Archivo de la categoría: Counting Crows

Counting Crows – Hard Candy (2002)

MI0002087894.jpg

Puntaje del Disco: 8

  1. Hard Candy: 7
  2. American Girls: 8
  3. Good Time: 7.5
  4. If I Could Give All My Love (Richard Manuel Is Dead): 8
  5. Goodnight L.A.: 8.5
  6. Butterfly in Reverse: 8
  7. Miami: 7.5
  8. New Frontier: 7
  9. Carriage: 8
  10. Black and Blue: 7.5
  11. Why Should You Come When I Call?: 7
  12. Up All Night (Frankie Miller Goes to Hollywood): 8
  13. Holiday in Spain: 7.5
  14. Big Yellow Taxi: 7

Editado primero en el Reino Unido y luego en los Estados Unidos, Hard Candy fue el cuarto álbum en la carrera de Counting Crows.

Con críticas en su mayoría favorables, este material mostró a la banda mucho más madura logrando un sonido más comprometido respecto a los discos anteriores. Cada composición muestra una clara orientación hacia la búsqueda de la perfección.

Las melodías sencillas aunque pegadizas y los acordes bien logrados hacen de Hard Candy un agradable disco para escuchar y revalorizar a una interesante banda como Counting Crows.

Piro

Anuncios

Counting Crows – The Desert Life (1999)

220px-Counting_Crows_-_This_Desert_Life

Puntaje del Disco: 8

  1. Hanginaround: 7
  2. Mrs. Potter’s Lullaby: 8
  3. Amy Hit the Atmosphere: 8
  4. Four Days: 7.5
  5. All My Friends: 7.5
  6. High Life: 8
  7. Colorblind: 7.5
  8. I Wish I Was a Girl: 7
  9. Speedway: 8
  10. St. Robinson in His Cadillac Dream: 8
  11. Kid Things: 8

Luego del lanzamiento de Across a Wire: Live in New York City en 1997, que retrataba en un disco doble la presentación de Conuting Crows en la Gran Manzana, la banda liderada por el vocalista Adam Durtiz editó su tercer material de estudio en 1999 conocido como The Desert Life.

“Hanginaround” y “Colorblind” fueron los primeros sencillos que permitieron el éxito de este nuevo trabajo del grupo. A la particular voz del cantante y las letras, parte del suceso del disco se debió a los arreglos de David Lowey y Dennis Herring en las producciones orquestales.

El largo tiempo que la banda estuvo alejada de los estudios tuvo sus frutos con la edición de este muy buen álbum, que demostró en temas como “Mr. Potter’s Lullabay” y “Speedway” una clara madurez durante ese período.

Piro

Counting Crows – Recovering the Satellites (1996)

Puntaje del Disco: 7.5

  1. Catapult: 7.5
  2. Angels of the Silences: 7
  3. Daylight Fading: 7.5
  4. I’m Not Sleeping: 7
  5. Goodnight Elisabeth: 8
  6. Children in Bloom: 7
  7. Have You Seen Me Lately?: 7.5
  8. Miller’s Angels: 8
  9. Another Horsedreamer’s Blues: 7.5
  10. Recovering the Satellites: 8
  11. Monkey: 8
  12. Mercury: 7
  13. A Long December: 8.5
  14. Walkaways: 7.5

Tras el éxito del disco debut y sobre todo del tema “Mr. Jones” , Counting Crows pasó los años 1993 y 1994 promocionando el material y brindando espectáculos en diversos rincones de los Estados Unidos. A la presentación en Saturday Night Live y en el programa de David Letterman, siguió una gira junto a The Rolling Stones y las ventas continuaban creciendo.

Ante esta vorágine y una fama inesperada, el cantante Adam Curitz no soportó la exposición y sufrió un quiebre nervioso. Por eso en 1995 el grupo ofreció sólo dos shows y dedicó aquel año a componer el nuevo disco. Recovering the Satellites buscaba superar el nivel del primer material ya que la expectativa que se había creado fue aumentando. En un paneo general, el sonido no difiere demasiado respecto a August and Everything After.

Con la incorporación de Dan Vicrey en guitarra y el reemplazo en la batería de Steve Bowman por Ben Mize, Recovering the Satellites muestra el cansancio que Curitz sentía por entonces. “Have You Seen Me Lately?” expresa esa sensación que se manifiesta más claramente en el tema que da nombre al álbum (“Gonna get back to basics / Guess I’ll start it up again”.  Aun asi el disco cuenta con buenos temas como “Goodnight Elisabeth” y “Monkey”, pero “A Long December” se destaca como una linda balada.

Piro

Counting Crows – August and Everything After (1993)

Puntaje del Disco: 8

  1. Round Here: 8
  2. Omaha: 7.5
  3. Mr. Jones: 9
  4. Perfect Blue Buildings: 7
  5. Anna Begins: 7.5
  6. Time and Time Again: 7
  7. Rain King: 8
  8. Sullivan Street: 8
  9. Ghost Train: 7.5
  10. Raining in Baltimore: 7
  11. A Murder of One: 7.5

Originaria de Berkeley, California, Counting Crows se convirtió en una de las bandas más populares, o por decirlo de otra manera, que más sonó gracias a un hit, de mediados de los años noventa. Entre 1993 y 1994, luego del lanzamiento de su álbum debut, la banda liderada por Adam Duritz dio un vuelco de popularidad que pocas agrupaciones han logrado.

Duritz, proveniente del grupo The Himalayans y el guitarrista David Bryson dieron vida a Counting Crows en 1991 en San Francisco. Al comienzo se trató de un dúo que brindaba conciertos acústicos, pero luego contaron con la colaboración de David Immerglück en la grabación de algunos demos (aunque no sería un integrante definitivo del grupo). Dos años después el grupo quedó completo con Matt Malley en bajo, Charly Gillingham en teclados y Steve Bowman en batería.

El 16 de Enero de 1993 quedará grabado en la historia de la banda como una de las fechas claves, ya que brindaron una presentación en la inclusión de Van Morrison en el Salón de la Fama del Rock N’ Roll. A partir de ese momento y sobre todo con “Ausgust and Everything After” Counting Crows dejaría de ser desconocida para el público nortemericano.

R.E.M, Van Morrison y The Band fueron las principales influencias que Duritz y compañía adoptaron como referencias. Las baladas, las letras y sobre todo el estilo del cantante contribuyeron a la masividad de esta banda que, en época del auge del grunge, adoptó muy bien los sonidos de los sesenta y los setenta. El disco se podría definir con “Round Here”, una bella balada con un tono pop. Por supuesto que este trabajo ofrece otras interesantes canciones, tales como “Anna Begins” y “Sullivan Street”. Aunque “Mr. Jones” es el corte que se lleva todos las miradas.

El disco no es tal vez el más ideal si uno anda medio depresivo debido a que los temas no se apartan de la fórmula de temas pop con un lado casi triste.  Sin embargo, no fue tristeza lo que invadió a los músicos de Counting Crows gracias a que “August…” se convirtió en un éxito comercial y en la catapulta hacia el reconocimiento.

Piro