Archivo de la categoría: My Bloody Valentine

My Bloody Valentine – m b v (2013)

My Bloody Valentine - m b v (2013)

Puntaje del Disco: 8,5

  1. She Found Now: 9
  2. Only Tomorrow: 9
  3. Who Sees You: 9
  4. Is This and Yes: 7
  5. If I Am: 8
  6. New You: 8,5
  7. In Another Way: 8
  8. Nothing Is:
  9. Wonder 2: 7

Tras el inmaculado nivel de Loveless, mucho tiempo pasaría para que tengamos nuevo material de My Bloody Valentine. Las esperanzas se confirmarían cuando Kevin Shields anunciaría su reunión para brindar una serie de recitales y grabar un álbum en el 2012. Es así como llegaría a principios de este año m b v.

Lo más destacable de m b v es lo impresionante que resulta que después de 22 años, el grupo volvió y compuso un disco con el sonido característico e irrepetible de My Bloody Valentine como si nada. Para el aplauso.

Aún así m b v no alcanza la línea a Loveless. Por un lado, porque es más difícil, las melodías no enganchan tanto y llegan a experimentar más. Por ejemplo, “Wonder 2” es el fucking motor de un avión!! Es de lo más volador que escuché en mi vida. Es un flash. Un poco denso claro está, pero impactante. El segundo problema es que hay ciertos rellenos como “Nothing Is” que resultan tediosos para cualquier oyente, aunque logra mimetizarse bien con las atmósferas de MBV. Y lo tercero y más importante, algunos temas pueden resultar más largos de lo necesario.

Dejando de lado esos detalles, m b v es un gran retorno, un muy buen álbum. Me encanta especialmente como empieza. My Bloody Valentine sale a relucir todo su Shoegaze y Dream Pop desde el arranque con “She Found Now” y “Only Tomorrow”. Este último que se podría dividir en dos partes: primero la voz de Bilinda sumergida como si estuviese cantando bajo el agua, pero en realidad es en el mar de guitarras distorsionadas del grupo. Y la segunda parte Kevin Shields con su solo de guitarra. Luego está “Who Sees You” que tiene un riff tan único, tan de los Valentine, que lo hace especial.

Luego aparece “Is This and Yes” marcando una especie de transición, con su sintetizador acompañado por la voz de Bilinda que te hace entrar en un ensueño. Butcher perpetua este estado con “If I Am”, que en cierto punto es reiterativa pero su atmosfera nunca deja de ser atrapante. Después está “New You”, la de más fácil escucha por así decirlo, y “In Another Way”, una colección de distorsiones (con una base de batería constante) que muestra lo experimentales que pueden ser.

No hay más para agregar. m b v no estará a la altura de Loveless pero sin lugar a dudas es uno de los regresos más auspiciosos del 2013.

Persy

My Bloody Valentine – Loveless (1991)

Puntaje del Disco: 10

  1. Only Shallow: 10
  2. Loomer: 9
  3. Touched: –
  4. To Here Knows When: 9
  5. When You Sleep: 8,5
  6. I Only Said: 9
  7. Come In Alone: 9,5
  8. Sometimes: 8
  9. Blown A Wish: 10
  10. What You Want: 7,5
  11. Soon: 9,5

En el año 1991 se dieron a conocer una serie de legendarios discos que marcarían un hito en la historia del rock, como Nevermind, Ten y Achtung Baby. En el mismo año también nacería un álbum que desde mi punto de vista es una maravilla del shoegazing, pero que lamentablemente quedaría en un segundo plano por los otros colosales trabajos mencionados. Ese disco es Loveless, la obra maestra de My Bloody Valentine.

Mucho tiempo y mucho dinero gastó su guitarrista Kevin Shields para grabar este disco en la búsqueda del perfeccionamiento. Y lo lograría procesando su ruido melódico de Isn’t Anything, para generar una atmósfera celestial inigualable. De alguna manera en Loveless el pelotón de guitarras típicas del rock alternativo se convierten en magia que te mantiene maravillado, estupidizado y completamente enamorado de su sustancia. Es un ensueño constante, repleto de canciones neo-psicodélicas que nos trasmiten la sensación de estar en un paraíso del cual no queremos despertar.

Mucho tiene que ver en esto no solo el cerebro de Shields para ensamblar melodías de primer nivel con guitarras experimentales, sino también el protagonismo que adquiriría Bilinda Butcher en la interpretación de las canciones. Su voz encantadora y sensual formaría parte de la mayoría de los cortes de Loveless, dándole un toque de fantasía distintivo. Esto se puede escuchar en “Blown A Wish”, donde la melodía vocal de Bilinda es irresistible. Y se repite en otro de los mejores temas del disco, “Only Shallow”, esta vez en un ida y vuelta entre guitarras estridentes y la maravillosa interpretación vocal de Butcher.

Kevin Shields tampoco se quedaría atrás y se daría el gusto de cantar bastante bien en un par de canciones como “When You Sleep” y “Sometimes”. Otra virtud notable para destacar de Shields es que los temas de Loveless no tienen estribillos, son sustituidos por sus interesantes efectos de guitarra como en “Loomer”, “I Only Said” y “Come In Alone”.

En lo que queda de Loveless podemos seguir descubriendo y redescubriendo sus apasionantes atmósferas como la psicodelia encantadora de “To Here Knows When” y el extraordinario experimento bailable “Soon”.

Lamentablemente el lanzamiento del álbum también dejaría sus consecuencias negativas como la quiebra de su compañía discográfica y la separación del grupo. Aún así, Loveless se convertiría en un disco revolucionario que transformaría a My Bloody Valentine en fuente de inspiración de bandas contemporáneas y futuras generaciones.

Persy

My Bloody Valentine – Isn’t Anything (1988)

Puntaje del Disco: 8,5

  1. Soft As Snow (But Warm Inside): 9
  2. Lose My Breath: 9
  3. Cupid Come: 8,5
  4. (When You Wake) You’re Still in a Dream: 8,5
  5. No More Sorry: 8
  6. All I Need: 8
  7. Feed Me With Your Kiss: 7
  8. Sueisfine: 7,5
  9. Several Girls Galore: 7,5
  10. You Never Should: 7,5
  11. Nothing Much To Lose: 9,5
  12. I Can See It But (I Can’t Feel It): 8

Cuando hablamos de grupos irlandeses, es común que uno nombre en primera instancia a U2. Pero hubo otro grupo del mismo país que también supo destacarse en los ochenta: My Bloody Valentine. Antes de que esta banda se haga una conocida, lanzó una serie de EPs durante la década de los ochenta, la mayoría de ellos muy desechables hasta que finalmente aparecería su álbum debut en 1988: Isn’t Anything.

En su disco debut la banda, tomando influencia de grupos como The Velvet Underground y Sonic Youth, redefine un estilo de noise pop interesante. Más concretamente es una mezcla de guitarras furibundas y una batería aballasante que generan un clima de ruido ensordecedor. Pero esta atmosfera constantemente sucia a su vez está mezclada con melodías pop atractivas.

“Soft As Snow” encamina el inicio de este sonido que los distingue, con guitarras distorsionadas combinadas con un bajo que hacen algo más interesante que lastimarte los oídos. “Lose My Breath” es otra de las canciones destacadas, que te sumerge en un ensueño de hipnosis encantador. “Cupid Come” y “When You Wake” también son buenos temas de indie rock con buenas melodías, uno más retumbante que otro. Luego están “No More Sorry”, una especie de experimento indie bastante tormentoso, y “All I Need”, con su estridente melodía psicodélica, que cierran la mejor parte de Isn’t Anything. Desde acá en adelante el ruido es tan poderoso que se apoderan por completo del disco y te agobia. Hasta que finalmente aparece el highlight “Nothing Much To Lose”, donde My Bloody Valentine nos presenta su mejor versión de ruido melódico.

Isn’t Anything es un muy buen disco que ayudaría a esta banda a luego producir lo que sería su posterior obra maestra: Loveless.

Persy