Archivo de la categoría: Neil Young

Neil Young – Everybody’s Rockin’ (1983)

Puntaje del Disco: 5

  1. Betty Lou’s Got a New Pair of Shoes: 6
  2. Rainin’ in My Heart: 5
  3. Payola Blues: 6
  4. Wonderin’: 4,5
  5. Kinda Fonda Wanda: 4
  6. Jellyroll Man: 5
  7. Bright Lights, Big City: 6,5
  8. Cry, Cry, Cry: 4,5
  9. Mystery Train6
  10. Everybody’s Rockin’: 5

Las tensiones entre Neil Young y David Geffen, propietario de su disquera Geffen Records, fueron creciendo a principios de los ochenta exponencialmente.

La experimentación futurista de Trans (1982) significó un fracaso comercial inédito en su carrera, con sobrados motivos, y como respuesta Neil le ofreció a Geffen lo que mejor sabía hacer un álbum country llamado Old Ways. Sin embargo su discográfica lo rechazó y le exigió un disco de rock & roll.

Como respuesta Young se dedicó al rockabilly y creó una banda para la ocasión, los “Shocking Pinks”,  con la que grabaría una selección de canciones retro (algunos covers y otras originales) con reminisencias al nacimiento del rock and roll en los años cincuenta de tan solo veinticinco minutos de extensión bajo el título Everybody’s Rockin’ en Agosto de 1983.
Claramente esta jugada, inexplicable y poco comercial, enfureció aún más a Geffen Records que hasta intentó sabotear las grabaciones y terminó demandando al artista. Para el momento de su lanzamiento Everybody’s Rockin’ obtuvo las peores críticas en su carrera y a pesar de su pobre repercusión salió a presentarlo en vivo con baja concurrencia a sus conciertos, estaba claro que este no era el Young que todos querían ver y el chiste del canadiense pareció haber llegado demasiado lejos.

“¿Acaso me creen estúpido o que enloquecí? ¿Realmente creen que lo saque pensando que sería lo mejor que alguna vez grabaría? Obviamente sabía que no lo era.” Respondería el viejo Neil demostrando que no le importaba demasiado lo que digan de el.

F.V.

Anuncios

Neil Young – Neil Young (1968)

Neil Young - Neil Young (1968)

Puntaje del Disco: 7,5

  1. The Emperor of Wyoming: 7
  2. The Loner: 9
  3. If I Could Have Her Tonight: 7,5
  4. I’ve Been Waiting for You: 8
  5. The Old Laughing Lady: 7
  6. String Quartet from Whiskey Boot Hill:
  7. Here We Are in the Years: 7,5
  8. What Did You Do to My Life?: 6,5
  9. I’ve Loved Her So Long: 7
  10. The Last Trip to Tulsa: 8,5

Un álbum chiquito pero valioso dentro de la majestuosa y extensa carrera musical de Neil Young, así se podría calificar al autotitulado debut solista del artista canadiense más grande de la historia del rock and roll y el folk.

En 1968 Buffalo Springfield se separa y Neil de inmediato ficha por Reprise Records y de inmediato comienza a trabajar con la ayuda del compositor Jack Nitzsche en esta primera placa que se lanzaría en primera oportunidad en Noviembre de ese año y se relanzaría al año siguiente por la inconformidad de Young con la calidad de grabación del mismo.

Neil Young es una de sus obras con mayor orientación al folk en su carrera, valiéndose de elementos de country y western utilizados con maestría en Buffalo Springfield, siempre con su guitarra acústica como aliada. A pesar de no ser de los favoritos del propio músico y de haber fracasado comercialmente, tiene un par de pasajes memorables como “The Loner” y “The Last Trip to Tulsa” y sirve como introducción para su brillante y legendaria carrera en solitario.

F.V.

Neil Young – Re-ac-tor (1981)

Neil Young - Re-ac-tor (1981)

Puntaje del Disco: 7

  1. Opera Star: 7
  2. Surfer Joe and Moe the Sleaze: 7
  3. T-Bone: 6
  4. Get Back on It: 6
  5. Southern Pacific: 7,5
  6. Motor City: 7
  7. Rapid Transit: 8
  8. Shots: 8,5

Re-ac-tor (1981) es uno de los discos más polémicos y criticados (injustamente) en la carrera de Neil Young y los Crazy Horse. Si bien en contraste con su obra de la década anterior el nivel decayó bastante no es un desastre ni mucho menos.

Su set de hard rock alternativo se combina con algo de ritmos new wave dominantes en la época. En su gran mayoría son composiciones simples pero pesadas con improvisaciones bien resueltas que suenan bien y algún otro tema con letras carentes de inspiración como “T-Bone” (casi diez minutos repitiendo “Got mashed potato/Ain’t got no t-bone”).

Algunos temas más valiosos se encuentran al final del material como “Southern Pacific”, “Rapid Transit” y en especial “Shots”, estos representan musicalmente como una antesala al estilo dominante que conoceríamos años mas tarde en otro pico de lucidez de la carrera del canadiense en los álbumes Freedom (1989) y Ragged Glory (1990).

A pesar de las devastadores criticas que recibió y que por momentos es cierto que pareciera estar tocando en piloto automático, Re-ac-tor es un disco que se puede apreciar y es mas respetable de lo que muchos se pueden imaginar.

F.V.

The Bridge: A Tribute To Neil Young (1989)

The Bridge A Tribute To Neil Young (1989)

Puntaje del Disco: 8,5

  1. Barstool Blues (Soul Asylum): 8,5
  2. Don’t Let It Bring You Down (Victoria Williams): 8
  3. After the Gold Rush (The Flaming Lips): 9
  4. Captain Kennedy (Nikki Sudden): 8,5
  5. Cinnamon Girl (Loop): 8,5
  6. Helpless (Nick Cave): 8,5
  7. Winterlong (Pixies): 9
  8. Computer Age (Sonic Youth)8
  9. Only Love Can Break Your Heart (Psychic TV): 7
  10. Lotta Love (Dinosaur Jr.): 7,5
  11. The Needle and the Damage Done/Tonight’s The Night (Henry Kaiser)9
  12. Mr. Soul (Bongwater): 7
  13. My My, Hey Hey (Out of the Blue) (B.A.L.L.)8
  14. Words (Between The Lines Of Age) (Henry Kaiser)7,5

Un disco tributo en honor a un grande como Neil Young siempre es una buena idea. Más aún si esta interpretado en su mayoría por grupos crecientes del rock alternativo de la década del ochenta y si las ganancias son donadas a The Bridge School, una entidad que desarrola y utiliza tecnología para ayudar al aprendizaje de niños con discapacidad. El resultado de esta empresa fue The Bridge: A Tribute to Neil Young, editado hace ya casi veinti y cinco años en Julio de 1989.

Pergeniado por el director Terry Tolkin a lo largo del track list repleto de temazos del artista canadiense, tiene tantos de altisimo nivel que había bastante material para elegir, nos encontramos con artistas que respetaron casi a rajatablas a la versión original y otros que se distinguieron con su interpretación personal, que son quizás los casos más a tener en cuenta y a valorar más.

Entre los nombres más notables que formaron parte de este proyecto podemos citar a distinguidos artistas como Nick Cave con “Helpless”, The Flaming Lips con “After the Gold Rush”, Pixies con “Winterlong”, Sonic Youth con “Computer Age” y Dinosaur Jr. con “Lotta Love”. Algunos menos conocidos pero que dieron el clavo con su interpretación son Soul Asylum en “Barstool Blues”, Nikki Sudden en “Captain Kennedy” y Loop en “Cinnamon Girl”. Una linda excusa para disfrutar de las maravillosas composiciones de este enorme compositor y artista.

F.V.

Neil Young – Hawks & Doves (1980)

Neil Young - Hawks & Doves (1980)

Puntaje del Disco: 8

  1. Little Wing: 8
  2. The Old Homestead: 8,5
  3. Lost in Space: 7,5
  4. Captain Kennedy: 8,5
  5. Stayin’ Power: 7,5
  6. Coastline: 7
  7. Union Man: 9
  8. Comin’ Apart at Every Nail: 8
  9. Hawks & Doves: 8

Para finales de los setenta Neil Young venía en una buena racha, luego de editar dos discos en vivo triunfales que significaron mucho para el como Rust Never Sleeps y Live Rust las acciones del canadiense venían en alza como quizás nunca antes en su carrera.

Es probable que por lo elevada que había puesto su propia vara su décimo trabajo de estudio, Hawks & Doves (1980) no acaparó gran interes, a pesar de ser un muy buen disco.

Hawks & Doves se dividió en dos lados grabados en circunstancias diferentes. El lado uno compuesto de temas más viejos que se desprendieron de sesiones que iban desde 1974 hasta 1977 y el segundo con grabaciones de principios de 1980.

Este subestimado disco en la carrera de Young se centra basicamente en su faceta country y folk rock, no esperen distorsión o algo de su etapa más oscura, aquí podemos encontrar excelentes country como “Union Man”, “The Old Homestead”, “Captain Kennedy”, “Little Wing” y “Hawks & Doves”, todas manteniendo un buen nivel.

A pesar de ser señalado como un disco en el que no se esforzó demasiado y que solo se lanzó para cumplir su contrato con la compañía discográfica, desde mi lado reivindico a este Neil Young sencillo y que apela a su gran pasión por el folk rock, que es infinitamente más rico que lo que nos ofrecería a lo largo de la década del ochenta en la que lo encontraríamos realmente haciendo discos deslucidos y en general mediocres.

F.V.

Neil Young – Live Rust (1979)

Neil Young - Live Rust (1979)

Puntaje del Disco: 9,5

  1. Sugar Mountain: 9,5
  2. I Am a Child: 8,5
  3. Comes a Time: 9
  4. After the Gold Rush: 9,5
  5. My My, Hey Hey (Out of the Blue): 9
  6. When You Dance I Can Really Love: 8,5
  7. The Loner: 8
  8. The Needle and the Damage Done: 9,5
  9. Lotta Love: 8,5
  10. Sedan Delivery: 9,5
  11. Powderfinger: 9
  12. Cortez the Killer: 9
  13. Cinnamon Girl: 9,5
  14. Like a Hurricane: 9
  15. Hey Hey, My My (Into the Black): 10
  16. Tonight’s the Night: 9,5

En 1978 Neil Young se junto con Frank Sampedro, Billy Talbot y Ralph Molina (es decir con su mítica banda Crazy Horse) para emprender su proyecto más ambicioso hasta ese momento, la grabación de primero un álbum seguidos por una gira, una película y un disco en vivo. El disco, el tour y la película se titularon Rust Never Sleeps y el disco doble en directo Live Rust.

Live Rust esta compuesto por la performance del grupo en diferentes paradas de la gira dentro de los Estados Unidos y con el tiempo ha sido considerado como uno de los mejores discos en vivo de la historia del rock and roll.

En el inicio encontramos canciones tranquilas, centrándose en la guitarra acústica y la armónica, grandes momentos como “Sugar Mountain”, “Comes a Time”, “After the Gold Rush”, “My My, Hey Hey (Out of the Blue)”, “The Needle and the Damage Done” son entre otros los que podemos desprender de esta faceta sensible de Neil.

En la segunda parte cambiaría totalmente, incluyendo temas de rock visceral y de hard rock interpretados con un salvajismo y una pasión única. Desde “Sedan Delivery” en adelante encontramos grandes clásicos uno tras otro como “Powderfinger”, “Cortez the Killer”, “Cinnamon Girl”, “Like a Hurricane”, “Hey Hey, My My (Into the Black)” y “Tonight’s the Night” mostrando la faceta más intensa del grupo que no tiene nada que envidiarle a cualquier grupo de trash de metal en cuanto a potencia y lo rabioso del sonido.

Live Rust es una muestra fehaciente de porque Neil Young es una leyenda respetada por músicos de diversa índole y que influencio enormemente a cualquier cantidad de artistas de punk, grunge, heavie metal, rock tradicional o alternativos a través de varias generaciones.

F.V.

Neil Young – Comes a Time (1978)

Neil Young - Comes a Time (1978)

Puntaje del Disco: 8,5

  1. Goin’ Back: 8
  2. Comes a Time: 9
  3. Look Out for My Love: 9,5
  4. Lotta Love: 8,5
  5. Peace of Mind: 7,5
  6. Human Highway: 8
  7. Already One: 8
  8. Field of Opportunity: 7,5
  9. Motorcycle Mama: 8,5
  10. Four Strong Winds: 8,5

Para deleite de los fans de uno de sus discos clásicos como Harvest (1972), Neil Young volvería al sonido country de uno de sus trabajos fundamentales en su décimo álbum: Comes a Time (1978). Muchos de estos fanáticos colocaron a este nuevo lanzamiento en el top ten de ventas algo que no ocurría con un trabajo del canadiense desde Harvest.

Con los aportes de sus compañeros de ruta de Crazy Horse y las armonías vocales de Nicolette Larson en varios tracks, conformando un agradable dueto, Neil daba por terminados los setenta, su mejor etapa musical para adentrarse en un período de confusión en la década del ochenta. Tuvimos que esperar recién a 1989 para el resurgimiento de Young con Freedom y más adelante Ragged Glory.

“Look Out for My Love”, “Four Strong Winds” y “Comes a Time” son dos temas tan imprescindibles como poco conocidos por el gran público en la carrera de Young. La antes mencionada participación de Larson encuentra sus momentos tops hacia el final del disco con “Motorcycle Mama” y “Already One”.

Comes a Time es un álbum tranquilo, cercano a su etapa country y acústica, y aunque diste bastante de discos potentes y oscuros como Tonight’s the Night o On the Beach que son de los más reconocidos en ese período, representa un muy buen cierre de una época para este gran artista.

F.V.