Archivo de la categoría: Bruce Springsteen

Bruce Springsteen – Tunnel of Love (1987)

0000869537

Puntaje del Disco: 8.5

  1. Ain’t Got You: 8
  2. Tougher Than the Rest: 8.5
  3. All That Heaven Will Allow: 8
  4. Spare Parts: 8.5
  5. Cautious Man: 8
  6. Walk Like a Man: 8
  7. Tunnel of Love: 8.5
  8. Two Faces: 8
  9. Brilliant Disguise: 8
  10. One Step Up: 8
  11. When You’re Alone: 8
  12. Valentine’s Day: 8

La progresión de éxitos en la discografía de Bruce Springsteen continuó con su octavo material de estudio titulado Tunnel of Love. El gran empuje que le había dado Born in the USA no mermó y hacia 1987 el estadounidense lanzaba otro interesante álbum. A pesar del momento de esplendor comercial que vivía por entonces, Bruce encontró un modo de canalizar la angustia personal que transitaba debido a su divorcio de su esposa la actriz Julianne Phillips.

Esta crisis matrimonial también derivó en la separación del artista de su banda The E Street Band, aunque en Tunnel of Love contó con la participación de algunos miembros del grupo. A diferencia de otros discos como Nebraska que se concentraba en cuestiones relativas a la desesperación económica, este disco apunta a una exploración romántica con un claro tinte autorreferencial.

Sin haber logrado el nivel de ventas de su predecesor material, como era de esperar, Tunnel of Love logró buenas posiciones en diversos charts pero sobre todo demostró una vez más que el Jefe podía seguir componiendo buen material a pesar de las circunstancias personales.

Piro

Bruce Springsteen – Born in the USA (1984)

bruceborn1984

Puntaje del Disco: 10

  1. Born in the USA: 10
  2. Cover Me: 8.5
  3. Darlington County: 9
  4. Working on the Highway: 8.5
  5. Downbound Train: 9
  6. I’m on Fire: 9
  7. No Surrender: 8.5
  8. Bobby Jean: 8.5
  9. I’m Goin’ Down: 8.5
  10. Glory Days: 10
  11. Dancing in the Dark: 9.5
  12. My Hometown: 9

A mediados de década del ochenta Bruce Springsteen había alcanzado un notorio reconocimiento por su música y principalmente por sus composiciones, muy comprometidas con cuestiones sociales que revelaban muchas de las vivencias y situaciones que se vivían en aquellos tormentosos años. Fue sin embargo, en 1984 con el lanzamiento de su séptimo álbum de estudio, que lograría su mayor suceso.

Born in the USA se convirtió en 2012 en el éxito comercial más grande en la carrera del estadounidense, con más de 30 millones de copias vendidas, además de ser el disco más vendido en 1984 y contar con siete de los sencillos entre el top ten y servir de promoción de la una gira mundial.

A diferencia de Nebraska, este material muestra un ánimo renovado con sonidos más exultantes y ciertos matices de electrónica, aunque sin entrar en los excesos de aquellos años. “Born in the USA” describe de manera furiosa los padecimientos de un ex veterano de la guerra de Vietnam por reincorporarse a la vida laboral norteamericana. No todo es padecimiento, sino que a lo largo del disco las composiciones también están orientadas a un sentido de pertenencia y lucha constante, con temas como “No Surrender”, “Bobby Jean” o “My Hometown”, mientras que en el final “Glory Days” y “Dancing in the Dark” cierran bien arriba este gran disco de El Jefe.

Piro

Bruce Springsteen – Nebraska (1982)

MI0000911434

Puntaje del Disco: 8.5

  1. Nebraska: 8
  2. Atlantic City: 8.5
  3. Mansion on the Hill: 8
  4. Johnny 99: 8.5
  5. Highway Patrolman: 8
  6. State Trooper: 8.5
  7. Used Cars: 8
  8. Open All Night: 8
  9. My Father’s House: 8
  10. Reason to Believe: 8.5

El sexto álbum de estudio de Bruce Springsteen, Nebraska, había sido originalmente pensado como un conjunto de demos que editaría The E Street Band. Sin embargo, el vocalista y compositor prefirió que aquellas diez canciones formasen parte de su discografía personal.

Desde un arte de tapa lúgubre de una carretera vacía, pasando por las letras y el estilo musical, se puede decir que éste ha sido uno de los discos menos eufóricos en la extensa discografía de Springsteen. Nebraska, que da nombre al álbum, está narrado en primera persona desde la perspectiva del joven asesino serial Charles Starkweather y su novia. La guitarra acústica, la armónica y por supuesto la inconfundible voz de El Jefe, ayudan a crean un ambiente de desolación y desesperanza, como a lo largo de los temas se desarrollan historias de criminales y asesinos cuyos destinos no terminaron de la mejor manera.

Más allá de eso, es innegable la versatilidad de este maravilloso artista, que refleja la desesperación de los personajes que narra; pero a quienes a su vez, les da cierta esperanza con temas como “Open All Night” y “Reason to Believe”.

Piro

Bruce Springsteen – Darkness on the Edge of Town (1978)

BruceSpringsteenDarknessontheEdgeofTown

Puntaje del Disco: 9

  1. Badlands: 9
  2. Adam Raised a Cain: 9
  3. Something in the Night:
  4. Candy’s Room: 9
  5. Racing in the Street: 8
  6. The Promised Land: 8.5
  7. Factory: 8.5
  8. Streets of Fire: 8.5
  9. Prove It All Night: 9
  10. Darkness of the Edge of Town: 8.5

Luego de superar una serie de problemas legales con su antiguo manager, en 1978 Bruce Springsteen editó su cuarto álbum de estudio, tras el exitoso Born To Run, que catapultó su carrera.

Darkness on the Edge of Town es un disco donde el músico refleja eso sentimientos de frustración por las disputas a las que estuvo sometido durante tres años, pero a la vez sirven de fundamento para darle forma a uno de los mejores materiales de El Jefe. “Badlands” es una muestra de esto, ya que se enfoca en la historia de un hombre desahuciado por su mala fortuna, mientras que “Adam Raised a Cain” enfoca la difícil relación entre padre e hijo.

A juzgar por las palabras de los títulos, Springsteen le da especial atención a la oscuridad y la noche, que podrían ser considerados con una connotación negativa. Sin embargo, Bruce también alude a la clase trabajadora, nacimiento y, por supuesto, al amor. “Streets of Fire” y “Prove It All Night”, completan de la mejor manera esta formidable disco del indestructible Springsteen.

Piro

Bruce Springsteen en Argentina – Estadio GEBA (14/09/2013)

1768517h410

Casi veinticinco años pasaron desde la última vez que Bruce Sprinsgsteen visitó la Argentina. En aquella oportunidad se había presentado junto a Sting, Peter Gabriel, Tracy Chapman y Youssou N´Dour en la ciudad de Mendoza y en Buenos Aires en los recordados conciertos de Amnisty International en defensa de los Derechos Humanos.

Luego de haber estado en Chile en un show muy emotivo donde rindió tributo a Víctor Jara al cantar su versión de “Manifiesto”, El Jefe desembarcaba nuevamente en tierras argentinas para continuar con el Wrecking Ball Tour. En esta ocasión, el Estadio de GEBA fue el escenario elegido y albergó a cerca de 15 mil personas, de tres generaciones que se acercaron a pesar del intenso frío, para rendirle tributo a uno de artistas con mayor presencia en espectáculos al aire libre.

Pasadas las nueve de la noche en un escenario austero pero con pantallas de gran calidad de imagen, Bruce Springsteen salió a escena y con su figura, el frío desapareció inmediatamente. Acompañado por la numerosa E Street Band, Bruce ensayó los primeros saludos en un español perfectamente entendible y dio comienzo al  show con la orquestal “This Little Light of Mine”. Luego fue el turno de “We Take Care of Our Own” y “Death to My Hometown”, dos encendidos temas de protesta de su último disco y los clásicos “Badlands” y “No Surrender”.

Luciendo un chaleco negro y una corbata dentro de la camisa Bruce desafiaba las bajas temperaturas y se colocaba en el rol de predicador antes de entonar “Spirits in the Night” y recorriendo constantemente el escenario para conectarse con el público, tomaba los carteles alegóricos a temas de su carrera, que la gente con devoción agitaba (como sucedió con “Cover Me” del exitoso “Born in the USA”).

Prácticamente sin pausa, Bruce no dejaba de tocar y cantar y demostraba que sus 63 años lejos están de hacer mella en su espíritu y con sus gestos y carisma dejaba en claro su innegable condición de showman, dándose tiempo para notar el tren que atravesaba el lateral del estadio y que aprovechó para anunciar “Downbound Train”.

Sucedieron “Hungry Heart”, “The River” y la fabulosa “American Skin (41 Shots)”, en un marco musicalmente impecable. “Waiting on a Sunny Day” contó con la participación de un chico que Bruce tomó del público para darle el recuerdo de su vida y “Thunder Road” y “Land of Hope and Dreams” cerraban la primera parte de espectáculo que se desarrollaba sin fisuras.

“We Are Alive” fue la encargada de retomar a la banda al escenario y “Born in the USA” se alzó como el himno de protesta por excelencia en la carrera de Srpingsteen. “Born to Run”, “Bobby Jean”, el clásico “Glory Days” y “Dancing in the Dark” (con el típico baile de una dama del público en escenario), anunciaban que el final se acercaba.

Al ritmo de “Shout”, cover de The Isley Brothers, The E Steet Band se despedía del público y dejaban al Jefe a cargo del cierre final, quien agradeció el caluroso trato de los argentinos y tocó el tema “This Hard Land”, que será subida en su sitio web en versión en castellano, según anunció el propio Springsteen. No sin antes prometer un pronto retorno, El Jefe dio por concluida su tarea y nos dejó con una hermosa sensación de satisfacción por haber visto no sólo un excelente recital sino también por tener nuevamente a un fabuloso artista que aguardaba el reconocimiento de sus seguidores argentinos.

Piro

Bruce Springsteen – Wrecking Ball (2012)

Puntaje del Disco: 7.5

  1. We Take Care of Our Own: 8
  2. Easy Money: 7.5
  3. Shackled and Drawn: 7.5
  4. Jack of All Trades: 7
  5. Death to My Hometown: 7
  6. This Depression: 7
  7. Wrecking Ball: 7.5
  8. You’ve Got It: 7
  9. Rocky Ground: 7.5
  10. Land of Hope and Dreams: 8
  11. We Are Alive: 7.5

Con días apenas de haber salido a la luz, el decimoséptimo disco de El Jefe, demuestra una vez más la vigencia de Springsteen como relator de las injusticias económicas y sociales. Wrecking Ball es como, otros trabajos de Bruce, una invitación constante a la reflexión a través de una encendida crítica hacia aquellos que tienen el poder político. Como en otras oportunidades, el tono de protesta está impregnado en cada canción que conforma este nuevo material de un artista que lejos está del retiro.

Desde “We Take Care of Our Own”, lanzado a principios de 2012, el álbum se posicionó inmediatamente en el primer lugar de los rankings de diferentes países, incluyendo los Estados Unidos. La bronca que Springsteen admite todavía tener ante la frustración frente a los gobernantes de su país, queda reflejada a la perfección en el primer tema, que si bien no llega a la excelencia de “Born in the USA” deja muy en claro la idea de auto supervivencia. “Death to My Hometown” por su parte, apunta directamente a los banqueros de Wall Street, que si no fuese por el tono casi de jolgorio que le pone el estilo irlandés, sería una cruda crítica contra el sistema financiero.

Fiel a su estilo, Springsteen añade esos temas que con su voz ronca y guitarra en mano, hacen estremecer y lo llevan a uno a un clima de introspección, como ocurre con “Jack of All Trades” y “This Depression”. Luego “Wrecking Ball” levanta un poco el ánimo y en “Rocky Ground”, Bruce experimenta con el góspel, empleando a un coro que lo acompaña. Siguiendo con este estilo religioso, por llamarlo de alguna manera, “Land of Hope and Dreams” apela con frases como “this faith will be rewarded” a la fe como principal motor mientras que “We Are Alive” cierra esta última producción de Springsteen, revisando históricamente aquellas contiendas bélicas en las que los más débiles fueron oprimidos.

Piro

Bruce Springsteen – Hammersmith Odeon, London ’75 (2006)

Puntaje del Disco: 9

Disco Uno:

  1. Thunder Road: 8.5
  2. Tenth Avenue Freeze-Out: 9
  3. Spirit in the Night: 8
  4. Lost In The Flood: 8.5
  5. She’s the One: 8
  6. Born to Run: 10
  7. The E Street Shuffle Havin’ A Party: 8
  8. It’s Hard to Be a Saint in the City: 8
  9. Backstreets: 8.5

Disco Dos:

  1. Kitty’s Back: 8
  2. Jungleland: 9
  3. Rosalita (Come Out Tonight): 10
  4. 4th of July, Asbury Park (Sandy): 9
  5. Detroit Medley: 8.5
  6. For You: 8.5
  7. Quarter to Three/Closing Credits: 8.5

El lanzamiento de “Born To Run” en 1975 fue un verdadero suceso en la carrera de Bruce Springsteen y un punto de inflexión. El éxito del disco le permitió presentarse en Agosto de aquel año, junto a The E Street Band en numerosos shows en el New York Bottom Line Club, que le sirvió al grupo para ampliar su popularidad y sobre todo para que los críticos pusieran más atención en este rockero que dejaba en claro su enorme talento.

Tras llevar la gira alrededor de Estados Unidos, Bruce Springsteen y compañía estaban listos para cruzar el Atlántico y llevar su música a Europa. El “Born To Run Tour” incluyó espectáculos en Estocolmo y Ámsterdam, aunque serían las presentaciones del 18 y 24 de Noviembre en Londres las que quedarían inmortalizadas en el recuerdo de los presentes. En 2005 y como trigésimo aniversario del disco que le daba nombre a la gira, se editó en formato DVD aquellos memorables conciertos y un año más tarde saldría en formato CD.

Dividido en dos discos, el show abre con una magnífica interpretación de “Thunder Road”, conectada luego con la más anímica “Tenth Avenue Freeze-Out”. El siguiente tema, “Spirit in the Night” da un giro hacia el jazz adaptando también una parte de “The Moon Was Yellow (And The Night Was Young)” de Fred Ahlert y Edgar Leslie, que no sería la única referencia a otros artistas, sino que en el disco 2 sucede algo similar con “Detroit Medley”. “Lost In The Flood” junto a la exitosa “Born To Run” se destacan ligeramente sobre el resto de los temas que componen el muy buen primer set, que cierra con “Backstreets” en un punto donde la banda ya casi se sentía como en casa.

“Kitty’s Back” retoma el pequeño paréntesis del paso de un disco al otro, pero siguiendo con el fenomenal sonido que el Jefe venía demostrando ante el público inglés. Genial también la versión en vivo de “Jungleland”, con el solo de Saxo inconfundible de Clearence Clemons y ni que hablar del clásico “Rosalita (Come Out Tonight).

Probablemente los conciertos de The E Street Band a lo largo y ancho de Estados Unidos durante su gira hayan sido tan buenas como el de Londres, pero por el lugar, por ser la primera vez que Bruce tocaba en Inglaterra y por la calidad del disco que presentaban, hacen de esta reedición luego de treinta años, una formidable elección para ampliar aún más la mística de El Jefe.

Piro