Archivo de la categoría: Goldfrapp

Goldfrapp – Black Cherry (2003)

goldfrapp

Puntaje del Disco: 9

  1. Crystalline Green: 9
  2. Train: 9
  3. Black Cherry: 8
  4. Tiptoe: 7,5
  5. Deep Honey: 7
  6. Hairy Trees: 8,5
  7. Twist: 9
  8. Strict Machine: 9
  9. Forever: 8
  10. Slippage: 7,5

Tres años tardaría en llegar el segundo trabajo de Goldfrapp luego de su excelente debut. Con las intenciones de ya asentarse, el dúo conformado por Alison Goldfrapp y Will Gregory, evolucionan en su sonido. Black Cherry es un disco donde los grandes protagonistas son los sintetizadores, pero para desarrollar un synth pop abocado a una electrónica que se combina con Glam Rock. Tiene un estilo que se podría comparar con el Bowie de Berlin, pero un tanto más comercial (sin arruinarlo con los vicios de los ochenta). Suena a nuestra época y no al Krautrock de los setenta.

Y el resultado es muy bueno. “Crystalline Green” y “Train” arrancan muy bien el disco, con buenos arreglos electrónicos y melodías pegadizas y bailables muy efectivas. De hecho esta clase de canciones son las mejores de Goldfrapp en Black Cherry. Y repiten el excelente nivel en “Twist” y “Strict Machine”.

Talvez el tema es que el disco salta de lo festivo a las baladas, sin quedar grises en el medio. Es un disco que no tiene tanta constancia y sin cohesión en ese sentido. De todas formas las canciones lentas y las baladas del disco no se puede decir que sean malas realmente (aunque alguno pueda tender a aburrirte un poco más). Mantienen el nivel estable de Black Cherry. Por eso es un disco recomendable del dúo.

Persy

Goldfrapp – Felt Mountain (2000)

Goldfrapp - Felt Mountain (2000)

Puntaje del Disco: 9

  1. Lovely Head: 9
  2. Paper Bag: 8,5
  3. Human: 9
  4. Pilots (On a Star): 9
  5. Deer Stop: 8
  6. Felt Mountain: 7,5
  7. Oompah Radar: 8,5
  8. Utopia: 9
  9. Horse Tears: 8

Goldfrapp es un dúo londinense conformado por Allison Goldfrapp (con su muy buena voz) y el multi instrumentalista Will Gregory, caracterizado por estilo experimental desde la electrónica. Muy recomendable para aquellos a quienes les guste Björk o bandas como Portishead.

En el 2000 llegaría su primer trabajo discográfico que recibiría muy buenas críticas: Felt Mountain. En este disco ya se puede dilucidar todo el esplendor del estilo de Goldfrapp, con ambientaciones muy ricas y diversas. El álbum en ese sentido no es monótono, presenta bastante variedad en sus atmósferas conformadas por diferentes arreglos. En temas como “Lovely Head” suena misterioso, en “Human” más experimental, también hay baladas encantadoras como “Pilots (On a Star)” y ofrecen muy buenas melodías desde lo electrónica como “Utopia”. Incluso tenemos a “Oompah Radar”, que es una completa rareza. Suena como una versión moderna de “Alabama Song”.

Dicho esto hay que decir que  tampoco faltan las canciones a piano y orquestación que pueden ser catalogadas como bajoneras, tal es el caso de “Deer Stop” y “Horse Tears”. Aunque en lo personal me gustan, como todo este disco que fue uno de los álbum debut más destacados del año 2000.

Persy