Archivo de la categoría: Blue Öyster Cult

Blue Öyster Cult – Blue Öyster Cult (1972)

blue-oyster-cult-blue-oyster-cult-1972

Puntaje del Disco: 8,5

  1. Transmaniacon MC: 8
  2. I’m on the Lamb but I Ain’t No Sheep: 8
  3. Then Came the Last Days of May: 8,5
  4. Stairway to the Stars: 7
  5. Before the Kiss, a Redcap: 9
  6. Screams: 7,5
  7. She’s as Beautiful as a Foot: 8,5
  8. Cities on Flame with Rock and Roll: 7,5
  9. Workshop of the Telescopes: 8
  10. Redeemed: 8,5

Injustamente no reconocidos como otros de sus contemporáneos, los neoyorquinos Blue Öyster Cult comenzaron a deslumbrar con sus temas que mezclan el hard rock y el heavy metal a comienzos de la década del setenta, con el dúo de guitarristas y cantantes Eric Bloom y Donald “Buck Dharma” Roeser como principales figuras.

En sus inicios se ganaron su reputación como “la banda más violenta de Nueva York” por sus conciertos arrolladores y su homónimo debut discográfico se concretaría finalmente el 16 de Enero de 1972 con su álbum más directo y de rock tradicional en su larga carrera.

Su rock duro se combinaba con una temática esotérica, excéntrica y enigmática. En sus primeros momentos se los acusó de nazis por un símbolo que se veía la portada (que recordaba vagamente a una esvástica). Aunque la famosa cruz de Blue Öyster Cult fue creado en 1972 por el artista Bill Gawlik, y adoptado por la banda como logo oficial. Dicha cruz es una adaptación modificada del símbolo que representaba al Titán Cronos en la Mitología griega.

Volviendo a lo estrictamente musical estamos ante una sólida carta de presentación para una nueva banda con numerosas canciones roqueras dignas de los mejores momentos de la era del hard rock, tal es el caso de “Before the Kiss, a Redcap”, “She’s as Beautiful as a Foot” y “Cities on Flame with Rock and Roll”.

Blue Öyster Cult tendría su gira promocional por los Estados Unidos junto a artistas de la talla de Alice Cooper y The Byrds, y continuarían se crecimiento musical y en repercusión a lo largo de sus años de esplendor, hasta que llegarían los ochenta que los arruinaría como a tantas otros grandes conjuntos.

F.V.

Anuncios