Archivo de la categoría: Sparks

Sparks – Kimono My House (1974)

sparks-kimono-my-house-1974

Puntaje del Disco: 10

  1. This Town Ain’t Big Enough for Both of Us: 10
  2. Amateur Hour: 9,5
  3. Falling in Love With Myself Again: 9
  4. Here in Heaven: 10
  5. Thank God It’s Not Christmas: 9,5
  6. Hasta Mañana, Monsieur: 9
  7. Talent Is an Asset: 9
  8. Complaints: 9
  9. In My Familiy: 9
  10. Equator: 9,5
  11. Barbecutie: 9
  12. Lost and Found: 9

Esta es la fiesta Glam más divertida y excitante que van a experimentar en sus vidas. Kimono My House es uno de esos discos que te hace feliz solo de escucharlo, que te dibuja una sonrisa y te deja con cara de idiota por como estás disfrutando cada canción del álbum. Sin ir más lejos, es la obra maestra de Sparks.

Lo que los hermanos Mael logran en este disco es de una excelencia tan sorprendente como difícil de describir. Es la explosión de las virtudes que venían demostrando en sus primeros discos. Glam Rock de la mejor cepa, combinado con Art Rock, Power Pop e incluso Dance. Sí, Dance. Cuando dije que Kimono My House es la mejor fiesta que van a escuchar, es porque no solo te llega a volar la cabeza sino porque también llega a ser bailable.

Kimono My House es como escuchar el disco debut de Sparks pero con viagra encima. Toman lo mejor del Pop de su primer álbum, para llevarlo a otro nivel más excitante y entretenido. Así logran que las melodías de Kimono sean irresistibles, que inclusa llegan a experimentar en sus formas con guiños en Zappa, no privándose de contar historias y ofrecer letras muy divertidas y llenas de humor. La voz de Russell Mael con su ambigüedad tan única también juega un papel importante para aportarle una impronta hilarante y original al disco.

Aunque los mayores aplausos tal vez los merezca Ron Mael como principal compositor de Sparks. Difícilmente encuentren un álbum de tan alto nivel compositivo, a punto tal que cualquiera de las canciones de Kimono puede llegar al estatus de clásico sin ningún inconveniente.

De todas formas, “This Town Ain’t Big Enough for Both of Us” es el clásico indiscutido del disco. Recuerdo cuando escuché este tema por primera vez, viendo Kick Ass. “This Town…” tiene una idiosincrasia similar a esa película. Es Glam Rock de una locura muy particular que rockea y le da inicio de la mejor manera al álbum. Para que se den una idea de la grandeza de esta canción se podría decir que si la hubiera compuesto Queen probablemente la hubieran puesto a la altura de “Bohemian Rhapsody”. ¿O mejor dicho cuanto habrá tomado Queen de este clásico para componer “Bohemian Rhapsody”?

“Here in Heaven” es el otro clásico esencial de Kimono, con su ritmo más vertiginoso y hasta “Creepy”, siendo penetrante en su letra y estribillo (“Up here in heaven without you/I’m here in heaven without you “).

Pero Kimono My House no es un álbum en el que hay que destacar sus canciones por separado. Es un producto fantástico por donde se lo mire en su conjunto. La melodía irresistible del single “Amateur Hour”, el pop rock tan intenso como encantador de “Thank God It’s Not Christmas” y el inusual (por su riff blusero) y maravilloso “Equator” son solo algunos ejemplos del poco común, compacto y abrumador nivel del álbum (que todas las canciones tengan 9 o más de puntaje no es exagerado).

Por eso no solo les recomiendo que lo escuchen. Bajenlo, ponganlo en sus preferidos de Spotify, comprenlo en su versión de casette, CD y vinilo. Es un disco que van a amar por siempre.

Persy

Anuncios

Sparks – A Woofer in Tweeter’s Clothing (1972)

Sparks - A Woofer in Tweeter's Clothing (1972)

Puntaje del Disco: 8,5

  1. Girl From Germany: 9
  2. Beaver O’Lindy: 8,5
  3. Nothing is Sacred: 8,5
  4. Here Comes Bob: 8
  5. Moon Over Kentucky: 9,5
  6. Do Re Mi: 8,5
  7. Angus Desire: 8
  8. Underground: 8
  9. The Louvre: 8
  10. Batteries Not Included:
  11. Whippings and Apologies8

A Woofer in Tweeter’s Clothing es el segundo disco de la banda liderada por los hermanos Mael, Sparks, que fue producido por James Lowe (mismo productor que Todd Rundgren), para conformar un trabajo similar a su debut, pero con algunos retoques.

Hay quienes piensan que Woofer vendría ser el disco en el que maduran el sonido de su primer disco. Pero personalmente lo encuentro menos llamativo y jugoso que su predecesor. El Glam Rock y el Art Rock está presenta denotando la influencia de monstruos como Bowie, y es impresionante como experimenta a su forma pasando del Pop al Hard Rock con facilidad. Y las melodías son buenas, muy buenas, resaltándose la voz aguda y cuasi femenina de Russel Mael, pero no llega a generar el mismo éxtasis que antes.

Aun así la solidez que logran no se puede pasar por alto. Y se pueden resaltar un par de números sobre el resto como el single Pop “Girl From Germany” y especialmente la oscura y hasta maligna (por su riff pesado) “Moon Over Kentucky”.

Si se aventuraron a escuchar el primer disco de Sparks, Woofer tampoco defrauda. Es una experiencia recomendable para quienes son seguidores de grupos de la misma talla como Badfinger o 10CC.

Persy

Sparks – Sparks (1971)

Sparks - Sparks (1971)

Puntaje del Disco: 9

  1. Wonder Girl: 9
  2. Fa La Fa Lee: 9
  3. Roger: 9
  4. High C: 9,5
  5. Fletcher Honorama: 9,5
  6. Simple Ballet: 9
  7. Slowboat: 8,5
  8. Biology 2: 8
  9. Saccharin and the War: 8,5
  10. Big Bands: 8
  11. (No More) Mr. Nice Guys: 9

Si sos una de esas personas inquietas por descubrir nuevos grupos, no podes dejar de escuchar a esta banda. Sparks, sin ser exagerado, es uno de los grupos más injustamente desconocidos de los setenta.

¿Qué es Sparks? ¿Con qué se come? Cuando hablamos de Sparks tenemos que referirnos a los hermanos Mael (Ron y Russell), quienes desarrollaron un estilo muy innovador en los setenta. Un pop difícil de encasillar y de describir. Se lo podría definir como Synth-pop, Glam Rock o como una versión pre-New Wave muy ocurrente en su experimentación. En otras palabras como diría Micky Vainilla: “Pop para divertirse”.

Esa esencia de New Wave que podemos escuchar en su homónimo disco debut (dato no menor: producido por Todd Rundgren), es lo que los define como únicos y muy originales, y que los llevaría a ser fuente de inspiración de diversos grupos en el futuro como Talking Heads, Roxy Music, 10cc e incluso Queen.

En cuanto a las canciones de su primer trabajo, cuenta con melodías excelentes (con su dosis de ironía y con anclaje en los Kinks), aunque sin estructuras claras, por lo cual en las sucesivas oídas la experiencia es cada vez más gratificante.

El nivel es siempre muy parejo, destacándose especialmente la primera parte del álbum. Ya desde “Wonder Girl”, con esa fantástica melodía vocal de Russell Mael, nunca decae. De hecho la voz con falsete de Russell es una de las particularidades más genuinas que le da identidad a Sparks.

Me encanta todo el disco. Tiene sus picos en “High C” y “Fletcher Honorama”, y cierra muy bien con “(No More) Mr. Nice Guys”, su canción más rockera y guitarrera. Incluso las rarezas como “Biology 2”, en donde muestran la influencia de Zappa, no tiene desperdicio. Así que no se dejen guiar por el puntaje de otros críticos (sí, me refiero a Allmusic). Este álbum es una joyita y eso que no es el mejor de Sparks.

Persy