Archivo de la categoría: Black Lips

Black Lips – We Did Not Know the Forest Spirit Made the Flowers Grow (2004)

Puntaje del Disco: 5,5

  1. M.I.A.: 7
  2. Time of the Scab: 8
  3. Dawn of the Age of Tomorrow: 6
  4. Nothing at All/100 New Fears: 7
  5. Stranger: 6
  6. Juvenile: 4,5
  7. Notown Blues: 5,5
  8. Ghetto Cross: 7
  9. Jumpin Around: 5
  10. Super X-13: 5

Un disco para estrolarse la cabeza contra una pared mientras lo escuchamos. El segundo disco de los Black Lips es un sinsabor de Punk Rock garagero en el que demuestran su rebeldía ininteligible en un sambayón de Lo-Fi caótico.

We Did Not Know… (frase de nombre largo que hace referencia a la película “Princesa Mononoke”), es una especie de disco experimental en el que el Punk no es su principal herramienta, sino que se sumergen en el Noise Rock.

El tema es que no es un trabajo con muchas cualidades reconocibles. Ya de por sí la calidad del sonido es paupérrima, a punto tal que en canciones como “Juvenile”, parece haber sido grabada desde el baño de su casa. A eso hay que sumarle que sus interpretaciones vocales (si así las podemos llamar) son más bien una pelota de gritos que hacen parecer a los Sex Pistols una banda Pop. Buscan ser hilarantes y rebeldes pero en realidad resultan incomprensibles.

Sin embargo, el Lo-Fi, el Noise o el Punk no son el verdadero problema. Hay bandas que logran grandes cosas en estos estilos. El inconveniente es que la calidad de sus composiciones es prácticamente de material descartable que no quedará en el recuerdo de nadie.

“Time of the Scab”, que casualmente tiene el sonido más limpio, es también la que tiene la melodía más potable del disco. El resto de las canciones son puro ruido Punk a la que no hay mucho que destacarles, y que solo podrían disfrutar fanáticos del género.

Persy

Anuncios

Black Lips – Black Lips! (2003)

Black Lips - Black Lips! (2003)

Puntaje del Disco: 7,5

  1. Throw It Away: 8
  2. Freakout: 6
  3. Ain’t No Deal: 9
  4. Stone Cold: 8,5
  5. I’ve Got a Knife: 7
  6. Down and Out: 8,5
  7. Steps: 6
  8. Fad: 9
  9. Sweet Kin: 8
  10. Crazy Girl: 5,5
  11. Everybody Loves a Cocksucker: 7
  12. Can’t Get Me Down: 6,5
  13. You’re Dumb: 7,5
  14. Untitled: 7

Los inicios de  Black Lips se remiten al año 1999, cuando el guitarrista Cole Alexander y el bajista Jared Swilley dejaran el grupo The Renegades, para unirse al guitarrista Ben Eberbaugh que había dejado su banda (the Reruns) junto al baterista Joe Bradley. Pese a realizar sus primeras grabaciones juntos Ben Eberbaugh fallecería en un accidente de tránsito. De todas formas el resto de la banda seguiría adelante, con la idea de que eso era lo que hubiera querido Ben.

Así nacería su homónimo disco debut en el 2003, en el que se puede escuchar un sonido de garaje rock, pero con una actitud más agresiva y volátil tirada del costado del punk, sumado a una calidad más bien Lo Fi especialmente en la interpretación vocal. Sin embargo, la banda se las ingenia que no sonar tan reiterativo y no quedar encasillado como otro grupo más de garaje punk de principios del 2000. Hay cierta diversidad en sus canciones, como en: “Stone Cold”, que es disonante pero tiene un ritmo más lento interesante; “Down and Out”,  acompañado de piano para distinguirlo; y  “Sweet Kin” es una especie de folk pero mucho más alternativo y disruptivo.

Aun así, pese a ser un disco relativamente corto en duración (unos 30 minutos, durando los temas entre 1 y 2 minutos la mayoría), es un poco irregular. Y cuando más se nota es cuando su punk se torna un poco genérico o cuando su locura no llega a mucho. Pero también hay que decir, que con su estilo ofrece un puñado de muy buenos cortes como “Ain’t No Deal” y “Fad”, que nos dan la pauta de seguir escuchando a Black Lips en el futuro.

Persy