Archivo de la categoría: Novedades

Queen – Live Magic (1986)

MI0001999778

Puntaje del Disco: 8

  1. One Vision: 8
  2. Tie Your Mother Down: 7
  3. Seven Seas of Rhye: 9
  4. A Kind of Magic: 8
  5. Under Pressure: 9
  6. Another One Bites the Dust:
  7. I Want to Break Free: 8.5
  8. Is This the World We Created…?: 7
  9. Bohemian Rhapsody: 9
  10. Hammer to Fall: 8
  11. Radio Ga Ga: 9
  12. We Will Rock You: 9
  13. Friends Will Be Friends: 9
  14. We Are the Champions: 9
  15. God Save the Queen: –

La última gira de Queen con Freddy Mercury, A Kind of Magic Tour, había encontrado su punto más alto con las presentaciones en el mítico Estadio de Wembley en Julio de 1986, con localidades totalmente agotadas y cuyo registro quedó inmortalizado en   el grandioso disco doble editado aquel año.

A modo de compilado de los distintos shows que el grupo ofrecía por entonces, Live Magic fue lanzado en diciembre de 1986 y cuenta con la mayoría de las canciones pertenecientes al concierto del 9 de Agosto en Knebworth, Inglaterra, que sería, sin que nadie pudiese imaginarlo, el último de Mercury.

“One Vision”, como de costumbre abre esta serie de temas en vivo con la fuerza característica de Queen, que por aquellos años atravesaba uno de los momentos más populares de su carrera. Luego “Tie Your Mother Down” pierde parte de su esencia cuando inexplicablemente la segunda estrofa fue suprimida. “Seven Seas of Rhye”, aunque en un versión más corta también, da paso a “A Kind of Magic” y “Under Pressure”, grabadas en Budapest, en el marco de uno de los conciertos más convocantes de en la historia de Europa del Este. A partir de ahí todos los clásicos que siguen corresponden al show en Knebworth.

“Is This The World We Created..?” y la extraordinaria “Bohemian Rhapsody”, lamentablemente, en la versión seleccionada para este disco, reducen sus puntajes por la corta duración de la primera y la inaceptable edición de la sección de la ópera para el caso de la segunda. Algo similar ocurriría luego con las versiones de “We Will Rock You” y “We Are The Champions”, que con menor duración no permiten apreciar su esplendor.

A pesar de haber estado muy lejos de Live At Wembley ’86 (por tomar un parámetro cercano en el tiempo), principalmente por las malas ediciones de algunos grandes clásicos, Live Magic es un buen registro de la época de mayor plenitud en vivo de Queen y sobre todo un hermoso recuerdo de la última vez que veíamos a Freddy en un escenario.

Piro

The Rolling Stones – Estadio Único de La Plata (07/02/2016)

0014222935

La ansiada y prolongada espera de diez años finalmente había terminado. Por cuarta ocasión en su longeva historia The Rolling Stones arribaban a la Argentina para brindar una serie de tres espectáculos en el Estadio Único de la Ciudad La Plata, en el marco de su gira latinoamericana Olé Tour.

La Beriso tuvo el privilegio de abrir como banda telonera bajo una intensa lluvia que acortó su presentación, mientras que Ciro y los Persas, con un muy buen espectáculo en el cual incluyeron algunos clásicos de Los Piojos, se encargaron de dejar el escenario listo para que los miles de fanáticos pudieran ver en acción a Sus Majestades, como el mismo cantante declaraba. Previo a la ansiada espera y con el agua cediendo, como invitado de lujo, Charly García, ícono del rock nacional también se hacía presente para admirar a los legendarios músicos.

Poco después de las 21 horas las luces del escenario descendieron y dieron paso al video que simulaba el viaje de los británicos hasta tierras argentinas, proyectado en las tres pantallas gigantes de alta definición e inmediatamente sonaron los primeros acordes de la inconfundible “Start Me Up”, con un Mick Jagger exultante y una oleada de fanáticos enloquecidos. La autoproclamada “Banda más grande del Rock N’ Roll de todos los tiempos” se reencontraba con su querido y admirado público argentino luego de una década y otras dos históricas visitas en 1995 y 1998. Como en aquellas oportunidades, esta presentación también se vio empañada por los actos de violencia que se registraban en las inmediaciones del Estadio cuando un grupo de gente intentaba ingresar sin entradas.

“It’s Only Rock N’ Roll (But I Like It)” y “Tumbling Dice” continuaron con el repertorio de los clásicos inmortales del grupo y entre ellos Jagger saludaba al público con un guionado libreto en un apreciable castellano en el que contaba las andanzas de la banda bailando tango y comiendo choripanes en la Costanera porteña. “Out of Control” y “Anybody Seen My Baby?” del disco Bridges to Babylon fueron tal vez dos de los temas prescindibles y “Street Fighting Man”, como era de suponer, fue la canción que el público había elegido previamente en las redes sociales. “Wild Horse”, la gran balada de todos los tiempos, aquietó un poco el eufórico estado del público que acompañaba con la luminaria de los teléfonos celulares y enseguida los primeros riffs de “Paint It Black” volvieron a encender al Estadio junto con “Honky Tonk Woman”.

“Can’t Be Seen” y “Happy”, marcaron el momento de Keith Richards en las voces, mostrándose constantemente sonriente y cómplice con el público. Luego Jagger volvió a acaparar el escenario con su envidiable estado, moviéndose enérgicamente como si fuese un adolescente con sus característicos ademanes. La extensa “Midnight Rumbler” y el coro de “Miss You” dejaron en claro la gran capacidad de manejo y presencia del cantante. En los coros de “Gimme Shelter”, Mick estuvo acompañado de la bella corista Sasha Allen, que desfiló por la pasarela central con una energía deslumbrante. Continuó la infaltable “Brown Sugar”, la diabólica “Sympathy for the Devil” con Jagger envuelto bufanda roja y con un video de fondo cargado de simbología. Para terminar la rockera “Jumpin’ Jack Flash”, hizo delirar a las más de 55 mil personas que colmaron el Estadio.

En los bises y tras un breve receso, un grupo de coristas locales abrieron con las primeras letras del hermoso clásico “You Can’t Always Get What You Want” que emocionó hasta las lágrimas. En el final, como no podía ser de otra manera, los Stones se despidieron con el clásico de todos los clásicos y marca inconfundible de esta icónica banda: “(I Can’t Get No) Satisfaction”, dándole así el cierre ideal para una presentación estupenda.

Piro

David Bowie – The Buddha of Suburbia (1993)

MI0002769362

Puntaje del Disco: 7.5

  1. Buddha of Suburbia: 8
  2. Sex and the Church: 7
  3. South Horizon: 6
  4. The Mysteries: 7
  5. Bleed Like a Craze, Dad: 8
  6. Strangers When We Meet: 8
  7. Dead Against It: 8
  8. Untitled No. 1: 7.5
  9. Ian Fish, U.K. Heir: 6
  10. Buddha of Suburbia: 8

En 1993 David Bowie incursionaba a través de nuevos horizontes musicales con el lanzamiento de The Buddha of Suburbia, un disco de soundtracks utilizado en la serie de televisión homónima (inspirada en el libro de igual título del autor Hanif Kureishi). El disco, sin embargo, no había sido concebido originalmente como un soundtrack, y era según el propio artista, uno de sus trabajos favoritos.

El disco contiene algunos elementos de materiales anteriores y ciertos acercamientos al rock alternativo. Teniendo como destacado al primer track, el disco continúa con dos temas instrumentales como “South Horizon” y The Mysteries” que dan lugar a “Bleed Like a Craze, Dad” y “Strangers When We Meet”, que muestran a Bowie en su esplendor.

“Dead Against It” es también otro de los destacados, mientras que “Ian Fish, U.K. Heir” a modo de instrumental final da paso al cierre del disco con una versión alternativa de “Buddha of Suburbia” teniendo a Lenny Kravitz en guitarra.

Piro

Tom Petty & The Heartbreakers – Long After Dark (1982)

PettyLongAfterDark

Puntaje del Disco: 8

  1. A One Story Town: 8
  2. You Got Lucky: 8
  3. Deliver Me: 8
  4. Change of Heart: 8.5
  5. Finding Out: 7.5
  6. We Stand a Chance: 8
  7. Straight into Darkness: 7.5
  8. The Same Old You: 8
  9. Between Two Worlds: 8
  10. A Wasted Life: 7

Editado en Noviembre de 1982, Long After Dark, se convirtió en el quinto disco de estudio de Tom Petty & The Heartbreakers, quienes por entonces contaban con una merecida reputación gracias a sus trabajos anteriores. Este álbum contó con la participación por primera vez en la formación del grupo de Howie Epstein en bajo y en coros, notorios especialmente en “Change of Heart”, uno de los temas mejor posicionados en los charts estadounidenses.

Siendo también el primer disco que utilizaba sintetizadores reales, Long After Dark, continúa con el estilo clásico de Petty de guitarras rockeras, melodías pegadizas y buenas composiciones. “You Got Lucky” y “Deliver Me” están entre los temas más salientes, mientras que el resto del disco mantiene un nivel bastante parejo.

Si bien no ha sido el mejor de los discos de los primeros de Petty, le permitió seguir en el camino del éxito y crecimiento como músico.

Piro

Dick Dale & His Del-Tones – King of the Surf Guitar (1963)

King_of_The_Surf_Guitar

                           Puntaje del Disco: 9                             

  1. King of the Surf Guitar: 8
  2. The Lonesome Road: 8
  3. Kansas City: 8.5
  4. Dick Dale Stomp: 8.5
  5. What’d I Say: 8
  6. Greenback Dollar: 8.5
  7. Hava Nagila: 9
  8. You Are My Sunshine: 8
  9. Mexico: 9
  10. Break Time: 8
  11. Riders in the Sky: 8.5
  12. If I Never Get to Heaven: 8

Con el lanzamiento de su disco debut en 1962, Dick Dale se había transformado inmediatamente en una verdadera estrella de rock & roll. Su apodo, como Rey de la Guitarra Surfera, sería el título elegido para su siguiente material que vio la luz a mediados de 1963, en pleno auge de la invasión británica.

Desde el comienzo del disco los primeros cantos a cargo del grupo coral femenino The Blossoms dejan en claro el nombre del álbum, mientras Dale lanza sus clásicos riffs. En acuerdo con Capitol Records, la compañía con la que había firmado el artista, éste accedió a darle al disco una mayor amplitud de estilos. De este modo, “Kansas City” muestra un rock de antaño, “You Are My Sunshine” se inclina por el country y “Greenback Dollar” que presenta algunos tintes de folk. Se incluye también una buena versión del clásico de Ray Charles, “What I’d Say”.

Sin embargo, lo más destacado siguen siendo las habilidades de Dale con la guitarra, como queda demostrado en temas como “Hava Nagila”, “Mexico” y “(Ghost) Riders in the Sky”.

Piro

Conspiraciones del Rock: Artistas MK Ultra

cover_mk_ultra_302_635x

El Proyecto MK Ultra (del alemán Mind Kontrolle Ultra) es un proyecto que nació en los Estados Unidos en 1953 y fue creado por el director de la CIA Allen Dulles, teniendo como jefe del programa al director de la División Química de la CIA, el bioquímico y psiqiuatra militar Joseph Scheidder. En plena Guerra Fría el principal objetivo era desarrollar técnicas de lavado de cerebro mediante electroshoks, drogas e inducción que llevaban a los espías soviéticos a decir la verdad y posteriormente a truncar los recuerdos de la víctima con el fin de influir en las acciones futuras y en su comportamiento.

Esta técnica de control mental, según se cree, es utilizada por las élites gobernantes que operan en la clandestinidad, con el fin de establecer un modo de pensar y actuar en la población, a través de los personajes famosos, en quienes se ven reflejados. El mundo de la música, con la gran repercusión que tiene entre la gente, no ha sido la excepción y a lo largo de las últimas décadas, han surgido incontables artistas que han sido sometidos a tratamientos para que sus mentes sólo reconozcan los designios de sus amos. En la película ClockWork Orange, el genial director Stanley Kubrik, nos muestra cómo Alex el protagonista, es sometido al Programa Ludoviko con el objetivo de reformular su pensamiento y que ante determinados estímulos, actuase de un modo sumiso.
2df274db27d09b1f535fa42f8793b789Uno de los éxitos más destacados del Proyecto MK Ultra ha sido el caso de Elvis Presley, cuya muerte ha sido puesta en duda en la primera entrega de Conspiraciones del Rock. Presley habría sido inducido por su manager Tom Parker a quien conoció en el ejército, a unirse al Programa y a partir de entonces su figura como símbolo sexual habría servido para irradiar sensualidad entre los jóvenes y de alguna manera hipnotizarlos. Si es que murió aquel 16 de agosto de 1977, existen teorías que sostiene que pudo haber sido como parte de un ritual cabalístico.blood_on_the_dance_floor_cover

El otro gran ícono de la música que ha sido víctima del Proyecto, desde su niñez hasta su muerte, ha sido el Rey del Pop, Michael Jackson.
Desde sus tiempos en los Jackson 5, Michael ha experimentado problemas de desequilibrios mentales, acompañados luego de las drogas y el alcohol y ha sido un mensajero predilecto de las simbologías utilizadas por las sociedades secretas que controlan desde la oscuridad. Michael, cansado del constante sometimiento, habría intentado revelarse ante sus programadores, al igual que otra relevante figura de la música que sabía los trasfondos de la industria musical como fue John Lennon, y terminaron muertos en circunstancias que aún son inciertas.

En la actualidad existen numerosos artistas jóvenes que han sido víctimas del Poryecto MK Ultra y que a través de sus canciones, videos y vestimenta buscan instaurar de manera subliminal y en ocasiones de modo muy directo, los símbolos y mensajes que sus amos quieren imponer a la sociedad. Son ejemplos de famosos artistas jóvenes Justin Bieber, Rihanna, Beyoncé y Miley Cyrus, entre muchos otros.varios

La participación como conejillos de indias de planes oscuros no desacredita, sin embargo, los notables dotes musicales y compositivos que muchos de los artistas han mostrado y que han sido reseñados en el blog poseen. Esta teoría sólo intenta mostrar cómo más allá de la música se pueden encontrar mensajes ocultos o dobles sentidos que muchas veces no tienen mensajes demasiado agradables.

Piro

Blondie – Parallel Lines (1978)

Blondie - Parallel Lines (1978)

Puntaje del Disco: 9

  1. Hanging on the Telephone: 8,5
  2. One Way or Another: 9
  3. Picture This: 8,5
  4. Fade Away and Radiate: 9
  5. Pretty Baby: 8
  6. I Know But I Don’t Know: 7,5
  7. 11 59: 8,5
  8. Will Anything Happen: 8
  9. Sunday Girl: 9
  10. Heart of Glass: 9,5
  11. I’m Gonna Love You Too: 7,5
  12. Just Go Away: 8,5

Con las revoluciones a tope y la creatividad al máximo, Blondie finalmente alcanzó su pináculo artístico con su reconocido Parallel Lines, discos que ahora es reconocido como uno de los exponentes más claros del New Wave y una obra imprescindible de los finales de los 70s. Prácticamente estamos hablando de uno de los mejores álbumes “poperos” de la década.

Si bien en sus anteriores trabajos, la banda liderada por Debbie Harry y Chris Stein había presentado destellos de potencial con algunos hits como “X Offender” y “Denis”, en este disco descargan todas sus armas de golpe superando con creces todo lo que habían presentado antes, soltando gancho tras gancho, melodía tras melodía, y con una diversidad que mantiene el disco entretenido todo el tiempo ¡Hay temazo tras temazo! En pocas palabras, Parallel Lines es el disco de Greatest Hits de Blondie.

El disco abre de forma explosiva con la pegajosa “Hanging on the Telephone”, canción concisa, melodiosa y adornada por guitarras que da un inicio perfecto. Pero lo mejor está por venir y nos encontramos con uno de los temas más conocidos de la banda “One Way or Another”, donde los neoyorkinos se adentran directo al punk Debbie se destapa por completo en una actitud atrevida y dominante, alcanzando niveles de agresividad que no se le había visto antes. “Picture This” es una efectiva y rica pieza pop que conforme va avanzando va aumentando en intensidad, su melodía bien elaborada es un indicativo de que Blondie sabe hacer pop de calidad. Si señores, esto es pop bien hecho.

Ah, entonces llega una de mis favoritas, “Fade Away and Radiate”, les dije que en este disco hay algo de variedad y esta pieza oscura es una prueba de ella, su progresión llena de ansiedad, la batería remarcada al inicio y los sonidos de guitarra característicos del legendario guitarrista Robert Fripp de King Crimson hacen de esta canción algo único. Para seguir sigue la simple “Pretty Baby” y la promedio “I Know But I Don’t Know”, temas que pasan sin pena ni gloria pero dan un respiro para la siguiente ráfaga.

“11 59” revive el disco con su ritmo acelerado, con sus sintetizadores y uno de los mejores estribillos del disco. “Will Anything Happen” es aun mas frenética, casi desesperada y ¡Esa energía vocal! Blondie se siente incansable a esta altura de la octava canción. A estas alturas uno se espera que el disco pierda empuje, pero no, curiosamente los mejores dos momentos de la historia de Blondie se vienen cerca del final.

Si, por que “Sunday Girl” es una hermosa y adorable canción de New Wave, con una de las mejores interpretaciones vocales que ha realizado Debbie, la efectiva guitarra y el teclado de fondo se conjuntan perfectamente. Y entonces llega el máximo hit de Blondie, el tema que les hizo famosos, esta es una banda que gusta de jugar con todos los géneros posibles y en “Heart of Glass” se impregnan de la música disco y reggae…vaya que el disco no es una música muy de mi agrado, pero en esta pegajosa pieza hago una excepción, es un autentico hit que pone de buenas a cualquiera y que no falla en anda (los coros sensuales de Harry, el estribillo insuperable, la virtuosidad del baterista, los riffs de guitarra ¡Todo está perfecto!).

Ya para acabar viene un último relleno mas (a estas alturas perdonable) en forma de “I’m Gonna Love You Too”. No obstante un gran disco tiene que cerrar bien y Blondie regala una última joyita con “Just Go Away”, otro supremo estribillo y unas vocales mezclándose juguetonamente con la guitarra eléctrica y unos pasajes de synth embelleciendo en momentos. Aquí termina el disco satisfactoriamente, no puede haber más que pedir.

Comercial, empalagosa…muchos pueden considerar a Blondie una banda de esas características, una formación escandalosa (yo llegué a juzgarlos así en algún momento), pero en Parallel Lines descubrí lo que es pop cerebral y de calidad, no puedo menos que decir que este es un disco esencial, de esos que hay que escuchar al menos un vez en la vida…si no es que algunas mas.

Gera Ramos