Archivo de la categoría: Arcade Fire

Arcade Fire – Everything Now (2017)

Puntaje del Disco: 5,5

  1. Everything_Now (Continued):
  2. Everything Now: 8,5
  3. Signs of Life: 7
  4. Creature Comfort: 8
  5. Peter Pan: 5,5
  6. Chemistry: 4,5
  7. Infinite Content: 5
  8. Infinite_Content: 5,5
  9. Electric Blue: 5
  10. Good God Damn: 5,5
  11. Put Your Money on Me: 6,5
  12. We Don’t Deserve Love: 6,5
  13. Everything Now (Continued): 6

Desde el éxito de Funeral, Arcade Fire en lugar de revitalizar y evolucionar profundizando lo bueno que hicieron en su disco debut, se dedicaron a enterrarlo gradualmente en sus sucesivos trabajos. En lugar de ser una banda de Rock, siguieron explorando los malos indicios que mostraron en Reflektor. Y así tocarían fondo en Everything Now donde Win Butler y su prole terminan abordando por completo el Dance Rock, con la colaboración de Thomas Bangalter de Daft Punk y el bajista de Pulp Steve Mackey.

Que se dediquen al Dance Rock no es algo necesariamente malo. Pero es como si el Arcade Fire bailable y comercial le hubiese ganado la pulseada al Arcade Fire serio y conceptual. Como si tuvieran una necesidad de seguir ganando popularidad como grupo (cuando en realidad ya son una banda grande), en detrimento de perder la calidad y el estilo que les hizo ganar mucho reconocimiento la década pasada.

Y con esta nueva onda que adoptan compositivamente defraudan. Escuchar a Arcade Fire haciendo reggae y funk es un poco chocante, como sucede en “Peter Pan” y “Good God Damn”. Simplemente no les va muchachos. Justamente entre estas canciones, encontramos la seguidilla más catastrófica en la carrera de Arcade Fire. Con canciones como “Chemistry” que pese a ser un poco pegadiza, es el relleno más obvio del álbum y el estribillo es flojísimo. También tenemos a la banda tratando de hacer Rock más dinámico pero en una forma hueca y sin sentido en “Infinite Content”. E inexplicablemente la extendieron en una versión más lenta con “Infinite_Content”. Tampoco podemos pasar por alto a “Electric Blue” que debe tener la interpretación vocal más insoportable que Régine Chassagne habrá hecho en su vida.

Pero no todo está perdido. Al principio del álbum encontramos lo más potable. La homónima “Everything Now” es claramente el mejor tema del disco, muy bueno por ser lo más cercano al estilo de los himnos de la banda. Pero simultáneamente está sobrevalorado. La banda se esfuerza por inflarlo como un clásico indiscutido, no solo porque le dio el nombre al disco, sino también le agregó un preview y además un reprise al final del álbum (innecesario). Y lo mismo sucede en sus presentaciones en vivo, lo repiten y lo alargan. “Creature Comfort” es la segunda distinguible, efectiva con su convulsionante sonido electrónico, aunque un poco excesiva. Y si de excesos hablamos, al final del disco tenemos a “Put Your Money on Me” y “We Don’t Deserve Love” que pese a no ser malos temas pecan por ser demasiados largas e incluso repetitivas.

Everything Now es un disco que encuentra amores y odios tanto en críticos como entre los fans de la banda. Hay muchos a quienes les gusta. Sin embargo la opinión general comparte en que es el álbum más flojo que Arcade Fire editó en su carrera hasta el momento.

Persy

Anuncios

Arcade Fire en Argentina: Festival de himnos de un peso completo

Pocas bandas nacidas en los últimos 20 años tienen el mérito de haber editado un disco tan excelente como Funeral y luego haber mantenido su forma a lo largo de los años. Y si bien este año lanzaron, Everything Now, su disco más decepcionante a la fecha, su nuevo álbum es una invitación a que hagan una gira para demostrar el esplendor de sus temas en vivo. Así que Arcade Fire retornaría  a la Argentina, esta vez encabezando el Line Up del Festival BUE en Tecnopolis en la primera fecha (en la segunda la atracción principal sería Gorillaz).

Luego de la presentación de El Mató a un Policía Motorizado en el escenario anexo de Tecnopolis, llegaría el turno de Arcade Fire de salir al escenario principal. La hora estipulada de salida y que debería ser respetada a rajatabla siendo un festival serían las 21:15hs. Pero los canadienses se tomarían sus minutos. Mientras tanto se podía ver la diversidad del público joven que fue a verlos: hippies, hípsters, gente “cool” con remeras de Joy Division, verdaderos fans con remeras de Arcade Fire (difíciles de encontrar en lo cotidiano), turistas y por supuesto público en general amante del rock y la buena música.

Alrededor de las 21:25hs, la salida de Arcade Fire sería anunciada de manera original como si fuese un combatiente de una pelea de Boxeo. De hecho el escenario estaba decorado con cuerdas de Ring. Así haría su entrada triunfal Win Butler (con campera de Jean que tenía bordada la bandera de Argentina) junto al resto de su numerosa banda que los hacía parecer un verdadero peso completo.

El ritmo de revival ochentoso del single de su último álbum, el homónimo “Everything Now”, sería el encargado de abrir el show generando un shock de alegría en los allí presentes. Inmediatamente lo sucedería tal vez el mejor tema de Arcade Fire, “Rebellion (Lies)”, en una versión acelerada acompañado por los coros del público. A partir de ese momento Arcade Fire armaría su propia fiesta entrelazando viñetas bailables de Reflektor como “Here Comes the Night Time” y de Everything Now tal es el caso de “Electric Blue” y “Put Your Money on Me”, combinados con himnos indiscutidos y atemporales de la banda como “No Cars Go” y “Neighborhood #1 (Tunnels)”, junto a momentos en los que pedían prender los celulares como “Neon Bible”. Tampoco faltarían los momentos de repasar a The Suburbs, con su canción que lleva el mismo el nombre y con “Ready to Start”, que en vivo suena sorprendentemente poderosa. “Neighborhood #3 (Power Out)” con todo su potencial enérgico sería la encargada de hacer un aparente cierre.

Pero faltaba más. En el encore, Arcade Fire interpretaría otra de su último disco con letra en pantallas,  “We Don’t Deserve Love”, y con Butler acercándose al público. La sucedería una especie de Reprise de “Everything Now” (un buen tema del que aparentemente el mismo grupo está enamorado) y para cerrar como no podía ser de otra forma la conmovedora e infaltable “Wake Up”. De “Wake Up” en vivo hay que decir que transmite una vibra que emociona como ninguna otra y el público así la acompaña coreándola con gusto. Recordemos que incluso U2 hace el cover de “Wake Up” por la energía que transmite en sus presentaciones.

Fue una muy buena presentación en la cual se puede ver las dos caras de Arcade Fire: su faceta seria, con sus himnos y clásicos de sus discos conceptuales; y la parte festiva  en la que entretienen con sus números bailables de sus dos últimos álbumes. Lo cierto es que Arcade Fire se transformó en un grande de la actualidad en todas sus dimensiones.

Persy

Arcade Fire – Reflektor (2013)

Arcade Fire – Reflektor (2013)

Puntaje del Disco: 8

Disco Uno:

  1. Reflektor9
  2. We Exist8
  3. Flashbulb Eyes8
  4. Here Comes the Night Time7
  5. Normal Person8,5
  6. You Already Know7
  7. Joan of Arc7

Disco Dos:

  1. Here Comes the Night Time II: 7,5
  2. Awful Sound (Oh Eurydice): 7,5
  3. It’s Never Over (Oh Orpheus): 9
  4. Porno: 7,5
  5. Afterlife: 8
  6. Supersymmetry7,5

Si hay un disco que generó controversia de opiniones en el 2013 es sin dudas Reflektor, cuarto álbum de estudio de Arcade Fire. Por lo general las críticas hacia este trabajo son positivas. Algunas revistas y críticos especializados se emocionaron y le pusieron puntajes bastante altos (al igual que The Suburbs) ubicándolo como lo mejor del año. Pero no es un consentimiento generalizado, también están los que lo recibieron con cierto sabor agridulce y hasta decepcionante, especialmente los más purista de los primeros años del grupo.

Toda una cuestión que encuentra su causa en el simple hecho de que Arcade Fire cambia de manera bastante fuerte su estilo. En Reflektor sucumben al synthpop de los ochenta, una moneda cada vez más corriente para hacer música en esta nueva década. Pero a no alarmase, siguen haciendo Art Rock, aunque más cercano al Dance Rock por el uso de sintetizadores y electrónica, comparable con el Bowie post Berlin.

Y si lo comparamos con Bowie, quien se había transformado en una estrella del pop gracias a su evolución en los ochenta, Arcade Fire, sin manifestarlo explícitamente, apuesta un poco a eso. A pasar de ser la “Cenicienta” mimada del mundo Rock, luego de su impresionante disco debut, para demostrar que pueden ir más allá, haciendo canciones hasta “bailables” que con un poco de difusión podrían llegar a una mayor cantidad de público.

Para adoptar este nuevo estilo contarían con la colaboración nada despreciable en producción de James Murphy (LCD Soundsystem), quien dejó su marca, aunque manteniendo el espíritu de Arcade Fire. Cuando los escuchamos sabemos que son ellos y que la calidad está intacta.

Sin embargo, el disco tiene sus defectos. En primer lugar, al abocarse a la electrónica, Reflektor despierta mucha menos pasión que Funeral. E incluso tiene menos llegada y entusiasma menos que sus predecesores. El segundo gran problema es su excesiva longitud. Y acá no solo remarco que es un disco doble, sino que muchas canciones tienen una larga duración innecesaria, especialmente los temas del segundo disco de Reflektor, que duran en promedio 6 minutos, que en cierto punto pueden cansarte.

De todas formas, ningún tema podría ser considerado como malo. Y tiene sus picos remarcables.  El homónimo “Reflektor”, primer single de difusión, nos da un muy buen panorama de lo que nos espera en todo el álbum. También me gusta “Normal Person”, de lo más guitarrero y cercano al garaje rock que habrán hecho en su carrera. Y en el segundo disco no puedo dejar de señalar a “It’s Never Over (Oh Orpheus)”, de un riff excelente y el que mejor plasma el nuevo sonido de Arcade Fire.

Pese a que algunos hasta lo toman como el peor disco de los canadienses, con sus pros y sus contras Reflektor es un álbum bastante bueno al fin de cuentas. Aunque está muy lejos de la proeza artística de Funeral

Persy

Arcade Fire – The Suburbs (2010)

Puntaje del Disco: 8

  1. The Suburbs: 9
  2. Ready To Start: 8,5
  3. Modern Man: 8
  4. Rococo: 8
  5. Empty Room: 8
  6. City With No Children: 8,5
  7. Half Light I: 7,5
  8. Half Light II: 7,5
  9. Suburban War: 8,5
  10. Month Of May: 7
  11. Wasted Hours: 7,5
  12. Deep Blue: 8
  13. We Used To Wait: 8,5
  14. Sprawl (Flatland): 7
  15. Sprawl II (Mountains Beyond Mountains): 7
  16. The Suburbs (continued):

A partir del éxito inconmensurable de Funeral, Arcade Fire alcanzó un estatus de gran prestigio en el mundo. Es considerado por muchos como la mejor banda que dio el Indie en la última década, como si fuera una especie de Mesías que nos trae la salvación de una década musical que no fue tan notable como otras. Con semejante reputación decorosa, el mundo espero con ansias y total optimismo el tercer álbum de Arcade Fire, a pesar de que Neon Bible fue un retroceso minúsculo en su andamiaje artístico. La llegada de The Suburbs fue recibida con la misma alegoría. Fue aclamado por los críticos como si fuera un nuevo Funeral, pero como si tuvieran un impedimento a ser más reticentes con la banda para no manchar su nombre. Mi postura es la opuesta. Detesto decirlo pero “odio” a The Suburbs.

OK, no lo odio, es un muy buen álbum, pero las expectativas eran tan altas que esperaba mucho más de Arcade Fire. Añoraba al álbum que lidera rankings terrenales y cibernéticos del 2010, pero me encontré con un disco que esta algo lejos de serlo. “Pedí un 4 y me trajeron una Pomelo”.

El gran problema de The Suburbs es que Arcade Fire intenta alcanzar la dimensión gigante de Funeral, pero termina perdiendo su propia grandeza. En primera instancia puedo decir que ninguna de estas canciones les hace cosquillas a clásicos como “Wake Up”, “Power Out” o “Rebellion (Lies)”. Lo segundo para marcar es que en su disco debut se podía apreciar un grupo de numerosos músicos proveyendo de adornos y color a cada una de sus canciones, hecho que acá queda en un segundo plano. Lo tercero es que es demasiado largo. La grandeza no tiene que estar en la cantidad de canciones que pueden agregar, sino en la calidad. Y lo cuarto, cuando en Funeral trataban la temática de la muerte con una “tristeza optimista” era creíble, en cambio en The Suburbs intentan hablar sobre sus experiencias en la infancia en los suburbios de Texas. Pero la música de este disco no se asemeja a los barrios pobres, al contrario, parece estar orientado a las chicas de clase media alta que dicen que The Killers es la mejor banda de la última década.

Dicho esto, también admito que las composiciones del álbum están bastante bien, en algunos casos son notables como en la homónima “The Suburbs” y el rock espectral de “Ready To Start”. Además se nota un esfuerzo de Arcade Fire por abordar estilos diversos permitiendo que el álbum sea lo suficientemente entretenido (especialmente al principio). Aunque la mayoría de los cortes no son del todo memorables a pesar de contar con buenas melodías.

De todas formas, The Suburbs es un muy buen disco. Uno de los destacados del año, pero no el mejor ni la obra maestra que algunos quisieron vender…

Persy

Arcade Fire – Neon Bible (2007)

Arcade Fire

Puntaje del Disco: 8

  1. Black Mirror: 8
  2. Keep The Car Running: 8,5
  3. Neon Bible: 6
  4. Intervention: 9
  5. Black Waves/Bad Vibrations: 7,5
  6. Ocean of Noise: 7,5
  7. The Well And The Lighthouse: 8
  8. (Antichrist Television Blues): 7,5
  9. Windowsill: 8
  10. No Cars Go9,5
  11. My Body Is a Cage: 7,5

Tres años demoraría Arcade Fire en lanzar su segundo disco. En esta oportunidad la mayor parte del álbum fue grabado en una iglesia que el grupo había comprado y renovado. El nombre del disco, Neon Bible, según Win Butler recae sobre esta referencia y no sobre La Biblia de Neón de John Kennedy Toole (eso fue pura coincidencia).

Si lo comparamos con Funeral este es levemente inferior. Neon Bible continua el estilo que demostraron en su disco debut, incluyendo nuevos instrumentos (como el órgano, zanfonía y la trompa militar), pero la cantidad de temas importantes en esta oportunidad se encuentran en menor medida. Dentro de los más destacados se encuentran: No Cars Go, el highlight del disco interpretado a duo por Butler y Chassagne, el cual pertenecía a un antiguo EP de la banda, pero fue regrabado con orquestación y coros de fondo para darle un carácter más épico; Keep the Car Running, un muy buen tema en el cual se incluyo un coro de hungaros; e Intervention, una canción cuyo órgano de iglesia le confiere mucha trascendencia y lo transforma en uno de los mejores del grupo con muchos de los temas de su álbum debut.

Si bien Neon Bible no supera a Funeral sería un paso importante para confirmar a Arcade Fire como uno de los grupos más lúcidos de la época.

Persy

Arcade Fire – Funeral (2004)

arcade_fire-funeral

Puntaje del Disco: 9,5

  1. Neighborhood #1 (Tunnels): 9,5
  2. Neighborhood #2 (Laïka): 8,5
  3. Une année sans lumière: 8
  4. Neighborhood #3 (Power Out): 9,5
  5. Neighborhood #4 (7 Kettles): 8,5
  6. Crown of Love: 9
  7. Wake Up: 9,5
  8. Haïti: 8
  9. Rebellion (Lies): 10
  10. In the Backseat: 8,5

Desde Canadá nacería una banda que sería muy grande para el Indie rock. Grande por la cantidad de miembros que tiene así como también por su relevancia en la última década. Esta banda es Arcade Fire, que está liderada por la pareja Win Butler y Regine Cassagne. Sin embargo, como comentaba, es un grupo muy numeroso. Sus otros integrantes (en total son como 15 personas) incorporan una gran variedad de instrumentos que hacen de Arcade Fire una banda más orquestada, orientada al Art Rock.

En el año 2004 editarían su álbum debut Funeral, cuyo titulo hace clara referencia a la muerte, más concretamente esta dedicado a los familiares de la banda que murieron durante su grabación. Funeral tendría un rotundo éxito frente a la crítica. Esto es comprensible, ya que es una de las obras cumbre del indie rock.

El álbum comienza con la poderosa apertura “Tunnels”, que simultáneamente le da inició a esa suite denominada “Neighborhood” (vecindad), que la integran: el new wave de “Laika”, la preciosa canción barroca “Kettles” y la soberbia “Power Out”. De todas ellas especialmente me encanta “Power Out”, cuyos arreglos sutiles que junto a su melodía trascendental y a la intensidad oscura que transmite Win Butler lo hacen un clásico conmovedor.

Casi en el mismo nivel que esta última están “Wake Up” y “Rebellion (Lies)”, himnos tremendos que transfieren emoción por su orquestación y sus coros.

Pero Funeral es perfecto. Sus otras canciones tampoco decaen. La orquestada “Crown Of Love” y “Une Année Sans Lumière” son hermosas baladas. Y si bien Butler es el vocalista principal, Chassagne interpreta muy bien bellas canciones como “Haiti” y “In The Backseat” (es Björk puro).

Funeral es un álbum espectacular, para muchos el mejor de la década. O por lo menos uno de los mejores junto a In Rainbows, Is This It y Elephant.

Persy