Archivo de la categoría: Blondie

Blondie – Eat to the Beat (1979)

Blondie - Eat to the Beat (1979)

Puntaje del Disco: 8,5

  1. Dreaming: 9
  2. The Hardest Part: 8
  3. Union City Blues: 8,5
  4. Shayla: 9
  5. Eat to the Beat: 8
  6. Accidents Never Happen: 8
  7. Die Young Stay Pretty: 8
  8. Slow Motion: 8
  9. Atomic: 9
  10. Sound-A-Sleep: 7,5
  11. Victor: 4
  12. Living in the Real World: 6,5

Dar continuación a un trabajo impresionante como lo fue Parallel Lines, no es tarea fácil para Blondie, pero si se llegó a pensar en aquellos años que ellos habían quemado todos sus cartuchos con su obra magistral, los Neoyorkinos demostraron que les quedaba suficiente creatividad para una última gran obra, Eat to the Beat, la cual sigue contando con importantes highlights de la trayectoria de la agrupación.

En aquellas sesiones, las constantes discusiones entre los miembros de la banda, el abuso de sustancias y la vida desenfrenada que llevaban amenazaba con mermar la unidad de todos sus integrantes. Por suerte aquellas diferencias personales no se ven reflejadas en el disco, que mantiene ese New Wave enérgico, irreverente y dinámico que es la marca registrada de la banda. Y queda claro desde el principio con el impresionante “Dreaming” que demuestra una frescura juvenil (y un excelente trabajo de batería, Clem Burke merece mas reconocimiento en el mundo de la música).

En este disco también figura un tema que junto a canciones como “One Way or Another” y “Heart of Glass, se convierte en un clásico imprescindible de la banda, me refiero a la atrapante “Atomic”; uno es de los estandartes del New Wave de finales de los setentas, con un bajeo pegajoso, un ritmo disco y una Debbie desatada por completo en uno de sus mejores momentos como vocalista.Los dos temas mencionados son lo más importante del disco, pero yo también daría merito a “Shayla” que es una tierna balada pop que pudiera haber sido un sencillo, así mismo como “Union City Blues” que es una de la favorita de los fans. Los demás temas son buenos mas no destacados, encontrándonos con influencias variadas (como siempre fue en la banda) tales como Punk (“Eat to the Beat”) y Reggae (“Die Young Stay Pretty”).

Lo único malo es el final, con los últimos tres temas siendo de una calidad muy inferior al resto del disco, particularmente a horrida “Victor”, pero si no les damos mucha importancia, podemos considerar que el disco cumple con las expectativas. Como toda banda, aquí se cerró el ciclo productivo de la banda de Debbie Harry y Chris Stein tras lo cual fueron apagándose al entrar los ochentas, pero bueno ¡Cuantas bandas no decayeron en esa época! Lo que si es que lejos de ser una banda sosa y comercial como muchos críticos les consideran, en su mejor momento demostraron pinceladas de calidad musical.

Gera Ramos

Anuncios

Blondie – Plastic Letters (1978)

Blondie - Plastic Letters (1978)

Puntaje del Disco: 8,5

  1. Fan Mail: 8
  2. Denis: 8,5
  3. Bermuda Triangle Blues (Flight 45): 8,5
  4. Youth Nabbed as Sniper: 7,5
  5. Contact in Red Square: 7,5
  6. (I’m Always Touched by Your) Presence Dear: 9
  7. I’m on E: 8
  8. I Didn’t Have the Nerve to Say No: 8,5
  9. Love at the Pier: 8
  10. No Imagination: 8,5
  11. Kidnapper: 7,5
  12. Detroit 442: 8
  13. Cautious Lip: 7

Pasarían casi dos años a partir de su debut para que Blondie lanzara su segunda obra Plastic Letters, el único cambio en la alineación de esta banda New Wave fue la baja del bajista Gary Valentine, obligando a Chris Stein a tener un doble papel como guitarrista y bajista.

Empezaba el año de 1978 y Blondie quería dejar de permanecer en el underground, para lograr un mayor avance tuvieron que demostrar mayor ambición; no dejarían su aire juvenil y su enérgico y sensual pop, pero debían de trabajar en mejorar la composición de sus canciones.

El punto de partida fue valerse de un hit de los sesentas “Denise” y transformarla en “Denis” (cambiando de personaje femenino a masculino), este movimiento rindió frutos logrando captar la atención tanto comercial como critica. Ya tenían las miradas encima y ahora tenían que hacer un buen papel en el resto del álbum.

Por suerte si lograron una mejoría, ya que Plastic Letters resulta un trabajo superior y levemente más maduro que su disco anterior.  Fieles a su estilo, absorben influencias y se observan en forma de destellos, por citar ejemplos; música rusa (“Contact in Red Square”), música clásica (“No Imagination”) y hasta rock “estilo Elvis Presley” (“Kidnapper”). No obstante las mejores interpretaciones se encuentran en “Bermuda Triangle Blues”, una canción con una tranquila e interesante instrumentación, la enérgica y pegadiza “I Didn’t Have the Nerve to Say No”  y sobretodo uno de sus clásicos “(I’m Always Touched by Your) Presence Dear”, una pieza con gancho y una llamativa interpretación de guitarras.

La jugada le había salido bien a Blondie, acababan de dar un gran paso a hacerse un buen nombre en la escena del New Wave, pero su siguiente paso sería agigantado con el lanzamiento de su obra maestra tan solo un año después, lo mejor de Blondie estaba por venir.

Gera Ramos

Blondie – Blondie (1976)

Blondie - Blondie (1976)

Puntaje del Disco: 8

  1. X Offender: 8,5
  2. Little Girl Lies: 7,5
  3. In The Flesh: 8
  4. Look Good in Blue: 7,5
  5. In The Sun: 7
  6. A Shark in Jets Clothing: 8,5
  7. Man Overboard: 8
  8. Rip Her to Shreds: 8
  9. Rifle Range: 7,5
  10. Kung Fu Girls: 6
  11. The Attack of the Giant Ants: 5

Blondie es una banda procedente de New York y un sinónimo del movimiento New Wave surgido a finales de los años. A diferencia de sus bandas pop contemporáneas, Blondie presenta una enérgica vocalista femenina en la rubia Debbie Harry (a la cual se debe el nombre de la banda), también como miembros prominentes figuran Chris Stein (Guitarra), Clem Burke (Batería) y Jimmy Destri (Sintetizador).

¿Qué se puede esperar de Blondie? Música acelerada, a veces hasta bailable, muy centrada en el uso de ganchos y con un uso extensivo de sintetizadores. Debbie Harry se expresa como una chica rebelde y seductiva, cualidades que definen ampliamente a la banda.

Precisamente la actitud punk de Debbie queda demostrada en el mismísimo álbum debut de la banda, ya que precisamente el disco abre con la controversial “X Offender” (originalmente llamada “Sex Offender”), canción que cuenta de una prostituta que se enamora de un policía que la ha arrestado. A partir de ese momento, la vocalista toma papeles que van desde una chica mala  (“Rip Her to Shreds”) hasta una enamorada joven desesperada (“In The Flesh”).

En cuanto al disco debut autonombrado con el nombre de la banda, nos encontramos con una diversidad musical, con canciones pop genéricas (“Little Girl Lies”, “A Shark in Jets Clothing”), tango (“Look Good in Blue”) y ritmos Funk (Man Overboard). Por desgracia a veces tanta experimentación se sale de control creando canciones molestas como “Kung Fu Girls” y The Attack of the Giant Ants“.

Por tanto Blondie termina siendo un disco regular, donde tenemos una alineación ambiciosa pero aun inmadura, por suerte esto se corregiría al avanzar el tiempo, convirtiendo así a Blondie en una de las bandas pop más interesantes de los últimos años de los setentas.

Gera Ramos