Archivo de la categoría: Joni Mitchell

Joni Mitchell – Blue (1971)

Joni Mitchell - Blue (1971)

Puntaje del Disco: 9

  1. All I Want: 8
  2. My Old Man: 9
  3. Little Green: 8,5
  4. Carey: 8,5
  5. Blue: 8
  6. California: 9,5
  7. This Flight Tonight: 8
  8. River: 9
  9. A Case of You: 8,5
  10. The Last Time I Saw Richard: 9

Dentro de cualquier ranking de las principales cantautoras de la música moderna es imposible dejar afuera a la canadiense Joni Mitchell. Su talento, versatilidad, lírica, capacidad de introspección y principalmente su voz la convierten en una de las figuras principales e influyentes en la historia de la composición femenina.

Nacida el 7 de Diciembre de 1943 en Fort McLeod, Canadá bajo el nombre de Roberta Joan Anderson, comenzó a relacionarse con la música desde muy pequeña cuando aprendió a tocar guitarra y cantar mientras se hallaba recuperándose de una polio. Comenzó a tocar música folk en la ciudad de Calgary donde se mudó luego de completar sus estudios secundarios para luego mudarse a Toronto donde conoció y se casó con el cantante Chuck Mitchell en 1965, adoptando el apellido de su marido como artístico. La pareja se separaría al año siguiente pero desde ese momento se la conocería como Joni Mitchell.

Comenzaría grabando discos puramente de folk bajo el sello Reprise: Song to a Seagull (1968) y Clouds (1969) con colaboradores estelares como David Crosby y Stephen Stills. Ya para su tercer LP, Ladies of the Canyon (1970), se empezó a vislumbrar un progreso matizando al folk con elementos de jazz y arreglos complejos, pero sería con el indispensable Blue (1971) que confirmaría esta tendencia y fusionaría su género predilecto con rock, jazz, pop y world music.

Blue es un trabajo melancólico, confesional y hasta triste donde Joni explora varias facetas de las relaciones humanas como la inseguridad, la perdida, la soberbia, la soledad, entre otros. Mitchell logra deleitar con composiciones y arreglos complejos con un equipo de colaboradores de primera en algunos temas como James Taylor en la guitarra y otra vez Stills en el bajo.

Estos cuentos de amor y perdida a cargo de la canadiense, que le valió innumerable cantidad de honores, la confirmarían como una estrella ascendente no solo en el territorio del folk sino también para la música moderna en general, abriéndose caminos diversos e intrincados para el futuro de esta notable artista.

F.V.