
  11. I Love You: 7,5
  12. End of the Day: 7
  13. Outback: 6
  14. She’s Gone: 8,5
  15. -: 7

The Brian Jonestown Massacre, un nombre largo pero sugestivo para una banda. Su denominación alude en primer lugar a la tragedia de Jonestown, donde un culto religioso terminó con más de 900 vidas en ese lugar, y por otro lado a su clara admiración por los Rolling Stones, más concretamente al guitarrista Brian Jones. Pero no seamos prejuiciosos, este no es un grupo rollinga barato y mediocre como los Ratones Paranoicos. Esto es algo más interesante. The Brian Jonestown Massacre es un grupo de Indie rock de los noventa comandado por el multi-instrumentalista (como Brian Jones) Anton Newcombe, que toma influencias de muchas bandas de renombre como The Velvet Underground, My Bloody Valentine y Sonic Youth. De hecho, su álbum debut Methodrone hace mucho hincapié en este tipo de influencias.

Methodrone es eso, un disco netamente de Indie rock, en donde combinan neo psicodelia con guitarras de corrosivas distorsiones. Pero estas guitarras marcan frecuentemente el mismo ritmo, por lo cual el disco se torna un poco repetitivo, y esto es tedioso si consideramos que este trabajo entero tiene una duración de más de 70 minutos.

Sin embargo, Methodrone en general es más bien compacto con buenos temas para disfrutar como: “The Girl Suicide”, una especie de encuentro entre la psicodelia byrdeana con una melodía que es más próxima a la Velvet Underground; o “Wisdom”, donde la psicodelia y el Indie marcan uno de los mejores momentos del álbum.

Methodrone no sería un disco muy reconocido para The Brian Jonestown, pero empezarían a ganar más prestigio con su segundo disco, Their Satanic Second Request.

Persy