Archivo de la categoría: Foo Fighters

Foo Fighters – Echoes, Silence, Patience & Grace (2007)

Puntaje del Disco: 7,5

  1. The Pretender: 9
  2. Let It Die: 9
  3. Erase/Replace: 7,5
  4. Long Road to Ruin: 7
  5. Come Alive: 7,5
  6. Stranger Things Have Happened: 8
  7. Cheer Up, Boys (Your Make Up Is Running): 7
  8. Summer’s End: 8
  9. Ballad of the Beaconsfield Miners: 6,5
  10. Statues: 7
  11. But, Honestly: 7,5
  12. Home: 7

Echoes, Silence, Patience, & Grace (2007) tomó la experiencia de “mitad de disco acústico y mitad eléctrico” de In Your Honor (2005), pero no solo alternando entre canciones tranquilas y otras roqueras sino por momentos haciéndolo dentro de la misma canción.

La gira acústica que realizó la banda en 2006 les quitó el prejuicio y las inseguridades que tenían acerca de los temas melódicos y las baladas y les permitió orientar su sonido hacia otra dirección en lugar de enfocarse exclusivamente en temas de rock directas. En medio del tour Dave Grohl reflexionó: “Estamos haciendo música que vale la pena escuchar, en vez de música que aporrea a la persona que está a tu lado” y adicionalmente decidió darle mayor importancia a las letras intentando dejar un mensaje que resonara en su audiencia y permitiera tener una conexión con el público que lo sigue.

Entre las letras orientadas a temas emocionales y reflecitvos predominan temáticas como la vida, la muerte y el nacimiento, lo cual Grohl atribuye al nacimiento de su hija Violet: “Tener un hijo te cambia tu mirada completa del mundo”, afirmaría al respecto.

Cuando esta nueva busqueda de los Foo Fighters funciona realmente funciono. “The Pretender” representa fielmente lo que la banda quería alcanzar una breve apertura melódica que te va envolviendo para luego inyectarte en un hard rock explosivo con un gran estribillo y gran variedad. Aunque sea la más conocida “The Pretender” no esta sola otras piezas variadas como “Let It Die” y “Summer’s End”.

Lamentablemente no siempre funciona y muchos temas son inconsistentes y no agregan demasiado novedoso. Mientras la banda continúa creciendo en los pasajes acústicos como “Stranger Things Have Happened” las canciones de pesadas carecen de inspiración.

Para ser justos Echoes, Silence, Patience, & Grace es un disco revolucionario en su carrera, ni rompería todos los esquemas, pero es una buena transición. Un punto donde el grupo estaba experimentando con nuevas ideas para mejorarse y entregar un clásico como su siguiente obra consagratoria (para una banda ya consagrada) como Wasting Light.

F.V.

Anuncios

Foo Fighters – Skin and Bones (2006)

Foo Fighters - Skin and Bones (2006)

Puntaje del Disco: 8

  1. Razor: 7
  2. Over and Out: 7,5
  3. Walking After You: 8
  4. Marigold: 8,5
  5. My Hero: 8
  6. Next Year: 8
  7. Another Round: 7
  8. Big Me: 9
  9. Cold Day in the Sun: 8
  10. Skin and Bones: 7,5
  11. February Stars: 7,5
  12. Times Like These: 9,5
  13. Friend of a Friend: 8
  14. Best of You: 8,5
  15. Everlong: 9,5

Resulta paradójico que una de las bandas más enérgicos y que más “roquea” en sus presentaciones como Foo Fighters tenga tan solo un CD en vivo y más todavía que este sea acústico: Skin and Bones (2006).

Sin embargo la onda acústica comenzó a pegar en el grupo ya en su anterior trabajo, In Your Honor (2005), y para honrar esa faceta del grupo de Dave Grohl nada mejor que Skin and Bones, con quince temas extraídos de conciertos en el Pantages Theater de Los Angeles los días 29,30 y 31 de Agosto de 2016.

Los Foo Fighters no innovan demasiado en esta selección de temas y no hay ninguna versión que sorprenda mucho, quizás la incursión de “Marigold” (Tema compuesto por Grohl cuando formaba parte de Nirvana) sea lo más inesperado. Los momentos más sobresalientes los encontramos en sus clásicos inoxidables que funcionan de maravilla en directo como “Big Me”, “Times Like These”, “Best of You” y “Everlong”.

Para los más fanáticos un DVD de los shows originales con más temas fue lanzado en Noviembre de 2006, dirigido por Danny Clinch. Un buen regalo para cualquier admirador de la banda, aunque su DVD por cabecera continúa siendo, Live at Wembley Stadium (2008) con imágenes del histórico acto de la banda en el histórico Wembley con la participación estelar de dos ex Led Zeppelin las leyendas John Paul Jones y Jimmy Page.

F.V.

Foo Fighters – In Your Honor (2005)

Foo Fighters - In Your Honor (2005)

Puntaje del Disco: 7,5

Disco Uno:

  1. In Your Honor: 8
  2. No Way Back: 7,5
  3. Best of You: 9,5
  4. DOA: 8
  5. Hell: 7
  6. The Last Song: 8
  7. Free Me: 9
  8. Resolve: 8,5
  9. The Deepest Blues Are Black: 7
  10. End Over End: 8

Disco Dos:

  1. Still: 7,5
  2. What If I Do?: 8
  3. Miracle: 7
  4. Another Round: 8,5
  5. Friend of a Friend: 7
  6. Over and Out: 6,5
  7. On the Mend: 7,5
  8. Virginia Moon: 8,5
  9. Cold Day in the Sun: 7
  10. Razor: 7,5

Foo Fighters también cayó en la tentación de editar en algún momento de su carrera un álbum doble. Para su quinto trabajo lanzarían In Your Honor (2005), el disco con un corte totalmente hard rock y el segundo completamente acústico, queriendo demostrar que la banda puede moverse sin complicaciones en ambos terrenos.

El resultado final fue una cara con frágiles canciones acústicas y la otra de un rock contundente y explosivo. Dave Grohl justificaría esta decisión de la siguiente forma: “Hemos sido una banda por diez años, este es nuestro decimo material, y pensé que sería aburrido que sigamos haciendo álbum tras álbum, hacer videos y tocar en festivales, entonces quise hacer algo especial”.

A pesar no contar con grandes canciones el apartado acústico cuenta con otros atractivos como sus estelares invitados entre los que se destacan John Paul Jones de Led Zeppelin, Josh Homme de Queens of the Stone Age y la vocalista de jazz Norah Jones.

El lado cañonero demuestra a los Foo’s más duros que en sus anteriores trabajos y con composiciones roqueras fuertes, enérgicas y pegadizas a la vez, quizás como legado más trascendente y tema más reconocible encontramos al himno por excelencia de la banda y una de sus canciones más características “Best Of You”.

In Your Honor muestra la versatilidad alcanzada por la banda a diez años de su nacimiento, aunque quizás veinte canciones y un disco doble sea demasiado largo y cansador y hubiese sido preferible mezclar los mejores temas duros y los mejores calmados y evitar tanto contraste entre ambos discos.

F.V.

Foo Fighters – One by One (2002)

Foo Fighters - One by One (2002)

Puntaje del Disco: 7,5

  1. All My Life: 9,5
  2. Low: 7,5
  3. Have It All: 7,5
  4. Times Like These: 9
  5. Disenchanted Lullaby: 7
  6. Tired of You: 8,5
  7. Halo: 7
  8. Lonely as You: 7
  9. Overdrive: 6,5
  10. Burn Away: 7,5
  11. Come Back: 7

La gira de promoción del exitoso There Is Nothing Left to Lose llevó a los Foo Fighters a estar en gira prácticamente durante dos años. Recién para principios de 2001 la banda comenzó a componer temas de lo que sería su continuación pero en el intermedio participarían en festivales en el verano europeo, el baterista Taylor Hawkins tuvo que recuperarse de su severa adicción a las drogas y Dave Grohl aceptó tocar la batería junto a Queens of the Stone Age lo que retrasó su esperado cuarto álbum.

Finalmente One by One salió a las bateas en Octubre de 2002, siendo el primero con el guitarrista Chris Shiflett como miembro estable, recibiendo bastante aceptación en sus inicios tanto por parte de los fanáticos y de la propia banda que lo describía como: “Nuestro álbum más pesado, con un sonido oscuro, complejo y agresivo que nunca habíamos logrado tener”. Es cierto que es su disco más elaborado hasta la fecha pero con el correr de los años el mismo Grohl lo señala como su trabajo menos favorito: “Cuatro de las canciones fueron buenas, y las otras siete nunca las volví a tocar en mi vida. Nos apresuramos en grabarlo y nos apresuramos en librarnos de él”.

Dentro de esas canciones buenas de las que Dave hablaba sin duda tenemos que mencionar a “All My Life” y “Times Like These”, dos de sus clásicos. Luego nos encontramos ante un nivel parejo sin ningún tema que sobresalga demasiado del resto

En líneas generales One by One no esta para nada mal, cuenta con una banda que suena impecablemente y con una gran producción quizás como nunca antes habían tenido. El problema es que las composiciones de Grohl son demasiada ligeras y no encontramos temas memorables o aunque sea efectivos, con excepción de los dos antes mencionados. Aún así es disfrutable como un todo y forma parte de la rica discografía de una de las bandas más importantes de las últimas décadas.

F.V.

Foo Fighters, Arctic Monkeys y MGMT en Argentina – Quilmes Rock, Estadio River (3 y 4 de abril del 2012)

Cuando el sol otoñal del martes comenzaba a abandonar el Estadio de River Plate, marco del festival Quilmes Rock 2012, Band of Horses abandonaba el escenario luego de un show intenso y sólido con el final a puro blues con “Am I A Good Man” y “The Funeral” despertaron gestos de aprobación entre la multitud que ya ansiaba con ver a Foo Fighters por primera vez en Argentina.

Pero para ello habría que esperar un poco mas, antes del plato fuerte de la noche una de las revelaciones en el mundo del rock en los últimos años MGMT diría presente en el escenario. Luego de haber tocado en el país en un extraño show en la ciudad de Mar del Plata en pleno verano, Andrew y Ben se mostraron hasta sorprendidos de tocar en un estadio tan grande según sus propias palabras. Con dos discos editados el grupo cuenta ya con suficiente repertorio para llenar la escasa hora que tenían disponible para entretener a los presentes que se acercaban cada vez en mayor numero. Las primeras en ser aprobadas fueron “Time to Pretend” y “Electric Feel”, inclusive la nueva “Alien Days” se mostró bastante prometedora para lo que significaría su siguiente material discográfico. Promediando el show una extensísima versión de la lisérgica “Siberian Breaks” despertó los primeros “¡Foo Fighters, Foo Fighters!”. A lo que inmediatamente el grupo respondió con su mayor hit y la única que genero algo parecido a un pogo la pegadiza “Kids” para cerrar optaron por “Congratulations” y “Of Moons, Birds & Monsters” que permitió cerrar dignamente un show algo apático y que quizás en otro marco hubiera resultado más efectivo.

El segundo día del Quilmes Rock, además de la presentación  de Foo Fighters tenía el atractivo retorno de los Arctic Monkeys al país. La banda de Alex Turner llegó a crecer mucho en popularidad en Argentina en estos últimos años. No por nada el campo de esta fecha se agotó mucho más rápido que cuando se presentaba MGMT y Band of Horses.

La hora estipulada para que los Monkeys salgan al escenario era a las 19:20hs, después de la presentación de TV on the Radio. Terminarían saliendo cerca de las 19:30hs con un Alex Turner mostrando su nuevo look (campera negra con el pelo engominado), bajo el anuncio de Mario Pergolini en las pantallas del escenario, para que los espectadores (había muchos jóvenes de menos de 25 años) empiecen a generar las primeras olas de pogo al compás de “Don’t Sit Down ‘Cause I’ve Moved Your Chair” uno de los grandes temas de su último disco.

De esta forma empezarían a delinear un atractivo show que incluyó no solo canciones de Suck It and See como “Brick By Brick”, sino que fue un setlist que repasó el repertorio de su corta discografía incluyendo temas nuevos como “R U Mine?”. Especialmente predominaron cortes de Favourite Worst Nightmare, que marcarban un ritmo vertiginoso como “Teddy Picker”, “Brianstorm”, “Do Me a Favor” y “If You Were There, Beware”.

De su exitoso álbum debut no faltaron temazos de la talla de “I Bet You Look Good on the Dancefloor” y la explosiva “The View From The Afternoon”, aunque si se extrañaron algunos como “Fake Tales of San Francisco”.

Y como no podía ser de otra manera, para el final dejaron dos de sus más celebres clásicos “Fluorescent Adolescent” (una de las mejores de la noche) y “When The Sun Goes Down”. Un gran cierre para un concierto que no fue muy largo pese a los 18 temas que tocaron (y por eso algunos cuantos habrán tenido una mejor impresión de su primer show en el Luna Park en el 2007), pero sí compacto, veloz y dinámico.

Justamente sobre el final de su presentación se desató la fuerte lluvia (que hizo estragos en Buenos Aires y sus alrededores, y seguramente también motivo que se adelante el cierre del show) y se quedó empapando al público durante 40 insufribles minutos, mientras algunos cuantos cantaban “Que nos echen a patadas, no nos vamos nada!!”.

Diecisiete años de espera llegaron a su fin para ver a los Foo Fighters en concierto en Argentina. Finalmente se presentaron como plato fuerte de las primeras dos fechas del Quilmes Rock 2012. En el mejor momento de su carrera después de haber editado un discazo como Wasting Light, El grupo comandado por el carismático Dave Grohl pisó fuerte desde el comienzo con su sonido potente y demoledor. Tanto en temas de su último trabajo como “Rope”, “White Limo”, “Arlandia”, “Walk” y “These Days”, señalada por Dave como su canción favorita de Foo Fighters, en clásicos como “The Pretender”, “My Hero”, “This Is a Call”, “Monkey Wrench”, “Best of You”, “Everlong”, por solo nombrar algunos y en los covers como “In The Flesh” de Floyd y “Bad Reputation” con la legendaria Joan Jett en escena, el grupo dejo en evidencia que son uno de los actos en vivo más impresionantes y completos que se pueden encontrar en la actualidad. Con un manejo de escenario y un histrionismo envidiable Grohl se ocupa de derramar rock durante las casi tres horas de concierto. Pero no solo Dave logra captar la atención el frenético Taylor Hawkins en baterías y el virtuoso Chris Shiflett tienen sus momentos en un show que entretiene de principio a fin con versiones de cada canción extendidas pero sin perder la efectividad original.

Algunas particularidades propias de cada día el martes en su primer recital oficial en Argentina se los vio realmente sin ganas de irse y asombrándose de sobremanera por la pasión del publico local. Y contó con una versión intimista con Dave tocando en solitario “Wheels” con su guitarra en la que interpeló al publico: “Tardamos demasiado tiempo en venir. Perdón, Deberíamos volver pronto. ¿En otros 17 años? Para esa época voy a tener fucking 60″, mientras canta el estribillo con su posible voz de viejo, y se ríe, como festejando sus propios pasos de comedia.

En la segunda fecha con un diluvio pocas veces visto subieron al escenario como si nada a combatir el caos climático con su música y milagrosamente la tormenta fue cesando con el correr del show que se llevo a cabo con las luces encendidas en todo momento. Como momento distintivo podemos señalar el momento en que Grohl y Hawkins cambiaron roles y Dave volvió a su viejo amor la batería durante “Cold Day in The Sun” cantada por Hawkins. El comienzo distinto con “All My Life” y el reacomodo de algunos temas del setlist y las divertidas reflexiones de Dave sobre porque un show que todo esta saliendo desastrosamente termina siendo un show inolvidable.

Para cerrar el generoso listado de temas en ambas noches la elegida fue la emotiva “Everlong” que nos dejaría con ganas de más pero con una sonrisa por ser participes de uno de los mejores recitales de nuestras vidas.

F.V./Persy

Foo Fighters – There is Nothing Left to Lose (1999)

Puntaje del Disco: 8

  1. Stacked Actors: 8
  2. Breakout: 9
  3. Learn to Fly: 9
  4. Gimme Stitches: 8
  5. Generator: 8
  6. Aurora: 8,5
  7. Live-In Skin: 8
  8. Next Year: 8,5
  9. Headwires: 7
  10. Ain’t It the Life: 8,5
  11. M.I.A.: 7

El reciente y exitoso lanzamiento de los Foo Fighters: Wasting Light, es producto de un camino conciso e interesante que culmina con esta evolución definitiva en términos de sonido y calidad. Pero para haber llegado a dicho resultado en el camino hubo varios trabajos siempre interesantes para apreciar y tener en cuenta, el caso de There is nothing left lo lose es uno de ellos.

Si la primera gran tanda de canciones de Dave Grohl se plasmo en ‘The colour and the shape’, entonces aquí esa tendencia vuelve a plasmarse con madurez. Aun sin la presencia del guitarrista Chris Shiflett, el poder de composición se centraba mayoritariamente en Dave, acompañado claro esta por un contundente Nate Mendel en bajo y un afilado Taylor Hawkins en batería.

Grabado en 1999, en el reciente estudio construido ‘606’, dentro del garage de Dave, con toda la comodidad que eso implica, nos encontramos con un disco más melódico en la composición. Donde perduran los sólidos riffs y se asienta la distorsión característica de la banda.

Como una manera de demostrar actitud y energía en base a gritos furiosos y riffs psicodélicos, el disco abre con ‘Stacked Actors’; seguido por dos grandes clásicos como lo son ‘Breakout’ y ‘Learn to fly’, mientras ‘Gimme Stitches’ dice presente junto a su pegadizo ritmo y nos invita a cantarlo. Le sigue ‘Generator’, comenzando con un peculiar y eficaz sonido a través del Talk Box montado en la voz de un Grohl inspirado marcando el punteo. ‘Aurora’ nos pasea por climas calmos y voces sin apuros frente a capas de efectos Delay. ‘Live-In Skin’ perdura en base a su contundente riff y excelente actitud vocal acompañado por la distorsión característica de la banda.

‘Next year’ aparece como una expresión y deseo de regreso a casa en forma de balada, con su simple Sol-Re-Do logra cautivar ni bien comienza la canción. ‘Headwires’ nos lleva bipolarmente a aguas turbias y oscuras con estribillos que explotan de dolor. Le sigue ‘Ain it the life’, con la mejor letra del disco, perdurando la escencia de balada instalada logra dar dosis de emoción y da por sentado la solidez de composición en el disco. Comenzando con agudas guitarras y la delicada voz de Grohl, surge ‘M.I.A.’, como las últimas páginas de un libro, Grohl expulsa esta ultima canción los últimos suspiros y gritos de expresión para luego finalizar con un repique de redoblante un disco sólido en cuanto a su estructura. Este escalón, el cual forma parte de la escalera musical que formo humildemente Foo Fighters a lo largo de los años y que ahora llego a su éxtasis de expresión musical, sin dudas no tiene desperdicio alguno.

Rodrigo Santa Cruz

Foo Fighters – Wasting Light (2011)

Puntaje del Disco: 9

  1. Bridge Burning: 8,5
  2. Rope: 9
  3. Dear Rosemary: 8
  4. White Limo: 9
  5. Arlandria: 8
  6. These Days: 9
  7. Back & Forth: 8
  8. A Matter of Time: 7,5
  9. Miss the Misery: 8
  10. I Should Have Known: 9,5
  11. Walk: 9

Finalmente cumplidos diez años del paso de Dave Grohl por Queens of the Stone Age algo de influencia de Josh Homme se vislumbra en su nuevo y esperado sexto disco de estudio Wasting Light.

Los Foo Fighters cuentan con la vuelta del guitarrista Pat Smear, que no participaba del grupo desde The Colour and Shape, se muestran más pesados y maduros que nunca. Ya desde el inicio con “Bridge Burning” y “Rope” uno se va dando cuenta de lo que va a atravesar en poco menos de cincuenta minutos de rock en todos sus sentidos. Además de las antes mencionadas se destacan la cruda “White Limo”, “These Days” y un final a todo trapo con “I Should Have Known” y “Walk”.

El disco vuelve a juntar a Grohl con el productor Butch Vig, que trabajó en el clásico de Nirvana, Nevermind. Y al bajista de Nirvana, Krist Novoselic, que participa en el tema mas logrado del álbum “I Should Have Known”, una canción que no menciona a Cobain explícitamente, pero se hace eco de él con su ausencia devastadora: “No escuché la advertencia, maldito sea mi corazón sordo”, canta Grohl, a medida que la oscuridad inicial -una guitarra solitaria, y la callada culpa de su voz, con una espesa reverberación- lentamente conduce a una explosión liberadora de rabia.

Sobre el proceso de grabación de Wasting Light, Grohl se manifestó: “Tenemos once canciones y en todo el disco no existe ni una sola balada”, “El proceso fue tan simple. Lo hicimos realmente en mi garaje. El hecho de que lo hayamos hecho todo sin utilizar computadoras, lo hizo muy simple. Simplemente suena gigantesco”.

Wasting Light se convirtió casi inmediatamente de su aparición en uno de los discos del año y uno de los mejores en la discografía de los Foo Fighters que nos dejan una colección de canciones imperdibles a puro rock and roll.

F.V.