Archivo de la categoría: INXS

INXS – Shabooh Shoobah (1982)

shaboohshoobah

Puntaje del Disco: 6

  1. The One Thing: 7
  2. To Look at You: 6
  3. Spy of Love: 6
  4. Soul Mistake: 6
  5. Here Comes: 6
  6. Black and White: 6
  7. Golden Playpen: 7
  8. Jan’s Song: 6
  9. Old World New World: 6.5
  10. Don’t Change: 7

En octubre de 1982 INXS editó su tercer disco de estudio bajo el poco simpático título de Shabooh Shoobah. Simpático o no, el álbum fue el primero en lanzarse a nivel mundial y logró ubicarse en los primeros lugares de los charts australianos y fue el resultado de éxito que había tenido el primer single “The One Thing”.

Este material muestra cómo el grupo aún continuaba en la búsqueda de su estilo propio. El inicio prometedor luego se desvanece un poco con los temas del medio, los cuales se quedan en los sonidos de los sonidos de los ochenta sin buscar otras variantes.

El final “Don’t Change” le da un cierre óptimo para este disco, que a pesar de no haber estado del todo acompañado por el resto del álbum, se las ingenió para que INXS siguiese en el camino del reconocimiento que llegaría luego.

Piro

INXS – Underneath the Colours (1981)

descarga

Puntaje del Disco: 7

  1. Stay Young: 7.5
  2. Horizons: 7
  3. Big Go Go: 7
  4. Undertneath the Colours: 7
  5. Fair Whather Ahead: 7
  6. Night of Rebellion: 7.5
  7. Follow: 7
  8. Barbarian: 7
  9. What Would You Do: 7
  10. Just to Learn Again: 7

Tras el lanzamiento de su disco debut en 1980 la banda australiana INXS lanzó en mayo de 1981 el single “The Loved One”, un cover de un tema de 1966 del grupo The Loved Ones, que pronto alcanzó el Top 20. Ese éxito impulsó al grupo liderado por Michael Huthchence a grabar su segundo material de estudio, Underneath the Colours.

“Stay Young” fuel tema elegido para promocionar el álbum y siguió “Night of Rebellion”, que mostraba al cantante y compositor más maduro en las letras y con contenidos políticos.

El disco mantiene una estructura bastante similar al primer material, con los sonidos del New Wave en su máximo esplendor, sólo que esta vez INXS comenzaba a encontrar el estilo que años más tarde lo caracterizaría.

Piro

INXS – INXS (1980)

Inxs-Inxs-Frontal[1]

Puntaje del Disco: 8

  1. On A Bus: 8
  2. Doctor: 8
  3. Just Keep Walking: 8,5
  4. Learn to Smile: 7,5
  5. Jumping: 6,5
  6. In Vain: 7,5
  7. Roller Skating: 8
  8. Body Language: 7,5
  9. Newsreel Babies: 8
  10. Wishy Washy: 8

A mediados de los 70’ el vocalista Michael Hutchence y el tecladista Andrew Farris (en ese entonces compañeros de la Preparatoria) decidieron formar una banda junto al bajista Gary Garry Beers. Más tarde, en 1977, se unieron a la banda el saxofonista Kirk Pengilly y el guitarrista Tim Farris (hermano de Andrew), formando así “The Farris Brothers”. Dieron su primer concierto el 16 de agosto de 1977, día marcado en la historia de la música por el fallecimiento de Elvis Presley.

Dos años después, la banda se trasladaba a Perth con un nuevo miembro, Jon Farris en la batería, y allí adoptaron su nombre definitivo: “INXS”. Comenzaron tocando en pubs, donde más tarde lanzarían su primer single Simple Simon. A lo cual, en 1979 comenzarían a grabar su primer álbum.

El álbum finalmente salió a la venta en 1980 y fue un gran éxito en Australia. Con composiciones muy inspiradas en el ska, su música era rápida y salvaje, marcado por el carisma vocal de Michael Hutchence y los riffs punkies de Tim Farris, INXS comenzaba a construir su sonido, a lo que más tarde desembocaría en obras maestras como Listen Like Thieves, Kick y X.

El álbum no fue lanzado internacionalmente hasta 1984, pero les fue suficiente para conseguir bastante éxito en Australia. Su canción más hitera hasta ese entonces, “Just Keep Walking”, llegó a los primeros 20 del los charts Australianos, seguidas por otras canciones muy buenas como “On A Bus”, “Doctor”, melodías rápidas como en “Body Language”, otras algo punkies como “Roller Skating”. Sumado a su estilo de New Wave hace de este álbum una obra fácil de escuchar y bastante entretenida.

Damian

INXS – Welcome to Wherever You Are (1992)

Welcometowhereveryouare

Puntaje del Disco: 7.5

  1. Questions: 6
  2. Heaven Sent: 8
  3. Communications: 7
  4. Taste It: 7.5
  5. Not Enough Time: 7
  6. All Around: 7
  7. Baby Don’t Cry: 8.5
  8. Beautiful Girl: 9
  9. Wishing Well: 7
  10. Back On Line: 7.5
  11. Strange Desire: 7
  12. Men and Women: 7

El suceso mundial que significó el disco X de 1990, le permitió a la banda australiana INXS, colocar sus canciones en los primeros lugares de los principales charts y agrupar a más de 70 mil fanáticos en el Estadio de Wembley en Julio de 1991, que quedaría registrado en el álbum en vivo Live Baby Live.

Welcome to Wherever You Are se transformó en 1992 en el octavo material del grupo comandado por Hutchence. Caracterizado por un sonido alternativo y con momentos de grunge, el disco presenta un estilo más crudo respecto a los anteriores, que lo lleva a un nivel casi experimental.

“Heaven Sent” intenta reacomodar un poco el raro sonido instrumental de “Questions” y “Taste IT” se presenta como uno de los principales hits. “Not Enough Time” retoma la particular sensualidad del vocalista. “Baby Don’t Cry”, que incorpora sesenta piezas de la orquesta de Australia, fue lanzado como segundo single y quedó inmortalizado como uno de los clásicos de los noventa.

“Beautiful Girl”, da casi por terminado este buen disco, que encontró aceptación entre la crítica pero sin la gravitación de otros álbumes.

Piro

INXS – The Swing (1984)

Puntaje del Disco: 7

  1. Original Sin: 9
  2. Melting in the Sun: 7
  3. I Send a Message: 8
  4. Dancing on the Jetty:  7
  5. The Swing: 7
  6. Johnson’s Aeroplane: 6
  7. Love Is (What I Say): 6.5
  8. Face the Change: 6
  9. Burn for You: 7
  10. All the Voices: 6.5

Resulta difícil la tarea de analizar la carrera de una banda haciendo el recorrido inverso, es decir, partiendo desde sus trabajos más actuales hasta los más remotos. El caso de INXS es una situación como la descripta. Con Kick de 1987 y X de 1990 la banda australiana consiguió sus puntos más altos, demostrando una notoria evolución a lo largo de los años.

En esta oportunidad, The Swing se presenta como una evidencia de cómo el grupo liderado por Michael Hutchence fue desarrollando un estilo que logró caracterizar la década de los ochenta. “Original Sin”, el tema que da inicio a este material, fue la pieza central y pronto se convirtió en uno de los primeros éxitos del grupo. “I Send a Message” también tuvo bastante repercusión aunque no al nivel que el tema antes mencionado.

El resto del disco se mantiene en la línea de los sintetizadores y mucho bateo rápido. Si uno toma como parámetro los siguientes discos, es notoria la mejor del grupo, aunque viendo los comienzos, The Swing aumenta bastante el nivel.

Piro

INXS – Listen Like Thieves (1985)

Puntaje del Disco: 8

  1. What You Need: 9
  2. Listen Like Thieves: 8.5
  3. Kiss the Dirt (Falling Down the Mountain): 8
  4. Shine Like It Does: 7
  5. Good + Bad Times: 7
  6. Biting Bullets: 7.5
  7. This Time: 8.5
  8. Three Sisters: 7
  9. Same Direction: 7
  10. One x One: 8
  11. Red Red Sun: 7.5

Antes del lanzamiento de Kick, el disco que marcó un punto de inflexión en la carrera de INXS, su predecesor Listen Like Thieves de 1985 había mostrado un importante avance y despegue en la trayectoria de los australianos. Aunque el tema “Original Sin” de 1984 causó el primer impacto fuerte, no fue hasta la llegada del quinto álbum de estudio que Hutchence y compañía irrumpieron de lleno en el mercado estadounidense.

“What You Need”, el primer corte y el encargado de abrir el disco, se convirtió en un clásico de la banda que junto con “Listen Like Thieves” conforman lo más destacado de este material. “Kiss the Dirt (Dalling Sown the Mountain)”, sin tanta repercusión, es otra gran canción que con esas guitarras cortantes más la sensual voz del cantante, lo transforman en otro single para prestarle atención.

El nivel del disco es bueno, con temas entretenidos que no se estancan en los sonidos ochentosos clásicos, sino que, como desarrollaría más adelante el grupo, existe una intención de mezclar estilos, con “Bitting Bullets” y “Three Sisters”, por mencionar algunas. Promediando el disco, “This Time” es otro gran aporte que hace la banda y hacia el final “One x One” presenta un tono más rockero clásico.

Piro

Sonic Youth, INXS, The Kills y más – Personal Fest 2011, Club GEBA (5/11/2011)

El segundo día del Personal Fest era tan prometedor como el primero, bandas como Sonic Youth, INXS y The Kills se presentaron convocando un gran caudal de jóvenes. Para los adoradores del rock y especialmente de bandas como Sonic Youth la jornada era algo difícil. Los organizadores decidieron mezclar este tipo de público con grupos como Calle 13 y Damian Marley que no coinciden en nada con su onda. Tal vez lo más apropiado hubiera sido hacer un día por separado para grupos de estilos latinos, ya sea reggaeton, cumbia, ska y reggae como los ya mencionados. Aunque no fue así, sirvió para decorar este festival como lo que fue: una gran fiesta. De todas formas, para los incondicionales que querían escuchar solo a The Kills y Sonic Youth la grilla de horarios que decidieron era bastante inconveniente. Mientras el dúo comandado por Mosshart y Hince se presentaba bien temprano a las 19:20hs, Sonic Youth hacia el cierre pasada la medianoche. Un enorme bache en el medio pero con alternativas de entretenimiento.

Mi llegada fue cerca de las 20hs, confiado en la velocidad del 160 (un nuevo colectivo que me defrauda en mi larga lista) llegué tarde como para asistir al recital completo de The Kills. Por fortuna, pude presenciar tres temazos que me alcanzaron para apreciar su rock con esa tremenda dosis de energía sexual. Con Alison teniendo el pelo teñido de colorado furioso y Jamie con un sombrero que parecía de policía, el primero que escuche de ellos fue la siempre bienvenida balada “Black Balloon”, luego uno de Blood Pressures (su último disco) “Pots and Pans” y para cerrar una canción que ya es un clásico “Tape Song”. Terminada su presentación me lamenté durante toda la noche no haber llegado antes.

Eran ya las 20:20hs cuando Damian Marley y su banda saldría al escenario, lo poco que escuché de ellos no me motivó en absoluto, sumado a mi rabia porque tenía un mejor horario que The Kills, decidí recorrer el lugar. Había muchos stands donde no solo vendían merchandising, había juegos, promotoras entregando “souvenirs” e incluso un samba. Hasta que finalmente me estacioné para presenciar a El Mato. La banda Indie liderada por uno de los frontman más antiestéticos del país Santigo Motorizado, un tipo barbudo, con una panza prominente y en pantaloncitos de futbol. Así y todo, uno de las figuras emergentes más importantes dentro del under nacional. Su concierto estuvo bueno, fiel a su estilo, floreándose con guitarras distorsionadas que sacudían el ambiente.

Para las 21:30hs la cita era con INXS. Cuando iba a comenzar su show, los organizadores revoleaban unas especies de bastones inflables que tenían una pelotita de luces en el medio. Fue entonces cuando salió la banda con un nuevo vocalista (después de tantos), Ciaran Gribbin que le puso buena onda a la noche (aunque a veces empalagosa). Sin la ambición de ser un nuevo Michael Hutchence, que nunca fue olvidado (coreando su nombre y dedicandole “Never Tear Us Apart”), el papel de Gribbin estuvo bien cumplido aplicando su propio registro de voz. Fue así como la banda interpretó una buena cantidad de clásicos como “Suicide Blonde”, “By My Side”, “Original Sin” y el infaltable “New Sensation”. Es más, la mayoría se comió el amague de que cerrarían con ese tema, pero saldría al escenario para más. Los australianos brindaron un show entretenido, especialmente por lo que ofrecieron y por el cotillón (incluso había gente disfrazada haciendo un trencito).

Una vez finalizado INXS, ya se empezaban a comentar los primeros comentarios que decían “Ahora nos tenemos que comer a Calle 13”. Eran alrededor de las 23hs un momento oportuno para cenar una hamburguesa de $20 (sí, la inflación en los eventos de este tipo llegan a niveles exorbitantes). Luego me encaminé a digerir a lo lejos un poco del grupo puertorriqueño. Ya me había dicho mi buen amigo Barba que Calle 13 “esta bueno”. Hay que decirlo, dentro de los grupos latinos de esta índole es de lo más rescatable. Algunos catalogan a Calle 13 como “reggaeton alternativo” (el rotulo “alternativo” cada vez parece que le da más valor en cualquier género que lo incluya). Pero esto es más una fusión de estilos, se destaca por la intensión de crear algo un poco más elaborado y porque no todas las letras son inmundamente espantosas como las del reggaeton bochornoso de Daddy Yankee. Dicho esto, aunque busque rescatar más cualidades, Calle 13 no me gusta. Para aquellos que son habitúes lo habrán disfrutado y habrán bailado mucho. Dentro de lo que fue su presentación rescató “La Bala”, dedicada al Facundo Cabral (asesinado este año) que sonó bastante bien y algunas declaraciones de Rene Pérez contra los críticos desinformados y los periodistas faranduleros.

Mi paladar no aguantó mucho tiempo y cerca de la medianoche me fui al escenario donde tocaría Sonic Youth para encontrar una ubicación más o menos decente. A medida que avanzaban los minutos y Rene seguía hablando y cantando, el público de Sonic Youth se impacientaba, así empezaban los cánticos a favor de la banda de Thurston Moore y Kim Gorgon (increíble pero recientemente divorciados) y los chiflidos cada vez que Calle 13 interpretaba otra canción. La extensión del set de Calle 13 hizo que la espera sea interminable. Hasta que finalmente, alrededor de las 00:30hs Sonic Youth saldría al escenario.

Para aquellos que no estaban familiarizados con la banda, la experiencia de escuchar a los neoyorquinos no habrá sido para nada fácil. Empezando de la base de que no son nada comerciales y mucho menos hiteros (la raíz del rock alternativo se podría decir), se desplegaron en el escenario con su característico noise, bien crudo y estridente, improvisando bastante, incluso torturando sus guitarras con palillos de bateria y un ventilador!!

Kim comandó desde el arranque la interpretación vocal de la mayoría de los temas, y luego empezarían a reflotar algunos de los temas primordiales de su repertorio como “Tom Violence”, “White Cross”, “Hey Joni” y “Death Valley ‘69”. Luego de la sacudida de ruido, Thurston anunciaría a “Sugar Kane” para estremecerse como tema de cierre.

La presentación de Sonic Youth fue vibrante y electrizante pero algo corta para mi gusto (una falta de respeto que los organizadores prendan las luces antes de tiempo para que vayan cerrando). Y me hubiera encantado escuchar clásicos como “Teen Age Riot” (un despropósito que incluyan en un setlist corto canciones de su último disco). De todas formas fue un buen cierre para un festival repleto de grandes grupos y buenos momentos.

Persy