Archivo de la categoría: Primal Scream

Primal Scream – Evil Heat (2002)

Primal Scream - Evil Heat (2002)

 Puntaje del Disco: 7,5

  1. Deep Hit of Morning Sun: 7,5
  2. Miss Lucifer: 8
  3. Autobahn 66: 8,5
  4. Detroit: 8,5
  5. Rise: 8
  6. The Lord Is My Shotgun: 7,5
  7. City: 7
  8. Some Velvet Morning: 9,5
  9. Skull X: 7
  10. A Scanner Darkly: 6
  11. Space Blues #2: 7,5

Para su séptimo trabajo de estudio Primal Scream decidió hacer un puente entre dos de sus discos más trascendentes en su carrera y combinar todo lo positivo de ambos, el psicodélico y bailable Screamadelica (1991), que significó su despegue y mayor éxito y el agresivo, político y complejo XTRMNTR (2000) su más reciente obra hasta aquel entonces que había desorientado un tanto a sus seguidores pero que contaba con bastantes momentos interesantes.

Evil Heat contaría con la participación distintos productores en los diversos tracks pero el que más injerencia tuvo en el sonido del álbum en forma positiva sería Kevin Shields, el ex My Bloody Valentine le aportaría variedad y consistencia a su sonido en las mejores pistas como “Miss Lucifer”, “Detroit”, “Rise” y “Some Velvet Morning”.

Párrafo aparte merecen estas últimas dos canciones. “Rise” cuenta con la curiosa historia de que estaba originalmente compuesta para ser titulada “Bomb the Pentagon”, y debió ser reelaborada después de los atentados del 11 de septiembre de 2001 y rebautizada como “Rise”. En cuanto a “Some Velvet Morning” el track más famoso de la placa se trata de un cover de un tema originalmente interpretado por Lee Hazlewood y Nancy Sinatra, en este caso la voz femenina que acompaña a Bobby Gillespie es la hermosa modelo Kate Moss, que haría su debut como cantante y lo hace bastante bien. Otra participación sorpresa es la de nada mas y nada menos que la de Robert Plant, el mítico cantante de Led Zeppelin en este caso participa en “The Lord Is My Shotgun” en la harmónica.

Quizás en Evil Heat los escoceses traicionen alguna de sus virtudes como su admiración por el rock clásico pero aún así estamos ante un material valioso, intenso y que mejora con cada escucha, ratificando a Primal Scream como una verdadera banda clase A.

F.V.

Primal Scream – XTRMNTR (2000)

Primal Scream - XTRMNTR (2000)

Puntaje del Disco: 8,5

  1. Kill All Hippies: 8,5
  2. Accelerator: 9
  3. Exterminator: 8
  4. Swastika Eyes: 8,5
  5. Pills: 8,5
  6. Blood Money: 8,5
  7. Keep Your Dreams: 8,5
  8. Insect Royalty: 6
  9. MBV Arkestra (If They Move Kill ‘Em): 8
  10. Swastika Eyes: 8,5
  11. Shoot Speed/Kill Light: 8
  12. I’m 5 Years Ahead of My Time: 9

En XTRMNTR (2000), los escoceses de Primal Scream encarnan una postura inédita en su discografía anterior, la del discurso político atacando por igual al poder, al gobierno, a la policía y las corporaciones.

El relato comienza con “Kill All Hippies” donde ya encontramos un intento de resistencia (”Tú tienes el dinero, pero yo tengo el alma y no puedo ser comprado, no puedo ser poseído”), le siguen las feroces y virulentas “Accelerator”y “Exterminator” hasta llegar a “Swastika Eyes”, tema electrónico que aparece en el álbum en dos versiones distintas, la primera mezclada por el productor Jagz Kooner y la otra por los Chemical Brothers. A lo largo de todos los tracks de XTRMNTR la banda proclama la desobediencia civil y la crítica contra las fuerzas económicas armamentistas, inclusive en los momentos más tranquilos como “Keep Your Dreams” y en “Shoot Speed/Kill Light” encontramos este discurso intenso y radical.

Pero XTRMNTR no es solo un álbum de protesta, musicalmente hablando el álbum carece de las composiciones redondas como en su gran clásico Screamadelica y tampoco es impecable en la elección del repertorio pero aún así es un disco valioso que se vale de distintos estilos y sonidos como el indie rock, el free jazz, el rock alternativo y la electrónica de forma efectiva y como si fuera poco cuenta con la participación de Kevin Shields en guitarras en algunos de sus tracks.

F.V.

Primal Scream – Vanishing Point (1997)

Puntaje del Disco: 8

  1. Burning Wheel: 8
  2. Get Duffy: 8
  3. Kowalski: 9
  4. Star: 7,5
  5. If They Move, Kill ‘Em: 8
  6. Out of the Void: 7
  7. Stuka: 7,5
  8. Medication: 9
  9. Motörhead: 8
  10. Trainspotting: 8
  11. Long Life: 8

Superado el periodo de depresión de Bobby Gillespie post Give Out But Don’t Give Up, Primal Scream vivió un periodo de resurgimiento impulsado por sus cambios en la formación. En primero y mas significativo (que revitalizo al grupo realmente) fue el ingreso del ex bajista de The Stone Roses, quienes se habían separado recientemente, Gary “Mani” Mounfield en lugar de Robert Young y en segundo lugar Paul Mulreany fue agregado como su nuevo baterista en lugar de Phillip Tomanov.

Así fue como con tan solo dos meses de grabación en el estudio personal de la banda en el verano europeo de 1997 nació Vanishing Point. Un retorno a los sonidos que fusionaban la electrónica con el rock de Screamadelica , pero mucho más oscuro. Haciendo hincapié en el dub y el pop de los años sesenta con algo de funk aportado por la reciente adquisición del grupo Mani.

Temas logrados como “Kowaliski”, “Medication” y los muy buenos instrumentales “Get Duffy”, “If They Move, Kill ‘Em” y “Trainspotting” (tema incluido en la banda sonora de la recordada película con dicho nombre) ilustran como el grupo escocés todavía era capaz de crear exóticos e hipnóticos sonidos. Vanishing Point  revitalizó las ventas de Primal Scream y a su vez las críticas fueron unánimemente positivas tomando al álbum como un exitoso regreso a los primeros planos.

Para Febrero de 1998 con motivo del lanzamiento del EP de “If They Move, Kill ‘Em” comienza a colaborar con la banda Kevin Shields (ex guitarrista de My Bloody Valentine) quien tendría una gran influencia sobre el rumbo musical de Primal Scream en los próximos años.

F.V.

Primal Scream – Give Out But Don’t Give Up (1994)

Puntaje del Disco: 7,5

  1. Jailbird: 8,5
  2. Rocks: 8,5
  3. (I’m Gonna) Cry Myself Blind: 9
  4. Funky Jam: 7
  5. Big Jet Plane: 7,5
  6. Free: 7,5
  7. Call on Me: 6,5
  8. Struttin: 7,5
  9. Sad and Blue: 7
  10. Give Out But Don’t Give Up: 6,5
  11. I’ll Be There for You: 8

El declive de Primal Scream comenzaría justo cuando el éxito les toco de cerca, luego del elogiadísimo Scremadelica el grupo exploto internamente la fama, el dinero y sobre todo las drogas se les habían subido a la cabeza.

En este periodo sombrío y de pérdida de rumbo el grupo se empeño en volver a las fuentes y grabar un disco de rock, tomando como base sus ídolos musicales como los Stones, Faces y Lynyrd Skynyrd, dejando atrás la experimentación y todo lo bueno que había significado su anterior trabajo. En Mayo de 1994 Give Out But Don’t Give Up saldría a las ventas meses antes se conoció su primer single “Rocks” que se convirtió en el single mejor posicionado en los charts musicales hasta la actualidad, a pesar de este buen comienzo el disco se convertiría en un fracaso tanto en las criticas como en ventas.

Lo mejor de Give Out But Don’t Give Up esta al principio con la ya mencionada “Rocks”, “Jailbird” y la exelente balada “(I’m Gonna) Cry Myself Blind”, tan buenos que incluso son considerados clásicos de la banda, el resto del disco es bastante desparejo con buenos momentos y otros no tanto que dejan en evidencia los problemas por los que atravesaban Bobby Gillespie y el resto.

Las duras críticas recibidas llevaron a Bobby a recluirse en su casa encerrada con una gran depresión, pero algo bueno se vislumbraba en el horizonte. Dejo a un lado a los miembros que estaban “ocupados” con las drogas y solo contó con uno de sus miembros, el guitarrista Andrew Innes, con el que comenzarían a gravar algunos temas y levantar cabeza, componiendo algunos tracks para la banda sonora de Trainspotting como primer paso para su resurrección.

F.V.

Primal Scream – Screamadelica (1991)

Primal_Scream-Screamadelica_b

Puntaje del Disco: 9,5

  1. Movin’ on Up: 9,5
  2. Slip Inside This House: 7,5
  3. Don’t Fight It, Feel It: 8
  4. Higher Than the Sun: 8,5
  5. Inner Flight: 7,5
  6. Come Together: 9,5
  7. Loaded: 9
  8. Damaged: 9
  9. I’m Comin’ Down: 8,5
  10. Higher Than the Sun [A Dub Symphony In Two Parts]: 8
  11. Shine Like Stars: 8

Oriundos de Glasgow, Escocia, Primal Scream se formo a mediados de los ochenta liderados por Bobby Gillespie (ex baterista de Jesus and Mary Chain). En sus primeros trabajos demostraron estar altamente influenciados por la psicodelia de los sesenta y grupos clásicos británicos especialmente por los Rolling Stones.

Pero 1991 significo el despegue tanto artístico (cambiando el eje musical de la banda) como en ventas ubicándolos en los charts británicos por primera vez con la edición de su tercer disco de estudio Screamadelica. Trabajo con el que Recogerían premios y centenares de buenas críticas de la prensa especializada.

Así como Nevermind de Nirvana significo el comienzo de algo nuevo del otro lado del Atlántico Screamadelica tubo similar impacto en Gran Bretaña, generando una revolución en la música alternativa de los noventas y convirtiéndose en gran influencia para futuras generaciones fusionando el dance y el tecno con el rock.

Los clásicos como “Movin’ on Up”, “Damaged”, “Higher Than the Sun” y especialmente la experimentación genial alcanzada tanto en “Loaded” como en “Come Together” son la mejor muestra de lo que este álbum significa y la referencia en que se convirtió para la música británica de la década pasada.

F.V.