Archivo de la categoría: Keane

Keane – Strangeland (2012)

Keane - Strangeland (2012)

Puntaje del Disco: 5,5

  1. You Are Young: 6
  2. Silenced by the Night: 8
  3. Disconnected: 7
  4. Watch How You Go: 5,5
  5. Sovereign Light Café: 7
  6. On the Road: 5
  7. The Starting Line: 5
  8. Black Rain: 6
  9. Neon River: 5,5
  10. Day Will Come: 5
  11. In Your Own Time: 5
  12. Sea Fog: 5

Si Perfect Symmetry te pareció un disco en el que Keane empezaba a defraudar, la cosa se sigue poniendo fea en Strangeland. Como vengo señalando, a su imitación constante a Coldplay le habían agregado su indicio de parecerse más a The Killers. No solo demuestran que son muy poco originales y que toman los peores modelos a seguir, sino que en Strangeland queda plasmado que su evolución está totalmente estancada.

La fórmula de Keane se repite, vuelven a tratar de parecerse a la banda de Las Vegas incluso usando sintetizadores y Chaplin entona siguiendo el prototipo de Brandon Flowers. Keane es una banda que no tiene mucho más para ofrecer de lo que ya conocemos.

Por otro lado, el disco apoya su éxito en sus singles de mediana calidad y nada más. Entre ellos, “Silenced by the Night” es el hit del álbum, tienen una melodía pegadiza y un estribillo decente. También están “Disconnected” y “Sovereign Light Café”, de un nivel inferior al anterior, porque se tornan repetitivos y agotan al oyente.

Pero si nos alejamos de sus singles comerciales la cosa empeora. Strangeland es realmente un problema. Nos encontramos con sus baladas a piano soperas, inmemorables y aburridas. El termómetro de los puntajes se mide en cuanto aguantes sus temas.

Strangeland es decepcionante. Por supuesto, la mayoría de sus canciones se pueden escuchar. Pero dejan un sabor a muy poco y alerta que Keane cada vez está más cerca de ser una banda agotada, de la cual no podemos esperar mucho.

Persy

Anuncios

Keane – Perfect Symmetry (2008)

Puntaje del Disco: 6,5

  1. Spiralling: 7
  2. Lovers Are Losing: 7
  3. Better Than This: 6,5
  4. You Haven’t Told Me Anything: 7
  5. Perfect Symmetry: 7,5
  6. You Don’t See Me: 6
  7. Again & Again: 6
  8. Playing Along: 7
  9. Pretend That You’re Alone: 6
  10. Black Burning Heart: 6,5
  11. Love Is the End: 6

La aburrida frialdad de Keane pedía a gritos que haya un cambio en su estilo. Ya demasiado peso tenían encima siendo el espectro de grupos como Coldplay y U2. Por eso era previsible que se produzca un giro en su estilo con su tercer disco: Perfect Symmetry.

En este nuevo álbum Keane adopta nuevos influencias, principalmente ancladas en bandas de los ochenta. Una jugada errática. Keane deja de parecerse tanto a Coldplay, pero buscó asimilarse a otros grupos contemporáneos como The Killers… ¡¡Por dios santo!! ¿En qué están pensando estos muchachos? ¿Cuál es el atractivo de pasar de imitar a Coldplay a The Killers? Tal parece que decidieron moverse hacia lo que tiene cierto éxito, o mejor dicho, popularidad. Pero esto es irritante, porque su nuevo estilo ni siquiera esta a la altura de un grupo sobrevalorado como The Killers.

Y es así como Keane empezó a incursionar en el uso de sintetizadores y el cachetón Chaplin empezó a cantar como si fuera Brandon Flowers, produciendo como resultado Perfect Symmetry, un disco molesto, bisoño, repleto de melodías grandilocuentes y hasta adolescentes que en lo personal no me gustan. Algunas más bailables y otras baladas (con el retorno del piano) como las de Hopes And Fears, pero que en ningún momento entusiasman (ni ganas de comentarlas individualmente), a pesar de no ser “bofes”.

En definitiva, Perfect Symmetry es un disco que a pesar de buscar madurar, no es apropiado y termina siendo una idea inmadura.

Persy

Keane – Under The Iron Sea (2006)

keane-under-iron-sea

Puntaje del Disco: 7,5

  1. Atlantic: 8
  2. Is It Any Wonder?: 9
  3. Nothing in My Way: 9
  4. Leaving So Soon: 7,5
  5. A Bad Dream: 8,5
  6. Hamburg Song: 6
  7. Put It Behind You: 7
  8. Crystal Ball: 8
  9. Try Again: 7
  10. Broken Toy: 7,5
  11. The Frog Prince: 7

Dos años después de su disco debut, Keane haría el lanzamiento de su segundo álbum de estudio: “Under the Iron Sea”.

En este trabajo sigue latente su tendencia “Coldplaiana”, ante la presencia de baladas muy bien logradas con predominancia del teclado y con la voz de Chaplin como principales protagonistas. Lo que lo diferencia a “Under the Iron Sea” respecto a “Hopes And Fears” es que sus temas son más oscuros, cargados de mayor influencia de parte de U2. Es así como el single “Is It Any Wonder?” (tal vez el hit de mayor renombre del disco), resulta similar a “Even Better than the Real Thing”, remitiendose al “Achtung Baby” de U2. Por otro lado, también aparecen excelentes atmósferas y melodías como las de “Nothing in My Way”, “A Bad Dream” y “Crystal Ball”. Unas lanzan su ancla en Coldplay y otras en el album “The Unforgettable Fire” del grupo de Bono.

El disco es bastante sólido. Pero lo que sigue pendiente es la donación de sangre para Keane. Hay poca variación en sus cortes. Solo temas lentos y embellecidas baladas como en “Hopes And Fears”. Eso puede tornar a “Under the Iron Sea” en un producto un poco denso. Habrá que entender que esta cualidad también es parte de su estilo.

Persy

Keane – Hopes And Fears (2004)

keane-hopes-and-fears

Puntaje del Disco: 8

  1. Somewhere Only We Know: 9
  2. This Is The Last Time: 8
  3. Bend And Break: 8
  4. We Might As Well Be Strangers: 7,5
  5. Everybody’s Changing: 8,5
  6. Your Eyes Open: 7,5
  7. She Has No Time: 7,5
  8. Can’t Stop Now: 7,5
  9. Sunshine: 8
  10. On A Day Like Today: 7
  11. Untilted 1: 7
  12. Bedshaped: 8,5

    Mientras Coldplay pelea por desprenderse de la sombra de Radiohead, una serie de grupos toma su estilo para mostrarse en el mercado de la música. Un claro ejemplo de este fenómeno es Keane.

    Keane es un grupo formado por solo tres integrantes: Tom Chaplin como vocalista; Richard Hughes en la bateria; y el multifacético Tim Rice-Oxley, quien se destaca en el piano, en el teclado y en el bajo simultáneamente. De aquí nace la única diferencia que le encuentro con la banda de Chris Martin: no hay guitarrista.

    Pero al igual que como sucede con Coldplay, lo que se puede encontrar son baladas que cuentan con pianos y lindas atmósferas. En realidad Hopes And Fears esta integramente compuesto por este tipo de temas, todos similares (es muy difícil distinguir uno del otro), buenos pero nada espectaculares. Temas hechos a la medida de la voz suave de Chaplin. Sin embargo, el gran problema justamente es la falta de variedad en las canciones. En Hopes And Fears solo vas a escuchar baladitas con melodías lindas, pero las vas a escuchar hasta el hartazgo. Desde Somewhere Only We Know (el hit más importante del disco) hasta Bedshaped.

    A pesar de esta uniformidad, Hopes And Fears es un buen disco inicial, el cual le permitió a Keane establecerse en el mundo de la música actual con cierto renombre.

    Persy