Archivo de la categoría: Funkadelic

Funkadelic – Funkadelic (1970)

Puntaje del Disco: 9,5

  1. Mommy, What’s a Funkadelic?: 9,5
  2. I Bet You: 9
  3. Music for My Mother: 7,5
  4. I Got a Thing, You Got a Thing, Everybody’s Got a Thing: 8,5
  5. Good Old Music: 9,5
  6. Qualify and Satisfy: 8
  7. What Is Soul: 9

Si en la década psicodélica el funk tendría a James Brown como su valuarte y líder absoluto, en la década del setenta el trono lo empezaría a compartir con George Clinton. Es que este muchacho nacido en Estados Unidos a principios de los cuarenta, es el ideólogo de una revolución sonora en el funk (y en el R&B en general), elevándolo a niveles de experimentación que el género nunca había tenido.

Comenzó formando su banda The Parliaments en 1955, pero recién en 1967 tendría un cierto reconocimiento gracias a su éxito “(I wanna) testify”. Pero tras una pelea con el sello Revilot, perdió los derechos del nombre y en 1968 pasaron a utilizar el nombre de Funkadelic.

En 1970 lanzarían este, su primer larga duración, bajo el nombre de Funkadelic y lograrían llamar la atención de inmediato por su gran calidad en las composiciones en el circuito rockero de Estados Unidos.

“Mommy, what’s a Funkadelic?” es el primer tema del disco, una bocanada de psicodelia de nueve minutos al mejor estilo Pink Floyd de Syd Barret, pero mezclada de un groove pegajoso y bien marcado gracias a las líneas de bajo de William “Billy Bass” Nelson (quien bautizo a la banda como Funkadelic) sumado a unos coros volados que en su totalidad, decoran a un Clinton recitando “By the way, my name is Funk” entre otras frases de corte surrealista.

“I bet you” sigue la misma línea que su antecesor, otra gran combinación de groove con psicodelia y experimentación, fabricada y lanzada como single en las épocas de The Parliaments. “Music for my mother”, a su vez, nos envuelve con su hipnótico bajo que nos trasporta a un ambiente que roza el tribalismo.

“I got a thing…” mezcla el rock acido de Hendrix en la guitarra cargada de whammy de Ray Monette con un coro gospel digno de una iglesia de New Orleans. “Good old music”, otro tema de la época de The Parliaments, sigue con la estética hendrixiana en una canción de 8 minutos con grandiosos momentos de experimentación.

Los dos últimos temas nos traen a “Qualify and satisfy”, un blues en el que Clinton resalta sus calidad vocal y la banda sigue zapando a lo Cream; y a “What is soul?”, la secuela del primer tema, que nos deja no solo un disco cargado de lisérgia y experimentación, sino la gestación de una nueva idea del funk, que no se concretaría en este trabajo particularmente sino en los años posteriores.

Bari