Archivo de la categoría: Brian Eno

Brian Eno – Before and After Science (1977)

Brian Eno - Before and After Science (1977)

Puntaje del Disco: 9

  1. No One Receiving: 8
  2. Backwater: 8,5
  3. Kurt’s Rejoinder: 8
  4. Energy Fools the Magician: 8
  5. King’s Lead Hat: 9
  6. Here he Comes: 9,5
  7. Julie with…: 8
  8. By This River: 10
  9. Through Hollow Lands: 8,5
  10. Spider and I: 8,5

Los finales de los setentas fueron la etapa más productiva de Brian Eno. En primer lugar se encargó de producir la trilogía de Berlin de David Bowie (Low (1977), Heroes (1977), Lodger (1979)) así como los mejores trabajos de Talking Heads (Fear of Music (1979), Remain in Light (1980)). En su trabajo como artista independiente no se quedó atrás y creó su obra más par; su cuarto disco Before and After Science (1977).

Eno se tomó su tiempo para la creación de este trabajo, creándolo poco a poco a lo largo de dos años en el que grabó alrededor de 120 canciones diferentes y de todos los estilos que había manejado en su carrera (Art Rock, Ambiental, Glam Rock, Pop Experimental), de las cuales eligió las diez canciones que más le llenaron, buscando sin duda replicar la forma que logró con su anterior disco.

Y los esfuerzos de Eno rindieron frutos ya que Before and After Science es un gran disco en el que logra el equilibrio entre el pop cerebral de Here Comes the Warm Jets, la experimentación rara de Taking Tiger Mountain y la atmosfera ambiental de Another Green World. Es las mejores cualidades de Brian condensadas en un solo disco.

Lleno de ganchos, imaginativo y de temática oceánica, este trabajo se podría dividir en dos secciones; la primera mitad del disco son temas enérgicos de Pop artístico, mientras que la segunda mitad son temas más ambientales y tranquilos.

De la parte pop resaltan “Backwater” una melodía juguetona con una letra bastante realizada, pero aun más me agrada “King’s Lead Hat” una acelerada pieza pop donde relucen las combinaciones entre los trucos de sintetizador de Eno y las guitarras de Phil Manzanera y Robert Fripp. Los otros tres temas también son buenos, consecuencia de la ausencia de relleno en el disco.

En lo personal la segunda parte del disco me agrada más, contiene la suave balada etérea “Here he Comes”, “By This River” que con su teclado melancólico y su lirica nostálgica se convierte en una de las canciones más destacadas de la carrera de Eno. “Through Hollow Lands” es éxtasis ambiental y “Spider and I” es un adecuado cierre con su atmosfera escapista a base de minimalistas arreglos de teclados.

Sea que te haya agradado la hiperactividad de Here Comes the Warm Jets, o el ambiente de Another Green World. Before and After Science es un disco que no defrauda ni por un lado ni por el otro y en lo personal lo considero el disco definitivo de Brian Eno.

Gera Ramos

Anuncios

Brian Eno – Another Green World (1975)

Brian Eno - Another Green World (1975)

Puntaje del Disco: 9

  1. Sky Saw: 8,5
  2. Over Fire Island: 7,5
  3. St. Elmo’s Fire: 9
  4. In Dark Trees: 8
  5. The Big Ship: 9
  6. I’ll Come Running: 8,5
  7. Another Green World: 7,5
  8. Sombre Reptiles: 8      
  9. Little Fishes: 7,5
  10. Golden Hours: 9,5
  11. Becalmed: 9
  12. Zawinul – Lava: 7,5
  13. Everything Merges With The Nig: 8
  14. Spirits Drifting: 8,5       

Siempre con la mentalidad de experimentar e innovar, Brian Eno continuaría su carrera dando un giro total a lo que había venido presentando en sus primeros dos lanzamientos y de pasada apadrinando un nuevo género; la música ambiental.

Another Green World es el revolucionario tercer disco de Eno, y sin duda el más experimental dentro de su primer etapa como artista. Para la concepción de este ambicioso trabajo, él se decidió a jugarse nuevas cartas, dándole gran énfasis a la improvisación y el pensamiento lateral ¿Por qué no mejor centrarse en  el aspecto melódico de la música en lugar de darle un significado lirica? ¿Y si la interpretación mejor se deja a criterio de la imaginación del interlocutor? ¿Qué tal crear piezas que en lugar de aspirar a captar toda la atención hagan de ambiente como los sonidos de la naturaleza? Si… música ligera que no requiera gran concentración, que permita echar a volar la imaginación, piezas que se aprecien con calma como se aprecia una pintura. Eso es la música ambiental.

De entre las catorce piezas que componen el disco, resalta el hecho de que solo cinco de ellas tiene letra, y que decir que esa letra a veces no tiene mucho significado, de hecho en la robótica canción de apertura “Sky Saw”, el mismo Eno invita a no intentar quebrarnos la cabeza intentando descubrir de que trata:

“All the clouds turn to words
All the words float in sequence
No one knows what they mean
Everyone just ignores them”

Las otras canciones en que el señor Eno canta, he de resaltar que son muy interesantes. “St. Elmo’s Fire” es una aventurista pieza donde Brian se luce con su sintetizador al lado de su fiel colaborador; el guitarrista Robert Fripp, quien presenta uno de sus exquisitos solos. La inocente “I’ll Come Running”  es lo que más se asemeja al pop que Eno venía haciendo en sus inicios y “Golden Hours” es una autentica joya de su repertorio, reflexiva, etérea y melancólica.

El resto del disco está compuesto de minimalistas piezas de música ambiental creadas predominantemente con sintetizadores e ingeniosos efectos de producción. Cabe decir que tales instrumentales de estilo surreal pasean delicadamente uno tras otro creando la sensación de entrar en un viaje de descubrimientos y meditación. Los títulos parecieran indicar lo que Eno quería que su interlocutor imaginase con cada pieza. De entre estas breves piezas destacan “The Big Ship”, “Becalmed” y “Spirits Drifting”.

A pesar de no ser un disco convencional, Another Green World recibió un gran recibimiento por parte de la crítica, que resaltó su naturaleza Avant’ Garde y es considerado hoy como un disco esencial dentro de la música ambiental y un  ejemplo de que en la música no hay límites en cuanto a que se puede y que no se puede hacer.

Gera Ramos

Brian Eno – Taking Tiger Mountain (By Strategy) (1974)

Brian Eno - Taking Tiger Mountain (By Strategy) (1974)

Puntaje del Disco: 8

  1. Burning Airlines Give You So Much More: 8,5
  2. Back In Judy’s Jungle: 8
  3. The Fat Lady of Limbourg: 7
  4. Mother Whale Eyeless: 8,5
  5. The Great Pretender: 6
  6. Third Uncle: 8
  7. Put a Straw Under Baby: 8
  8. The True Wheel: 8,5
  9. China My China: 6
  10. Taking Tiger Mountain8

Antes que nada lean de pasada los títulos de las canciones que se presentan en este disco, más de una tiene un nombre raro ¿No es así? Bien, pues permítanme decirles que así como se leen de extravagantes, así se escuchan.

Taking Tiger Mountain (By Strategy) es la segunda entrega de Brian Eno, lanzada tan solo diez meses después de su aclamado disco debut. Pero eso no nos haga pensar que estamos frente a temas que no alcanzaron a pasar el recorte en su primera producción, la verdad es que estamos frente a un animal diferente.

¿Qué tiene de peculiar este disco? Bueno, en primer lugar hay muchas referencias a China, algunas muy obvias y otras ocultas (lo cual ha llevado a especulaciones de que Taking Tiger Mountain es un disco conceptual). En segundo lugar, en este trabajo el señor Eno, siendo tan experimental, toma las bases que definían a Here Comes The Warm Jets y las exagera; humor negro, letras oscuras, sintetizadores, sonidos de guitarra innovadores ¡Todo lo lleva a los extremos!

El resultado de tal experimentación es un disco Avant Garde, y altamente drogo, basta prestar atención a las psicodélicas “Back In Judy’s Jungle” y “Mother Whale Eyeless” para darnos cuenta de que en esos tiempos pasaban cosas muy raras en la cabeza del flamboyante Eno.

No obstante, el fuerte de este artista sigue siendo la innovación, esto se destaca en piezas como la proto-metalera “Third Uncle” (Donde el guitarrista Phil Manzanera deleita con una avalancha de riffs) y  la oscura “Put a Straw Under Baby”; una canción de cuna con letra subliminal.

Como canciones destacadas tenemos a la entretenida opener “Burning Airlines Give You So Much More” y también la pegajosa “The True Wheel” que cuenta con unos curiosos coros femeninos y unos atractivos pasajes psicodélicos.

Interesante es resaltar la pieza final del disco, nos referimos a la minimalista “Taking Tiger Mountain” que con su atmósfera ambiental nos anticipa el camino que Eno seguiría en sus próximas entregas, Brian se reinventaría nuevamente y entraría a la mejor etapa de su carrera.

                                   Gera Ramos

Brian Eno – Here Come The Warm Jets (1974)

Puntaje del Disco: 9

  1. Needles In The Camel’s Eye: 9
  2. The Paw Paw Negro Blowtorch: 8,5
  3. Baby’s On Fire: 8,5
  4. Cindy Tells Me: 9,5
  5. Driving Me Backwards: 7,5
  6. On Some Faraway Beach: 9
  7. Blank Frank: 8
  8. Dead Finks Don’t Talk: 7,5
  9. Some Of Them Are Old: 8,5
  10. Here Come The Warm Jets: 7

A lo largo de la historia de la música ha habido figuras que destacan por ser intelectuales, con un hambre expresiva que les impulsa a estar siempre innovando, tratando de profundizar en sus composiciones y por tanto propulsando nuevas corrientes musicales, Brian Eno es uno de ellos.

Multiinstrumentalista, compositor, cantante y productor de discos, Eno inició su carrera en el grupo glam Roxy Music, No obstante más adelante tendría algunas diferencias con Bryan Ferry y abandonaría el grupo, lanzándose como solista.

Here Comes The Warm Jets es el disco debut de Eno. Para su producción se rodearía de músicos talentosos como Phil Manzanera, Robert Fripp, Chris Speeding, John Wetton, Andy Mackay, Paul Rudolph, entre otros.

Naturalmente al haber trabajado en Roxy Music, el disco tiene un sonido glam, pero no se queda solo en eso, resalta por ser complejo en su producción; efectos especiales, coros sesenteros, pasajes psicodélicos, solos de guitarra y letras que están entre humorísticas y oscuras. En conjunto tenemos un disco muy divertido y altamente innovador.

El disco abre muy fuerte con sus p. Needles In The Camel’s Eye es una pegajosa canción que presenta una pared de guitarras cortesía de Manzanera. A continuación llega la aun más alocada The Paw Paw Negro Blowtorch donde Eno imita el estilo vocal de Bryan Ferry. El disco se torna aun más extravagante con Baby’s on Fire donde la voz se torna nasal y Robert Fripp de King Crimson deleita con un solo de guitarra de los mejores que ha hecho en toda su carrera. Como cereza de pastel tenemos Cindy Tells Me, agradable canción de lo mejor del disco con su ingeniosa letra, buen coro y en la que Eno se luce mostrando sus habilidades con el sintetizador

A partir de aquí el disco se torna más experimental, viene la oscura Driving Me Backwards que tiene un toque de Krautrock, seguida de On Some Faraway Beach pieza tranquila basada en un instrumental de teclado y que al final presenta unos hermosos versos que la vuelven emocionalmente poderosa. La experimentación alcanza niveles más altos con la salvaje y psicodélica Blank Frank y Dead Finks Don’t Talk donde Eno cambia varias veces su timbre vocal y que a juzgar por su letra está dirigida a Ferry.

Al final tenemos la suave Some Of Them Are Old, canción pacifica con instrumentación diversa y coros “a la beach boys”. Todo para cerrar la simple instrumental Here Comes The Warm Jets.

En conclusión Here Comes The Warm Jets es un excelente disco variado e influyente. Este sería el inicio a la carrera en solitario de un hombre que más adelante se convertiría en el padre de la música ambiental y que además colaboraría como productor de artistas de la talla de David Bowie, Talking Heads y U2.

Gera Ramos