Archivo de la categoría: P.O.D.

P.O.D. – Satellite (2001)

pod satellite

Puntaje del Disco: 7

  1. Set It Off: 7
  2. Alive: 8,5
  3. Boom: 7
  4. Youth of the Nation: 8,5
  5. Celestial:
  6. Satellite: 7
  7. Ridiculous: 6
  8. The Messenjah: 6,5
  9. Guitarras de Amor:
  10. Anything Right: 7
  11. Ghetto: 7,5
  12. Masterpiece Conspiracy: 7
  13. Without Jah, Nothin’: 5
  14. Thinking About Forever: 8
  15. Portrait: 5,5

En cuarto álbum de P.O.D. fue lanzado con el nombre de “Satellite” el 11 de Septiembre de 2001, el mismo día de los ataques a las torres gemelas. Para ese entonces ya se había lanzado el single y video musical de “Alive” con mucho éxito por lo que el álbum fue muy bien recibido y se transformó en el más exitoso de su carrera.

Otro tema que ayudó mucho a su éxito fue “Youth of the Nation”, que hace referencia a los tiroteos ocurridos en 2 escuelas mientras se grababa el disco. Mientras que “Alive” con un mensaje positivo y la ausencia de gritos molestos se transformó en unas de las mejores canciones de la banda.

Del resto del álbum podemos decir que la mayoría son buenas canciones aunque no llegan a destacarse. “Thinking About Forever” y “Ghetto” son de lo mejorcito y logran no pasar desapercibidas. La primera está un escalón más arriba que la segunda. “Celestial” y “Guitarras de amor” son 2 fragmentos instrumentales que se dejan disfrutar a pesar de ser muy cortos.

Pero hay un par de canciones que la “quitan solidez” al álbum; “Without Jah, Nothin’”, una canción dividida en 2 partes, la primera una sucesión de gritos insoportables y la segunda un reggae lamentable, es lo peor del álbum y “Portrait”, que abusa de gritos que molestan y solo la “salva” un estribillo aceptable.

En líneas generales es un buen álbum con unos cuantos buenos temas y que es de lo mejor de un género que no es de lo mejores.

Por algo, supongo, que vendió 7 millones de copias…

Néstor

Anuncios

P.O.D. – Testify (2006)

Puntaje del Disco: 6

  1. Roots in Stereo: 7,5
  2. Lights Out: 7
  3. If You Could See Me Now: 6
  4. Goodbye for Now: 7,5
  5. Sounds Like War: 6
  6. On the Grind: 3,5
  7. This Time: 6
  8. Mistakes & Glories: 7
  9. Let You Down: 6,5
  10. Teachers: 6,5
  11. Strength of My Life: 6
  12. Say Hello: 6
  13. Mark My Words: 6

En el 2006 P.O.D. lanzaba su quinto álbum, Testify. La banda ya había probado ser una de esas cabecillas de grupo que representaban lo más nuevo y cool del momento: el famoso Ñu Metal.

Con un sonido distintivo, si se quiere, e incorporando ritmos y sonoridades del rap, hip pop, metal alternativo e incluso reagge, la banda supo encontrar un nicho y ganó varios adeptos a nivel internacional.

Nunca se dijo (¿quién se atrevería?) que estuvimos en presencia del surgimiento de una Gran Banda, pero sin embargo hubo un -tal vez inexplicable- interés en el desempeño de este grupo.

Testify es, en términos generales, poco interesante. Si bien se puede conceder como mínimo cierto interés en involucrar nuevos aspectos creativos a su música, P.O.D. aburre. Claro, tenemos honrosas excepciones como “Goodbye for Now”, que cuenta con el apoyo vocal de Katy Perry o de “Roots in Stereo”, en la cual participa Matisyahu. Pero parecería que justamente la incorporación de otros cantantes es imprescindible para que logren coordinar una buena canción.

Pero ni siquiera esto es una regla. “On the Grind”, cuenta con la participación de varios exponentes del hip-hop (un tanto ignotos, el más conocido es Sick Jacken, de Psycho Realm), y sin embargo el resultado final es lo que en español contemporáneo se denomina una verdadera porquería. Un insulto a la escucha, sin duda alguna.

Un paliativo, sin embargo. Es un disco muy bien producido y el sonido es impecable, las canciones están en general bien armadas (excepto “On the Grind”). Admitamos que dentro del género Ñu Metal no es un mal disco, y se deja escuchar.

Pero sólo una vez.

La curiosidad: Testify, con su portada de simbología cristiana y su carga protoreligiosa, llegó de hecho a ser el Disco Cristiano más vendido durante 16 semanas en el 2006. Como para separarse un poquito de la idea de que el metal invoca al anti-cristo.

Barba