Archivo de la categoría: Page & Plant

Page & Plant – Walking Into Clarksdale (1998)

Puntaje del Disco: 7,5

  1. Shining in the Light: 8,5
  2. When the World Was Young: 8,5
  3. Upon a Golden Horse: 8
  4. Blue Train: 7,5
  5. Please Read the Letter: 8
  6. Most High: 8,5
  7. Heart in Your Hand: 6
  8. Walking into Clarksdale: 7,5
  9. Burning Up: 6,5
  10. When I Was a Child: 7
  11. House of Love: 7
  12. Sons of Freedom: 6

La reunión entre Page y Plant dejaría algo más que su unplugged No Quarter. Su retorno fue un éxito, permitió recordar a los fans de Led Zeppelin sus mejores épocas. Por eso, años más tarde la pareja zeppeliniana lanzaría un nuevo disco: Walking Into Clarksdale.

En esta ocasión el dúo nos ofrece un álbum compuesto por temas nuevos. Sin embargo, Walking Into Clarksdale es un tanto endeble. Tal vez lo más perjudicial es comparar este disco con cualquiera de Led Zeppelin. Esto es un poroto, que en vez de remitirse a Zeppelin suena más parecido a… Jeff Buckley. Que dos figuras tan preponderantes como Robert Plant y Jimmy Page hayan perdido su identidad es desorbitante, y es por eso que el fan de Zeppelin termina degustando este disco con sensación defraudante.

Pero hay que reconocer que Walking Into Clarksdale no es un disco malo. Sus oscuros cortes de hardrock cuasi metálicos tienen potencial… que lamentablemente pierden. Son canciones poco claras, con estructuras y melodías que varían sin una orientación certera y terminan desconcertando, más que dejándote una impresión agradable. Si por ejemplo escuchan “Burning Up”, uno se termina preguntando a qué querían llegar.

Aún así los clichés de este trabajo a veces funcionan. Puedo decir que el single acústico “Shining in the Light” es muy agradable, que la balada “When the World Was Young” cumple con sus cambios de ritmo y que “Most High” es un número remarcable dentro de su impredecible accionar.

El resto es correcto pero dilapida su promesa en su confusión artística. A pesar de ello Walking Into Clarksdale es preferible a varios de los “mocos” finales de Zeppelin.

Persy

Page & Plant – No Quarter: Jimmy Page & Robert Plant Unledded (1994)

Jimmy Page & Robert Plant - No Quarter

Puntaje del Disco: 9,5

  1. Nobody’s Fault But Mine: 8
  2. No Quarter: 9,5
  3. Friends: 9
  4. The Truth Explodes: 8
  5. The Rain Song: 10
  6. City Don’t Cry: 7,5
  7. Since I’ve Been Loving You: 9,5
  8. The Battle of Evermore: 8,5
  9. Wonderful One: 9,5
  10. Wah wah: 7,5
  11. That’s the Way: 8,5
  12. Gallows Pole: 9
  13. Four Sticks: 8
  14. Kashmir: 9

/#/ Thank You: 9

 A mediados de los noventa los antiguos miembros de Led Zeppelin, Jimmy Page y Robert Plant se juntaron para grabar actuaciones en diferentes lugares del mundo, en las cuales contaron con una orquestación marroquí y egipcia, que le imprimían un sonido exótico y atmósferas únicas a sus canciones. No contaron con la colaboración de John Paul Jones, quien dijo que se enteró de su reunión al verlos en televisión.

En 1994 publicarían su actuación Unplugged en el álbum “No Quarter”, el cual combinaba temas de Zeppelin, con un puñado de nuevas canciones.

Existen diferentes versiones de este disco, la original incluía 13 canciones. En esta versión extendida “Yallah” lleva otro nombre “The Truth Explodes”, y se incluyen canciones como “Wah Wah” y “The Rain Song” que reemplazan a “Thank You”.

En esta oportunidad, se le dio lugar a canciones más acústicas y folkys de Zeppelin, combinadas con grandes clásicos de la banda, en detrimento de grandes rockers del grupo como “Whole Lotta Love”. Por eso no hay canciones de Led Zeppelin I. Las que más abundan son las de Zeppelin III, que en la mayoría tiene la misma calidad que sus versiones originales.

Los puntos más altos del Unplugged se encuentran en las famosas épicas. Tal es el caso de “The Rain Song”, aquel legendario número de “Houses Of The Holy”, es abrumadoramente mágica. Por otro lado, la versión de “Since I’ve Been Loving You” suena tan pasional como siempre y “No Quarter” en una versión más reducida pero manteniendo intacta su mística oscura.

Los temas nuevos le dan un plus al unplugged, sobre todo la excelente balada “Wonderful One”.

Todos estos condimentos transforman al unplugged de Page y Plant en un momento que ningún fanático de Zeppelin se puede perder. 

Persy