Archivo de la categoría: Aretha Franklin

Aretha Franklin – Aretha Arrives (1967)

Aretha Franklin - Aretha Arrives (1967)

Puntaje del Disco: 7,5

  1. (I Can’t Get No) Satisfaction: 8,5
  2. You Are My Sunshine: 9
  3. Never Let Me Go: 8,5
  4. 96 Tears: 6,5
  5. Prove It: 7,5
  6. Night Life: 8,5
  7. That’s Life: 7
  8. I Wonder: 7
  9. Ain’t Nobody (Gonna Turn Me Around): 7
  10. Going Down Slow: 7
  11. Baby I Love You: 8

¿Qué suele pasar cuando un disco es un éxito rotundo? Se trata de aprovechar el impulso sacando nuevos trabajos. Pero a veces los resultados no son los mismos, porque por ahí no se preocupan tanto en la calidad.

Aretha Arrives es el sucesor de I Never Loved A Man The Way That I Love You y su segundo disco con Atlantic Records, que fue editado también en 1967. En ese sentido es como una continuación de lo que Franklin venía realizando, pero la formula en sí comienza a repetirse. En Arrives da la sensación de que Aretha y su banda simplemente se limitan a elegir qué temas interpretar (porque al fin de cuentas son covers) poniendo su poderosa voz y el impecable sonido de su grupo.

Sin ser zonzos eligen clásicos que nadie conoce para versionar como “Satisfaction”, donde la performance para plasmar todo su soul no esta nada mal, aunque no llega a superar la mayoría de las veces a las canciones originales. Y también empieza a suceder que sus covers de soul como “96 Tears” empiezan a ser más bien genéricos.

En ese sentido Arrives defrauda un poco, porque no llega a alcanzar ni tiene la magnitud de los clásicos de I Never Loved A Man. En el anterior álbum Aretha había logrado transformar en propios clásicos como “Respect”.

Si bien en Arrives pierde ese poder, hay varios números para rescatar como la balada a piano “Never Let Me Go”, la blusera “Night Life” (que bien canta el blues en este tema), el mini hit “Baby I Love You” y la que más me sorprendió en lo personal “You Are My Sunshine”, donde se nota lo extraordinaria cantante que es y además la banda transmite un clima de calma tensión realmente atrapante al iniciar el tema.

Persy

Aretha Franklin – I Never Loved A Man The Way That I Love You (1967)

Puntaje del Disco: 10

  1. Respect: 10
  2. Drown in My Own Tears: 8,5
  3. I Never Loved a Man (The Way that I Love You): 9,5
  4. Soul Serenade: 9
  5. Don’t Let Me Lose This World: 8
  6. Baby, Baby, Baby: 8,5
  7. Dr Feelgood (Love is a Serious Business): 9,5
  8. Good Times: 8
  9. Do Right Woman, Do Right Man: 9
  10. Save Me: 9
  11. A Change is Gonna Come: 10

Dios! Qué voz!! Para aquellos que tienen una imagen mal formada sobre Aretha, tienen que entender que es una de las cantantes más importantes e influyentes de todos los tiempos. No por nada fue ubicada por la revista Rolling Stone como la mejor cantante de la historia, superando a los más prestigiosos y reconocidos músicos tanto femeninos como masculinos.

La carrera de Aretha tuvo varias etapas. Pero su mayor reconocimiento lo alcanzaría en 1967 con I Never Loved A Man. Para esta altura de su carrera, había abandonado a la discográfica Columbia para fichar con Atlantic Records. El cambio significó que la cantante explote todo su soul con la ayuda del productor Jerry Wexler y el acompañamiento de un grupo de buenos músicos para consolidar su calidad.

El disco fue pensado para que el clásico central a promover sea su primer single “I Never Loved a Man”, un tema de soul profundo a piano en el que Aretha alcanza una de sus mejores performances, cuya letra fue escrita por Ronnie Shannon. Sin embargo, el que se transformaría en su clásico indiscutido sería “Respect”, una canción que en realidad es de Otis Redding, pero que Franklin le terminó arrebatando de las manos haciendo un cover tan espectacular con el poder de su voz, que lo transformaría en un himno propio.

Justamente interpretar canciones de otros músicos es una cualidad del álbum. Y Aretha no era ninguna tonta, eligió hacer versiones de temas de personajes notables como Ray Charles (“Drown in my own tears”) y Sam Cooke (“Good times” y “A Change is Gonna Come”). De ellas hay que hacer mención de lo que logra en “En “A Change is Gonna Come”, donde te deja extasiado con su voz de una forma terrible.

Pero no todos son covers. Aretha aporta sus propios temas que también son bastante sólidos, de los cuales hay que destacar especialmente a “Dr Feelgood” que transmite una intensidad conmovedora.

El disco completo es esplendido, brillante y muy sólido. No solo no hay puntos flacos, sino que los puntos altos que alcanza son muchos. El álbum es tan impresionante que solía tener otras cantantes femeninas entre mis preferencias (sin ir más lejos Janis Joplin y Grace Slick, entre otras), pero después de escuchar a Aretha uno realmente piensa que fue la mejor. Señores, hagan paso a la Reina del Soul.

Persy