Archivo de la categoría: Sigur Rós

Sigur Rós – Ágætis Byrjun (1999)

Puntaje del Disco: 8,5

  1. Svefn-G-Englar (Intro):
  2. Svefn-G-Englar: 8
  3. Staralfur: 9
  4. Flugufrelsarinn: 8,5
  5. Ny batteri: 8,5
  6. Hjartao hamast: 8,5
  7. Viorar Vel Til Loftarasa: 9,5
  8. Olsen Olsen: 7,5
  9. Ágætis Byrjun: 8,5
  10. Avalon:

Sigur Rós (en islandés: Rosa de la Victoria) es una banda islandesa de post rock fundada en el año 1994 que se caracteriza por un sonido especialmente melódico y suave comparado con otras bandas del género mucho más estridentes y difíciles a la escucha como Mogwai o Talk Talk, lo que les ha llevado a ser injustamente tachados de comerciales por algunos medios.

Después de su poco sugerente debut, Von, en el que los islandeses experimentaron mucho pero no aportaron demasiado y del que apenas vendieron unas pocas copias, el grupo se puso manos a la obra para editar su segundo álbum, Ágætis Byrjun (Un Buen Comienzo), con el que, esta vez sí, consiguieron darse a conocer por todo el mundo, en gran parte gracias al apoyo unánime de la crítica.

Musicalmente, Ágætis Byrjun ofrece diez canciones de carácter claramente ambiental con un sonido especialmente melancólico, protagonizado por la suave voz en falsete del guitarrista Jón Þór Birgisson, que canta en una variante del islandés ideada por el mismo grupo, y por el trabajo realizado por el  teclado de Kjartan Sveinsson, quien logra aportar un muy bien conseguido fondo sinfónico a la mayoría de los temas.

Las canciones mas destacables del disco son la orquestada balada Staralfur, la cálida y suave canción homónima Ágætis Byrjun, y por encima de todas la magnífica pieza instrumental  Viorar Vel Til Loftarasa, que podría verse como el tema más “post-rock” del disco por su principio a piano y orquesta que va creciendo en decibelios a medida que avanza la canción hasta su épico y decibélico final.

Ágætis Byrjun, se convertiría pues, en uno de los discos más creativos y de más calidad del año, pero pese a ello lo mejor de Sigur Rós estaba por llegar, ya que no sería hasta discos posteriores cuando el orgullo (junto con Björk) de Islandia consiguiese concebir sus canciones con melodías realmente inmejorables.

Como curiosidad me gustaría añadir unos pocos datos totalmente verídicos y comprobados que se conocen acerca de este disco: si tocas el tema introductorio al revés escucharas la versión instrumental del tema homónimo, Starálfur es igual la reproduzcas de manera original o del revés y por último, si aceleras Avalon cuatro veces escucharás la versión instrumental de Starálfur. Nunca he valorado demasiado esta clase de experimentos, pero lo cierto es que no deja de ser bastante increíble que la banda consiguiese cuadrar todas estas condiciones sin perder un ápice de musicalidad.

Mauricio G.

Anuncios