Archivo de la categoría: Sting

Sting – Sacred Love (2003)

mi0002048083

Puntaje del Disco: 6

  1. Inside: 7.5
  2. Send Your Love: 7
  3. Whenever I Say Your Name: 6
  4. Dead Man’s Rope: 6
  5. Never Coming Home: 6
  6. Stolen Car (Take Me Dancing): 7
  7. Forget About the Future: 6
  8. This War:
  9. The Book of My Life: 7
  10. Sacred Love: 6.5

Para el séptimo álbum de estudio como solista, Sting decidió recurrir nuevamente a la ayuda de otros reconocidos vocalistas como había hecho con el tema “Desert Rose” de Brand New Day en el cual contó con la participación de Farhat Bouallagui.

En esta oportunidad, en ocasión del lanzamiento de Sacred Love, el ex líder de The Police tuvo la colaboración de artistas como compositor español Vicente Amigo (“Send Your Love”), la cantante Mary Jane Blige (“Whenever You Say Your Name”) y Anoushka Shankar (“The Book of My Life”).

El disco toca diversos estilos desde el R&B, pop, sonidos experimentales y algunas influencias de rock, dando como resultado un disco entretenido de escuchar, pero que sin embargo, a pesar de las colaboraciones de los artistas mencionados anteriormente, no logra acercarse a Brand New Day, que había significado casi como un resurgir de Sting.

Piro

Sting – Brand New Day (1999)

MI0000231137

Puntaje del Disco: 8

  1. A Thousand Years: 7
  2. Desert Rose: 8
  3. Big Lie, Small World: 7
  4. After the Rain Has Fallen: 7.5
  5. Perfect Love…Gone Wrong: 8
  6. Tomorrow We’ll See: 7.5
  7. Prelude to the End of the Game: –
  8. Fill Her Up: 7.5
  9. Ghost Story: 8.5
  10. Brand New Day: 9

A fines de la década del noventa la carrera solista de Sting contaba con una buena reputación y los éxitos lo venían acompañando, especialmente luego del lanzamiento de Mercry Falling de 1996. El sexto material de estudio del británico, editado en 1999, llevó el nombre de Brand New Day que continuó por el camino correcto, con dos Premios Grammy.

El disco presenta características similares al anterior trabajo, aunque menos melancólico y con una menor carga política. Con melodías suaves y buenos arreglos Sting incluso explora un poco el funky en “Perfect Love…Gone Wrong”. “Desert Rose”, el segundo corte de difusión, es uno de los temas más destacados.

En el final, los últimos dos temas “Ghost Story” y “Brand New Day” cierran de la mejor manera este buen material del legendario Sting.

Piro

Sting – Mercury Falling (1996)

Mercuryfalling

Puntaje del Disco: 7

  1. The Hounds of Winter: 7
  2. I Hung My Head: 8
  3. Let Your Soul Be Your Pilot: 8
  4. I Was Brought to My Senses: 7
  5. You Still Touch Me: 7.5
  6. I’m So Happy I Can’t Stop Crying: 7
  7. All Four Seasons: 7
  8. Twenty Five to Midnight: 7
  9. La Belle Dame Sans Regrets: 7
  10. Valparaiso: 7
  11. Lithium Sunset: 7

Mercury Falling, el quinto disco de estudio de Sting, encontró al británico atravesando un momento prolífico en su carrera como solista. Ten Summoner’s Tales, de 1993, había alcanzado el segundo lugar en los charts y obtuvo numerosos premios.

En este material de 1996 Sting no acude al jazz como en ocasiones anteriores, sino que con buenos arreglos y mejor producción musical, el disco utiliza letras sencillas y claras con melodías llevaderas, como “I Was Brought to My Senses”. “Let Your Soul Be Your Pilot”, uno de los destacados debutó con buenas expectativas, mientras que “You Still Touch Me” y “I’m So Happy I Can’t Stop Crying” acaparan la mayor atención.

Sin ser una de las mejores producciones en la carrera de Sting, Mercury Falling es una buen disco fácil de escuchar e ideal para redescubrir a este gran artista.

Piro

 

Sting – Ten Summoner’s Tales (1993)

Puntaje del Disco: 9

  1. If I Ever Lose My Faith in You: 10
  2. Love Is Stronger Than Justice (The Munificent Seven): 7
  3. Fields of Gold: 9.5
  4. Heavy Cloud No Rain: 7.5
  5. She’s Too Good for Me: 7
  6. Seven Days: 8
  7. Saint Augustine in Hell: 7.5
  8. It’s Probably Me: 9.5
  9. Shape of My Heart: 9
  10. Something the Boy Said: 8
  11. Nothing ‘Bout Me: 8.5

Alejado definitivamente de The Police y habiendo editado tres discos en solitario, Sting ingresó en la década del noventa con el propósito de seguir mejorando las producciones anteriores y alcanzar un nuevo nivel en las composiciones. Después de los rasgos sombríos de Soul Cages, el ex frontman de The Police lanzó uno de sus más destacados trabajos: The Summoner’s Tales, que cosechó numerosos premios y fue muy bien recibido por la crítica.

Luego de dos discos con marcadas influencias del jazz, fue con esta producción de 1993 que Sting volvió de lleno a los sonidos pop que caracterizaron los años con uno de las formaciones más recordadas de los ochenta. Sin tener una temática fija (como fueron en los discos anteriores sus padres), ahora el británico se concentra netamente en profundizar esos sonidos que tan bien conoce.

“If I Ever Lose My Faith in You” es la pieza ideal para abrir este gran disco, que logró rápidamente una destacada performance en los charts. “Fields of Gold”, dos temas más adelante, es quizás la balada por excelencia de Sting, que junto a “Shape of My Heart” crean un clima de perfecta armonía. “It’s Probably Me”, con la participación de Eric Clapton es otro de los temas que más se aprecian. “Love Is Stronger Than Justice (The Munificent Seven)”, por otro lado, no termina de encajar con el resto del disco, mientras que el ritmo de “She’s Too Good For Me” me pareció demasiado acelerado para el concepto general del álbum. Pero más allá de eso, Ten Summnoner’s Tale se alza como una de las producciones más genuinas y atractivas de la carrera solista de Sting.

Piro

Highlights: Sting

Top Ten de Sting:

  1. If I Ever Lose My Faith in You
  2. Englishman in New York
  3. Fields of Gold
  4. Brand New Day
  5. Russians
  6. Why Should I Cry For You?
  7. All This Time
  8. Fortress Around Your Heart
  9. Fragile
  10. If You Love Somebody Set Them Free

 Piro

Sting – The Soul Cages (1991)

Puntaje del Disco: 7.5

  1. Island of Souls: 7
  2. All This Time: 8
  3. Mad About You: 7
  4. Jeremiah Blues (Part 1): 6
  5. Why Should I Cry For You: 8
  6. Saint Agnes and the Burning Train: 7
  7. The Wild Wild Sea: 7
  8. The Soul Cages: 7.5
  9. When the Angels Fall: 6.5

Hacia el final de la década del ochenta Sitng podía jactarse de la enorme popularidad cosechada al frente de The Police, una banda que necesitó tan sólo de unos años para quedar en el recuerdo como una de las grandes de la música británica. Pero no sólo el éxito a nivel grupal fue lo que llevó a Sting a convertirse en foco de atención, sino también sus acertadas producciones en solitario. “The Dream of the Blue Turtles” de 1985 y “Nothing Like the Sun” de 1987 fueron muy bien recibidos por la crítica y por el público.

A pesar de la gran expectativa creada en torno a este talentoso compositor, los fanáticos debieron esperar durante casi cuatro años por el lanzamiento de un nuevo material de su ídolo. La pérdida de su padre fue un duro golpe para Sting, quien estuvo bloqueado para componer; hasta que finalmente a comienzos de los noventa, logró expresar todo su pesar en el disco “The Soul Cages” de 1991.

Si “Nothing Like the Sun” estuvo enfocado en su madre, Sting dedicó el siguiente álbum a su difunto padre, con una temática casi invariable. Esa capacidad por parte del británico de expresar en letras su más diversas emociones tuvo al dolor como principal impulsor.

“Island of Souls”, en tono sombrío de película de suspenso, relata la historia de Billy, quien sueña con escapar por el mar junto a su dolorido padre. “All This Time” continúa con el mismo personaje queriendo enterrar al muerto en el mar, aunque esta vez en con un sonido más amigable y pegadizo. En la mitad del disco, “Why Should I Cry For You” es una de las destacadas gracias a ese somnoliento arreglo de instrumentos, que da paso a la guitarra española en “Saint Agnes and the Burning Train”.

“The Soul Cages” mantiene el nivel de su predecesores y deja en claro que Sting, ya sea desde la felicidad o desde el dolor, puede canalizar sus emociones en grandes producciones.

Piro

Sting – Nothing Like the Sun (1987)

Puntaje del Disco: 8,5

  1. The Lazarus Heart: 7,5
  2. Be Still My Beating Heart: 8
  3. Englishman in New York: 9
  4. History Will Teach Us Nothing: 7,5
  5. They Dance Alone: 8,5
  6. Fragile: 8,5
  7. We’ll Be Together: 9
  8. Straight to My Heart: 7
  9. Rock Steady: 7,5
  10. Sister Moon: 7
  11. Little Wing: 6
  12. The Secret Marriage: 7,5

Si el disco debut de Sting como solista había sido un buen material, su segundo trabajo fue aún mejor. En esta oportunidad el ex The Police mantiene ese estilo pop, jazz y new wave, pero sin esforzarse tanto por armar una melodía pegadiza; sino que deja fluir la música libremente. “Nothing Like the Sun”, lanzado en 1987 se convirtió en uno de los más importantes discos en la carrera de Sting y se alzó con el Brit Award un año después.

Como es habitual en Sting, varias de las experiencias personales que le tocaron vivir o superar, quedaron plasmadas en las letras de algunas de las canciones que conforman su segundo disco.  Dos hechos en particular fueron decisivos en la vida del británico durante aquellos años: por un lado la muerte de su madre en 1986 (hecho que se aprecia en ciertos tonos sombríos) y por otro, el viaje que Sting realizó a América Latina como parte de Amnistía Internacional en ayuda de las víctimas de las opresiones dictatoriales. “They Dance Alone”  es justamente un homenaje a las esposas de los hombres desaparecidos durante la última dictadura militar en Chile.

En el plano musical Sting utiliza muchos sonidos pop así como también el saxofón, como puede apreciarse en temas como “The Lazaraus Heart”. Combina además temas rítmicos como “We’ll Be Together” con otros más lentos, siendo el caso de uno de los grandes éxitos “Fragile”. Aunque exitoso de verdad fue “Englishman in New York”, dedicado al excéntrico escritor inglés Quentin Crisp. Quizás el punto más flojo del disco sea la no muy lograda versión del clásico de Jimi Hendrix, “Little Wing”, ya que la diferencia de estilos entre ambos músicos queda demasiado marcada y no se logra apreciar lo esencial del tema, que es en definitiva la guitarra. De todos modos esto no opaca la gran producción que Sting supo lograr en su segundo disco solista.

Piro