Archivo de la categoría: Klaxons

Klaxons – Myths of the Near Future (2007)

Klaxons - Myths of the Near Future (2007)

 Puntaje del Disco: 7,5

  1. Two Receivers: 7,5
  2. Atlantis to Interzone: 7,5
  3. Golden Skans: 9
  4. Totem on the Timeline: 7
  5. As Above, So Below: 8
  6. Isle of Her: 7,5
  7. Gravity’s Rainbow: 7,5
  8. Forgotten Works: 6
  9. Magick: 8,5
  10. It’s Not Over Yet: 7,5
  11. Four Horsemen of 2012: 6,5

La banda británica Klaxons irrumpió con fuerza a mediados de la década pasada entre la innumerable cantidad de bandas de indie rock. Pero a diferencia del común denominador fueron tan únicos y distintos que con ellos se empezó a popularizar un nuevo tipo de genero, el new rave.

El termino new rave fue popularizado por la revista musical NME y se definía como una conjunción de la electrónica, rave y el new wave, y además de Klaxons está asociado a otros contemporaneos como New Young Pony Club, Late of the Pier, Shitdisco y Hadouken!, entre otros.

El trío Compuestos por Jamie Reynolds (bajo y voz), James Righton (teclados y voz) y Simon Taylor-Davies (guitarra) lanzó su single debut “Gravity’s Rainbow” en Marzo de 2006 con una tirada de tan solo 500 copias. Su segundo single, editado un mes después, “Atlantis to Interzone” obtuvo aún más repercusión y comenzarían a tocar en algunos shows y festivales importantes como Reading y Leeds.

Su siguiente single el adictivo “Golden Skans” lanzado una semana antes que su primer disco sería el aperitivo ideal para lo que sería Myths of the Near Future. Su mezcla de electrónica y rock los asoció desde el comienzo al sonido de sus compatriotas de la movida Madchester: Happy Mondays o Stone Roses, pero con un sonido moderno, intenso y energético.

Si bien tiene sus momentos olvidables y desiguales el nivel general de  Myths of the Near Future es más que aceptable. Además de la ya citada “Golden Skans”, se lucen en “As Above, So Below” y “Magick”. Definitivamente no son la reinvención del indie rock ni mucho menos, pero lograron anotarse un debut lo suficientemente fuerte para ganarse un nombre propio para sobrevivir a una era hype que ha aplastado a demasiadas bandas recientemente.

F.V.