Archivo de la categoría: OSI

OSI – Office of Strategic Influence (2003)

Puntaje del Disco: 9

  1. The New Math (What He Said): 9
  2. OSI: 9
  3. When You’re Ready: 8
  4. Horseshoes and B-52’s: 8,5
  5. Head: 9
  6. Hello, Helicopter!: 7
  7. ShutDOWN: 10
  8. Dirt From a Holy Place: 7,5
  9. Memory Daydreams Lapses: 8
  10. Standby (Looks Like Rain): 8

OSI es un proyecto musical formado por Jim Matheos y Kevin Moore en 2002, y ambos comparten cosas en común, y es que los 2 provenían de la misma banda, Fates Warning, más conocidos por haber sido los principales pioneros del Metal Progresivo. Sin embargo, Kevin Moore fue mucho más conocido estando en Dream Theater por un tiempo determinado hasta irse de la banda y concentrarse en un proyecto sumamente diferente, bajo el nombre de Chroma Key.

El nombre del proyecto proviene de un subdepartamento secreto (ya extinto) creado por la Departamental de Defensa de Estados Unidos, llamado Oficina de Influencia Estratégica (Office of Strategic Influence, OSI) con el fin de propagar la guerra contra el terrorismo a través de operaciones psicológicas, quienes iban dirigidas hacia poblaciones extranjeras. Se creó el 30 de octubre del 2001, pero la información de esta se fue propagando por casi la mayoría de los medios y esto produjo su extinción en febrero del 2002.

OSI no es una banda, ya que los 2 miembros originales suelen contratar a músicos de sesiones para trabajar en sus discos. Han publicado 4 discos hasta ahora, pero el trabajo que se hizo en este debut, lanzado en el 2003, es algo incomparable. Tenemos a Jim Matheos en la guitarra, a Kevin Moore de vocalista y tecladista, Sean Malone (más conocido por haber estado en Cynic y haber liderado la banda Gordian Knot) como bajista, y finalmente, el monstruoso Mike Portnoy (Ex-Dream Theater, y Transatlantic, entre otros) en la batería.

Originalmente la música de OSI iba a tener un estilo muy parecido al de Dream Theater y Fates Warning, pero la música de Kevin Moore en Chroma Key influyó muchísimo a la hora de trabajar con Jim Matheos, por lo cual, la banda en este disco mantiene un estilo propio, parecido al de bandas modernas en aquel entonces como Tool y Porcupine Tree. Y, a palabras de Portnoy: “Esto es muy diferente a lo que hemos hecho en otras bandas”

El debut de OSI es un disco sumamente oscuro, con muchas influencias electrónicas experimentales downtempo traídas de la banda ya mencionada de Kevin Moore, pero también, sin perder absolutamente nada de la fuerza que habían dado en sus bandas anteriores, por lo que se puede decir que todavía sigue siendo un disco de Metal Progresivo.

El trabajo de Sean Malone es sumamente brillante, es un bajista muy talentoso y con muchísimo poder a la hora de ejecutar diversas secuencias. Si ya desde Cynic y especialmente en Gordian Knot había hecho un trabajo monumental, acá no es la excepción. Añade muchísimos elementos jazzísticos a la hora de ejecutar pasajes agresivos, y le da un toque más original a este trabajo.

Bueno, y sinceramente…Ya ni hablemos del trabajo de Mike Portnoy, porque aquellos que ya han escuchado a Dream Theater, sabrán de lo que hablo, una bestia en todo sentido, capaz de trabajar en 20 proyectos distintos a la vez, y que pone su alma y empeño en cada uno de ellos. Cuando estuvo trabajando en este disco, también, a la vez estuvo trabajando en el disco Train of Thought de DT, el cual se lanzó el mismo año. Así que, está más que justificado eso.

Sin dudas, el mejor momento del disco, por lejos, es la canción “ShutDOWN”, contando con una participación sumamente sofocante de Steven Wilson, cantante de Porcupine Tree, y también, la canción más larga de OSI hasta la fecha, con 10 minutos de duración. Una canción 100% Porcupine Tree, y que podría haber estado en cualquiera de los discos de esta, no solo por la instrumentación, sino por las turbias letras, típicas del estilo que presenta Wilson.

En fin, el debut de OSI es un sí o sí de escucha para cualquier aficionado al Metal Progresivo, un disco plagado de canciones sumamente enganchables y potentes, y también en donde se demuestra que cada miembro tiene una musicalidad y estilo diferentes, pero que realmente combinan perfectamente sin perder ni un solo momento la excelente química que hay entre cada uno de ellos.

Un álbum sumamente recomendable si les encantan bandas como Tool, Porcupine Tree, Karnivool. No lo pierdan de vista.

Toto