Archivo de la categoría: The Allman Brothers Band

The Allman Brothers Band – Win, Lose or Draw (1975)

The Allman Brothers Band - Win, Lose or Draw (1975)

Puntaje del Disco: 5,5

  1. Can’t Lose What You Never Had: 6
  2. Just Another Love Song: 6
  3. Nevertheless: 5
  4. Win, Lose or Draw: 6,5
  5. Louisiana Lou and Three Card Monty John: 5
  6. High Falls: 5,5
  7. Sweet Mama: 5,5

Tras el lanzamiento de Brothers and Sisters que tuvo bastante éxito, la banda se iría de gira y luego Gregg Allman lanzaría su disco como solista al igual que el guitarrista Dickey Betts. Esto generaría ciertas especulaciones sobre el futuro del grupo, hasta que finalmente aparecería el quinto disco de estudio de los Allman Brothers, Win, Lose or Draw, un trabajo tan angustiosamente genérico y vacío que traería numerosas críticas negativas.

El contenido de Win, Lose or Draw es pobre. Los Allman no ofrecen nada rescatable ni relevante para que pueda quedar en el recuerdo del oyente. Es el típico álbum de una banda que hace blues rock (y en este caso también rock sureño) corriente sin mucha inspiración. Aún así no esperen escuchar temas que suenen mal. La ejecución instrumental es decente, pero el nivel compositivo es escueto en comparación que lo que venían produciendo.

No hay mucho para destacar. El cover de Muddy Waters “Can’t Lose What You Never Had” es decente por los solos de Betts. Dickey también intenta remarla en “High Falls”, sin embargo, termina siendo uno de los Jams instrumentales más intrascendentes que escuché de ellos. Por último está la balada “Win, Lose or Draw” que titula al disco, que no suena nada mal, aunque lejos está de alcanzar lo mejor del repertorio de este grupo. Y lo que queda de este trabajo es un reflejo del pálido material que ofrecieron en esta oportunidad.

Persy

Anuncios

The Allman Brothers Band – Brothers and Sisters (1973)

Puntaje del Disco: 9

  1. Wasted Words: 8
  2. Ramblin’ Man: 9
  3. Come and Go Blues: 9
  4. Jelly Jelly: 7,5
  5. Southbound: 8,5
  6. Jessica: 9,5
  7. Pony Boy: 9

Pese a que Duane Allman no estaba más en sus filas, en Brothers and Sisters el resto de los integrantes dejan en claro que la banda podía seguir existencia sin su legendario guitarrista. Además, el disco no solo fue grabado plenamente después del fallecimiento de Duane sino también en parte posterior a la muerte del bajista Berry Oakley (Lamar Williams completaría las grabaciones en bajo).

Con estas bajas significativas, emergería la participación de Dickey Betts, no solo como vocalista sino también aportando las mayores y las mejores composiciones del álbum junto a Gregg Allman.

De su mano en Brothers and Sisters nos traen rock sureño clásico del estilo que estamos acostumbrados de los Allman, siendo bastante accesible (es de lo más convencional que grabó la banda) y con varios puntos altos para destacar, especialmente en las secciones instrumentales de sus canciones, como los clásicos de country “Ramblin’ Man” y “Pony Boy”, así como en la magistral “Jessica”, una canción instrumental muy bien elaborada y de un nivel fantástico.

Hay quienes se centran en los primeros discos de los Allman, sobretodo por el privilegio de escuchar a Duane en guitarra, pero este álbum sin dudas esta a la altura de lo mejor que hicieron en todo su repertorio.

Persy

The Allman Brothers Band – Eat a Peach (1972)

Puntaje del Disco: 8,5

  1. Ain’t Wasting Time No More: 9
  2. Les Brers In A Minor: 8,5
  3. Melissa: 9,5
  4. Mountain Jam: 8,5
  5. One Way Out: 8
  6. Trouble No More: 8
  7. Stand Back: 7,5
  8. Blue Sky: 8,5
  9. Little Martha: 8,5

Duane Allman, uno de los más grandes guitarristas de la historia, habrá fallecido pero los Allman Brothers seguían vivos. De hecho Eat a Peach fue el último disco que incluyó su participación antes de su accidente en moto. Esta vez The Allman Brothers presentaron un álbum doble que contenía tanto temas grabados antes de la muerte de Duane así como posteriores. También hay que decir que la mitad del disco consiste en una sola canción instrumental que dura más de 33 minutos: “Mountain Jam”.

“Mountain Jam” es la imagen de lo que representa el disco: mucha improvisación instrumental que por momentos puede resultar más pretenciosa que una banda normal de rock sureño. “Mountain Jam” en particular, fue grabado en vivo e improvisado en base al tema de Donovan “There is a Mountain”, y es cierto su eterna longitud hace muy difícil seguirle el hilo. Llega un momento que uno se pregunta ¿Todavía estoy escuchando la misma canción? Lo bueno es que cuenta con varias secciones, que a decir verdad no aburren. Esta encadenado con solos de bateria, de bajo, solos de todo!! No es algo para pasar por algo, este tipo de jam tan extenso e impresionante nos deja en claro lo talentosos que eran y su gran técnica como grupo.

Pese a ser la pieza central de Eat a Peach, hay mejores temas especialmente en la primera parte de este trabajo. “Ain’t Wasting Time No More” es rock sureño clásico que hace una gran apertura del disco. “Les Brers In A Minor” coquetea con el rock progresivo. Y “Melissa” es una balada sureña de gran melodía y una calidad impecable, lo mejorcito de Eat a Peach.

La segunda parte del disco se torna un poco genérica. Pero aún así se pueden destacar canciones como el country “Blue Sky” y la viñeta acústica de Duane “Little Martha”.

Muchos marcan a Eat a Peach como uno de los mejores discos de los Allman. Desde mi punto de vista es muy buen disco, pero no llega a un nivel excepcional.

Persy

The Allman Brothers Band – Idlewild South (1970)

Puntaje del Disco: 9

  1. Revival: 8
  2. Don’t Keep Me Wonderin’: 8,5
  3. Midnight Rider: 9
  4. In Memory Of Elizabeth Reed: 9,5
  5. Hoochie Coochie Man: 9
  6. Please Call Home: 8,5
  7. Leave My Blues At Home: 8,5

Idlewild South es el segundo disco de estudio de los Allman Brothers, él último en el legado del grupo con Duane Allman a la cabeza como guitarrista (sin considerar a su disco en vivo At Fillmore East).

Partiendo desde este hecho, Idlewild South es posiblemente el mejor álbum que se puede escuchar de esta primera etapa del grupo. Es un disco más sólido e interesante que su álbum debut por la incorporación de Gospel y Country en su música, sumado a su vez un excelente trabajo que cumplió la banda en conjunto. Duane es un fantástico guitarrista y lo sigue demostrando en Idlewild South, pero además las composiciones de su hermano Gregg y los aportes impresionantes de su otro guitarrista Dickey Betts son muy importantes.

De esta forma en Idlewild South podemos disfrutar de 7 temasos. Empezando por la primer canción de Dickey “Revival”, que muestra las influencias del Gospel en su estilo. Luego tenemos a “Don’t Keep Me Wonderin’” y “Midnight Rider” que son simplemente clásicos de rock sureño. Pero más apabullante es “In Memory Of Elizabeth Reed”, una improvisación instrumental impactante, armoniosa e impecable. La sucede la excelente versión “Hoochie Coochie Man”, cover del clásico de Willie Dixon. Por su parte “Please Call Home” es la balada del disco, muy buena con la incorporación del piano.

Lo único cuestionable es que el álbum es relativamente corto. Idlewild South dura alrededor de media hora. Una vez que termina “Leave My Blues At Home” te quedas con las ganas de escuchar más de ellos.

Persy

The Allman Brothers Band – At Fillmore East (1971)

Puntaje del Disco: 8,5

  1. Statesboro Blues: 9
  2. Trouble No More: 8
  3. Don’t Keep Me Wonderin: 8
  4. In Memory of Elizabeth Reed: 9
  5. One Way Out: 8,5
  6. Done Somebody Wrong: 8,5
  7. Stormy Monday: 8,5
  8. You Don’t Love Me: 8,5
  9. Hot ‘Lanta: 8
  10. Whipping Post: 9
  11. Mountain Jam: 8
  12. Drunken Hearted Boy: 8,5

The Allman Brothers Band podían regocijarse, como pocas agrupaciones, con el rótulo de ser una de las mejores de los últimos años (principios de los 70) según la prestigiosa Rolling Stone Magazine. Para 1971 la banda formada en Jacksonville contaba con dos muy buenos discos que les harían merecedores de semejantes halagos: el primero homónimo de 1969 y Idlewild South de 1970. La sensacional improvisación en sus clásicos solicitaba un disco en vivo. Y es así que en el Fillmore East Concert Hall de Nueva York, los hermanos Allman ofrecieron, en dos fechas, una magnífica performance que quedó grabada en un disco doble.

Referida a la ciudad situada en Georgia, “Statesboro Blues” es uno de esos temas que a pesar de no ser propiedad de la banda, su versión quedó inmortalizada como la más conocida de su repertorio, especialmente por el famosos slide de guitarra de Duane. Aunque si de solos se trata, “In Memory of Elizabeht Reed” es un solo escrita por Dickey Betts con unos cambios de ritmos parecidos a los de Santana. Luego al intenso y movido blues de “One Way Out”, “Stormy Monday” desgarra con el blues más puro de los 50 y concluye la primera parte de este trabajo.

La segunda parte del disco abre con otro instrumental, “Hot ‘Lanta”, para luego abrir paso a una de las mejores interpretaciones en vivo de la banda con “Whipping Jam” que fue considerada como una de las canciones que contribuyeron a moldear el rock. Durante 23 minutos los espectadores fueron testigos un extraordinario despliegue de instrumentos que continuarían con “Mountain Jam” de 33.

El blues rock sureño a través de las improvisaciones fue la estampa que marcaron los hermanos Allman y que supieron mostrar en vivo en At Fillmore East, superando cualquier pronóstico.

Piro

The Allman Brothers Band – The Allman Brothers Band (1969)

Puntaje del Disco: 8,5

  1. Don’t Want You No More: 8
  2. It’s Not My Cross To Bear: 7,5
  3. Black Hearted Woman: 8
  4. Trouble No More: 8,5
  5. Every Hungry Woman: 8
  6. Dreams: 9
  7. Whipping Post: 9

The Allman Brothers Band es el grupo americano considerado artífice principal de lo que se denominó el rock sureño. Encabezados por los hermanos Allman, Duane (guitarras) y Gregg (vocales y órgano), este grupo lanzaría en 1969, su primer disco, el cual llevó, como frecuentemente sucede, el mismo nombre que el grupo.

The Allman Brothers Band es un disco homogéneo, esencialmente de blues/rock. Un blues/rock que se sucede corte tras corte y conforma un producto compacto. En el que además uno puede entretenerse con cosas como: la instrumental “Don’t Want You No More”, el buen cover de “Trouble No More” de Muddy Waters y de clásicos desgarradores de la banda como “Dreams” y “Whipping Post”.

Este álbum debut fue realmente aclamado por la crítica, tal vez llevándolo a un nivel extraordinario que no merece. Catalogándolo con frases como “el mejor álbum debut jamás hecho por una banda de blues americana”. Un rótulo tremendo para un disco menos interesante que varios trabajos posteriores del grupo. Pero por más exagerado que resulte, The Allman Brothers Band es un muy buen disco. No excelente, simplemente muy bueno, en el cual los Allman ya empezaron a demostrar algunas de sus principales facultades, como su destreza instrumental y capacidad de improvisación.

Persy