Archivo de la categoría: AC/DC

AC/DC – Blow Up Your Video (1988)

Puntaje del Disco: 7

  1. Heatseeker: 7
  2. That’s the Way I Wanna Rock ‘n’ Roll: 7,5
  3. Meanstreak: 6
  4. Go Zone: 8
  5. Kissin’ Dynamite: 6,5
  6. Nick of Time: 7
  7. Some Sin for Nuthin’: 8
  8. Ruff Stuff: 6
  9. Two’s Up: 8,5
  10. This Means War: 5,5

De una o otra forma AC/DC se las ingenió para conservar su popularidad durante la década del ochenta, a pesar de bajar notoriamente la calidad de sus entregas de mayor a menor desde Back in Black, For Those About to Rock pasando por los flojos Flick the Switch y Fly on the Wall.

La siguiente movida que ayudo mucho a este objetivo fue su banda sonora del exitoso film Maximum Overdrive, bajo el título Who Made Who en 1986, un compilado de clásicos más el popular tema “Who Made Who” que devolvió a los australianos a los primeros planos comerciales.

Gracias a este espaldarazo AC/DC lanzaría un nuevo material con temas nuevos después tres años, Blow Up Your Vide (1988), y a pesar de no ser ninguna maravilla se convirtió en un éxito comercial por arrastre. Aunque el disco no sea para nada mediocre y tenga sus momentos de rock pegadizo y buenos riffs, “That’s the Way I Wanna Rock ‘n’ Roll”, “Go Zone”, “Some Sin for Nuthin’” y “Two’s Up”, sabemos que los hermanos Young y Brian Johnson son capaces de algo muy superior si verdaderamente se lo proponen.

F.V.

Anuncios

AC/DC – Flick of the Switch (1983)

ACDC - Flick of the Switch (1983)

 Puntaje del Disco: 6

  1. Rising Power: 6,5
  2. This House Is on Fire: 5,5
  3. Flick of the Switch: 7
  4. Nervous Shakedown: 7,5
  5. Landslide5
  6. Guns for Hire: 6
  7. Deep in the Hole: 6
  8. Bedlam in Belgium: 5
  9. Badlands: 7,5
  10. Brain Shake: 5

Para Flick of the Switch (1983) la banda de Hard Rock, AC/DC, esgrimió que estaban ante su vuelta al sonido pesado y crudo de sus primeros años pero al ver el resultado nos queda claro que estuvieron lejos de conseguirlo.

Allá por la década del ochenta las cosas no andaban del todo bien la agrupación australiana, su histórico bajista Phil Rudd, sería echado en el medio de las grabaciones de este su noveno esfuerzo de estudio, y las baterías fueron completadas por Simon Wright, futuro batero de Dio, quien se ganaría el lugar en una audición de ambos lados del atlántico donde desfilaron 700 bateristas para luego ser seleccionado y permanecería con AC/DC hasta la vuelta de Rudd en 1994.

La idea de recapturar la fiereza y simpleza de sus primeros años fue del productor Mutt Lange que por momentos lo consiguió, exhibiendo más energía que en su predecesor, For Those About to Rock We Salute You, el problema esta en las composiciones en si. Podemos rescatar algunos momentos efectivos como “Nervous Shakedown” y “Badlands”, pero estamos a nivel general ante un disco totalmente olvidable, sin ideas y con temas de rock monótonos como sería costumbre por aquellos años para el conjunto de los hermanos Young.

A partir de aquí comienza la decadencia de AC/DC. La magia de antaño parece ir perdiéndose con los años y solo los fanáticos obnubilados de lo que fue en mi opinión una de las mas grandes bandas de rock and roll de la historia (en su momento de esplendor con Bon Scott) continúan entusiasmándose con sus nuevos lanzamientos que perduran hasta estos días.

F.V.

AC/DC – Black Ice (2008)

blackice1

Puntaje del Disco: 6.5

  1. Rock ‘N’ Roll Train: 7
  2. Skies On Fire: 7
  3. Big Jack: 7.5
  4. Anything Goes: 6
  5. War Machine: 7
  6. Smash ‘N’ Grab: 6.5  
  7. Spoilin’ For A Fight: 6
  8. Wheels: 6.5
  9. Decibel: 7
  10. Stormy May Day: 6
  11. She Likes Rock ‘N’ Roll: 7
  12. Money Made: 6  
  13. Rock ‘N’ Roll Dream: 7
  14. Rocking All The Way: 7
  15. Black Ice: 7  

Si de largos letargos musicales se trata, uno de los más notorios, por la trayectoria y la fluidez con la que venían editando discos, fue el de AC/DC. Después de lanzar Stiff Upper Lip en 2000, los hermanos Young se tomaron todo el tiempo necesario para encontrar esos sonidos y riffs tan característicos del grupo. Siendo el mayor período sin nuevo material, Black Ice, que contó con la producción de Brendan O’Brien, fue grabado en Canadá entre abril y mayo de 2008 y salió a las disquerías en octubre de aquel año y cortó con una sequía que los fanáticos comenzaban a sufrir.

Black Ice buscaba dejar atrás el lado blusero que habían tenido Ballbreaker y Stiff Upper Lip, para retornar al sonido de rock duro y llano de siempre. “Rock N’ Roll Train” y “Skies On Fire” son las encargadas de dar inicio a ese largo descanso, con una buena dosis de hard. “Anything Goes”, uno de los cortes promocionales, tiene un tono menos crudo, mientras que “War Machine” se encarga de poner las cosas en su lugar.

A partir de este momento, el disco se torna un poco monótono, aunque se destacan ciertos riffs en “She Likes Rock N’ Roll”  y “Money Made” y los cambios de ritmo en “Rocking All the Way”. En el cierre “Black Ice”, con una oxidada guitara de Malcom da fin a este material que encontró muy buena repercusión en los rankings y si bien estuvo lejos de los grandes discos de AC/DC, permitió volver a poner en escena a estos indestructibles del rock.

Piro

AC/DC – For Those About to Rock We Salute You (1981)

ACDC - For Those About to Rock We Salute You (1981)

Puntaje del Disco: 7

  1. For Those About to Rock (We Salute You): 8
  2. Put the Finger on You: 6,5
  3. Let’s Get It Up: 7
  4. Inject the Venom: 7
  5. Snowballed: 6
  6. Evil Walks: 8
  7. C.O.D.: 7
  8. Breaking the Rules: 7
  9. Night of the Long Knives: 5,5
  10. Spellbound: 7

Difícil encarar la crítica de este disco de AC/DC sin tener en cuenta que en los dos años anteriores editaron dos obras maestras como Highway to Hell (1979) y Back in Black (1980).

Cualquier comparación con estos dos va a resultar al menos injusta, lo que si podemos decir que For Those About to Rock We Salute, editado en noviembre de 1981, es el último buen disco de los australianos no solo en los ochenta sino en muchos años.

En For Those About to Rock We Salute queda claro que la banda iba a extrañar a Bon Scott más de lo que insinuó su primer disco sin su ex carismático líder. Si bien Brian Johnson se inserto bien en el grupo las letras y la actitud pendenciera de Scott realmente se extrañarían y mucho. La banda tampoco se encontraba demasiado inspirada a la hora de la ejecución, sonando menos agresiva y contundente.

A pesar de estos puntos en contra encontramos buenos momentos como el clásico infaltable en cada concierto de los australianos, el tema que le da nombre al disco, “Evil Walks”, “Breaking the Rules” y “Spellbound” son otros de los temas que sobresalen.

A lo largo de su extensa trayectoria AC/DC ha demostrado que con simples acordes y sencillas melodías transmiten mucho más que la mayoría de las bandas de rock que cualquier banda de rock, pero su carrera comenzaría un declive más que importante en la década del ochenta después de este álbum, algo que a decir verdad le paso a la mayoría de los grandes grupos durante esos años.

F.V.

AC/DC – Back in Black (1980)

Puntaje del Disco: 10

  1. Hells Bells: 9,5
  2. Shoot to Thrill: 9
  3. What Do You Do for Money Honey: 9
  4. Given the Dog a Bone: 7,5
  5. Let Me Put My Love into You: 8
  6. Back in Black: 10
  7. You Shook Me All Night Long: 10
  8. Have a Drink on Me: 9
  9. Shake a Leg: 8
  10. Rock and Roll Ain’t Noise Pollution: 9

Tan solo cinco meses después de la fatídica muerte del carismático cantante Bon Scott, AC/DC lanzaría, Back in Black (1980), su séptimo álbum y el primero con el británico Brian Johnson como vocalista.

Los hermanos Young se encontraron golpeados de tal forma por la muerte de su cantante que consideraron separarse pero gracias al apoyo de los padres de Scott el grupo decidió continuar y contrató a Brian Johnson que hasta ese momento era cantante en el grupo ingles glam y hard rock Geordie.

Back in Black, dedicado completamente a Bon, fue grabado en Bahamas y contó con la producción de Robert “Mutt” Lange quién los había dirigido por el buen camino en su anterior y clásico trabajo Highway to Hell. Cuando Scott murió el grupo tenía algo de material escrito pero la llegada de Johnson lo llevo a ocupar el lugar de compositor poniéndole letras a la música compuesta por los hermanos Young.

Las inexorables comparaciones en la forma de cantar de Brian con relación a Bon no tardaron en llegar, Brian aborda temáticas similares como el sexo, el alcohol y el rock and roll pero carece de la actitud maliciosa característica de Bon Scott que lo hacían sonar mas como un criminal que como un cantante de rock. Más haya de todas diferencias Johnson tuvo la indiscutible virtud de amoldarse a un grupo ya engranado y aportar su voz chillona que se convertiría en una marca registrada de AC/DC en esta segunda etapa.

El nivel de los temas en Back in Black se encuentran a la misma altura de los de su antecesor para comenzar el disco la impecable “Hells Bells” arremete con mucha actitud y los temas roqueros que la suceden como “Shoot to Thrill” y “What Do You Do for Money Honey” no tienen nada que envidiarle. Promediando el disco nos encontramos con los mejores pasajes gracias a los hits “Back in Black” y “You Shook Me All Night Long”. Otra gran canción como “Rock and Roll Ain’t Noise Pollution” es la ideal para cerrar esta obra que se ubica entre lo mejor no solo de la banda australiana sino de la historia del hard rock.

Back in Black es uno de los discos mas vendidos en la historia de la música con más de 50 millones de copias a nivel mundial se encuentra solo detrás de Thriller de Michael Jackson, y convirtió a AC/DC en la primera banda desde The Beatles en tener cuatro álbumes en el Top 100 Británico simultáneamente ya que dado el éxito obtenido reingresaron a este listado discos anteriores como Highway To Hell, If You Want Blood You’ve Got It, y Let There Be Rock.

F.V.

ACDC – Highway to Hell (1979)

Puntaje del Disco: 10

  1. Highway to Hell: 10
  2. Girls Got Rhythm: 9
  3. Walk All Over You: 9,5
  4. Touch Too Much: 9
  5. Beating Around the Bush: 9,5
  6. Shot Down in Flames: 10
  7. Get It Hot: 8
  8. If You Want Blood (You’ve Got It): 9
  9. Love Hungry Man: 8
  10. Night Prowler: 9

Highway to Hell forma parte de una elite musical junto a no muchos otros discos en la historia de la música. Escucharlo y tenerlo dentro de tu colección de discos para cualquier fanático del hard rock y del rock and roll clásico en general debería ser obligatorio.

Mas haya de la innegable influencia tanto musical como transgresora de AC/DC el disco marca un hecho histórico. Highway to Hell es la última grabación de Bon Scott, una de las voces más carismáticas del rock, solo seis meses después del lanzamiento del álbum se conoció la triste noticia aquel 19 de Febrero de 1980 en Londres por intoxicación etílica fallecería uno de los miembros fundadores de AC/DC que se encontraba en su mejor momento como artista. En base a este hecho se hace difícil analizar este trabajo sin tener en cuenta que formaría parte del ultimo esfuerzo de su mejor exponente en voces, mas haya que Brian Johnson lo reemplazaría dignamente.

Highway to Hell fue considerado su mayor éxito hasta ese momento a nivel mundial y los posesionaría para su despegue y posicionamiento definitivo el año siguiente con Back in Black. En Highway to Hell no solo Scott estaba en su punto más alto, los hermanos Young además de aportar sus solos característicos brindaron una solidez y uniformidad de canciones que dieron como resultado un set de temas nunca antes tan redondo. Quien no escucho alguna vez el tema de apertura “Highway to Hell” un verdadero clásico roquero conocido en todas partes del mundo con un riff soberbio de Angus Young y un estribillo mas que pegadizo, a este le sigue el frenético “Girls Got Rhythm” que se combina de maravillas con la voz chillona de Scott para continuar con otros temazos no tan recordados por tanta gente como “Walk All Over You”, “Touch Too Much” y “Beating Around the Bush” todos merecedores de formar parte de un disco de grandes éxitos de los australianos que quizás en algún álbum posterior con menos momentos lucidos como en este se recordarían mas. Otros clasicos inoxidables que forman parte del album son “Shot Down in Flames”, “If You Want Blood (You’ve Got It)” y el gran cierre “Night Prowler”.

El merito de haber formado una colección de canciones tan acertada se debe acreditar no solo a su inspiración musical sino también al trabajo silencioso pero efectivo de su productor Robert John Lange responsable de la mejor época de la banda, gracias a el AC/DC pudo alcanzar niveles desconocidos hasta este momento. Nunca habían sonado tan grandes y habían logrado grabar un verdadero clásico del rock que trascendería años y decadas. Un perfecto legado de Bon Scott para los fans de la banda y para ellos mismos.

F.V.

AC/DC – Fly on the Wall (1985)

Puntaje del Disco: 5

  1. Fly on the Wall: 6
  2. Shake Your Foundations: 7
  3. First Blood: 6,5
  4. Danger: 5
  5. Sink the Pink: 6
  6. Playing With Girls: 5,5
  7. Stand Up: 5
  8. Hell or High Water: 4
  9. Back in Business: 5,5
  10. Send for the Man: 4.5

Para mediados de los ochenta AC/DC pareció estar quedándose sin ideas de una forma alarmante y en su descenso en las ventas de discos comenzó a hacer notar esto, mas haya que su música siempre fue simple contaban con ciertos grados de inspiración y grandeza que alcanzo su pico máximo a finales de los setenta, grandeza que parece olvidada por lo menos por un buen rato en toda la década del ochenta.

Luego de un disco exitoso pero mas “Light” For Those About to Rock (We Salute You) de 1981,  AC/DC intentó volver al rock mas duro que los caracterizaba pero con muy pocas luces en Flick of the Switch (1983) y Fly on the Wall (1985) no es mas que una continuación de la mediocridad que la banda de rock australiana mas importante de todos los tiempos exhibió en los ochenta. Por otro lado es destacable el echo de que se reposeerán a la muerte de su líder carismático Bon Scott y hayan encontrado en el ingles Brian Johnson un vocalista que encajaba bastante bien dentro de sus expectativas musicales y continuaron de buena forma, en cierta forma era entendible el impasse que se produjo a mediados de los ochenta para luego reubicar fuerzas y volver con todo unos años mas tarde.

En el disco la voz de Johnson se pierde en el contexto de la música y parece estar muy en segundo plano, mas haya que algunos solos de guitarra de Angus Young salvan unas pocas canciones el disco es bastante chato y repetitivo, se lo podría calificar como el sonido de una banda que desesperadamente trata de revivir su carrera sin darse cuenta que lo mejor que podían dar ya paso, para destacar podemos mencionar “Shake Your Foundations”, “First Blood” y “Sink the Pink” pero siempre siendo muy generosos.

Seguramente cualquier fanático de AC/DC pensara que nunca hicieron un disco malo y que solamente por la presencia de los riffs de Angus Young el disco merece mejores calificaciones y  hasta se indignara con estas críticas, pero les recomendaría que en lugar de esto dejen de lado Fly on the Wall y escuchen un poco mas de Highway to Hell y Dirty Deeds Done Dirt Cheap, por solo nombrar dos de sus tantos discos que me encantan, y me darán un poco la razón.

F.V.