Archivo de la categoría: Flema

Flema – Si el placer es un pecado… bienvenidos al Infierno (1997)

Puntaje del Disco: 8,5

  1. Intro: –
  2. Lección de hipocresía: 7
  3. La canción de Adán y Eva: 7
  4. Quizás: 8
  5. Vahos del ayer: 9
  6. Me echaron de casa (soy un mal polvo): 10
  7. Ahogado en alcohol: 8
  8. Mejor quemarse: 9
  9. Anarquía en la escuela: 8
  10. Bienvenido el vino: 7
  11. Nunca seré policía: 9
  12. Sólo me ves fumar: 8
  13. Pobre Luis: 9
  14. Fist fuckin’: 6,5
  15. Recitado:
  16. El último vaso de vino: 10
  17. No te vayas: 9
  18. A nadie: 7
  19. En la nada: 10
  20. Luzbel:

Desde la portada y la pista introductoria el disco nos da la bienvenida al infierno. El infierno punk argentino. Con una gran influencia de bandas pioneras del género como Sex Pistols y Dead Boys el grupo liderado por el mítico Ricky Espinosa tuvo una gran evolución en relación a sus anteriores trabajos.

Espinosa expone en este disco sus adicciones, a veces con humor y a veces con absoluta dureza. Aun con los constantes cambios de integrantes, Flema encuentra en esta época una comunión perfecta en los músicos.

Si bien el disco empieza con el punk más clásico con canciones como “Lección de hipocresía” y “La canción de Adán y Eva”, a medida que avanzamos en el álbum podemos escuchar las razones que hacen esta obra algo distinto. En “Me echaron de casa (soy un mal polvo)” bordean el heavy metal y la angustia existencial adolescente. Una de las grandes joyas del disco es “Mejor quemarse”, canción dedicada a Kurt Cobain, donde Santiago Rossi y Luichi Gribaldo grabaron unos arreglos de guitarra excelente y un solo aún mejor. “Anarquía en la escuela” toca con humor (y mucha violencia) la insatisfacción escolar como solo Flema puede hacerlo. Aparece también “Nunca seré policía”, uno de los himnos del grupo. Un recitado de Ricardo Iorio le da comienzo a “El último vaso de vino”, que instrumentalmente es otra canción punk de “3 acordes”, pero la crudeza de la letra es lo que hace que este sea uno de los mejores pasajes del disco.

Para terminar tenemos el final del disco (y de la vida): “En la nada”. Con una letra absolutamente depresiva y un ambiente aún más, Ricky ve la muerte acercándose (algo que llegaría 5 años después). Mención aparte para los solos de esta canción: mientras Espinosa agoniza sus últimas palabras las guitarras le dan su mejor despedida.

¿El mejor disco de Flema? Quizás. El más completo seguro.

Tomás

Calificación de Usuarios
[Total: 0 Average: 0]