Archivo de la categoría: Mick Jagger

Mick Jagger – Goddess in the Doorway (2001)

Mick Jagger - Goddess in the Doorway (2001)

Puntaje del Disco: 7,5

  1. Visions of Paradise: 6
  2. Joy: 6,5
  3. Dancing in the Starlight: 6
  4. God Gave Me Everything: 8,5
  5. Hide Away: 7,5
  6. Don’t Call Me Up: 8
  7. Goddess in the Doorway: 6,5
  8. Lucky Day: 5,5
  9. Everybody Getting High: 8,5
  10. Gun: 9
  11. Too Far Gone: 7,5
  12. Brand New Set of Rules: 8

No hay dudas que Mick Jagger es uno de los hombres más famosos sobre la tierra. Pero no importa cuanto lo intente nunca pudo separar su carrera solista de los Rolling Stones.

En Noviembre de 2001 editaría su cuarto álbum en solitario (Ocho años después del anterior), en el medio se mantuvo ocupado con Voodoo Lounge (1994) y Bridges to Babylon (1997) con sus respectivas giras mundiales. En esta ocasión además de contar con la ayuda de los productores Marti Frederiksen y Matt Clifford, dos de sus invitados estrellas como Lenny Kravitz y Wyclef Jean ayudaron al cantante a crear el disco.

Además de las participaciones de Lenny y Wyclef, participarían como invitados luminarias del mundo del rock como Bono, Pete Townshend, Rob Thomas, Joe Perry. En Goddess in the Doorway Jagger intenta sonar moderno y aggiornado con algunos temas desparejos que suenan comerciales mezclados con buenas baladas pop y algún que otro simpático tema roquero. El material recibió las mejores críticas en su carrera solista, gratificantes para el incalculable ego de Mick. Aunque no todos fueron tan efusivos, su compañero de ruta Keith Richards lo llegó a nombrar como: Dogshit in the Doorway.

Con la aprobación de la crítica que tanto deseaba, Jagger volvería a trabajar con los Stones que se embarcarían en los proyectos Forty Licks y A Bigger Bang, para luego trabajar en la banda sonora del film de Jude Law, Alfie y en la obligada compilación de sus mejores momentos de su propia aventura,  The Very Best of Mick Jagger.

F.V.

Anuncios

Mick Jagger – Wandering Spirit (1993)

Mick Jagger - Wandering Spirit (1993)

Puntaje del Disco: 8,5

  1. Wired All Night: 9
  2. Sweet Thing: 8
  3. Out of Focus: 7
  4. Don’t Tear Me Up: 8,5
  5. Put Me in the Trash: 7,5
  6. Use Me: 9
  7. Evening Gown: 8,5
  8. Mother of a Man: 8
  9. Think: 7
  10. Wandering Spirit: 8,5
  11. Hang On to Me Tonight: 8
  12. I’ve Been Lonely for So Long: 8
  13. Angel in My Heart: 9
  14. Handsome Molly: 8,5

Entre el reencuentro con los Stones con Steel Wheels (1989) y su consiguiente gira mundial que los devolvería a los grandes escenarios Steel Wheels/Urban Jungle Tour y su siguiente trabajo, Voodoo Lounge (1994), Mick Jagger se daría otro gusto personal y editaría su tercer trabajo en solitario: Wandering Spirit en  Febrero de 1993.

A diferencia de sus anteriores discos solistas Wandering Spirit fue un éxito, gozó de buenas críticas y se vendió muy bien. Se percibe un interés de Mick por hacer algo valioso, elaborado y no solo valerse de los laureles que cosechados para sacar un disco propio creando como resultado por lejos su mejor obra lejos de los Stones.

Desde temas gancheros como “Wired All Night” y “Wandering Spirit”, funk como “Use Me”, con la participación de Lenny Kravitz, folk tradicional como en “Handsome Molly” y hasta con su falsetto al mejor estilo “Emotional Rescue” en “Sweet Thing” encontramos a un Mick en un gran momento compositivo como hacía mucho tiempo no se veía. Sin embargo lo mejor esta en las baladas o temas tranquilos que marcan la pauta del disco como “Angel in My Heart”, “Don’t Tear Me Up” y “Evening Gown”.

La acertada elección de la banda que lo acompañó como de su productor, Rick Rubin, seguramente fueron un ingrediente fundamental para este gran álbum de Mick, apto para los fanáticos de los Rolling como para cualquier admirador de la buena música.

F.V.

Mick Jagger – Primitive Cool (1987)

Puntaje del Disco: 7

  1. Throwaway: 7
  2. Let’s Work: 7
  3. Radio Control: 7
  4. Say You Will: 7,5
  5. Primitive Cool: 8
  6. Kow Tow: 7,5
  7. Shoot Off Your Mouth: 6
  8. Peace for the Wicked: 6,5
  9. Party Doll: 7,5
  10. War Baby: 7

Para su segundo trabajo solista Mick Jagger convocó a Dave Stewart (reconocido productor y también cantante de Eurythmics). Juntos planearon Primitive Cool (1987), un disco más ambicioso que su antecesor She’s the Boss, con el que llegar buscaba solidificar su aventura solista y dejar atrás su mal momento con los Rolling Stones.

En 1986 los Stones habían editado el olvidable Dirty Work y la relación entre las dos cabezas creativas de la banda parecía atravesar su peor momento. La gota que colmó el vaso fue la negativa de Mick de salir en gira para presentar el álbum y en lugar de ello dedicarse a lleno en su labor en solitario.

Musicalmente hablando Primitive Cool fue otro intento para apuntalar la carrera solista de Jagger con algunos temas roqueros decentes y otros bailables en sintonía con lo que se escuchaba por aquellos años, que midiéndolo de acuerdo a la reacción comercial no tuvo el éxito esperado. Además de Stewart colaboró con el proyecto el eximio guitarrista Jeff Beck, aunque su talento parece estar bastante desperdiciado.

El hit que necesita todo disco en este caso fue el pop bailable “Let’s Work” aunque no es para nada el momento mas agradable con el que nos podemos encontrar a lo largo de los menos de sesenta minutos que componen a la placa. Canciones que no buscaron ser un hit como “Primitive Cool”, “Kow Tow” y “Party Doll” son de los momentos más agradables, aunque no expresen los verdaderos deseos de Mick de sobresalir.

La portada estuvo a cargo del artista Francesco Clemente, artista italiano que mudado a principio de los ochenta conoció a Andy Warhol y se convirtió de inmediato en parte del movimiento underground Factory. La figura blanca en un fondo gris hace referencia a un pizarrón con una imagen de Jagger distorsionada con labios fruncidos, orejas de burro y sosteniendo un diamante, en un intento de crear una diferente visión irracional del ídolo.

F.V.

Mick Jagger – She’s the Boss (1985)

Puntaje del Disco: 6,5

  1. Lonely at the Top: 7
  2. 1/2 a Loaf: 5,5
  3. Running Out of Luck: 6
  4. Turn the Girl Loose: 6
  5. Hard Woman: 8
  6. Just Another Night: 8
  7. Lucky in Love: 7,5
  8. Secrets: 5,5
  9. She’s the Boss: 6

A mediados de los años ochenta, Mick Jagger decidió apartarse por un momento de los Rolling Stones y ser el primero de la mítica banda en empezar una carrera solista en paralelo, que con los años pasaría a compartir con la de los Stones, con ediciones esporádicas de algún que otro disco.

Los shows de los Stones en todo el mundo habían pasado a ser megaconciertos multitudinarios repletos de luces, espectáculo, la particular interpretación de Mick en el escenario, todo esto había conjurado en contra de su música, que es lo que realmente importa. Aunque seguían cosechando éxitos comerciales se encontraban en cierto grado de decadencia posterior a Tatoo You.

El primer trabajo en solitario de Jagger She’s the Boss (1985) no es escapa a este panorama y no hace mas que confirmar lo erráticos que se encontraban en ese entonces.

Mick recluto a grandes guitarristas para distintas canciones como Herbie Hancock, Pete Townshend, Carlos Alomar y Jeff Beck para remplazar un poco el sonido familiar de los Stones hacia algo mas sofisticado. Aunque la presencia de estos grandes guitarristas en casi todos los casos pasa bastante desapercibida por una búsqueda mas orientada al pop comercial que a otra cosa, que obviamente como era de esperar tubo muy buenas ventas de la mano de hits como “Just Another Night”, “Running Out of Luck”, “Lucky in Love” y “Hard Woman” que contaron con mucha difusión en los crecientes canales musicales con videos de Jagger actuando en algunos casos rozando lo absurdo.

El resultado de She’s the Boss dejo bastante conforme a Jagger. Al año siguiente editarían con los Stones el olvidable Dirty Work, donde se nota que Jagger y Richards estaban mas pendientes de sus proyectos solistas que de cualquier otra cosa, y su siguiente segundo disco solista no se haría desear mucho mas ya que para finales de 1987 se lanzaría Primitive Cool mas ambicioso comparándolo con su antecesor.

F.V.