Archivo de la categoría: Snoop Dogg

Snoop Dogg – Da Game Is to Be Sold, Not to Be Told (1998)

Snoop  Dogg - Da Game Is to Be Sold, Not to Be Told (1998)

Puntaje del Disco: 6

  1. Snoop World: 7
  2. Slow Down: 5
  3. Woof!: 7,5
  4. Gin & Juice II: 6
  5. Show Me Love: 7,5
  6. Hustle & Ball: 6,5
  7. Don’t Let Go: 5,5
  8. Tru Tank Doggs: 7
  9. Whatcha Gon Do?: 6,5
  10. Still a G Thang: 7
  11. 20 Dollars to My Name: 6
  12. D.O.G.’s Get Lonely 2: 4,5
  13. Ain’t Nut’in Personal: 6,5
  14. Dogg Pound Gangsta: 7,5
  15. Game of Life: 8
  16. See Ya When I Get There: 6
  17. Pay for Pussy: 5
  18. Picture This: 6
  19. Doggz Gonna Get Ya: 6,5
  20. Hoes, Money & Clout: 5
  21. Get Bout It & Rowdy: 6

Luego de dos exitosos dos primeros discos, Snoop Dogg tomó la decisión, alentado por la partida de Dr. Dre, de abandonar el sello Death Row, en una jugada arriesgada dejando expirar su contrato sin producir más para ellos hasta su finalización.

En este lapso muchas discográficas se disputarían sus servicios hasta que finalmente Snoop ficharía para No Limit Records, propiedad del productor Master P.

Da Game Is to Be Sold, Not to Be Told (1998) fue su esperado primer trabajo con No Limit, vendiéndose muy bien debido a la expectativa generada pero fallando en cuanto a lo artístico. Muchos artistas de la escudería No Limit, participarían del mismo como el propio Master P, C-Murder, Mia X, Mystikal, entre otros, aunque se extraña la presencia de Dre como guía.

Encontramos poco del estilo “G-funk” que lo volvió popular a comienzos de los noventa volcándose más hacia rap bailable y sonido de sintetizadores careciendo de la originalidad y confianza de su mejor momento.

A pesar de todas las críticas que cosecho y de ser de aceptable o menos Da Game Is to Be Sold, Not to Be Told, Snoop Dogg demostraría que su ángel y carisma seguían intactos, ya que continuó siendo uno de los favoritos del público vendiendo a la fecha más de cuatro millones de copias solo en los Estados Unidos.

F.V.

Anuncios

Snoop Dogg – Tha Doggfather (1996)

Snoop Dogg - Tha Doggfather (1996)

Puntaje del Disco: 7,5

  1. Intro:
  2. Doggfather: 8
  3. Ride 4 Me:
  4. Up Jump tha Boogie: 7
  5. Freestyle Conversation: 8
  6. When I Grow Up:
  7. Snoop Bounce: 7,5
  8. Gold Rush: 7
  9. (Tear ‘Em Off) Me & My Doggz: 7,5
  10. You Thought: 8
  11. Vapors: 7,5
  12. Groupie: 7,5
  13. 2001: 8
  14. Sixx Minutes: 8
  15. (O.J.) Wake Up: 7
  16. Snoop’s Upside Ya Head: 8,5
  17. Blueberry: 7,5
  18. Traffic Jam:
  19. Doggyland: 7,5
  20. Downtown Assassins: 7,5
  21. Outro:

La continuación de uno de los álbumes de hip-hop más exitosos de la historia, Doggystyle (1993), no fue como Snoop Dogg lo esperaba, ya que se la pasó más tiempo defendiéndose de una acusación de asesinato por la que fue declarado inocente que preparando su nuevo material.

Una vez conocida la buena noticia en las cortes en Febrero de 1996 Snoop comenzó a trabajar en su segundo álbum pero con la particularidad que esta vez no contaría con la producción de Dr. Dre. La salida de Dre de su sello Death Row imposibilito la comunión de que tan buenos resultados le había dado en su debut e influyo en el sonido del disco que finalmente se conocería en Noviembre de ese mismo año bajo el nombre de Tha Doggfather, con las participaciones de 2Pac, Charlie Wilson, Nate Dogg, Warren G, entre otros artistas invitados.

El sonido en esta oportunidad se basa en lo que se conoce en el mundo del hip-hop como “old school”, un sonido clásico con menos preponderancia de los bajos y con considerablemente menos detalles musicales. Otra diferencia grande es que las letras son mucho menos violentas y controvertidas que en su primer material, en esto influyo que Dogg ya era padre y quería dar un poco el ejemplo: “Creo que Tha Doggfather fue un renacimiento para mi, en el sentido de ser más positivo y vivir mi vida a través de la música.”

Uno de los puntos flojos es la falta de hits o temas que puedas recordar del estilo de “Gin and Juice” o “What’s My Name”. El sonido no es original pero su ejecución continúa siendo fuerte, la forma en que Snoop Dogg rapea es única y eso no es poco decir. En definitiva es un disco bastante aceptable teniendo en cuenta todos los problemas que el artista tuvo que sobrellevar en el camino y para ser la continuación de una obra maestra dentro de su género.

F.V.

Snoop Dogg – Doggystyle (1993)

Puntaje del Disco: 9

  1. Bathtub:
  2. G Funk Intro: 8,5
  3. Gin and Juice: 9,5
  4. Tha Shiznit: 7
  5. Lodi Dodi: 8,5
  6. Murder Was the Case: 9
  7. Serial Killa: 8
  8. Who Am I (What’s My Name)?: 9,5
  9. For All My Niggaz & Bitches: 7,5
  10. Ain’t No Fun (If the Homies Can’t Have None): 8
  11. Doggy Dogg World: 9
  12. Gz & Hustlas: 9
  13. Pump Pump: 8,5

El debut oficial del rapero Snoop Doggy Dogg, Doggystyle (1993)no significo la primera incursión musical de Snoop Dogg ya que había participado activamente en el disco un año anterior de su mentor y productor Dr. Dre, The Chronic, inclusive rapeando en los hits más significativos. Cuestión que ya lo convertía en una figura emergente y creciente en el hip hop de la costa oeste.

Doggystyle puede ser indicada como una secuela a The Chronic, la misma producción, temática, estética y la aparición de raperos invitados en algunos temas (Nate Dogg, George Clinton y Warren G, entre otros). Snoop confirmó que es una de las voces más reconocidas del hip hop, con un estilo relajado que le da a sus rimas una elocuencia nunca antes vista sin ser agresivo como el de la mayoría de los raperos hasta el de su mentor Dr. Dre.

Doggystyle se convertiría en un disco esencial en la historia del hip hop. Especialmente en lo que se conocería como el “G-funk”, el sonido característico del hip hop de la costa del oeste. Varios clásicos como “Gin and Juice”, “Murder Was the Case”, “Who Am I (What’s My Name)?” y “Doggy Dogg World” aparecen en el álbum y confirman el status de privilegio que se le da a este recordado debut del carismático Snoop.

Sobre las letras controvertidas que siempre fueron un tema aparte para este tipo de artistas Snoop Dogg declaró lo siguiente: “No puedo rapear sobre algo que no conozco. Hablo de lo que se y la vida de la calle, es la realidad de todos los días” y se mostró contrario a la violencia entre pandillas: “Voy a tratar de eliminar la violencia de las pandillas. Estoy en una misión de paz. Se que tengo mucho poder si digo “No mates”, no lo van a hacer”.

Doggystyle y The Chronic se transformaron en iconos del hip hop de la costa oeste de principios de los noventa, con una influencia incalculable en los continuadores que enriquecerían la escena años posteriores.

F.V.