Archivo de la categoría: Oasis

Oasis – Wired and Inspired (1995)

Puntaje del Disco: 8.5

  1. The Swamp Song: –
  2. Acquiese: 8
  3. Supersonic: 8
  4. Hello: 8
  5. Some Might Say: 8.5
  6. Shakermaker: 8.5
  7. Roll With It: 8
  8. Slide Away: 8
  9. (It’s Good)To Be Free: 8
  10. Morning Glory: 8.5
  11. Cigarettes & Alcohol: 8
  12. I Am The Walrus: 10
  13. Don’t Look Back in Anger: 9
  14. Live Forever: 10
  15. Rock N’ Roll Star: 8.5

A mediados de 1995 Oasis se encontraba en uno de los puntos más altos de su carrera. El lanzamiento de Definitely Maybe un año antes había marcado un hito en la historia del pop británico, convirtiéndose en un éxito inmediato. Los hermanos Gallagher habían logrado reflotar la música inglesa, que por entonces estaba cediendo terreno frente al Grunge estadounidense.

En Junio de 1995 y luego de recorrer distintos escenarios locales, Oasis se presentó por primera vez en el prestigioso Festival de Glastonbury. La manía que se había generado merecía de un espacio acorde al masivo público que comenzaba a seguir a Oasis.

Wired and Inspired es el disco que compila la presentación del grupo en Glastonbury y que marcó el inicio de la gira de (What’s The Story) Morning Glory?, el enorme álbum que rompió todas las bateas en Octubre de 1995. Muchos de los temas fueron realizados por primera ocasión, por lo que Liam y Noel todavía no estaban completamente acostumbrados a tocar en vivo. Por otro lado, hacía su debut el baterista Alan White, con quien el grupo viviría los momentos más gloriosos.

Las canciones que integran este recital son incuestionables ya que eran todos verdaderos himnos en la carrera del grupo. Quizás algunas desprolijidades típicas de los Gallagher no hicieron que esta fuera una mejor performance. Sin embargo, la seguidilla de canciones desde “Morning Glory”, pasando por la versión de “I Am the Walrus”, es impecable. El cierre a pura potencia a cargo de “Rock N’ Roll Star es formidable y Glastonbury tuvo el privilegio de contar con la que por aquel año era, sin dudas, la banda más grande del planeta.

Piro

Anuncios

Oasis – Familiar To Millions (2000)

Puntaje del Disco: 8,5

Disco Uno:

  1. Fuckin’ in the Bushes:
  2. Go Let It Out: 9
  3. Who Feels Love?: 8.5
  4. Supersonic: 9.5
  5. Shakermaker: 8.5
  6. Acquiesce: 8.5
  7. Step Out: 8
  8. Gas Panic!: 9
  9. Roll with It: 8
  10. Stand by Me: 9

Disco Dos:

  1. Wonderwall: 9
  2. Cigarettes & Alcohol: 8.5
  3. Don’t Look Back in Anger: 9
  4. Live Forever: 10
  5. Hey Hey, My My (Into the Black): 8.5
  6. Champagne Supernova: 9.5
  7. Rock ‘n’ Roll Star: 9
  8. Helter Skelter: 8

“We put this festival on, you bastards, With all our love”. Fiel a su estilo agresivo y vulgar, Fuckin’ in the Bushes” no podía ser lo más alegórica a una arenga previa a una batalla, tal como los hermanos Gallagher han sabido crear su imagen y estilo. Los primeros acordes de aquel  instrumental daban la señal para que cientos de miles de fanáticos explotaran de emoción por ver a sus adorados astros del Rock. El 21 de Julio de 2000 y como parte de la gira promoción de su reciente álbum “Standing on the Shoulder of Giants”, Oasis se presentó en el mítico Estadio de Wembley, de cuya grabación surgiría meses después un disco doble y DVD titulado “Familiar To Millions”.

Más maduros (o por lo menos con más años) y con estreno de guitarrista y bajista, Gem Archer y Andy Bell respectivamente, los hermanos Gallagher salieron a escena en la tarde londinense interpretando el primer corte de su último trabajo, “Go Let it Out”; un tema que gana unos puntos más gracias a la voz de Liam en el estribillo estirando su cuerdas hasta el límite. Luego bajan un poco los decibeles con “Who Feels Love?”, también de “Standing…”, para retomar con el mejor rock n’ roll a cargo de clásicos como “Supersonic” (ideal para un recital), “Shakermaker” y “Acquiesce” que de no ser porque Liam no canta una estrofa, sería un tema perfecto para el disco.

Debido al gran repertorio con el que la banda ya contaba para ese entonces, era siempre de esperar algún as bajo la manga. “Step Out Tonight”, un lado B de “Don’t Look Back in Anger”, es una de ellas y la otra es la muy buena interpretación de Noel de “Hey Hey, My My (Into the Black)” de Neil Young. “Gas Panic!”, con sus casi diez minutos, es otro de los destacados del primer disco, que cierra finalmente con la infaltable “Stand By Me” de “Be Here Now”.

El segundo disco arranca con “Wonderwall” que, más allá que es un tema excelente, en esta versión, hubiese sido preferible una guitarra acústica y no eléctrica, como para darle más intimidad. Una curiosidad respecto al set de DVD es que en el CD se incluyó una versión grabada en Mayo en el Yokohama Arena ya que Liam había cambiado la letra y sólo una parte del estribillo corresponde al concierto en Wembley. Aunque desde el comienzo los Gallagaher venían interactuando con el público, a partir de este momento tanta charla se torna un poco densa. Sin embargo, siendo parte del show y sin opacarlo, el espectáculo continuó con “Cigarettes & Alcohol” que lo tiene a Noel mezclando en la intro una parte de “Tomorrow Never Knows” de The Bealtes y otra de “Whole Lotta Love” de Led Zeppelin. Muy buena la versión de “Don’t Look Back in Anger” aunque un poco matizada con la charla constante de Noel con la gente.

Por último, después del clásico amago, la banda retorna al escenario para terminar de conmover a los presentes con las inmortale “Live Forever”, “Champagne Supernova” y cerrar con bien arriba con “Rock N’ Roll Star”. La versión en CD incluye también un cover de “Helter Skelter” grabado Milwaukee en Abril de 2000.

“Familiar To Millions” retrata un concierto 100% Oasis, con excesos, fanáticos exaltados, maravillosas canciones y estrofas imborrables. Una banda tan grande se merecía tener un disco en vivo en un estadio con tanta historia como Wembley.

Piro

Oasis – Don’t Believe The Truth (2005)

Puntaje del Disco: 9

  1. Turn Up The Sun: 8,5
  2. Mucky Fingers: 7
  3. Lyla: 9
  4. Love Like A Bomb: 9
  5. The Importance of Being Idle: 10
  6. The Meaning of Soul: 7,5
  7. Guess God Thinks I’m Abel: 9
  8. Part Of The Queue: 8,5
  9. Keep The Dream Alive: 8
  10. A Bell Will Ring: 8
  11. Let There Be Love: 9

A pesar de las negativas de la crítica, creanlo o no Oasis iría progresando muy lentamente hasta alcanzar una mejor forma. Y terminarían coronando su retorno con Don’t Believe The Truth, su mejor trabajo desde Morning Glory, con todo lo que eso significa.

Hay un par de cualidades de Don’t Believe The Truth que lo resaltan. En primer lugar, este disco se caracterizo por ser una especie de compilado de grandes éxitos de grupos de los sesenta (similar a lo que había hecho Wilco en Being There). Motivo por el cual debo reconocer que Noel Gallagher se termina de recibir simultáneamente de ladrón y genio. Ladrón porque se nota durante todo el disco sus influencias y como también los copia para componer (tomó prestado hasta a Zak Starkey, hijo de Ringo y batero de los Who, para integrarlo al grupo). Y genio porque a pesar de ello se las ingenia para que Oasis tenga su personalidad propia.

La segunda particularidad es que Don’t Believe The Truth es un disco muy compacto, integrado por temas más bien cortos, simples y desprovistos de pretensión alguna. En otras palabras, es la antitesis de Be Here Now.

El disco arranca con el oscuro rocker “Turn Up The Sun”, el cual se remite nada menos que a la psicodelia de los Byrds. Lo continua “Mucky Fingers”, que sin ser alarmante es lo más flojo de Noel, por ser una fotocopia muy obvia de “I’m Waiting For the Man” de la Velvet Underground. Luego está la enérgica “Lyla”, de la cual el mayor de los Gallagher reconoció que emula a “Street Fighting Man” de los Stones. “Love Like A Bomb” de Liam retoma su nueva costumbre de democratización en una especie de hibrido mejorado de “Songbird”. Después tenemos el grandioso clásico de este disco “The Importante of Being Idle”, un formidable tributo de Noel a los Kinks, tanto en su original letra como en su aplastante melodía. Y esta primera parte de hits sesentosos finaliza con “The Meaning Of Soul”, nuevamente de Liam, un rocker breve, a lo Elvis Presley… pero con una cuantas copas encima.

Pero Liam seguiría demostrando que es un buen compositor y no solo un buen cantante. Esto quedaría plasmado en la hermosa balada acústica “Guess God Thinks I’m Abel”, al parecer dedicada a su hermano (si yo soy Abel, vos sos Caín). Inmediatamente, “Part Of The Queue”, con gran performance de Starkey, aparece como una muy buena replica de Noel. Luego están “Keep The Dream Alive” y “A Bell Will Ring”, aportes de Bell y Archer respectivamente, que no desentonan pero parecen estar en una frecuencia un tono distinto al de Truth. Y por último, de gran final esta la preciosa balada beatle “Let There Be Love”, interpretada a dúo por los hermanos Gallagher como en “Acquiesce”. Un guiño para todos sus nostálgicos fans que por aquel entonces añoraban su retorno.

Persy

Oasis – Heathen Chemestry (2002)

Puntaje del Disco: 8,5

  1. The Hindu Times: 9
  2. Force Of Nature: 8
  3. Hung On a Bad Place: 7
  4. Stop Crying Your Heart Out: 8
  5. Songbird: 8,5
  6. Little By Little: 9
  7. A Quick Peep:
  8. (Probably) All In The Mind: 7,5
  9. She Is Love: 8,5
  10. Born In A Different Cloud: 7
  11. Better Man: 8,5

Standing no tuvo el fruto que Noel Gallagher esperaba. A pesar de intentar que Oasis suene con otra onda, asfixiado por la necesidad de cambiar el aire, el disco fue más bien golpeado por la crítica especializada. Pero la etapa de resaca y pleito entre los Gallagher parecía que lentamente tomaba nuevas direcciones. Heathen Chemestry marcaría un proceso de cambio positivo.

Lo que caracterizó a este nuevo álbum fue la democratización interna. Noel Gallagher dejaría de ser el compositor monopólico (seguiría siendo el principal), dándole lugar a Liam quien contribuyo con la cantidad “sustancial” de tres canciones (todo un esfuerzo para este borracho) y también dejándole espacio a Gem Archer y Andy Bell que demostraron aportar algo más que buenos modales para la banda.

Esto derivó en un progreso a nivel compositivo en líneas generales. Oasis deja la ambición de parecerse a The Chemical Brothers. Y si bien se repiten formulas en power ballads comerciales como “Stop Crying Your Heart Out”, también nos topamos con números como “Songbird”, con un acordeón y sintetizadores que sorprenden y muestra mejoras a nivel arreglos. Como si después de todo Standing hubiera dejado algo tangible para Oasis. Sin embargo, Heathen Chemestry está lejos de la proeza de Morning Glory o Definitely Maybe.

Chemestry comienza con uno de sus singles de difusión, “The Hindu Times”, un hit que combina guitarras empalagosas con una melodía sumamente adictiva (la mejor del disco). Después está “Force Of Nature”, un rocker interpretado por Noel con un riff que marca un ritmo aplastante, muy distinto a cualquier cosa que haya desentrañado el mayor de los Gallagher antes. “Hung On a Bad Place” es la canción de Archer, la cual rockea con intermitencias interesantes del bajo pero sin llegar a ser demasiado atrapante. “Stop Crying Your Heart Out” arranca la seguidilla de baladas de Oasis, siendo esta la más repetitiva y corriente a pesar de ser hermosa (uno ya escucho este tipo de temas en el pasado). Luego está “Songbird”, la composición más famosa de Liam, un suspiro en el cual una vez más declara su fascinación por los Beatles (es el “Blackbird” de Oasis). Y finalmente, nos encontramos con “Little By Little”, que debe ser la décimo quinta power ballad de Noel, y aún así suena a clásico instantáneo por su brillante estribillo.

En la mitad del álbum, aparece “A Quick Peep”, uno de los fragmentos instrumentales más desapercibidos y competentes que escuche del grupo, obra del señor Bell. Lo continúa “(Probably) All In The Mind”, una especie de experimento psicodélico más propio de la estirpe de SOTSOG, para después darle lugar a la adorable acústica “She Is Love” y al segundo aporte de Liam “Born In A Different Cloud”, interesante pero estirada como los viejos vicios de Be Here Now. Y para terminar Liam nos sorprende componiendo un buen número de hard rock, muy simple y dinámico como “Better Man”.

Heathen Chemestry nuevamente sería degradado por la crítica, al realizar la comparación obvia con los discos iniciales de la banda. Pero desde mi humilde opinión, nos mostraría por primera vez a Oasis como banda y no como el cerebro unitario de Noel Gallagher.

Persy

Highlights: Oasis

oasis

Top Ten de Oasis:

  1. Live Forever
  2. Wonderwall
  3. Champagne Supernova
  4. Supersonic
  5. Don’t Look Back in Anger
  6. Rock ‘N’ Roll Star
  7. The Importance of Being Idle
  8. The Masterplan
  9. Stand By Me
  10. Cast No Shadow

Persy

Oasis – Oasis MTV Unplugged (1996)

Oasis MTV Unplugged 1996 Persi Music

Puntaje del Disco: 9

  1. Hello: 8
  2. Some Might Say: 8
  3. Listen Up: 9
  4. Live Forever: 10
  5. The Masterplan: 10
  6. Don’t look back in Anger: 9
  7. Talk Tonight: 8
  8. Morning Glory: 7
  9. Round are way/Up in the Sky: 7
  10. Cast no Shadow: 8
  11. Whatever: 9
  12. Wonderwall: 9

Hacia 1996 Oasis se encontraba en la cúspide de su carrera. La banda había alcanzado el estrellato mundial sus dos primeros discos Defenetly Maybe y (What’s the Story) Morning Glory? que marcarían además el renacimiento del pop británico. Oasis era en ese entonces como decía Noel Gallagher, “la mejor banda del mundo”. Ese reconocimiento le permitió al grupo ser invitado por MTV para grabar un disco unplugged. Oasis ya contaba con suficientes éxitos como para ofrecer un gran espectáculo.

Con su formación original, a excepción de Alan White en reemplazo de Tony McCarroll en la batería, Oasis se presentó Londres ante un auditorio colmado. En esta oportunidad las voces estuvieron a cargo exclusivamente de Noel debido a que minutos antes de salir al escenario Liam se excusó alegando dolores de garganta. Luego se sabría que al hermano menor de la familia no le agradaba tocar con sonidos desenchufados. Tras comunicar al público la ausencia de Liam, Noel comenzó a tocar y el show dio inicio con “Hello”, una buena canción del segundo disco con una base claramente beatle.

“Some Might Say” también, también incluido en Morning Glory, es otra gran canción que quizás hubiese sonado mejor en la voz de Liam. “Listen Up” es otro de esos temas que no llegaron a convertirse en grandes clásicos de la banda, pero que merecen ser tenidas en cuenta. En cambio, “Live Forever” es una de las más grandes composiciones de Noel y uno de los grandes fenómenos de la década del 90. Luego vendría una canción que sin importar dónde suene, siempre será excelente: “The Masterplan”. Genial desde lo musical y desde la lírica, este tema le dio nombre al disco de compilados de lados B que saldría dos años más tarde. De “Don’t Look Back in Anger” no se puede decir más que es una de las mejores canciones compuestas por Noel y en esta presentación no fue menos.

“Talk Tonight” es una balada incluida en “The Masterplan” que se acopla a la perfección con el sonido desenchufado que ofrecía el espectáculo. En “Morning Glory” al igual que en otras canciones, Noel se toma la libertad de modificar levemente las letras para adueñarse de sus propias obras. El siguientes tema, “Round Are Way” es uno de los más flojos y se conecta con “Up in the Sky”, del primer disco. Finalizada esta canción, desde un balcón, hace su presentación Liam quien parecía estar tomando una cerveza para su dolor de garganta.

El Unplugged concluye con tres grandes canciones: “Cast No Shadow”, “Whatever” y “Wonderwall”. De esta manera Oasis daba forma a una muy buena presentación en vivo que quizás si hubiese estado su cantante principal, hubiese sido perfecto.

Piro

Postales Dramáticas: Oasis en Argentina – Estadio River 03/05/2009

991785

Por cuarta vez en su carrera Oasis, la banda comandada por los hermanos Gallagher, se presentó en Argentina por el tour que están desarrollando para presentar su último trabajo: Dig Out Your Soul.

En esta oportunidad el grupo proveniente de Manchester se dio el gusto de copar el Estadio de River Plate con más de 45.000 personas, en un show en el que combinaron canciones del nuevo álbum con legendarios clásicos de su carrera, demostrando nuevamente por qué es una de las bandas más importantes de la actualidad.

Luego de las presentaciones de Estelares, Mole y los Tipitos, cerca de las 21hs. Oasis saldría al escenario con la instrumental “Fucking In The Bushes” resonando para generar los revuelos iniciales en el público. Pero si de resonancia hablamos los primeros dos temas del concierto se transformarían en un vibrante torbellino adrenalínico. Primero aparecería “Rock ‘N Roll Star”, a estas alturas un himno de Oasis, y un claro mensaje de lo que la banda pretendía hacer en River: Rockear!!. Luego llegaría la afamada “Lyla”, un continuo impulso de energía, sobre todo cuando Liam enunciaba una y otra vez el nombre del tema. Los temasos se sucedieron con el primer single de difusión de Dig Out Your Soul, “The Shock of the Lightning”, y con el histórico “Cigarettes & Alcohol”.

Las primeras ovaciones para Noel Gallagher llegarían con la genial “Waiting for the Rapture” y con el lado B más auspicioso que existe, “The Masterplan”. Noel se mostró cálido cante la gente, con su sarcasmo habitual hasta cuando coreaban su nombre (“I don’t have time for this” replicó). Liam también se mostró más abierto a la gente que de costumbre y su voz sonaba perfecta (sobre todo si se recuerda el último recital brindado en el Campo de Polo). El menor de los hermanos tuvo su momento de gloria al interpretan temas como “Songbird” y “I’m Outta Time”, dos de las mejores composiciones de su carrera.

Otros puntos altos de la noche fueron la volátil “Morning Glory”, “Slide Away” (la sorpresa de la noche, dedicada a las señoritas por Liam, y la reemplazante de la gran ausente “Live Forever”), la perezosa “The Importante of Being Idle”, la explosiva “Supersonic” (no podía faltar) y la siempre alabada “Wonderwall”.

Luego de un amague aludiendo a que terminarían el show, Noel Gallagher volvería al escenario para interpretar su tema: “Don’t Look back in Anger” en una magnífica versión acústica y más lenta que lo habitual. Previamente, explicaría su historia colaborando con los Carpets cuando visitó por primera vez a River y pediría a los fanáticos que lo ayuden en los coros. Su actitud más amigable con el público dejaba en evidencia que Noel había madurado no sólo musicalmente sino también a nivel personal. Otro gran clásico infaltable en el repertorio de la banda fue “Champagne Supernova” que marcaría los últimos tramos de este gran concierto.

Para finalizar los hermanos Gallagher se vistieron de sus héroes de Liverpool para interpretar una excelente versión de “I am the Walrus”, y demostrar que si este fue la última presentación de Oasis en cinco años como había anticipado Noel, se encargarían de dejar gravadas en las retinas de los fanáticos un espectáculo maravilloso.

Persy/Piro