Archivo de la categoría: Noel Gallagher’s High Flying Birds

Noel Gallagher’s High Flying Birds – Lollapalooza Side Show, Estadio Luna Park (16/03/2016)

12829395_1242563519090445_6192496095551520440_o

“Esperamos que su próximo disco lo traiga nuevamente a nuestro país y podamos seguir disfrutando de este artista que tantas canciones nos ha impregnado en la memoria”. Con aquel deseo cerrábamos la reseña del recital que Noel Gallagher había ofrecido en su primera visita en la Ciudad de Buenos Aires con su nueva banda. Casi cuatro años después, el británico cumplió y volvió a la Argentina para presentar Chasing Yesterday, su segundo material de estudio lanzado en 2015. Abriendo una serie de recitales adicionales al tradicional Festival Lollapalooza, Gallagher retornaba al mítico Estadio Luna Park, en el cual en 1998 comenzó el idilio del público argentino con Oasis.

Pasados unos minutos de las nueve de la noche, las luces se encendieron con una intensidad que no permitía ver qué sucedía arriba del escenario, pero pronto se disiparon para que la gente pudiese apreciar el ingreso de la banda, mientras de fondo sonaba parte de “Shoot a Hole Into the Sun”, un demo grabado con mezclas del tema “If I Had a Gun”, del disco debut del grupo. Sin perder tiempo “Everybody’s on the Run” fue la elegida para abrir el esperado recital. “Lock All The Doors” y el single “In the Heat of the Moment” fueron dos de los seis temas con los que Noel decidió presentar su último trabajo. Tras saludarse con su público en ese particular inglés con el que Gallagher nos tiene acostumbrados, fue momento del primer cover de Oasis, a cargo de la pegadiza “Fade Away” del maravilloso disco de lados B The Masterplan. “Riverman”, “The Death of You and Me” y especialmente “You Know You Can’t Go Back” (dedicada a los fanáticos de Oasis) demostró, como en la primera presentación del grupo en 2012, que el tiempo de Liam y Noel juntos había quedado atrás y lejos estaría de volver. Sin embargo, una inesperada versión de “Champagne Supernova”, “Sad Song” y “D’Yer Wanna be a Spaceman?” (destinada al Papa Francisco) dieron paso a que Noel accediera al pedido de la gente otorgándoles la posibilidad de que las miles de gargantas que asistieron al Luna Park pudiesen entonar algunas estrofas del clásico “Live Forever”, mientras la guitarra de Noel los dirigía. Siguieron “The Mexican” y “The Dying of the Light” de Chasing Yesterday y desde el fondo de Defenetly Maybe, “Digsy’s Dinner” comenzó a cerrar el recital con algunos de los temas que llevaron a Oasis a la cima mundial a mediados de los noventa.

La memorable “The Masterplan” daba paso a los bises, y como no podía ser de otra manera, vaticinaban un final con el mejor material de Gallagher. La fantástica y pocas veces tocada “Listen Up” y luego “Wonderwall” empezaban a marcar el cierre. “AKA..What a Life!” sembró el terreno perfecto para el final a pura emoción con la infaltable “Don’t Look Back in Anger”. Sin salirse del tiempo reglamentario Noel Gallagher cerraba una vez más una presentación brillante, ayudado en esta oportunidad por un Estadio con una mejor acústica que GEBA y con el constante apoyo y fidelidad de un público que podrá verlo nuevamente el sábado siguiente en el Festival de Lollapaloza, pero que espera que el británico quiera seguir visitándonos muchas veces más.

Piro

Noel Gallagher’s High Flying Birds – Chasing Yesterday (2015)

Noel Gallagher’s High Flying Birds - Chasing Yesterday (2015)

Puntaje del Disco: 7

  1. Riverman: 8,5
  2. In the Heat of the Moment: 6,5
  3. The Girl With X-Ray Eyes: 8
  4. Lock All the Doors: 7
  5. The Dying of the Light: 7
  6. The Right Stuff: 8
  7. While the Song Remains the Same: 6
  8. The Mexican: 5,5
  9. You Know We Can’t Go Back: 6
  10. Ballad of the Mighty I: 7,5

Si ponemos en la balanza a quién le podía ir mejor de los Gallagher tras la ruptura de Oasis, Noel parecía dar señales de que no iba a sufrir tanto con sus High Flying Birds luego de su muy buen álbum debut, más aún si lo comparamos con el endeble resultado que había logrado Liam con Beady Eye. Sin embargo, en su segundo disco, Chasing Yesterday, el mismo Noel empezó a dar señales de tambalear.

Chasing Yesterday es un disco en el que el mayor de los Gallagher tiene la paradoja de confrontar sus raíces, sus principales influencias y los pergaminos que trae de Oasis, contra la necesidad de madurar y despegarse un poco de lo que fue la banda que lo llevó al estrellato.

Así se contraponen aquellos temas en los que Noel evoca a su pasado. Que no está mal salvo por el detalle de que trata de hacer reescrituras… Por ejemplo, “Riverman”, un muy buen tema (el mejor del disco por su melodía), pero que no llega a mayores por ser un refrito que emula la estructura de “Wonderwall”. También tenemos a “The Girl With X-Ray Eyes”, también decente, pero con referencias muy obvias a “The Masterplan”.

Y por otro lado, está el Noel que intenta innovar, aunque ser original no es lo suyo. Lo máximo que logra es la incorporación de un saxofón en ciertos pasajes. En “The Right Stuff”, sin ir más lejos, Noel parece jugar incluso a parecerse a Pink Floyd.

Pero saben qué, dejemos de lado estos dos demonios que hacían ruido en la cabeza de Noel. Su principal déficit es que está poco inspirado a la hora de componer. “In the Heat of the Moment” como primer single de difusión britpopero del álbum llega a ser molesto con sus “Na na na na nah”. Y se acentúa su falta de consistencia compositiva en la segunda mitad del disco, embarrándola directamente con “The Mexican”. Solo se rescata sobre el final “Ballad of the Mighty I” que contó con la colaboración de Johnny Marr.

Lo que sí hay que reconocerle al tipo es que pese a no mostrar su mejor versión, la mayoría de las canciones de Chasing Yesterday se dejan escuchar. Pero el sabor de decepción queda un poco presente porque se espera más de él.

Persy

Noel Gallagher’s High Flying Birds – Personal Pop Fest, GEBA (06/05/2012)

En el marco del Personal Pop Festival, el espectáculo central estuvo a cargo del ex guitarrista y compositor de Oasis; el entrañable Noel Gallgher. De visita al país por primera vez luego de la separación de la banda que lo llevó a la fama, británico se reencontró con el público argentino liderando su nueva formación, Noel Gallagher’s High Flying Birds. Como lo había hecho Liam en octubre pasado, Noel no quiso ser menos y emprendió el retorno a uno de los lugares donde ha cosechado una importante cantidad de fieles seguidores y luego de tocar en el Estadio Orfeo de la ciudad de Córdoba, Noel se presentaría en la sede Jorge Newbery del Club GEBA.

Con media hora de retraso y no haciendo honor a la puntualidad inglesa, Noel salió a escena junto a sus nuevos compañeros y de inmediato abrió el recital con una inesperada versión de “(It’s Good) To Be Free” que hizo emocionar al público que buscaba volver a ver en vivo al gran ídolo. Siguió la rockera “Mucky Fingers” a modo de pequeño repaso de temas de Oasis; pero a continuación una seguidilla de seis temas del último disco dejaron en claro una nueva etapa en su carrera había comenzado. “Everybody’s On The Run”, “Dream On” y “If I Had A Gun” se sucedieron respetando el orden del álbum que se vio levemente alterado por “The Good Rebel”, un lado B de “The Death Of You And Me”. “Freaky Teeth”, un tema inédito que según Noel será incluido en su próxima producción, dio paso otro recuerdo de Oasis. En una versión más lenta y únicamente con su guitarra acúsitca y no sin antes reconocer que no se acordaba cómo se tocaba, Noel se puso en la piel de Liam para tocar el clásico “Supersonic”. No sería el único extracto de Oasis ya que con total libertad para reversionar sus propios temas, Gallagher ofreció una gran versión más acelerada de “Talk Tonight”. Luego “(Stranded On) The Wrong Beach” cerró la primer parte de un concierto al que tofavía le faltarían más emociones.

Tras un breve receso, la banda regresó a escena con “Let The Lord Shine On Me”, otro lado B, pero esta vez de “AKA…What A Life” que había sonado antes y cuyo coro fue uno de los más cantados. El final estuvo a cargo de la hermosa “Whatever” y “Little By Little”, uno de los más esperados en los últimos recitales que Oasis hábia dado en la Argentina. A pesar de la insistencia del público que entonaba las letras de “Live Forever” y “Wonderwall”, Noel les dejó bien en claro, con humor de por medio, que la etapa de Oasis ya había quedado atrás. Sin embargo, y como no podía ser de otra manera, “Don’t Look Back In Anger”, el inmortal himno marcó el cierre de este fantástico recital. Antes de despedirse y como es su costumbre, Noel prometió que lo volveríamos a ver. Esperamos que su próximo disco lo traiga nuevamente a nuestro país y podamos seguir disfrutando de este artista que tantas canciones nos ha impregnado en la memoria.

Piro

Noel Gallagher’s High Flying Birds – Noel Gallagher’s High Flying Birds (2011)

Puntaje del Disco: 8.5

  1. Everybody’s on the Run: 8.5
  2. Dream On: 8
  3. If I Had a Gun…: 9
  4. The Death of You and Me: 9
  5. (I Wanna Live In a Dream In My) Record Machine: 8.5
  6. AKA…What a Life: 8.5
  7. Soldier Boys and Jesus Freaks: 8
  8. AKA…Broken Arrow: 8
  9. (Stranded On) The Wrong Beach: 8
  10. Stop The Clocks: 9

Noel Gallagher’s High Flying Birds es el nombre de la banda que el ex líder de Oasis decidió darle a su nuevo proyecto. Luego de la anunciada disolución del popular grupo británico a mediados de 2009, los hermanos más escandalosos del Reino Unido no disimularon su fastidio recíproco y pronto Oasis dejó de existir. Aunque lejos de hacer el duelo por el final de la banda que lo vio nacer, Liam se llevó a los otros miembros y continuaron con Beady Eye, lanzando el gran disco Different Gear, Still Spending. La respuesta de Noel no se hizo esperar demasiado y en octubre de este año, lanzó este disco tan esperado por numerosos seguidores de Oasis.

Fiel a su estilo confrontante y sin escrúpulos, Liam dijo sobre el disco de su hermano: “pensé que podía volver con algo nuevo pero, a fin de cuentas, es Noel Gallagher sentado en una banqueta cantando canciones acústicas”. Si bien no se trata de temas acústicos netamente, lo cierto es que las palabras de Liam tienen un grado de realidad. El proyecto como solista de Noel tiene buenas intenciones, con temas que verdaderamente sobresalen, aunque es muy notoria la fuerte dosis que carga de su ex banda. O dicho de otra manera, el disco revela cuánta jerarquía compositiva poseía Noel al momento de escribir las letras en Oasis.

Con una orquesta y buenos arreglos, “Everybody’s on the Run” da comienzo al vuelo de los Pájaros del mayor de los Gallagher. “Dream On”, el segundo tema, continúa con una notoria similitud en el estilo que la anterior y el primer cambio se vislumbra con la homicida “If I Had a Gun” y después con “The Death of You and Me”, el primer corte lanzamiento del disco, cuyos acordes rememoran inmediatamente a “The Importance of Being Idle” de Don’t Believe The Truth.

La segunda mitad del disco arranca con la balada “(I Wanna Live In a Dream In My) Record Machine” que claramente podría asemejarse a cualquiera de las composiciones que Noel hizo en Oasis. En cambio, “AKA…What a Life” (las siglas significan “Also Known As”) levanta con un ritmo más movido y nos muestra en el video a un Noel viviendo las delicias de la vida en una carretera con dos hermosas mujeres. También en tono sarcástico “Soldiers Boys and Jesus Freaks” se burla de la sociedad con una ambientación musical que parece de principios del siglo pasado.

“(Stranded On) The Wrong Beach” y “Stop The Clocks” (un tema de Oasis que había sido incluido en el disco de Grandes Exitos que la banda sacó antes de separarse) dan cierre a este sólido y atractivo disco. Noel no quiso ser menos que Liam y Beady Eye y con su nueva banda demostró que la inspiración sigue intacta y que tendremos más de la batalla mediática de los hermanos Gallagher.

Piro