Archivo de la categoría: Radiohead

Radiohead – A Moon Shaped Pool (2016)

radiohead-a-moon-shaped-pool-2016

Puntaje del Disco: 8,5

  1. Burn the Witch: 8,5
  2. Daydreaming: 9
  3. Decks Dark: 8
  4. Desert Island Disk: 5
  5. Ful Stop: 8,5
  6. Glass Eyes: 7,5
  7. Identikit: 9
  8. The Numbers: 8,5
  9. Present Tense: 9
  10. Tinker Tailor Soldier Rich Man Poor Man Beggar Man: 8
  11. True Love Waits: 8,5

Por su impacto e influencia en la música de los últimos 25 años, Radiohead son considerados una de las bandas más importantes de la actualidad, es por ello que su noveno disco de estudio, A Moon Shaped Pool se convirtió en uno de los álbumes más esperados del año. A cinco años de aquel controversial The King of Limbs, los Ingleses se embarcaron en una misteriosa campaña de promoción que incluyó el envió por  correo de un folleto a compradores previos de mercancía de la banda, así como la desaparición total de la web por parte de la banda; finalmente el ocho de mayo la espera terminó ¿Qué sorpresa tenían ahora Thom Yorke y los suyos?

Inmediatamente saltaron a la vista muchos detalles; las canciones del disco estaban ordenadas alfabéticamente, en la lista había nombres conocidos, varios temas que ya habían sido estrenados en vivo ¡Sobretodo la incorporación de la versión de estudio de “True Love Waits”, tema con más de veinte años de existencia! Radiohead hicieron de las suyas una vez más y de eso les expondré en esta reseña.

Los de Oxford son una banda relativamente impredecible; a veces tirándole a lo electrónico, a veces a lo rockero y a veces a lo ambiental. No obstante siempre podremos esperar dos cosas por parte de ellos y estas son 1) la letra e interpretación melancólica y sufrida de Thom Yorke y 2) la experimentación con instrumentos y estructuras. Moon Shaped Pool no es la excepción y encontraremos esas dos observaciones, pero también resaltan otro par de características que lo hacen único respecto a toda la discografía de la banda. En cuanto a la temática estamos ante el disco más intimista y emocionalmente demoledor de toda la banda y musicalmente estamos ante el trabajo más minimalista de la banda.

En Agosto del año pasado, Thom Yorke dio la noticia del divorcio de él y su pareja tras 23 años juntos, la devastación y el dolor del cantante se ven angustiosamente reflejados a través de una gran mayoría de las canciones, Thom siempre ha cantado sobre la ansiedad, el dolor y la paranoia, pero ahora no solo lo canta, sino lo siente, en sus canciones está plasmada la confusión,  el sufrimiento y la resignación en una etapa muy difícil de su vida. No hay que ir más allá que del tema distintivo del disco, la bellísima y desgarradora “Daydreaming”, una canción etérea y cristalina que vino acompañada de un disco donde un perdido Thom divaga por puerta tras puerta, introspectivamente enfrentándose a su pasado y a los recuerdos, cantando destrozado “And it’s too late, the  damage is done”. Temazo sin más ni menos y un muestra clara de la capacidad que tiene esta banda para evocar intensas emociones.  Es un disco muy personal sin duda y créanme que el  coro “Just don’t leave” de “True Love Waits” nunca antes se sintió tan a flor de piel. La intensidad emocional la encontraran en mas canciones y forma la temática de este disco de rompimiento, de perdida y de desolación.

La música va de la mano con la letra, en este álbum predomina un ambiente etéreo, un sonido atmosférico y sensible, minimalista para los estándares de la banda. Esto es lo más cercano a Radiohead haciendo Dream Pop. “True Love Waits” es quizás el ejemplo claro, ya que si bien antes era acústica y un poco acelerada, ahora se reduce a un repetitivo teclado y efectos ambientales.  Para el desarrollo de tal sonido es donde entra el ingenio de Jonny Greenwood quien para darle un toque único al disco se encargó de dirigir una sección de cuerdas de la London Contemporary Orchestra, de modo que estos arreglos se encuentran constantemente a lo largo del disco. Inclusive el opener del disco “Burn the  Witch” (otro tema con muchos años de gestación) se vale de un marcado uso de las cuerdas para transmitir ansiedad y sensación de peligro, pero a la vez ser el tema más  animado del disco. Una maravilla lo que hace esta orquesta en el disco (tan solo escuchen el final de “Tinker Tailor Soldier Rich Man Poor Man Beggar Man”, exquisito)

Pero no todo es cuerdas y ambient, hay lugar para los clásicos temas electrónicos que acostumbran, tales como “Ful Stop” que  con sus baterías amenazadoras (trabajo conjunto de Phil Selway y Clive Deamer) y los efectos de la mano de Ed O’ Brien se muestra movida y creciente. También está la bailable “Identikit” donde a los que gustan del sonido de las guitarras disfrutaran de un solo de Jonny (¿Hace cuanto no tocaba uno en un disco?).  De mi parte me gustaría hacer hincapié en un par de canciones que me encantaron, la primera “The Numbers” que a diferencia del resto de los temas trata sobre el desastre climático que tanto preocupa a Thom. Pero mi favorita absoluta es “Present Tense” en el cual la banda llega al punto de impregnarse de música brasileña y hacer una especie de Bossanova, con un llamativo arpegio de guitarra y la presencia de loops vocales dando más presencia,  el coro es hermoso y la armonía inigualable. Una joyita.

Para concluir con esta reseña, transportémonos al final de “Daydreaming”, Thom declara las siguientes palabras:

We are
Just happy to serve
Just happy to serve
You

Radiohead han servido bien a nuestros oídos y parece que todavía tienen más que dar. Por tanto esperemos unos años más para la siguiente sorpresa mientras continuamos deleitándonos en este disco y la destacable discografía de esta banda.

Gera Ramos

Mundial de Bandas 2015: Clasificados del 2000

Radiohead

Al fin podemos decirlo: ¡Terminaron las Eliminatorias!

Sí, señor, después de más de un mes hoy cerró la última fase de las eliminatorias para definir quiénes serán aquellas bandas que participen del Mundial de este año.

Y la contienda la dominó como era de esperarse por el máximo favorito de todos: Radiohead. No tuvo problemas para ubicarse en el primer puesto y sacar una diferencia considerable de sus inmediatos perseguidores: Arctic Monkeys y The Strokes.

Los otros cuatro lugares disponibles para clasificar fueron una espectacular batalla entre muchos grupos que se sacaron chispas hasta último momento. Finalmente, Gorillaz, Kasabian, The Libertines y Arcade Fire pudieron hacerse de estos cuatro lugares para definir los siete candidatos (recordemos que Kings of Leon ya está clasificado por haber ganado la Copa Repechaje el año pasado) que representarán a las bandas del nuevo milenio en el Mundial.

The White Stripes, Foo Fighters y Muse se quedaron con las ganas, pero tendrán la chance de demostrar su valía en la Copa Repechaje, junto a nuevos grupos que fueron muy bien recibidos como System of a Down, Porcupine Tree y Wilco.

Clasificados al Mundial de Bandas

  1. Radiohead
  2. Arctic Monkeys
  3. The Strokes
  4. Gorillaz
  5. Kasabian
  6. Arcade Fire
  7. The Libertines

Clasificados a la Copa Repechaje

  1. The White Stripes
  2. Muse
  3. Foo Fighters
  4. Queens of the Stone Age
  5. Porcupine Tree
  6. System of a Down
  7. The Black Keys
  8. Wilco

La semana que viene arranca la Copa Repechaje, la previa al Mundial. Mientras tanto sugerencias, ideas originales, agradecimientos e insultos son recibidos para implementar en los torneos de este año.

Radiohead – Com Lag (2Plus2IsFive) (2004)

Radiohead - Com Lag (2Plus2IsFive) (2004)

Puntaje del Disco: 6

  1. 2+2=5: 9,5
  2. Remyxomatosis: 3,5
  3. I Will: 7,5
  4. Paperbag Writer: 5,5
  5. I Am a Wicked Child: 7
  6. I Am Citizen Insane: 6,5
  7. Skttrbrain: 6
  8. Gagging Order: 8,5
  9. Fog (Again): 7,5
  10. Where Bluebirds Fly: 5

Com Lag (2Plus2IsFive) es un EP que nació en Japón y Australia inicialmente, y luego se expandió a otros países, que recopila versiones alternativas, en vivo y lados B de la época de Hail to the Thief.

Quienes son fanáticos de Radiohead no esperen demasiado de este material. Es un conjunto de outtakes bastante inconsistente que está muy lejos de alcanzar sus clásicos. De hecho sus pasajes de irregularidad aparecen mayormente cuando la banda profundiza aburriendo con su electrónica minimalista. Es ahí donde sus lados b suenan realmente a descartes como en “Paperbag Writer” y en la oscura “Where Bluebirds Fly”. Encontrando su punto más bajo en el horrible remix de Cristian Vogel (“Remyxomatosis”) en el que destruye a “Myxamatosis” por completo.

De todas formas no todo es malo en Com Lag. Hay algunos puntos altos para destacar que son los únicos que recomendaría a los fans. En primer lugar tengo que señalar que me encanta la brillante versión en vivo de “2+2=5” en el Earls Court de Londres. Es el inicio perfecto para un concierto. Transmite una energía que puede superar incluso la original. Y luego me gusta la linda canción acústica “Gagging Order”, que tiene una melodía bastante cautivante.

Luego tenemos cortes inofensivos, como la versión alternativa de “I Will” (que es inferior a la original) y la decente balada a piano en vivo “Fog (Again)”.

Pero no esperen más que eso. Hay que tomar a Com Lag como lo que es: un compilado no muy extenso con pocos momentos para recordar de esta gran banda.

Persy

Radiohead – The King of Limbs (2011)

Puntaje del Disco: 8

  1. Bloom: 8
  2. Morning Mr Magpie: 8
  3. Little by Little: 8,5
  4. Feral: 7
  5. Lotus Flower: 8,5
  6. Codex: 8
  7. Give Up The Ghost: 8,5
  8. Separator: 7,5

Oscuro, nebuloso y electrónico. Ese fue el camino que eligió Radiohead para hacer su próximo disco. Y la realidad es que resulta un poco decepcionante. No porque The King of Limbs sea un mal álbum, al contrario, es bastante bueno, pero es muy inferior respecto de In Rainbows.

No hay con qué darle, The King of Limbs no tiene las fantásticas texturas de su predecesor. Hay ambientaciones interesantes pero son canciones que apuestan demasiado en la electrónica, como si fuera una banda de Krautrock, olvidándose de otras virtudes que hicieron grande a la banda. Si tratamos de compararlo con otro disco, muchos pueden emparentarlo con Kid A. Aunque nunca alcanza su proeza experimental y siniestra.

Así que el gran problema acá es que Radiohead focaliza en su nueva tendencia y peca por la ausencia de clásicos. Termina siendo un disco poco sustancioso, reprimido e incluso predecible. Uno escucha The King of Limbs desde “Bloom” hasta “Separator”, y todos sus temas siguen la misma línea sin encontrarnos con nada revelador, ni siquiera innovador o sumamente sofisticado, y mucho menos para el sobresalto (las guitarras alternativas de The Bends practicamente no existen, son historia). Por eso deja la sensación de “poco”. Es simplemente el disco más electrónico de la discografía de Radiohead.

De todas formas, las composiciones son lo suficientemente sólidas como para disfrutarlo. Me gusta “Little by Little”, un número bizarro como ellos mismos y hasta psicodélico, que demás esta decir no tiene nada que ver con la canción de Oasis. “Lotus Flower” también es muy bueno, tiene un buen estribillo, es lo más comercial del disco (dentro de lo poco marketinero que es), aunque no llega a ser un temaso (lo mejor es el video con Thom Yorke bailando como el “freak” que es). “Codex” es el otro destacado, pero esta vez tenemos un tema bastante  lento, con una melodía más convencional que llega a ser atrapante. Y por último se resalta la acústica “Give Up The Ghost” por su atmósfera cautivante.

The King of Limbs es un trabajo difícil de digerir sobre todo en las primeras escuchas, que lo deja a uno de brazos cruzados pensando: “¿Cuatro años tardaron en hacer esto?”. Y que justamente abrió el interrogante de si iba a haber una segunda parte, un rumor desmentido y generado porque se esta acostumbrado a recibir más de parte de Radiohead. Es lo que hay, pero no seamos miserables, The King of Limbs no deja de ser un buen disco.

Persy

Radiohead – I Might Be Wrong: Live Recordings (2001)

Puntaje del Disco: 8,5

  1. The National Anthem: 9
  2. I Might Be Wrong: 8
  3. Morning Bell: 8,5
  4. Like Spinning Plates: 7,5
  5. Idioteque: 8
  6. Everything In It’s Right Place: 8,5
  7. Dollars And Cents: 7,5
  8. True Love Waits: 9

El lanzamiento de Kid A y Amnesiac también nos traería el primer y único disco en vivo oficial de Radiohead: I Might Be Wrong. A pesar ser el único en esta categoría nos muestra algunas de las mayores virtudes de Radiohead en sus recitales, pero también con ciertas deficiencias.

Empecemos por lo positivo. En primer lugar, el álbum te invita a disfrutar la diferencia de escuchar ciertos temas de Radiohead en su versión de estudio respecto de su versión en directo. El mejor ejemplo es “The National Anthem”, una canción que parece haber sido compuesta solo para interpretarla en sus conciertos. Sus arreglos electrónicos y su riff constante resultan más tormentosos respecto de lo que encontramos en Kid A. La otra cualidad remarcable es que Radiohead funciona como un relojito en sus recitales, tiene la misma prolijidad que cuando nos sentamos a escuchar su discografía de estudio. “I Might Be Wrong”, “Morning Bell” y “Idioteque” lo señalan al no diferir mucho de su versión original. Y “Everything In It’s Right Place” es tan flashera como de costumbre.

Ahora vayamos a lo negativo. Lo primero y lo menos relevante es que en su afán por experimentar algunas de sus canciones pierden sus mejores cualidades. Si nos centramos en la versión de piano de “Like Spinning Plates”, puedo decir que no esta mal, pero extraño escuchar los efectos de platos voladores que aparecen en Amnesiac. El segundo defecto y el más importante es que el disco es muy corto y solo incluye temas de Amnesiac y Kid A. Si hicieron un compilado de sus presentaciones en Berlín, París y Londres (entre otros lugares) la cantidad de 8 canciones es miserable. Pero no voy a remarcar tanto la ausencia de cualquier clásico de OK Computer o The Bends. Lo que sí voy a decir es que podrían haber incluido la homónima “Kid A” que en vivo suena bárbaro. O sino clásicos como “Optimistic” o “Pyramid Song” si querían incluir solo cortes de Amnesiac y Kid A.

De todas formas, el contenido que presentaron de I Might Be Wrong es muy bueno. Uno no se puede quejar de la calidad con que interpretan sus temas. Y además, tenemos a “True Love Waits”, la frutilla del postre al ser la canción inédita del disco. Una balada con una melodía cautivante y la más simple del disco: Thom Yorke cantando solo con su guitarra acústica en mano. Para oír y disfrutar.

Persy

Radiohead – In Rainbows (2007)

Puntaje del Disco: 9,5

  1. 15 Step: 9
  2. Bodysnatchers: 9,5
  3. Nude: 9
  4. Weird Fishes/Arpeggi: 9,5
  5. All I Need: 9
  6. Faust Arp: 8,5
  7. Reckoner: 8
  8. House Of Cards: 9
  9. Jigsaw Falling Into Place: 10
  10. Videotape: 8

Durante mucho tiempo los fans de Radiohead estuvieron esperando su ansiado retorno con un nuevo disco. Hasta que se oficializó finalmente el lanzamiento de In Rainbows, donde la novedad era que podías descargarte el álbum poniendo el precio que quisieras (incluso gratis). Una estrategia de “Marketing” que se transformó en una simple peculiaridad, ya que In Rainbows es un disco por el cual vale la pena gastar dinero. Puede ser considerado tranquilamente el mejor trabajo discográfico de esta última década.

In Raindows no es tan bizarro como Kid A, ni rockero como The Bends, ni tan inmaculado como OK Computer. Sin embargo denota un progreso de lo que fue Hail to the Thief, porque en esta oportunidad Radiohead nos ofrece la mejor combinación sonidos abstractos confabulados en canciones de estructuras convencionales y fácil escucha.

De esta forma, In Rainbows se presenta como un disco oscuro siguiendo la tendencia de sus trabajos previos como Hail to the Thief, aunque en este caso sin ser tan violento, sino más bien pacífico y muy rico en texturas. Es música para naufragios, para fantasear, pensar y explorar. Abundante en baladas como las sombrías y melancólicas “All I Need”, “Videotape” y “Nude”, con Thom Yorke imponiendo su mejores melodías vocales. También con baladas más simples y cálidas como “House of Cards”, con el Sr. Yorke interpretando el tema esta vez como si fuera Bono.

Del rock alternativo guitarrero de la época de The Bends hay poco y nada. Lo más rockero es “Bodysnatchers”, un fuera de serie por su bizarro riff distorsionado. A la misma altura esta la oceánica “Weird Fishes/Arpeggi”, asombrosa por como te sumerge lentamente en un profundo mar gracias a su combinación de guitarra y percusión, hasta que finalmente tocamos fondo. Pero la mejor de todas es “Jigsaw Falling Into Place”, un clásico brillante gracias a su atmósfera alienígena derivada de sus sintetizadores fantasmagóricos y buenos cambios de ritmo marcados especialmente por la voz de Yorke.

Lo que queda del álbum le agrega más color a este arco iris radioheano. “15 Step” es un tema con arreglos electrónicos muy interesantes. “Faust Arp” es bella gracias a su melodía orquestada y barroca. Y “Reckoner” es un sonajero que acapara tu atención por completo con el uso de una maraca y su percusión.

In Rainbows es magnifico en muchos sentidos. Es de lo más notable que se hizo en lo últimos años y el mejor disco de Radiohead desde OK Computer (con lo que eso significa). Así que recomiendo comprarlo, en lugar de descargarlo.

Persy

Radiohead – Hail to the Thief (2003)

Puntaje del Disco: 8,5

  1. 2+2=5: 9
  2. Sit Down, Stand Up: 5
  3. Sail To The Moon: 8
  4. Backdrifts: 7,5
  5. Go To Sleep: 8,5
  6. Where I End And You Begin: 8
  7. We Suck Young Blood: 7
  8. The Gloaming: 6
  9. There There: 9,5
  10. I Will: 8
  11. A Punchup At A Wedding: 8,5
  12. Myxomatosis: 9
  13. Scatterbrain: 8
  14. A Wolf At The Door: 9

Qué copado! Un disco de Radiohead en donde las canciones tienen dos nombres… La verdad que eso poco importa. Lo interesante de Hail To The Thief es que se presenta como una prolongación de lo que Radiohead venía realizando en Kid A y Amnesiac. Muy bueno, pero acá también aparecen las limitaciones del disco.

Radiohead en esta oportunidad no manifiesta un progreso como si lo venía realizando en sus discos anteriores. Y a pesar de ser un álbum más sólido que Amnesiac, también tiene cortes que a simple vista son relleno. Esto queda reflejado en “Sit Down, Stand Up”, un tema muy pobre para ser Radiohead, en el cual en la primera parte solo repite su nombre y luego te sumerge en una psicosis electrónica enunciando en forma reiterada la frase “The rain drops”. Otro caso es “The Gloaming”, también electrónico, que honestamente está de más y al igual que “The National Anthem” es un corte cuya versión en vivo es arrolladora al lado de la original. “Backdrifts” es dentro de esta categoría el que suena menos redundante.

Pero como comentaba Hail To The Thief es un trabajo oscuro más fuerte que su predecesor, y esto se ve manifestado en que hay una mayor cantidad de clásicos: “2+2=5” es un tema explosivo que no es para nada absurdo como su título lo sugiere; “Myxomatosis” es único por su bizarrisimo riff distorsionado; y “A Wolf At The Door” hace un excelente cierre (junto a “Scatterbrain”) en una de las mejores interpretaciones vocales y melodías del álbum. Sin embargo el mejor de todos es “There There”, un clásico tremendo con sus resonantes tambores que parecen sacados de un ritual indio.

El resto de Hail to the Thief también es muy bueno. “Go To Sleep” es la canción más accesible, muy buena con su uso adictivo de la guitarra acústica. Y si en uno se destaca la guitarra, en “Where I End And You Begin” el bajo suena fantástico generando un clima sombrío como todo el disco. Después nos encontramos con temas en los cuales predomina el piano como la oscura balada atmosférica “Sail To The Moon”, la tétrica “We Suck Young Blood” y la breve “I Will”. Y en el caso de “A Punchup At A Wedding”, una canción a mi modo de ver infravalorada, hay una gran combinación de piano y bajo simultáneamente.

Superior a Amnesiac e inferior a Kid A, Hail To The Thief sería muy bien recibido en la antesala de lo que sería uno de los mejores discos de la última década: In Rainbows.

Persy