Archivo de la categoría: Suicide

Suicide – Suicide (1977)

416J6RMS9ML

Puntaje del Disco: 9

  1. Ghost Rider: 9
  2. Rocket U.S.A.: 9
  3. Cheree: 9
  4. Johnny: 8,5
  5. Girl: 8
  6. Frankie Teardrop: 9
  7. Che: 8,5
  8. Cheree (Remix): –
  9. I Remember: 8
  10. Keep Your Dreams9

Suicide es un dúo punk que nació a fines de los setenta, conformado por Alan Vega y Martin Rev. Lo que caracteriza y diferencia a esta banda respecto de otras bandas Punk neoyorquinas que nacieron en la misma época es que Suicide desarrolla su Post Punk combinándolo con electrónica. No hay guitarristas, ni riffs violentos. De todas formas logran su propio estilo en base al uso de sintetizador de Rev, que genera un sonido que penetra en tu mente con su caja de sonidos que si bien es taladrante también es efectiva, a la cual se acopla la voz fantasmagórica de Vega. Así logran atmosferas oscuras que no tienen comparación con otros grupos del período, donde la influencia de bandas como The Velvet Underground es notoria.

Esto se puede escuchar en su homónimo álbum debut, siendo la primera parte la más reconocida, especialmente por la presencia de “Ghost Rider”, el clásico de la banda con la melodía más pegadiza del disco. “Rocket U.S.A.” te hace entrar de lleno en el trance que ofrece Suicide. Mientras que “Cheree” se podría decir que es de lo más “Pop” del álbum junto a la hipnótica “Keep Your Dreams”.

Su primer disco en general tiene un muy buen nivel, pero el tema más perturbador y llamativo del disco es “Frankie Teardrop”, con sus más de 10 minutos de duración, donde Vega cuenta la historia de un padre joven trabajador de fábrica que al perder su trabajo, también pierde la cordura. Así asesina a su familia y luego se suicida. En esta canción los sintetizadores suenan más paranoicos y repetitivos que nunca. Además, Vega cuenta la historia con su voz de manera insana, lanzando por momentos gritos aterradores. Y sobre el final, expresan como el protagonista viaja al infierno volviéndose todo más surrealista. Tal vez no sea gran tema desde lo estrictamente musical (es hasta monótono), pero la experiencia que logran es única y te mantiene en vilo los 10 minutos que dura.

Suicide de Suicide es un disco tremendo y muy original por la mística que logran despegándose del arquetipo modelo de todos los grupos punk de esa época. Por eso fue muy influyente. Sin ir más lejos fue la principal fuente de inspiración del disco de Bruce Springsteen Nebraska.

Persy