Archivo de la categoría: Bob Dylan

Bob Dylan – Shot of Love (1981)

Puntaje del Disco: 5,5

  1. Shot of Love: 6,5
  2. Heart of Mine: 6,5
  3. Property of Jesus: 5,5
  4. Lenny Bruce: 5
  5. Watered-Down Love: 5,5
  6. The Groom’s Still Waiting at the Altar: 6
  7. Dead Man Dead Man: 5
  8. In the Summertime: 5,5
  9. Trouble: 5,5
  10. Every Grain of Sand: 6,5

Shot of Love es (afortunadamente) el tercer y último disco de lo que se conoce como la trilogía cristiana de Dylan. O mejor dicho, lo que se conoce como la peor etapa de Dylan en toda su discografía.

Bob se encontraba muy ensimismado con Jesús, Dios y con tratar de enviar un mensaje religioso en sus canciones. Y siguiendo esta onda tocó fondo en Saved como pocas veces en su carrera. En Shot of Love ese estilo dogmático sigue presente, pero ya no es tan incisivo. No solo desde lo lírico, sino también desde el aspecto musical, ya que nos encontramos con un Dylan un poco más rockero aunque sin abandonar el Gospel como principal eje del álbum.

Por eso Shot of Love muestra mejoras respecto de Saved, pero no deja de ser un disco bastante flojo. Compositivamente hablando, Bob ofrece canciones que van desde lo genérico e inmemorable, hacia lo pobre y fallido cuando intenta hacer otras cosas (la aburrida balada a piano “Lenny Bruce” y el pseudo reggae “Dead Man Dead Man”).

Hay poco para resaltar en el disco. Tal vez la homónima “Shot of Love”, con su estilo enérgico y su estribillo, o la balada “Every Grain of Sand”. Pero es muy pobre en general. Por suerte Dylan empezaría a aflojar con su onda religiosa. Sin embargo, le costaría levantar cabeza en los años venideros. Bob se adentraría con dificultad en los ochenta, en la década a asesina.

Persy

Anuncios

Bob Dylan – Slow Train Coming (1979)

Puntaje del Disco: 7

  1. Gotta Serve Somebody: 8,5
  2. Precious Angel: 8,5
  3. I Believe In You: 7
  4. Slow Train: 8
  5. Gonna Change My Way Of Thinking: 6,5
  6. Do Right To Me Baby (Do Unto Others): 6
  7. When You Gonna Wake Up: 7
  8. Man Gave Names To All The Animals: 7
  9. When He Returns: 7

Slow Train Coming es el primer disco de lo que se conoce como su “Trilogía Cristiana”. Es decir, el comienzo de la versión “Flanders” de Dylan. No por nada muchos lo toman como su etapa más cuestionable y menos interesante.

Sin embargo, a diferencia de Saved que es una completa porquería, Slow Train Coming musicalmente no es una aberración. De todas formas las letras tienen es carga religiosa de fondo que en cierto punto la estropean. Con solo ver los nombres de las canciones alcanza. Y en cierto punto cuando Dylan se pone más bíblico y santurrón es cuando más denso se torna el álbum.

¿Cómo llegó Bob a volverse un cristiano evangelista sumamente creyente? La historia cuenta desde sus inicios estaba influenciado por la biblia pero sin darle demasiado interés o profundidad a su vida religiosa. El quiebre se dio cuando experimentó la presencia de Cristo luego del fracaso de su matrimonio con Sara y cuando le llegaba un tormento de críticas negativas en su carrera musical. Esta aparición lo terminó “salvando”. El mismo Dylan dijo en su momento: “Jesús se apareció ante mí como rey de reyes y señor de señores. Había una presencia en la habitación que no podía ser nadie salvo Jesús… Puso su mano sobre mí. Fue algo físico. Lo sentí. Sentí todo mi cuerpo temblar. La gloria del Señor me tiró al suelo y me recogió”.

Slow Train Coming sería el primer paso de su incursión cristiana en el que mezclaría Blues Rock con Gospel. Y los resultados no son tan malos, pese a lo polémico de sus letras. El Blues Rock de “Gotta Serve Somebody” y “Slow Train” es bastante sólido y también aparecen canciones más melódicas como “Precious Angel”.

Pero la principal cualidad de Dylan se ve tapada por su fanatismo. Así que no esperen un álbum con letras majestuosas a menos que sean cristianos que disfruten de ir a la iglesia con frecuencia.

Persy

Bob Dylan – Saved (1980)

bob-dylan-saved-1980

Puntaje del Disco: 3,5

  1. A Satisfied Mind: 4,5
  2. Saved: 4,5
  3. Covenant Woman: 4,5
  4. What Can I Do For You: 4
  5. Solid Rock: 4,5
  6. Pressing On: 3,5
  7. In The Garden: 3,5
  8. Saving Grace: 4
  9. Are You Ready: 3,5

Si hay una etapa que hay que olvidar de Dylan esa fue la conocida como su “trilogía cristiana”, que comenzó con Slow Train Comming en 1979, pero que tocaría su punto más bajo con su siguiente trabajo, Saved.

Saved es no solo el momento más infame de esta etapa de Dylan sino tal vez el peor disco de su carrera. En sus primeros años Bob lanzó trabajos flojos como Self Portrait o que eran compendios desechables como Dylan de 1973, pero nunca van a encontrar algo más decepcionante y paupérrimo que Saved.

El grandísimo problema de este álbum, es que Dylan comparte su devoción por Dios y Jesús, que no solo apesta en términos de Rock, sino que lo hace con una pomposidad tan fervorosa y constante que satura tu paciencia. No es que tenga algo contra el cristianismo, pero las letras de Dylan son tan dogmáticas y religiosas que resultan muy poco interesantes y bastante decepcionantes. Especialmente sabiendo de quién viene: uno de los mejores letristas, de los más inteligentes y poéticos que se conocen, y no olvidemos que fue recientemente galardonado como Nobel a mejor escritor.

Y así como sus letras están infestadas por esta nueva onda que adquirió a fines de los setenta, su música tampoco se salva. Dylan recurre al Góspel que le dan un aire santurrón y religioso realmente insoportable. Y cuando no hay coros femeninos de Góspel, apela a un Blues Rock cuanto menos genérico, o por lo menos que hubiera estado bien hacía 10 años.

A su favor, si así se lo puede decir, las canciones no son estrictamente horribles, hay ciertas melodías, que se pueden escuchar sin que te atrofien los oídos. Pero son tan mediocres en su mensaje que se transforman en un lamento. Además, con el correr de los minutos Saved se vuelve aún más molesto en su idea de disco para iglesia. Nunca van a escuchar un álbum en el que mencione tanto la palabra “Lord”, o hablando de Jesus como “He”, al igual que Cristina Fernández de Kirchner cuando se refiere a Néstor como “Él” en sus discursos.

¿Pero saben que es lo más feo del disco? La tapa, pintada por Tony Wright, representando la mano de Jesucristo que alcanza desde el cielo a las manos de sus creyentes…

Persy

Bob Dylan – Street-Legal (1978)

Bob Dylan - Street-Legal (1978)

Puntaje del Disco: 6

  1. Changing of the Guards: 7,5
  2. New Pony: 6
  3. No Time to Think: 5
  4. Baby Stop Crying: 5
  5. Is Your Love in Vain: 5,5
  6. Senor (Tales of Yankee Power): 6,5
  7. True Love Tends to Forget: 7,5
  8. We Better Talk This Over: 6,5
  9. Where Are You Tonight (Journey Through Dark Heat): 6

Luego de los dos grandes discos que Dylan editó a mediados de los setenta, Blood on the Tracks y Desire, los sucedería un álbum que deja un sabor decepcionante considerando el gran nivel que venía teniendo Bob.

Street-Legal llegaría en 1978 cuando Dylan venía de su famosa gira conocida como Rolling Thunder Revue, caracterizada por tener una banda tan gigantesca como notable. Siguiendo esa tendencia nuestro querido cantautor decidiría grabar este disco con un grupo bastante numeroso aunque no exactamente igual al de la gira. De esta forma, produciría un disco que no es de Folk Rock, sino más bien de Rock convencional con una onda Gospel constante que aporta el coro femenino que se escucha en cada corte. Lamentablemente, estos coros restan más de lo que suman y musicalmente Street-Legal es genérico. De hecho se la extraña a Scarlet Rivera, quien con su violin le dio un tono muy especial a Desire.

Pero lo peor es que Dylan tampoco estaba muy inspirado. Sus composiciones son muy poco memorables. Sus letras se centran más en temas personales que de crítica social, como bien lo hacía en Desire. Y sus melodías no son las mejores. “Changing of the Guards” es de lo más potable en esta nueva versión de Dylan y “True Love Tends to Forget” es de los pocos que me atrevo a decir que tienen  un aire dylanesco.

Así que Street-Legal es un disco mediocre, regular. Que es cierto se puede escuchar sin sobresaltos pero que tampoco nos nutre del material clásico que estamos acostumbrados de Dylan. Lo que sí hay que reconocer es queBob siempre cambia. Aunque claro, el cambio esta vez no fue favorable.

Persy

Bob Dylan – Desire (1976)

Bob Dylan - Desire (1976)

Puntaje del Disco: 9

  1. Hurricane: 10
  2. Isis: 9
  3. Mozambique: 9
  4. One More Cup of Coffee (Valley Below): 9
  5. Oh, Sister: 8,5
  6. Joey: 7,5
  7. Romance in Durango: 8,5
  8. Black Diamond Bay: 8,5
  9. Sara: 9

Luego de Blood on the Tracks, uno de sus discos más representativos e importantes, Dylan dejó de sangrar un poco por la herida que le significó la separación de su esposa y retomó su hábito por escribir otro tipo de canciones menos personales.  Además, el dramaturgo Jacques Levy colaboraría con Bob en la composición de las canciones, logrando un estilo más narrativo para lo que sería su nuevo álbum, Desire.

El otro aspecto distintivo de Desire, está en la incorporación de la violinista Scarlet Rivera, dándole un toque diferencial en cada corte con su instrumento. Según se cuenta, Dylan la vio cruzando la calle con su violín en la maleta y se le ocurrió invitarla a tocar con él. Scarlet diría al respecto: “Si hubiera cruzado la calle segundos antes, nunca hubiera ocurrido”.

Yendo de lleno en las canciones, hay algunas que son controversiales. La primera y más conocida es “Hurricane”, un clásico rutilante de estilo Folk pero que tiene su épica y un ritmo trepidante, en el que Dylan narra la acusación del triple homicidio del boxeador Rubin “El Huracán” Carter (hay una película protagonizada por Denzel Washington por si alguno no sabía), defendiéndolo.  La otra es “Joey”, mucho menos lograda y excesivamente larga para mi gusto, marcando una alegoría con el gángster “Crazy Joey” Gallo.

El resto del material de Desire también es bastante sólido. Especialmente rescato la primera parte del álbum. La voz de Dylan en dueto vocal con una voz femenina en “Mozambique” y la balada “One More Cup of Coffee (Valley Below)” suena muy bien. “Isis” tiene un ritmo en el que me gusta la combinación entre violín y armónica, muy buena. Su historia sobre matrimonio y separación (sumándole fantasía) marca un vínculo con lo que le pasó a Dylan, pero en el último tema “Sara”, es más abierto y personal  al respecto, dejando en claro que no abandonó por completo la influencia de Blood on the Tracks.

Las grabaciones y el lanzamiento de Desire marcaría el inicio de la etapa de su famosa gira “Rolling Thunder Revue” (escuchen su Bootleg de 1975, no tiene desperdicio). Pero lo más importante es que sería el último gran álbum de Bob Dylan en mucho tiempo. Una gran catarata de decepciones aparecería en los siguientes años.

Persy

Bob Dylan & The Band – The Basement Tapes (1975)

Bob Dylan & The Band - The Basement Tapes (1975)

Puntaje del Disco: 7

Disco 1:

  1. Odds And Ends: 7,5
  2. Orange Juice Blues (Blues For Breakfast): 7,5
  3. Million Dollar Bash: 8,5
  4. Yazoo Street Scandal: 8,5
  5. Goin’ To Acapulco: 8
  6. Katie’s Been Gone: 7,5
  7. Lo And Behold: 7
  8. Bessie Smith: 7,5
  9. Clothes Line Saga: 7,5
  10. Apple Suckling Tree: 7
  11. Please Mrs Henry: 7
  12. Tears Of Rage: 9

Disco 2:

  1. Too Much Of Nothing: 7,5
  2. Yea! Heavy And A Bottle Of Bread: 7,5
  3. Ain’t No More Cane: 6,5
  4. Crash On The Levee (Down In The Flood): 7
  5. Ruben Remus: 6
  6. Tiny Montgomery: 5
  7. You Ain’t Goin’ Nowhere: 8
  8. Don’t Ya Tell Henry: 5,5
  9. Nothing Was Delivered: 7
  10. Open The Door Homer: 6,5
  11. Long Distance Operator: 6
  12. This Wheel’s On Fire: 6

The Basement Tapes es un álbum que en realidad nació en el año 1967. Por aquel entonces eran grabaciones no oficiales que Dylan había hecho con el grupo The Hawks. Y el disco se lo conocía bajo el nombre  Great White Wonder. Recién en 1975 se vería su versión oficial lanzada en conjunto con The Band.

La época de las grabaciones de The Basement Tapes en los sesenta coinciden con el período en que Bob estuvo alejado del público por su accidente en motocicleta.  Es decir, posterior a sus dos mejores discos o por lo menos los más aclamados. Sin embargo, en The Basement Tapes musicalmente Dylan y The Band no hacen algo particularmente revelador. Es folk, country y blues tradicional. Tal vez ese sea el problema de este compilado de canciones, en ser un poco genérico (especialmente el segundo disco) y en no resultar grandioso en sus composiciones. Es por eso que con dificultad se encuentran grandes canciones. La única para mi gusto que vale la pena es la encantadora balada  “Tears of Rage” (que también figura en el álbum debut de The Band).

Aun así, lo que hay que destacar es que en Dylan se nota una vibra entretenida. Y The Band ayuda a nutrir ese sonido y hasta aparecen números en los que Richard Manuel y Robbie Robertson salen de las sombras de la figura hegemónica de Dylan para interpretar canciones.

A la crítica en general le encantó este disco. Pero como verán nosotros discrepamos un poco. Es un buen álbum, especialmente para fans de Bob, pero también es un trabajo bastante sobrevalorado.

Persy

I’m Not There (2007)

Im Not There

Puntaje del Disco: 8

Disco 1

  1. All Along the Watchtower (Eddie Vedder and The Million Dollar Bashers): 8,5
  2. I’m Not There (Sonic Youth): 8,5
  3. Goin’ to Acapulco (Jim James and Calexico): 8
  4. Tombstone Blues (Richie Havens): 8
  5. Ballad of a Thin Man (Stephen Malkmus and The Million Dollar Bashers): 9,5
  6. Stuck Inside of Mobile with the Memphis Blues Again (Cat Power): 9
  7. Pressing On (John Doe): 9
  8. 4th Time Around (Yo La Tengo and Buckwheat Zydeco): 8
  9. Dark Eyes (Iron & Wine and Calexico): 8
  10. Highway 61 Revisited (Karen O and The Million Dollar Bashers): 8,5
  11. One More Cup of Coffee (Roger McGuinn and Calexico): 8,5
  12. The Lonesome Death of Hattie Carroll (Mason Jennings): 8
  13. Billy 1 (Los Lobos): 8
  14. Simple Twist of Fate (Jeff Tweedy): 8,5
  15. Man in the Long Black Coat (Mark Lanegan): 8
  16. Señor (Tales of Yankee Power) (Willie Nelson & Calexico): 8

Disco 2:

  1. As I Went Out One Morning (Mira Billotte): 8
  2. Can’t Leave Her Behind (Stephen Malkmus & Lee Ranaldo): 8
  3. Ring Them Bells (Sufjan Stevens): 8,5
  4. Just Like a Woman (Charlotte Gainsbourg & Calexico): 8
  5. Mama You’ve Been on My Mind/A Fraction of Last Thoughts on Woody Guthrie (Jack Johnson): 8
  6. I Wanna Be Your Lover (Yo La Tengo): 7,5
  7. You Ain’t Goin’ Nowhere (Glen Hansard and Markéta Irglová): 8
  8. Can You Please Crawl Out Your Window? (The Hold Steady): 7,5
  9. Just Like Tom Thumb’s Blues (Ramblin’ Jack Elliott): 7,5
  10. The Wicked Messenger (The Black Keys): 7,5
  11. Cold Irons Bound (Tom Verlaine & The Million Dollar Bashers): 9
  12. The Times They Are a-Changin’ (Mason Jennings): 8
  13. Maggie’s Farm (Stephen Malkmus & The Million Dollar Bashers): 7,5
  14. When the Ship Comes In (Marcus Carl Franklin): 7,5
  15. The Moonshiner (Bob Forrest): 8,5
  16. I Dreamed I Saw St. Augustine (John Doe): 8
  17. Knockin’ on Heaven’s Door (Antony and the Johnsons): 7,5
  18. I’m Not There (Bob Dylan and The Band): 7,5

Una reseña que costó terminar. I’m Not There es un disco doble tan extenso y rico como la carrera de la persona homenajeada: Bob Dylan.

La película biográfica de Dylan además de contar con la actuación de diferentes actores (incluyendo a la actriz Cate Blanchett), nos trae un soundtrack muy bueno en el que colaboraron numerosos artistas de renombre, en su mayoría de rock alternativo, que vale la pena escuchar como Stephen Malkmus, Cat Power, Yo la Tengo, Sonic Yoth, Jeff Tweedy, Karen O, etc.

A eso hay que sumarle el atractivo de que muchos de estos temas cuentan con un súper grupo de apoyo llamado “The Million Dollar Bashers” conformado por Lee Ranaldo y Steve Shelley de Sonic Youth, el guitarrista de Wilco Nels Cline, Tom Verlaine, el bajista de DylanTony Garnier, el guitarrista Smokey Hormel y el tecladista  John Medeski.

Este disco tributo a Dylan tiene otras particularidades. Por un lado, los artistas invitados en general respetan el sonido Folk de Bob. Y a eso hay que sumarle que los covers son realmente muy buenos. Así que I’m Not There es muy consistene. Obviamente ayuda la calidad de las composiciones porque al fin de cuentas son todos temas de Dylan.

El primer disco para mi es el mejor. Puede destacar fácilmente un puñado de temas sobre el resto. En primer lugar “Ballad of a Thin Man”, que suena muy bien. La voz de Malkmus es como escuchar a Dylan rejuvenecido. Luego está En “Stuck Inside of Mobile with the Memphis Blues Again” en otra fantástica versión, donde Cat Power sorprende imitando muy bien la entonación de Dylan. Y también está “Pressing On” con John Doe sacando todo el soul dando intensidad a su interpretación.

El segundo disco decae levemente en el nivel. Tal vez porque no hay mucho que sorprenda en el material. “Cold Irons Bound” es de lo más interesante de esta segunda parte. Es un cover lento y muy sombrío a cargo de Tom Verlaine.

El resto está bastante bien. No hay una sola versión que pueda ser juzgada como mala y la calidad de los artistas que formaron parte de este homenaje, es una invitación lo suficientemente atractiva para escuchar al álbum.

Persy