Archivo de la categoría: Black Mountain

Black Mountain – Wilderness Heart (2010)

Black Mountain - Wilderness Heart (2010)

Puntaje del Disco: 8

  1. The Hair Song: 9
  2. Old Fangs: 8
  3. Radiant Hearts: 8
  4. Rollercoaster: 8
  5. Let Spirits Ride: 8
  6. Buried By The Blues: 9
  7. The Way To Gone: 8
  8. Wilderness Heart: 7,5
  9. The Space Of Your Mind: 7,5
  10. Sadie: 8

Si un problema siempre tuvo Black Mountain es que sus influencias son tan notorias que les cuesta despegarse de ellas para lograr una identidad propia. En su tercer álbum Wilderness Heart, esta tendencia sigue, aunque en algunos pasajes logran un poquito ser ellos mismos. ¿O tal vez es que me acostumbré a escucharlos? ¿O será la combinación vocal entre Stephen McBean y Amber Webber que les da un toque de personalidad?

No importa mucho ya a esta altura. Si ya venimos escuchando Black Mountain sabemos lo que nos vamos a encontrar en ese sentido. Pero no lo digo como un defecto, porque en base a sus influencias hacen discos realmente entretenidos y que nunca aburren como también lo es este.

Dentro de la solidez de Wilderness Heart, hay dos canciones que resaltan sobre el resto. Primero tenemos a “The Hair Song”, una mezcla muy bien lograda entre Led Zeppelin y Lynyrd Skynyrd, con una melodía pop que realmente engancha. Es un hit instantáneo. Y luego está “Buried By The Blues”, también de muy buena melodía, y  como señalaba antes, donde empiezan a sonar como ellos mismos.

En el resto de los temas desparraman riffs implacables, bien marcados y contundentes, evocando a bandas como Deep Purple y Black Sabbath en sus niveles más literales y volátiles, tal es el caso de “Old Fangs”, “Rollercoaster”, “Let Spirits Ride” y la homónima “Wilderness Heart”. Y los combinan con cortes acústicos más lentos como la melancólica “Radiant Hearts”, la folky “The Way To Gone” y la balada “The Space of Your Mind”.

Así que no tienen por qué preocuparse, el disco es muy disfrutable, pero no van a encontrar nada que no hayan escuchado antes en un grupo clásico. Y eso es porque Black Mountain son todavía estudiantes de sus maestros. Les falta despejarse más para dar el salto necesario de no sonar como una banda que solo rinde homenaje al pasado.

Persy

Anuncios

Black Mountain – In The Future (2007)

Puntaje del Disco: 8,5

  1. Stormy High: 8,5
  2. Angels: 8,5
  3. Tyrants: 9
  4. Wucan: 8,5
  5. Stay Free: 8,5
  6. QueensWill Play: 8
  7. Evil Ways: 7
  8. Wild Wind: 7,5
  9. Bright Lights: 9,5
  10. Night Walks: 8

Como ya habían dejado manifestado en su primer disco, los muchachos de Black Mountain parecen una banda nacida en la época equivocada. En In The Future, repiten su fanatismo rindiendo tributo a sus héroes de los sesenta y los setenta, sin el prejuicio de ser tildado como poco originales e incluso “copiones”.

La diferencia respecto a su disco debut es que la banda suena mucho más espacial y menos drogona. Hay menos de Jefferson Airplane (no se alarmen, los duetos vocales siguen presentes) para darle más lugar a bandas progresivas como Pink Floyd. Hay mucho más órgano como en “Tyrants”, riffs de bajo espaciales en “Wucan”, cortes acústicos (“Stay Free”) y además sigue sonando con fiereza los poderosos riffs a los Sabbath (“Stormy High” es el más ejemplar). Entre ellos también esta “Bright Lights” que en sus más de 16 minutos empaqueta en sus diversos pasajes todo el repertorio de bandas en las que se apoyaron para hacer In The Future.

Los tipos no inventaron nada, y eso les juega en contra en tener una identidad propia, pero lo que no se les puede reprochar es que supieron combinar todas sus influencias de gran forma. Son muy buenos rindiendo homenaje, por eso los temas de In The Future son en general muy buenos. Recomendable para quienes buscan bandas nuevas que se apoyan en grandes grupos del pasado.

Persy

Black Mountain – Black Mountain (2005)

Puntaje del Disco: 8,5

  1. Modern Music: 8,5
  2. Don’t Run Our Hearts Around: 9
  3. Druganaut: 8,5
  4. No Satisfaction: 8,5
  5. Set Us Free: 8
  6. No Hits: 7
  7. Heart of Snow: 8
  8. Faulty Times: 7,5

Si estas buscando bandas psicodélicas nacidas en los últimos años, Black Mountain puede llegar a interesarte mucho. Esta banda oriunda de Canadá supo destacarse por desarrollar un estilo que aborda una gran variedad de influencias: es acida y combina la interpretación vocal de un hombre (Stephen McBean) y una mujer (Amber Weber) como Jefferson Airplane; tiene un sonido pesado a lo Black Sabbath o Led Zeppelin; es espacial como Pink Floyd; y termina de articular su sonido con arreglos experimentales a lo Velvet Underground.

Esta paleta de atributos se puede apreciar en su homónimo álbum debut, que resulta muy atractivo en la cantidad de estilos que emprenden. Por ejemplo, si buscas jazz podes encontrar a “Modern Music”, un tema descontrolado y fumado por su saxo. Pero si requeris algo más excedido “No Satisfaction” rockea como “White Light/White Heat” de la Velvet Underground. Si queres algo más heavy, “Don’t Run Our Hearts Around” te puede satisfacer con su riff que mezcla a Cream con Sabbath. Si estas urgido por psicodelia acida canciones como “Druganaut”, “Set Us Free” y “Faulty Times”, te van a hacer rememorar a Jefferson Airplane por la combinación de McBean y Weber que parecen Marty Balin y Grace Slick. Ahh, si extrañas la fabulosa voz de Slick, Amber Weber es una más que digna cantante y en el space rock “Heart of Snow” lo deja evidenciado. Y finalmente, si te motiva escuchar Krautrock, la electro “No Hits” te va a complacer.

Increíble, si sos un neo hippie del nuevo milenio, en este disco lo que queres lo vas a tener y en un muy buen nivel. Por eso, Black Mountain puede ser un satisfactorio tributo de lo que te gusta.

Persy