Archivo de la categoría: Regina Spektor

Regina Spektor – Remember Us To Life (2016)

regina-spektor-remember-us-to-life-2016

Puntaje del Disco: 7,5

  1. Bleeding Heart: 7
  2. Older and Taller: 7
  3. Grand Hotel: 7
  4. Small Bill$: 9
  5. Black and White: 8
  6. The Light: 8
  7. The Trapper and the Furrier: 8
  8. Tornadoland: 8
  9. Obsolete: 7,5
  10. Sellers of Flowers: 8
  11. The Visit: 8
  12. New Year: 6
  13. The One Who Stayed and the One Who Left: 6,5
  14. End of Thought: 7

Regina Spektor irrumpió en la escena musical mainstream hace ya una década con un disco adecuadamente titulado Begin to Hope (‘Empezá a esperanzarte’). Si bien ya tenía tres álbumes en su haber (11.11, Songs y Soviet Kitsch), fue este trabajo, de la mano del single “Fidelity”, el que logró que el público general le prestara atención. No parecía haber mejor momento, dado que la cultura pop se saturaba de un arquetipo femenino bautizado “Manic Pixie Dreamgirl”: Chicas jóvenes, bonitas, obsesivamente positivas, que iban a contramano de la moda, recuperando estilos, música y actitudes de épocas más inocentes. Su génesis fue la francesa “Amelie” (2001) y a partir de ahí, Kirsten Dunst en el film “Elizabethtown” (2005) y Zooey Deschanel en prácticamente toda su carrera terminaron de definir a estas proto-hipsters. En medio de esta nueva tendencia, apareció Regina Spektor, una rusa exiliada en Estados Unidos, con voz delicada, rostro angelical y sonrisa luminosa, que tocaba en el piano sus propias canciones de letras optimistas y cotidianas, sin llegar a la cursilería ni a la ridiculez, convirtiéndose rápidamente en la banda de sonido de estas jovenzuelas que enfrentaban la vida con más ganas que ideas.

Posteriormente, Spektor se superó a sí misma con el excelente Far (2009), estiró el buen momento con un DVD en vivo, y dio su primer paso en falso con What We Saw From the Cheap Seats, un disco correcto pero desprolijo, donde la cantante echó mano a viejas composiciones para rellenar un álbum evidentemente poco inspirado.

Diez años después de Begin to Hope, el mundo es distinto. Las corrientes feministas barrieron con ese ideal de ser una babieca dedicada a mostrar a un hombre el lado romántico y sencillo de la vida. Las mujeres, pues, desecharon ese modelo y los hombres, que en realidad nunca habían estado interesados, no protestaron. ¿Queda lugar para Regina Spektor y su pop sofisticado e intimista de tintes positivos? La respuesta es “Sí, siempre que nos centremos en su costado más oscuro”.

“Bleeding Heart”, primer single de este nuevo CD titulado Remember Us To Life, es Spektor en su envase clásico y destaca con un estribillo de lo más pop. Efectivo, pero no demasiado interesante. Al clásico piano, se suman algunos efectos de sintetizador vintage. Este rumbo continúa en “Older and taller”, que tiene una linda melodía y un fino trabajo de cuerdas. Sólo faltaría un gancho pegadizo en el medio.

Las cosas se ponen más atrayentes con “Grand Hotel”, una balada in crescendo con un pseudo rapeo que no pierde su sabor pop. El piano siempre es protagonista, a pesar de otro buen arreglo de cuerdas. Y hablando de rapeos, Spektor se lo toma en serio en “Small Bill$”, que marca una gran diferencia con lo que veníamos escuchando hasta ahora. Batería hip-hop, cuerdas cinematográficas y amenazantes, y un rap sin pretensiones que desemboca en coros de tinte oriental con desenfado infantil, a modo de estribillo. De lo mejor del disco.

“Black and white” suena a una balada de los años ochenta, aunque sin las producciones grandilocuentes de esa época. Dulce por todas partes, casi al borde de empalagar, pero sin llegar a hacerlo. El siguiente tema, “The Light”, es más Spektor clásica, con un tono intimista que va creciendo a medida que la letra se vuelve más profunda.

Todo se vuelve oscuridad con “The trapper and the furrier”, que empieza inquietantemente acapella  hasta que estalla en cuerdas y las teclas más graves del piano. A lo largo de la canción, la voz de la protagonista se irá enojando y desatará un furioso trabajo de percusión. Otro punto alto.

“Tornadoland” es un acto pop calmo para tratar problemas jodidos, como la depresión y la ansiedad. Los toques amenazantes de dichos demonios aparecen en forma de cuerdas y sintetizadores. En medio de esa oscuridad, es la siempre frágil y balsámica voz de Spektor la que nos rescata. “Obsolete” es pura melancolía ante el tiempo que pasa y el hecho de no saber todavía qué somos. “Seller of flowers” continúa por el camino de la tristeza con una orquestación fílmica, mientras que “The Visit” viene a cuestionar, de una manera un poco más alegre, sobre los constantes cambios de la vida.

Poco más puede decirse de “New Year” y “The one who stayed”, dado que insisten en la fórmula más pop de Spektor. “End of thought”, el final del disco, agrega arreglos que hacen las veces de ejercicios de potencia y presenta algunas de las estructuras irregulares que caracterizaron a Regina en sus primeros trabajos. No por nada estos últimos tres temas son meramente bonus tracks, ya que suenan a relleno por todas partes.

Remember Us To Life es un disco que presenta cierta inconsistencia y demuestra que poco queda de la atrevida Regina Spektor de los tres primeros álbumes (sólo “Small Bill$” recupera esos experimentos), si bien sus canciones pop siguen siendo de lo mejor que puede escucharse actualmente. Huelga decir que, más allá de su hermosa voz y su destreza en el piano, un punto fuerte de Spektor son las letras, por lo que si el oyente no sabe inglés o no se molesta en prestarles atención, se está perdiendo la mitad del talento de esta artista.

La edad de la madurez le llegó a Regina Spektor y aunque quede poco lugar para el optimismo, siempre habrá espacio para sus buenas canciones.

Camilo Alves

Anuncios

Regina Spektor – What We Saw from the Cheap Seats (2012)

Regina Spektor - What We Saw from the Cheap Seats (2012)

Puntaje del Disco: 8

  1. Small Town Moon: 8,5
  2. Oh Marcello: 8,5
  3. Don’t Leave Me (Ne Me Quitte Pas): 7,5
  4. Firewood: 8
  5. Patron Saint: 8
  6. How: 7
  7. All the Rowboats: 8,5
  8. Ballad of a Politician: 7,5
  9. Open: 8
  10. The Party: 7,5
  11. Jessica: 8

Regina Spektor lo hizo otra vez. Grabado junto al productor Mike Elizondo en Los Angeles en 2011, la cantante de origen neoyorquino y rusa de nacimiento nos ofrece otra gran obra en su repertorio su sexto lanzamiento What We Saw from the Cheap Seats (2012).

Canciones poco convencionales, sonidos alternativos, intensos y refinados son los que deleitan desde el comienzo con el tandem “Small Town Moon”, “Oh Marcello”, “Firewood” y “Patron Saint”.

A pesar de amesetarse por momentos el resto del trabajo está a la misma altura gracias a otros pasajes inspirados como “All the Rowboats”, “Open” y “Jessica”.

La “Joni Mitchell de la Generación Y”, como muchos la denominan, no daría a conocer ningún álbum nuevo después de What We Saw from the Cheap Seats hasta la fecha. Lo que sabemos es que tiene algunos sueños por cumplir todavía como el que relataría en una entrevista reciente: “Crecí con mucha música rusa, por lo que la amo con toda mi alma. Bulat es uno de sus grandes referentes, al igual que uno de mis exponentes favoritos, y, como siempre traté de hacer algo en mi idioma nativo, pero no lo logré todavía, elegí dos temas suyos. Comencé con estas versiones para ver si más adelante finalmente me animo a registrar algo de mi autoría en ruso. Es uno de mis sueños, y una deuda pendiente.”

F.V.

Regina Spektor – Far (2009)

Regina Spektor - Far (2009)

Puntaje del Disco: 7,5

  1. The Calculation7,5
  2. Eet8,5
  3. Blue Lips: 7,5
  4. Folding Chair: 7
  5. Machine: 6,5
  6. Laughing With: 8
  7. Human of the Year: 8
  8. Two Birds: 7
  9. Dance Anthem of the 80’s8,5
  10. Genius Next Door7
  11. Wallet7,5
  12. One More Time with Feeling7
  13. Man of a Thousand Faces: 7,5

El quinto trabajo en la carrera de la virtuosa cantante y compositora Regina Spektor sería fundamental y esperado por casi tres años por sus fans. Luego de dar un salto enorme en popularidad en su antecesor Begin to Hope (2006), Spektor debía estar a la altura de las exigencias en Far editado finalmente en Junio de 2009.

Para este importante desafío Regina decidió darle variedad a su sonido y trabajar con cuatro reconocidos productores que le darían su toque a cada pista en la que participaría cada uno. Regina comparó el proceso de composición con tomar clases y en esta oportunidad tenía ganas de tener múltiples profesores.

Por un lado Mike Elizondo, famoso por su trabajo junto a otra talentosa vocalista como Fiona Apple, con quien grabó cuatro trakcs entre los que se destacan uno de los puntos altos como el pegadizo single “Eet”, Jeff Lyne antiguo miembro de Electric Light Orchestra y The Traveling Wilburys fue el encargado de producir otros cuatro temas con “Blue Lips” y “Wallet” como los más efectivos, con David Kahne había ya trabajado en su anterior material y en este caso la secundaría tan solo en un par de tracks “Human of the Year” y “One More Time with Feeling”, y por último Jacknife Lee, quien cuenta en su haber ser productor de U2, R.E.M. y Weezer entre otros nombres importantes del mundo del rock, quien trabajo junto a Spektor en tres canciones entre ellas dos muy importantes como su primer single “Laughing With” y “Dance Anthem of the 80’s” una de los mejores y más originales canciones en todo el álbum.

Far termina siendo una colección de buenas canciones manteniendo la esencia de sus anteriores materiales, más allá de los distintos matices que le aportaron cada uno de sus productores. A pesar de no tener composiciones demasiado brillantes podemos decir que cumple con las expectativas generadas y deja en claro que es una de las cantes más creativas e importantes en la actualidad.

F.V.

Regina Spektor – Begin to Hope (2006)

Puntaje del Disco: 8,5

  1. Fidelity: 8
  2. Better: 9
  3. Samson: 7
  4. On the Radio: 8,5
  5. Field Below: 8
  6. Hotel Song: 8,5
  7. Après Moi: 7,5
  8. 20 Years of Snow: 8
  9. That Time: 9
  10. Edit: 8,5
  11. Lady: 8
  12. Summer in the City: 8

Regina Spektor nació en Moscú, en el comienzo del declive de la Union Sovietica en 1980. Se crió en el seno de una familia judía en la cual creció escuchando música clásica, dejó su país de origen a los nueve años y medio cuando se les permitió emigrar a los ciudadanos soviéticos durante la Perestroika.

Pasando primero por Austria e Italia para luego terminar siendo admitidos en Estados Unidos los Spektor se establecieron en Nueva York en el barrio The Bronx donde Regina terminó sus estudios y donde comenzó a tomar clases de piano. Con el correr de los años comenzó a tomar interés además de en lo clásico en el hip hop, rock y hasta en el punk, una mezcla que se puede vislumbrar en su música.

A los dieciséis comenzó a escribir su propia música y a tocar en bares del centro de Nueva York en el circuito anti-folk. Durante estas presentaciones editó dos CDs en forma independiente 11:11 (2001) y Songs (2002), los que vendía en sus shows. Hasta que en 2004 ficho con Warner Brothers record y editó si primer álbum masivo Soviet Kitsch, que en realidad sería una reedición de canciones anteriores de la cantante.

Begin to Hope (2006) se convertiría en su primer trabajo grabado integramente perteneciendo a una compañía discográfica y es considerado como su salto a la masividad, dejando atrás su sonido anti-folk del pasado Regina se enfoca en un indie rock alternativo, teniendo igualmente algunos temas amigables para rotar por radio como “Field Below”, “Better”, “That Time”, “On the Radio”, entre otros.

Estos junto a temas confesionales como “Summer in the City”, “Apres Moi” y “Hotel Song” redondean un más que auspicioso avance en la carrera de esta joven artista con una voz privilegiada y un talento innato que se confirmaría en sus siguientes materiales.

F.V.