Archivo de la categoría: Steppenwolf

Steppenwolf – At Your Birthday Party (1969)

SteppenwolfAtYourBirthdayParty

Puntaje del Disco: 7

  1. Don’t Cry: 7
  2. Chicken Wolf: 8
  3. Lovely Meter: 8
  4. Round and Down: 7
  5. It’s Never Too Late: 7
  6. Sleeping Dreaming: 7
  7. Jupiter’s Child: 8
  8. She’ll Be Better: 7
  9. Cat Killer: 7.5
  10. Rock Me: 8
  11. God Fearing Man: 7
  12. Mango Juice: 7
  13. Happy Birthday: 7

 

A fines de 1968 Steppenwolf se reunió nuevamente en los estudios para grabar At Your Birthday Party, su tercer material, que sería lanzado finalmente en marzo de 1969 y que sería también el primero con la participación del bajista Nick St. Nicholas.

Dejando un poco de lado la psicodelia de los discos anteriores, este material comienza a tomar el estilo hard rock que la banda afianzaría en la década de los setenta. Aunque las críticas generales de disco no fueron tan favorables como los primeros álbumes, hubo temas como “It’s Never Too Late”, “Jupiter’s Child” y “Rock Me” fueron los temas que más se destacaron.

Este fue uno de los primeros discos que la banda produciría en 1969, dejando en claro en nivel de creatividad de aquellos años.

Piro

Anuncios

Steppenwolf – Steppenwolf The Second (1968)

Puntaje del Disco: 8.5

  1. Faster than the Speed of Life: 9
  2. Tighten Up Your Wig: 8
  3. None of Your Doing: 8
  4. Spiritual Fantasy: 7.5
  5. Don’t Step on the Grass, Sam: 8
  6. 28: 8.5
  7. Magic Carpet Ride: 9
  8. Disappointment Number (Unknown): 7.5
  9. Lost and Found By Trial and Error: 8
  10. Hodge, Podge, Strained Through a Leslie: 8
  11. Resurrection: 7.5
  12. Reflections: 8.5

El mismo año del lanzamiento de su disco debut, Steppenwolf editó lo que sería su segundo material de estudio. Llamado simplemente The Second, la banda liderada por John Kay concentró toda su capacidad y talento para darle forma, en tiempo record, a este muy buen álbum.

El repentino suceso que había tenido el primer disco, impulsado sobre todo por el hit “Born to be Wild”, presentaba buenos augurios para el siguiente trabajo. De hecho, The Second es casi una continuación de aquél, sólo que con ciertas mejorías. “Faster then the Speed of Life” toma las riendas de los sonidos anteriores y marca una de las mejores rollas de este disco que se extiende con la buena armónica en “Tighten Up Your Wig”.

Lo característico de Steppenwolf es que ha sabido combinar el rock con la psicodelia sin perder el blues. Incluso la banda explota en el ambiente más acústico con “Spiritual Fantasy”, que a pesar de no ser el estilo clásico del grupo, sirve de cortina para el siguiente telón. “Don’t Step on the Grass, Sam” es magnífico destello de psicodelia y una clara referencia a la marihuana.

“Magic Carpet Ride”, el primer sencillo lanzado del disco, merece un párrafo aparte ya que se convirtió en un nuevo hit para el grupo y es considerado el primer video de rock moderno. El álbum no se agota allí, sino que es a partir de “Disappointment Number (Unknown)” que se inicia una sección más heterogénea con puntos altos como en “Hodge, Podge, Strained Through a Leslie”.

Aunque el impacto no fue tan grande como con el disco anterior, en conjunto The Second muestra mejores tonalidades y variantes.

Piro

Steppenwolf – Steppenwolf (1968)

Puntaje del Disco: 8

  1. Sookie Sookie: 8.5
  2. Everybody’s Next One: 7
  3. Berry Rides Again: 7.5
  4. Hoochie Coochie Man: 7
  5. Born to Be Wild: 10
  6. Your Wall’s Too High: 7
  7. Desperation: 7
  8. The Pusher: 8
  9. A Girl I Knew: 8
  10. Take What You Need: 7
  11. The Ostrich: 7.5

Quedará eternamente e indefectiblemente a su máximo hit “Born to Be Wild”; sin embargo, Steppenwolf fue una banda que ofreció mucho más que una canción. Con una amplia discografía y casi cuarenta años de trayectoria, este grupo canadiense – estadounidense entró en la música en una época acorde para el desarrollo de grandes formaciones y artistas.

Formada en Los Angeles en 1967 por el cantante John Kay, el guitarrista Michael Monarach, el bajista Rushton Moreve, el tecladista Glody McJohn y el baterista Jerry Edmonton, Steppenwolf surgió de lo que inicialmente era The Sparrows. El particular nombre de la banda toma su origen en una novela de Hermann Hesse y fueron los sencillos “A Girl I Know” y la muy buena “Sookie Sookie”, las encargadas de dar comienzo a la fructífera carrera.

Este disco debut homónimo, si bien no es descomunal, ofrece muy buenos momentos pasando por distintos tonos, desde los más rockeros clásicos como “Berry Rides Again” a uno más blusero como “Desperation”. La versión de “Hoochie Coochie Man” de Willie Dixon suena también bastante bien, aunque no es el fuerte del disco. “The Pusher” en cambio, con ese sonido denso y combativo, se hizo conocido por la versión en la película Easy Rider de 1969.

Aunque “Born to Be Wild” no proviene del seno mismo de la banda sino Mars Bonfire, un antiguo miembro de The Sparrows, la canción instantáneamente fue tomada como propia por Kay y compañía, quienes le dieron su toque especial para convertirla en un gran hit. La expresión “heavy metal thunder” fue la impulsora del nombre de ese género específico que empezaba a sonar en aquellos revoltosos años sesenta.

Piro