Archivo de la categoría: Swans

Swans – The Burning World (1989)

swans-the-burning-world-1989

Puntaje del Disco: 7

  1. The River that Runs with Love Won’t Run Dry: 8
  2. Let it Come Down: 8,5
  3. Can’t Find My Way Home: 7
  4. Mona Lisa, Mother Earth: 7
  5. (She’s A) Universal Emptiness: 7,5
  6. Saved : 7
  7. I Remember Who You Are: 7
  8. Jane Mary, Cry One Tear: 8,5
  9. See No More: 6,5
  10. God Damn the Sun: 6

Desde que comenzaron a tocar juntos, a principios de los ochenta, la música de Swans nunca se caracterizó por ser popular, nunca tuvieron esa intención. Pero se hicieron notar por su encantadora versión del clásico de Joy Division, “Love Will Tear Us Apart” en 1988, que llevó a que una compañía discográfica grande como “Universal Records” les echara el ojo.

The Burning World (1989) fue su primer y último material grabado con una compañía comercial. Como era de esperarse el disco fue mucho más accesible de lo que venían haciendo y esto no les gustó demasiado, sumando a músicos sesionistas aportando instrumentos multi culturales acercándose más a un estilo folk y “World Music”.

A pesar de sus esfuerzos por sonar como una banda tradicional comercialmente fue un fracaso y su disquera acabaría el contrato abruptamente, algo que su líder Michael Gera agradecería con el correr del tiempo, debido a lo poco que disfruto todo el proceso, en 2011 declararía: “Yo aborrezco ese disco. Bill Laswell es un muy buen productor, pero no funcionamos bien juntos, yo estaba intimidado y cantaba de una forma monótona. No se vendió bien, y fuimos desechados”.

Desde mi punto de vista The Burning World se nota que es un disco forzado, con una banda no tan convencida del rumbo que estaba tomando ni de sus decisiones, pero así y todo no es terrible, tiene sus buenos momentos (en especial al comienzo después decae un poco), a pesar de no tener la potencia y la locura que caracteriza a los Swans es un buen comienzo para alguien que todavía no sabe de ellos y prefiere los temas acústicos que a lo visceral y alternativo que los caracteriza.

F.V.

Anuncios

Swans – Children of God (1987)

Swans - Children of God (1987)

Puntaje del Disco: 8

  1. New Mind: 8,5
  2. In My Garden: 8
  3. Our Love Lies: 8
  4. Sex, God, Sex: 7
  5. Blood and Honey: 7
  6. Like a Drug (Sha La La La): 6
  7. You’re Not Real, Girl: 8
  8. Beautiful Child: 5
  9. Blackmail: 8,5
  10. Trust Me: 8
  11. Real Love: 8
  12. Blind Love: 8
  13. Children of God: 7,5

Children of God (1987) es el quinto trabajo de estudio de la banda neoyorquina Swans, aunque sea su verdadero comienzo, ya que es señalado por muchos como la refundación en el sonido del grupo, agregándole a su noise rock industrial melodías vocales y guitarras acústicas acercándolos más al post punk y al rock experimental.

El tema principal en las letras de Children of God es la religión. Satirizando varios aspectos de la misma con sus melodías repetitivas y escalofriantes, por momentos agobiantes y demasiado extrañas.

Por momentos los gritos de su líder se hacen algo inaguantables como en “Beautiful Child” y muchos tracks son mucho más extensos de lo que deberían, aún así encontramos algunas perlas como la siniestra “New Mind”, “Our Love Lies” que retumba como un coro de iglesia con la delicada voz de fondo de su vocalista femenina Jarboe, la cautivante “You’re Not Real, Girl” y “Blackmail” con la armoniosa voz de Jarboe y un lindo piano que la acompaña.

Children of God es un álbum conceptual que cuestiona la religión y la posibilidad de la existencia de dios. Una obra obsesiva, poco accesible, por demás compleja, experimental pero atrayente y majestuosa a la vez. Así y todo es uno de los discos más accesibles en la carrera de Swans.

F.V.

Swans – The Seer (2012)

Swans - The Seer (2012)

Puntaje del Disco: 8,5

Disco uno:

  1. Lunacy: 9
  2. Mother of the World: 8,5
  3. The Wolf: 8
  4. The Seer: 8,5
  5. The Seer Returns9
  6. 93 Ave. B Blues: 8
  7. The Daughter Brings the Water: 8

Disco dos:

  1. Song for a Warrior: 9,5
  2. Avatar: 7
  3. A Piece of the Sky: 8,5
  4. The Apostat: 7,5

“Nos llevo treinta años hacer The Seer. Es la culminación de todo trabajo anterior que de Swans hizo, así como cualquier otra música en la que haya estado involucrado o imaginado.” Así es como Michael Gira cantante y líder de Swans describe uno de los discos de año y el doceavo de estudio de esta banda de post punk.

Swans se formó en 1982 en la ciudad de Nueva York en la ola de grupos new wave que surgían constantemente por esa época. Gira se encargaba además de las voces, de ser el compositor y de gran cantidad de instrumentos, fue siempre el líder de la banda que sufrió constantes cambios de formación hasta su primera ruptura en 1997. Para luego reunirse y volver al ruedo en 2010 con el auspicioso My Father Will Guide Me up a Rope to the Sky que demostraba que no volvían para robar ni mucho menos.

En The Seer nos encontramos con un trabajo experimental compuesto por dos discos. Atípico para los tiempos que corren con algunos temas que superan cómodamente los veinte minutos de duración como el que le da nombre al disco y “The Apostate”. Según Gira el proceso de composición se dio de la siguiente manera: “Las canciones empiezan con una guitarra acústica, luego se enriquecieron con la ayuda del resto para luego ser torturadas y seducidas en el estudio (?).”

Además de los temas largos y experimentales Swans contó con la participación de invitados en este LP, la más notable fue Karen O, cantante de Yeah Yeah Yeahs, quien se ocupa de cantar la canción más bonita del álbum “Song for a Warrior” que abre el disco dos.

The Seer es el más ambicioso, cuidadosamente concebido y fuerte trabajo dentro del catalogo de esta veterana banda, con momentos tan exquisitos como perturbadores y oscuros a la vez.

F.V.